[X]

Es Través

Como hoy era fiesta la salida que normalmente se realiza por la tarde ha pasado a la mañana y me he apuntado. Creía que habría más gente pero sólo hemos sido cinco. Pepe, Juan Antonio, Nando, yo y Juan, nuevo en el grupo, que ha venido desde Campos para rodar con nosotros. Hemos hecho una subida a la Comuna de Bunyola por el Comellar d'en Cupí y hasta el Área Recreativa para subir por la trialera hacia la pista de bajada del Penyal d'Honor que esta vez hemos tomado en subida, para ir a buscar la trialera Picó. Descenso y vuelta a subir hacia el Coll des Picot. Sin parar arriba, sólo lo justo para bajar el sillín y beber un poco de agua, directos abajo. En una miserable piedra he dejado la bici atrás pero sin ninguna consecuencia a reseñar. Desvío hacia ses Clavegueres para llegar a la barrera de Es Freu, aunque sin ir a ver los saltos de agua que, a juzgar por la cantidad de gente que transitaba por allí, debían estar abarrotados. El camino, muy embarrado, y la zona de piedras, imposible de superar.

Un tramo de carretera para desviarnos hacia el Camí vell d'Orient donde nos ha dejado Nando para continuar por la carretera y llegar temprano a casa. En lo alto del coll hemos comido algo para tomar el camino hacia es Verger. Pasada la barrera y un poco antes de llegar a la curva a derechas hemos tomado la pista (nueva para mí), llamada es Través, que enlaza con la que proviene del camino principal que sale después de las curvas, y se dirige hacia la carretera de Alfàbia llaneando sin complicaciones.

La única complicación de este itinerario es, al parecer, el guarda que está apostado justo en esa curva de la carretera para evitar el paso de no se sabe quién. Como no estaba no hemos podido preguntárselo y hemos ido a tomar la pista de bajada que hay pasado el aljub. Es una bajada que me gusta mucho aunque no me puedo confiar porque alguna de las piedras que te encuentras no las puede absorber mi horquilla y las tengo que sortear. Por lo demás, muy bien. De todas formas, me ha parecido que habían caído algunas, seguramente por las últimas lluvias. La barrera de salida sigue estando abierta por lo que no hay problemas para acceder a la carretera. Luego hacia Bunyola y fin.

En los coches hemos comentado la próxima salida del sábado y se ha programado una de las épicas de verdad e inédita para todo el mundo y que me rondaba por la cabeza desde hace una temporada, pero eso se comentará próximamente.


Na Torta

Día especial de Navidad. Jornada post excesos pero especial por ser la primera desde hace tiempo que no ha llovido, y además ha lucido el sol desde primera hora. No bastó el simple correo de Pepefz para convencer a la peña para salir a quemar las calorías de sobra ingeridas estos últimos días. La mayoría salió el sábado y supongo que mañana habrá más voluntarios. Yo como no salí so pretexto de unos supuestos recados de mi hija que al final no hicimos, pues tenía mono de pedales.

Nos hemos acercado a Valldemossa para subir en un principio hacia el Caragolí, pero visto como ha quedado el camino de subida al Pla des Pouet, con todo el piso removido y el agua bajando por él, y que la forma física de los participantes no era la más idónea para subir muy arriba, hemos ido de exploración hacia el Mirador de na Torta. En un principio un poco despistados, salimos desde el primer camino que encuentras a la izquierda entrando en el Pla des Pouet. Hay una subida ligera para llegar al mirador en pocos minutos. Es una miranda natural sobre las rocas, con unas paredes laterales pero sin pared frontal, por lo tanto, con peligro evidente. Muy visible desde la carretera como hemos podido comprobar después. Está prácticamente sobre la vertical de Son Moragues.

De vuelta al camino tiramos hacia abajo hasta un rotllo de sitja, donde acaba. Nuevo despiste, pero hemos optado por subir por lo que parece una torrentera sin marcas. Arriba enlaza con un camino de carro hasta el pou. Ahora sí hemos llegado al Coll de Son Gallard iniciando la bajada hacia Son Gallard. Hacía mucho tiempo que no la realizaba y aparte de un primer tramo muy pedregoso el resto es muy rápido y sin excesivas complicaciones, excepto un último tramo con una trialera muy técnica. Hemos bajado hasta la barrera no sin antes comentar el desvío que hay unas cuantas curvas más arriba. Según Pepe es un atajo del que seguíamos; yo digo que es un sendero que enlaza con un camino de carro que baja hasta Son Gallard, aunque probablemente confluya con el anterior antes de llegar a las casas. De hecho lo bajé una vez andando de excursión con mis hijos. No estaría de más llevar en estos casos unos talkies para poder separarse el grupo y no perder la comunicación, pudiendo explorar las dos alternativas, sin tener que estar pendientes de la cobertura de los celulares ni de su coste.

Como teníamos compromisos para comer lo hemos dejado para otro día, bajando directamente hacia ses Ermites Velles y después la de Trinidad. Tanto la carretera de bajada de esta como la principal surcada por numerosos cursos de agua dirigiéndose cuesta abajo. Así pues, salida corta, casi para estirar las piernas y respirar un poco de aire puro, disfrutar de la compañía y Pepe para ir acostumbrándose a la nueva montura, de la que sólo tiene elogios.


Parón navideño

Como era de suponer en estos dias hay muchas cosas que hacer. Digamos que son “fiestas de guardar”, de las de antes, de toda la vida. Numerosos compromisos nos requieren, y hasta nos agobian. Por mi parte procuro disfrutar de la compañía de mi hija (cuando no duerme) que ha vuelto de Lisboa, donde ha ido de Erasmus para estudiar allí tercero de Psicología. De todas maneras ya me ha dado la sorpresa: se va a pasar el fin de año a Egipto en un viaje programado con los compañeros de estudios.

Aparte del estrés típico de estos días, donde la mitad de Palma se concentra en las Avenidas, Corte Inglés y Carrefour, además llueve. Y no para. Lluvia contínua a la que no estamos acostumbrados (esto no es Galicia), pero que parece muy beneficiosa para el campo y no digamos para los acuíferos, donde seguramente se producirá una recuperación de muchos metros. Tengo una amiga que trabaja en la concesionaria de Marratxí y creo que podré recabar ese dato. Hasta es posible que broten ses Fonts Ufanes. Ayer podría haber salido. El tiempo era bueno al principio, pero tenía cosas que hacer. Los Toys parece que también. Pepe también; salía hoy por la Comuna pero él debe tener traje de neopreno y así cualquiera. Partió un buen grupo junto con una representación de los Tira-tira por Na Burguesa. Espero salir al menos el martes ya que la semana pasada tampoco salí ni el sábado ni el domingo, aunque la previsión del tiempo no es halagüeña.

El sábado porque la salida era por Aubarca y me da una pereza impresionante ir hasta allí. Hasta cuando es por motivos de trabajo procuro escaquearme. Y el domingo, que tenía pensado salir sólo ya que tenía que acompañar a mi hijo a Bunyola y preferí no quedar con nadie a una hora determinada, me levanté con resaca, con dolor de cabeza y mareado. Pero si no bebo. La verdad, no se a qué se debió. Quizás algo caducado que tomé para cenar. Quizás debería sacarme el tapón que tengo en el oído derecho. Una vez lo intentaron pero no salió.

Creo que solo me queda desear felices fiestas a todos. Pero ¿realmente estamos necesitados de que nos las deseen o es que sólo queremos ver a dos palmos de nuestras narices? Podemos hartarnos de cosas materiales y seguir infelices como antes, mientras una gran parte de la humanidad lloraría por un plato de arroz al día. Y eso sí sería llorar de felicidad. Hagamos un esfuerzo y recordemos cuándo fue la última vez que lloramos de felicidad.


Otra en domingo

Parece ser que la semana pasada ha sido fructífera a tenor de los comentarios generalizados que he podido ver en el foroMTB. Me refiero para el que no lo sepa, a las salidas programadas por el grupo de Menorca que realizaron por esta isla, a las cuales se unieron parte de los bikeros de Mallorca, especialmente los integrantes del Toys Team y los del grupo Pepefz, nunca en gran número, pero alternando días, que no todos hicieron puente.

En mi caso participé en la salida del jueves para hacer la ruta del Camí des Cingles, en Sóller, donde nos reunimos casi treinta. En la siguiente, por Esporles, me dijeron que aún fueron más, casi cincuenta, con un grupo de Manacor, en un día bastante frío. Hubo algún percance, aunque parece ser que sin mucha importancia. El viernes, ruta llana por la zona de Santanyí. Supongo que podremos ver algunas fotos y comentarios de ellos en el foro próximanente.

Lo que me preguntaba es qué hubiera sucedido si no llegan a venir. ¿Alguien pensaba en preparar algo para estos días de puente, algo especial, o simplemente esperábamos que se pusiera algo en el foro y ya veremos? Ya digo que por el nivel de entusiasmo mostrado había muchas ganas de hacer cosas. Creo que se podría haber hecho algo más. Quizás una superruta de varios días aprovechando la red de refugios de que disponemos en la sierra. Ideas no hubieran faltado; lo que pasa es que ni siquiera se llegó a plantear.

Los que no salimos el sábado lo hicimos el domingo. Nos juntamos un grupito de siete en la Comuna para hacer algunas trialeras. La primera la trialera Picó. Bajé fatal. Me dió hasta vergüenza propia. Habrá que mejorar bastante. De vuelta al depósito y hacia la Caseta des Garriguer. Pasamos el desvío a Coanegra y tomamos el siguiente. Es un tramo que no había recorrido. Pronto la pista se convierte en sendero muy rápido, con pocas dificultades, que se adentra en el comellar bajando en largos tramos; con lo que adivinamos que tendremos que volver a subir lo bajado. A medida que lo hacemos vuelve a tomar anchura y acaba finalmente en la zona donde se inicia la bajada de la Coma den Buscante, ahora con más pistas despejadas debido a los trabajos forestales. Continuamos recto siguiendo la pista principal y en dos minutos llegamos al pozo con el inicio de la bajada por la carena a la izquierda, por donde nos lanzamos después de ponerse todas las protecciones por si acaso (los que llevan).

Fue en ese primer tramo donde se fue al suelo ToniXL al derraparle la bici de atrás, cayendo sobre las piedras del margen. Sólo su orgullo se vió afectado.
Había ganas de hacer esa bajada por parte de algunos, yo incluído, ya que hacía mucho tiempo que no se realizaba. Por mi parte fué más o menos como la recordaba; larga y dura, muy bacheada y rocosa, que te llega a dejar muy tocado de brazos. Esto repercute en la velocidad de bajada de forma negativa. Así y todo no me puedo quejar, la máquina se comportó, pero sigo necesitando de más agarre en la rueda de delante. Un día de estos buscaré una buena cubierta.

La cervecita en Bunyola finalizó justo antes de que cayera la de Dios, y fue en forma de granizo.


Gafas cámara

Si a alguno le parece mucho armatoste la cámara lápiz siempre puede ponerse una como esta.

La GLASS-10 Cable es una cámara de color oculta en unas Gafas de Sol, especial para grabaciones ocultas, incorpora una cámara miniatura color con un CCD de 1/4" y también un pequeño micrófono. Se alimenta de 7-12 V y nos proporcionará salidas independientes de video y audio que pueden ser grabadas en un pequeño grabador.

Tipo de Sensor: CCD 1/4" Color
Pixels efectivo: 500 x 582
Corrección Gamma: 0,45
Sistema de sincronismo: Interno.
Sensibilidad: 0,5 lux /F 1.2
Resolución Horizontal: 350 líneas de TV.
Relación S/R: Más de 48 dB
Audio: Incluido
Disparador electrónico 1/50 - 1/200.000 seg. Autom.
Lente: PIN HOLE 3,1mm
Consumo: 120 mA
Alimentación: DC 7-12 V
Temperatura de Uso: - 10 ºC - + 50 ºC


MiniVolta a Mallorca Etapa 2

Por estas fechas se organizaba desde hace unos años en Mallorca una Volta en MTB. Que yo sepa tuvo bastante aceptación entre gente de la península ya que se programaba como un paquete turístico completo. Creo recordar que tengo alguna nota comentándolo en este blog (puede ser Bunyolí o Bunyolí 2).

Como este año no se ha celebrado (no sé los motivos) un grupo de bikeros menorquines han programado unos días de ciclismo en Mallorca y lo comentaron en el foroMTB. Más que nada para conseguir un poco de información y, tal vez, conseguir que alguno de los creadores de alguna página de MTB de aquí, se animara para salir con ellos o aconsejarlos para conseguir unas buenas rutas. Dada la cantidad de información técnica disponible la participación nuestra no era necesaria explícitamente, ya que toda ella es pública, pero consideraron que sería de mala educación no hacerlo.

La respuesta a ese llamamiento ha sido generalizado. Muchos integrantes de los grupos de la isla a nivel particular han respondido para ofrecer sus consejos y participación, lo cual ha sido recibido con agradecimiento por su parte. La primera salida, La Trapa, en la cual no estuve, no se pudo terminar debido al chaparrón impresionante que sobrevino dejando el camino casi impracticable, por lo cual se optó por acortar en San Telmo.

La segunda salida, Es Cingles, gozó de buen tiempo todo el día, con lo que se pudo disfrutar de la bajada por el Barranc de Biniaraix a tope. Ese camino no es lo mismo con el torrente con o sin agua. Casi da pena tener que bajarlo en bicicleta (los menorquines bajan en velo) ya que no puedes prestar atención a todo su esplendor. Desde luego, muchos menorquines estaban muy gratamente sorprendidos. No sospechaban que pudiera existir algo semejante por aquí.

Ya en la primera parte de subida escuché algunos comentarios muy gratos sobre la belleza y longitud del itinerario de Moncaire, que comparto al cien por cien. Sólo se ve empañada por ese barrera con candado y letrerito, aunque si hay suerte, se puede soslayar. Hay a continuación un tramo de carretera de varios kilómetros pero eso se debe a que vamos a coger la barrera principal de acceso de Bini, cerca de la entrada del túnel, obviando los otros accesos más antiguos, que son los que tengo descritos en Camins. Una vez pasada la entrada principal de la posesión de Monnàber, veremos dos pistas a mano izquierda, con un letrero de "Perill. Caça Major". Debemos tomar la segunda. Estas pistas se dirigen hacia lo alto del Coll de Cars-Colers directamente y te evitas la carretera, aunque son más empinadas.

Al venir con varias esposas ellas se ocupan de la intendencia y prepararon una zona de avituallamiento en el Área Recreativa de sa Font des Noguer, con bocadillos, fruta y zumos a los cuales fuimos invitados. Hasta este punto sólo unos contratiempos puntuales: hundimiento del Fox de una Kona, que no impidió continuar a su dueño; enganche en una aritja, lo que provocó raspaduras en la cara y caída sin consecuencias de un menorquín bajando hacia Moncaire y rotura de una patilla de cambio de una Canyon en la bajada hacia la plataforma del funicular, el cual fué recogido por el coche escoba. Algún malintencionado sugirió que fué culpa de una tal Santa Cruz Nomad que, en lugar de pasar finamente por las trazadas, eSPECIALmente bajando, (y no digo nombres) remueve las piedras de su lugar habitual para provocar retenciones y caídas en los demás perseguidores (que mala fe tienen algunos).

En la bajada del Barranc sólo hubo dos incidentes. El mío y el de Albert (el equipo Rockrider petó). Llantazo mío en un escalón (sabía que íba un poco vacío), un poco antes de llegar a s' Estret, en el que estuve retenido más tiempo del habitual debido a la cubierta más ancha que puse, que me roza si no queda perfectamente colocada, y la bomba que me prestaron sin manual de instrucciones, por lo que salía más aire del que entraba. Lo mejor fue que me esperaba el grupo doscientos metros más abajo, y yo sin enterarme. Cuando los encontré pude acabar de hinchar la rueda y continuar sin contratiempos hasta el final. Desde luego he notado mucha diferencia entre las dos bajadas realizadas recientemente por el Barranc cambiando la cubierta de atrás. Supongo que podré decir lo mismo si cambio también la de delante.

A Albert le salió un ocho en la rueda trasera, que aparte de rozar la cubierta, no le impidió llegar hasta Sóller, donde comentamos las incidencias tomándonos unas cervezas casi todo el grupo en bar del cruce, ya de noche. Por cierto, Albert volvía a coger la bici después de mucho tiempo de tenerla aparcada debido a una lesión de brazo a causa de una caída en una salida nocturna. Creo haber coincidido con él en alguna diurna. Lo cierto es que la recuperación parece que ha sido total. Enhorabuena.


Nota:

Aritja: Liana espinosa de la família de las liliàcies, dioica, proveïda de circells, de flors groguenques agrupades en ramells y de fruits rodons.


Comuna bucle

Hoy he realizado la salida con Xisco que quedó aplazada sine die un jueves hace unas cuantas semanas. En esa ocasión yo la hice con el grupito de los Blandos que me encontré en Santa María. Es prácticamente la misma que hicimos el domingo siguiente con Pepefz.

Nos hemos reunido un grupo de diez y no voy a nombrar a ninguno porque no me acuerdo del nombre de todos, pero podéis ver los datos técnicos y fotos en la página de Xisco, www.xmtb.es y allí los suele poner. Y sí que ha parecido la misma salida ya que nos hemos encontrado a los gemelos en el mismo sitio que la vez anterior, el desvío del Comellar d'en Cupí. Esta vez se han unido hasta el final. El primer tramo hasta Cas Bergantet sin ninguna complicación añadida a la del terreno en sí.

En el aparcamiento de abajo de la Comuna he visto la furgoneta de Pepe Rey (Jose Santacruz), que habían salido un poco antes. En la subida me he encontrado con Tòfol bajando y me ha dicho que se habían juntado unos diez para subir. Parece ser que la opción del domingo les conviene a muchos. Ya con los gemelos, hasta el Penyal d'Honor. Allí ya le había propuesto a Xisco alargar un poco el trayecto por la trialera Picó si teníamos tiempo. Eran las once y media y se ha optado por ir hasta allí.

Pocos la conocían y ha sorprendido a muchos. No se la esperaban. A veinte metros del empalme el cabeza de grupo ha sufrido una caída, cuando menos aparatosa, ya que ha salido por las orejas cayendo de cara, y se ha golpeado la barbilla, asustándose un poco. El tramo de enlace hasta el depósito ha gustado bastante, a tenor de los comentarios, mucho más que la trialera en sí. Ya sólo nos quedaba rodar por la pista para encontrar el inicio de la última bajada hacia Coanegra. Allí abría grupo uno de los gemelos y él y otro poblero tampoco han querido desmerecer y se han ido al suelo, dándose un buen revolcón, pero parece que el parte médico no será muy largo.

A pesar de estas incidencias leves la bajada ha gustado mucho. Larga, clara, sin excesivas complicaciones, y muy rápida en algunos tramos. Como el camino realiza un cambio de vertiente de la montaña (donde se encuentra con la rejilla), allí se sale del bosque y se mantiene al mismo nivel durante un trecho, por lo que tenemos unas vistas muy despejadas y espectaculares de esa zona, adivinando ya el final de nuestro recorrido, hacia la hondonada de Coanegra.

Nos queda la última bajada en zigzag hasta el torrente, rápida y divertida. Al menos éstos han sido los comentarios más extendidos. Allí he probado una Mondraker, con una Bomber delante (la del piño), subiendo un tramo hasta que empieza la verdadera subida y bajando a continuación. Cómoda y absorbente, y muy corta de tubo superior. Me preguntaba porqué se me salía el trasero por detrás del sillín y es que la potencia es minúscula, un centímetro, por lo que tienes que ir completamente erguido.

Puede que la teoría de la dirección directa, o sea, el manillar directamente sobre el tubo de la dirección te dé un mejor control de la misma, pero normalmente antes de una bajada habrá una subida y, la verdad, no me parece la postura más idónea, aunque eso se arregla poniendo una potencia más larga para poder aprovechar todas sus ventajas.

Este comentario no pretende ser completo ni crítico, ya que el tiempo y condiciones de prueba es muy corto, y no es determinante. Simplemente es para coger una idea muy subjetiva sobre varias bicicletas y sobretodo, comprobar si soy capaz de notar diferencias en distintos sistemas de suspensión o de horquillas. En lo que sí he notado diferencia ha sido en la tracción y el agarre del neumático trasero, sobretodo subiendo. Le he puesto una cubierta Continental Gravity 2.30 (gracias Jose) y sí que he notado la gravedad. No sé si es que tenía el día perro o es que no llevaba suficiente presión porque hasta uno me ha dicho que íba pinchado.

No he podido forzarlo mucho bajando ya que ayer ajusté los frenos porque la cubierta cabe tan justa dentro de las vainas que hasta tuve que tensar los radios de un lado para que no rozara, y no quedaron perfectos; sin frenar lo suficiente. De todas maneras he llegado a la conclusión de que necesito más agarre y estabilidad en la rueda de delante, por lo que urge un cambio de neumático. El Hutchinson Cameleon 1.9 va al límite en muchas ocasiones, y en bastantes, fuera de él. Dada la variedad creo que me dejaré aconsejar.


La cámara

Ideal para poner en el casco, la moto, la bicicleta o cualquier otro sitio y grabar las imágenes más espectaculares.

Utilizado en mountainbike, motos, kartking, parapente, ultraligeros, coches y otras actividades en la que se desean obtener planos subjetivos. Se alimenta a 12V con un paquete de baterías incluido y las salidas son de vídeo compuesto y audio a nivel de línea para su conexión inmediata a las cámaras entrada de ese tipo. El paquete de baterías incluido permite una autonomía de más de diez horas de uso y el cargador puede volver a ponerlas a tope en tan sólo dos horas.

Cámara:
- Sensor CCD SONY 1/3" SUPER HAD
- Resolución 520 lineas
- Sensibilidad 1 lux a F2.0
- Alimentación 12 V.
- Consumo 120 mA.
- Lente 3,6 mm.
- Temperatura de Uso -10 ºC a + 50 º C.
- Dimensiones 75 mmx 23 mm

Micrófono:
- Rango de frecuencias de uso de 20 a 16000 Hz.
- Relación señal ruido de más de 58 db.
- Conector de salida de tipo RCA.
- Alimentación a 12 V
- Consumo máximo de 20 mA

Cargador:
- Entrada: 230Vac 50Hz 28W
- Tensión de salida: 2.8V / 5.6V / 7V / 8.4V / 9.8V / 11.2V / 14V
- Corriente de carga: 500mA / 1000mA

Baterías:
- Paquete de 10 baterías de NiMH R6-AA
- Capacidad 2100 mA


Podéis ver más cosas en http://www.radiocamaras.com


El grabador

Grabador digital miniatura de video y audio en formato MPEG 4, soporta además formatos MP3, JPEG, G 726 y RM.
El dispositivo combina varias funciones, permitiendo poder grabar y reproducir video y audio, solo audio o fotografías en formato JPEG.

Dispone de un LCD de SUPER ALTA RESOLUCION de 960 X 234 pixels, ofreciéndonos una calidad de visualización sorprendente en un equipo de estas dimensiones.
Dispone también de salida y entrada de video para una visualización en monitor exterior o para extraer las grabaciones a otro dispositivo de video.
Incorpora un disco duro de 1,8” de 20 GB. Además para poder extraer los fragmentos de video mas interesantes, dispone de una ranura del tipo SD.

Posee altavoces stereo así como salida de auriculares.
Se suministra con transcoder de formato DivX.
Para la conexión directa al ordenador dispone de un puerto del tipo USB 2.0.
Se controla por control remoto por infrarrojos para una mas fácil manipulación.
La grabación de video es MPEG 4 con una resolución de 320 X 240 pixels a 25 FPS.
Incorpora micrófono de alta ganancia para grabaciones de audio, así como entrada de audio externa para uso de micrófonos especiales.

Se alimenta con baterías especiales de Li-On de 7,4 V de 780 mA lo que da una autonomía de mas de 2 horas de reproducción.
Tiene unas dimensiones de 127 X 75 X 25 mm y un peso de tan solo 250 gr.
Se suministra con cargador de baterías, mando a distancia, funda antichoque, adaptador de corriente, auriculares y cables de video y USB.


Fartàritx

Hace dos semanas Tomeu Toys fue a investigar una zona no muy concurrida, Míner Gran, retomando un poco la ruta que Xisco había recorrido unos días antes. Se trata de una posesión, ahora pública, visible desde el Pla, justo bajo las faldas del Puig de Ca de Míner. Este topónimo puede inducir a la confusión, ya que no se refiere al perro de Míner, sino que se trata del apócope de casa que aunque no es la forma más usual de referirse a un accidente geográfico, no es único.

En esa ocasión subieron por el acceso principal asfaltado desde Massana para tomar el enlace hacia Alcanella. Este es un sendero marcado por hitos ya que está prácticamente desaparecido. Para acabar de pulir los recorridos se organizó otra salida con el grupo de Pepefz, al que se unió también Pepe Sancho y sus discípulos. Yo no me lo podía perder esta vez.

Empezamos desde Caimari para calentar motores hasta Lluc por el Camí vell, aunque sin tomar el desvío de Sa Coveta Negra, sino por carretera hasta Sa Llonganissa. Una vez en el Coll de sa Batalla, bajadita para tomar el acceso GR hasta el Coll Pelat. Justo atravesado el botador se toma el nuevo acceso hacia Alcanella a mano derecha en forma de pista apta para vehículos, aunque llega un momento donde toma la forma de sendero unos cientos de metros, volviendo a coger anchura justo donde se encuentra el vehículo ahí aparcado.

Antes de llegar a las casas ya podemos desviarnos hacia Míner. Dada la cantidad de vegetación existente y al ir cuesta arriba, el tramo es, no diré agobiante, pero llega a hacerse penoso. Hay mucha gente que lleva doble y mochila, por lo que no están acostumbrados a transportar la bici a la espalda y tienen que empujar, gastando unas energías y provocando un estrés innecesario. Al atravesar la pared seca entramos en una zona repoblada, tomando ya una pista. Cuando nos cruzamos con la que asciende al Tomir, y con las casas a la vista, decidimos tirar recto, pero por ahí no hay camino, más bien un torrente, con lo que perdimos un buen tiempo en ese tramo. Antes nos habían abandonado cuatro. Uno por problemas físicos y otros para no llegar demasiado tarde a casa.

Después de pasar por delante de las casas enlazamos con la pista que se dirige hacia el coll y baja a Fartàritx del Racó, nuestro próximo objetivo. En la bajada se produjeron dos incidentes mecánicos sin importancia, pinchazo mío y quemada de pastillas de freno de Toni XXL. Al reanudar la marcha nos dispusimos a encontrar el camino que baja hasta el valle de Son March por el acantilado, por la zona conocida como Es Ninot. Este topónimo surge por una roca aislada que sobresale de la ladera y tiene forma de muñeco. En realidad me llamó la atención que no se tuviera en cuenta para dar a conocer ese lugar. Ahora he visto en el mapa que sí se hizo.

Lo encontramos y empezó el segundo pateo del día, no tan largo como el anterior, pero con el camino igual de sucio y con más pendiente. Alguno intentó montar, pero no hay nunguna posibilidad. Es una lástima porque ese camino fué construido adrede y si estuviera en condiciones sería muy interesante. Sólo el último tramo, ya en el bosque, puede recorrerse con alguna garantía.

Quizás se pueda obviar este itinerario complicado si se encuentra una bajada más recomendable desde alguna de las posesiones de la zona; tal vez Fartàritx Gran.
Accedemos a la carretera del Vall de Son March para dirigirnos hacia Lluc. Tenía ganas de comprobar in situ las causas de la polémica suscitada en torno a este camino. Ya antes de llegar al tramo cementado se ha habilitado un desvío, que no camino, a través de una franja de terreno paralela a la pared seca, manteniéndose cerrada la barrera en mitad de la cuesta cementada. Este desvío enlaza con el camino principal un poco más arriba pudiendo continuar por él hasta arriba, por lo que no entiendo las razones para tener cerrada esa barrera, ya que en ese tramo no pasas cerca de ninguna propiedad. Y si pasara tampoco pasaría nada, ya que el camino es público. Habérselo pensado antes.

Aquí se ha producido una avería grave. Se ha destrozado un cambio, con lo que ha habido que acortar cadena, pero no ha podido continuar pedaleando sin grave riesgo de volver a romperla. Nos quedaba la ascensión por los nuevos tramos GR que no había hecho hacia arriba, sí bajando. No me ha parecido complicada, aunque sí larga. Ya en ese punto la gente estaba muy tocada y eso que el kilometraje no era excesivo, pero los tramos de pateo pasan una factura excesiva. El que no ha repostado en la fuente de Muntanya lo ha hecho en Binifaldó.

Si analizamos un poco los datos del perfil adjunto podemos ver que los últimos catorce kilómetros, a partir de Binifaldó, son de asfalto y tardamos menos de una hora, con lo que deduzco que tardamos siete horas en recorrer veintiocho kilómetros. Hay cosas que no me cuadran, teniendo en cuenta que estábamos en Alcanella a las diez y cuarto, dos horas después de haber salido. O sea, que entre Alcanella y Binifaldó hay un periodo de cinco horas para recorrer dieciseis kilómetros.

En estas rutas menos conocidas, en las que hay que practicar un poco la exploración, quizás sea excesivo el número de bikeros que nos congregamos ayer, quince, ya que entre averías y paradas varias el tiempo se alarga en demasía y la gente se preocupa, cuando se supone que eso, las preocupaciones cotidianas, es lo que menos nos interesa recordar en esos momentos.

Concentración y cap amunt bien cargado de desarrollo, que el molinillo no me va. Luego cap avall ya es otra historia, pero bueno, se hace lo que se puede.


Ruta Ribendel

Perdón, he sufrido un lapsus. Mi amigo Juan Diego nos ha dado la semana Ribendel, y claro, se me ha pegado. Bueno, el itinerario ha sido programado por Tomeu Toys y se trataba de buscar una pista o similar desde Sa Campaneta hacia el Coll d'Estellencs. Fijándome en los mapas creo que esa conexión la exploramos en cierta ocasión en sentido contrario y no encontramos nada.

De todas formas he de confesar que ese día la vena exploratoria estaba ya agotada. Me los había llevado hacia la Mola de Planícia y bajamos por el Pas de sa Mola y, claro, hubo opiniones para todos los gustos, aparte de que se hizo bastante tarde, ya que hubo que bajar a Puigpunyent y luego Palma para volver a Esporles a por los coches, ya que no quisieron ir directamente.

Salida desde Establiments hacia Bunyolí, antenas y Maristel.la, desviándonos por el Pas de Son Vic, el cual no lo conocía parte del grupo. Empieza como una pista poco definida desde el camino hacia la ermita, cerca de la bassa, aunque muy pronto se desvía para no ser más que un sendero muy empinado, pero que se puede ciclar si tienes una buena máquina y buena técnica. Puede que no la primera vez entero, pero se puede hacer.

Al desembocar en la pista ancha tenemos una bajada espectacular (procurad no dejar el casco o el codo en alguna rama). Al salir del bosque, el camino gana en anchura pero pierde emoción. Es aquí donde encontramos la pista que viene desde la ermita por el Pas de sa Granja, cuando faltan unas curvas hasta la carretera. Para no tener que subir por asfalto nos hemos metido por Son Vic, por el Camí Reial, y al pasar cerca de las casas nos han pretendido echar con la excusa de que por ese camino se podía pasar, pero no circular en bici. Como estábamos lejos, nos hemos desmontado y hemos continuado subiendo. Al parecer les ha dado pereza perseguirnos y han seguido con lo suyo, y nosotros con lo nuestro, que es pedalear.

En Can Poma tomamos el sendero marcado a mano derecha hasta la pared y desde allí hacía abajo, por la pista ancha. Ha sido precisamente allí donde han comenzado las desventuras mecánicas. La SantaCruz no aguanta dos pedruscos y revienta las cámaras a base de llantazos. Jose opina que el problema es de la cubierta, que tiene los flancos demasiado blandos. No digo que no, pero yo opino (y no soy experto) que las cámaras no son apropiadas para hinchar un balón de 2,30 (algunas ponían tope en 2,125) y quedan demasiado finas. A ello habrá que unir que la presión es baja, al menos para el peso del ciclista.

Con la cubierta que puse atrás a mí me pasó lo mismo, hasta que le metí más de 3 kilos y no ha vuelto a suceder. No quiero comparar la dureza del descenso en su caso y el mío, que es mucho mayor, pero por eso la presión y la calidad de la cámara deben ser superiores también. Me acuerdo ahora del descenso de Massanella, que según me comentaron, reventó en varias ocasiones, y el de Coanegra, en el que estuve, que también le pasó lo mismo, teniendo que quedar a reparar mientras los demás seguíamos hasta Palma.

Es una pena, ya que donde más se puede gozar de esa bicicleta, en el descenso, es donde se avería, rompiendo el ritmo de la bajada. Eso frustra a quién lo padece, por él y por los demás, pero en este caso, parece que tiene fácil solución sin grandes dispendios. Aprovechando el parón he cogido la bici nueva de Juan, una LP 500 y pico, y me he ido a dar una vuelta. Va muy bien. Muy cómoda. He tenido ocasión de hacer una minibajada y es muy absorbente de atrás. A Juan no le ha quedado más remedio que coger la mía. Menos mal que ha entendido la imperiosa necesidad que tenía de probarla.

Lo que él ha notado enseguida es que la mía pesa menos y que es muy incómoda. Digo lo del peso porque esta semana la he pesado. He empleado una báscula de baño mecánica y me ha marcado 10 kilos. Como no me lo creía he puesto sobre la báscula unos discos de pesas más unas latas; total 10 kilos. Y es lo que marcaba exactamente. Ahora he hecho otra prueba. Me he pesado con y sin bici. Y me salen 11 kilos de diferencia, que me parecen ya más reales, aunque por los componentes que lleva me parece realmente impresionante.

Con el horario por los suelos hemos tirado carretera abajo hacia Esporles. Al pueblo hemos llegado por el Camí des Correu y en los escalones hemos tenido los últimos percances: 3 caídas seguidas, la mía incluída. No había bajado el sillín y me iba empujando de atrás; hasta que me ha empujado demasiado. La caída de Yarik parece que ha sido la más dolorosa, pero tampoco nada del otro mundo.

Ha dado tiempo de tomar algo en Esporles, aunque Potato y Buzz ya se habían ido. La vuelta por Son Malferit, donde ha habido otro pinchazo, resuelto sin contratiempos. Al pasar por Establiments he visto que el consultorio veterinario estaba abierto y me he parado a saludar a Pedro, con lo que no he podido despedirme del resto del grupo. Desde aquí me disculpo. A Pedro hacía mucho que no lo veía y se encuentra perfectamente, aunque la bici la tiene un poco relegada a un segundo plano, pero intentaremos rescatarlo para la causa.


Mini quedada

Este sábado parecía ya definitivo que acabaran el trabajo los pintores y tuve que salir. No podía haber nadie en casa ya que tenían que pulir el suelo. Lo que no tenía claro era donde iba el grupo. Sabía que una parte saldría el domingo otra vez con la gente de Alcúdia. Otros dejaron mensaje en el foro para ir a Esporles.

Dado que querían subir por la carretera decidí acercarme por Bunyolí y esperarlos en las antenas. Me encontré en la barrera de abajo con una gente del Govern que conocía pero tenía un poco de prisa por no llegar tarde y subí solo. Continué solo y tuve que esperar unos diez minutos para que llegara el grupo. Era reducido; solamente JRoman, Nando, Juan y Oscar. Me extrañó en un principio que faltara gente, pero parte del grupo se fué con los Toy's a hacer la ruta de Míner.

Nosotros hicimos la ruta clásica hasta la ermita. Aunque yo siempre había pasado por el acantilado he de reconocer que este desvío te permite circular todo el rato. Tenía el día bastante perro en las bajadas, sin motivación extra. El descenso por el Comellar de ses Puces, no tan rápido y seguro como me hubiera gustado. Con la rueda de delante con un poco más de presión de la necesaria y la de atrás lisa, la confianza mengua.

En Esporles no hubo tentenpié ni cervecita, ya que algunos se enredaron de cháchara con un conocido, y se hizo un poco tarde. Juan y yo decidimos volver por Son Malferit y atravesar la serra de Na Burguesa por el Coll de Son Marill, subiendo por la pista. La vuelta por el cementerio de Sa Vileta y a casa.


RR

Pongamos la otra ya que estamos.


LP

Vamos a poner una foto de la máquina en cuestión para ir abriendo boca.


LP vs RR

Que en las últimas salidas te duelan más los hombros y brazos que las piernas tiene que significar algo. Si el kilometraje es amplio puede aparecer dolor de espalda, en la zona lumbar, provocado por la mínima absorción de un cuadro rígido. Claro está, la edad no perdona. Aunque sea un tópico, es una verdad como un templo.
Aunque sean cuestiones importantes por lo que se refieren a la salud, existen otras no menos interesantes. Se ha llegado al tope de la bicicleta. No se la puede exprimir más. Cierto que se podría modificar en algunos aspectos, pero la mejoría no valdría la pena.
Se impone, por tanto, un cambio radical. CAMBIO de bicicleta.
Lo primero que hay que decidir es el tipo de bicicleta. Esto es fácil. No voy a competir, pido comodidad. Está claro que será un doble.
Lo segundo es saber lo que le vamos a exigir, o sea, para qué la queremos.
Dada la configuración de la isla, no tenemos largas pistas de llaneo. Más bien caminos de montaña de todas las tipologías (pistas, caminos antiguos restaurados o empedrados, senderos apenas visibles, borrados por el paso del tiempo o invadidos por la vegetación) por los que aventurarse.
Se necesita, por tanto, una máquina polivalente, que pueda subir en condiciones y bajar con seguridad.
¿Qué exijo, pues? A grandes rasgos, ligereza y resistencia. ¿Cuánto de ligera? Menos de 13 kilos. ¿Cuánto de resistente? A estas alturas de la tecnología, la resistencia se le supone.
¿Por dónde empezamos? Hay multitud de marcas. Descartemos las que nunca han sido mis preferidas. Americanas, como Trek, Specialized, Marin, Kona, Scott, y otras. Las que me gustaron siempre, por su finura y ligereza, eran las Sunn (otra francesa).
No se si será para hacer honor a mi apellido, pero me he decantado por dos francesas, Lapierre y Decathlon.
En concreto, se tratan de los modelos Lapierre 410 X-Control Evo2 Comp y la Rockrider 9.2. El equipamiento está bastante monopolizado por las multinacionales, entonces hay que fijarse en los detalles a nivel personal.
Las dos tienen una geometría asimétrica en el cuadro. Debido a la disposición del sistema de suspensión trasera se producen interferencias con la transmisión y el desviador por lo que se ha optado por fabricarlos asimétricos.
Tuve ocasión de sopesar una LP y sorprende su ligereza a pesar de la sensación de “tocho” que tiene. La estética es impecable. La Rockrider 9.2 es visualmente un poco más hosca, pero convincente. De las dos resaltaría su idoneidad para la ascensión. De la RR dicen que es bastante “dura” y la LP tiene un sistema de bieletas que bloquean la parte móvil del cuadro a partir de la tensión que ejercemos sobre la cadena.
Como seguramente no podré probar sobre el terreno los dos modelos tendré que tomar la decisión en base a detalles menos importantes, como por ejemplo, que la LP lleva un piñón del 34. Subiría con seis más que ahora.
Hay otros detalles importantes, como las suspensiones y frenos, a tener en cuenta. Aunque dado mi actual nivel de conocimientos sobre el tema, respecto a las suspensiones confiaremos en las que lleven, mientras sean ajustables. Y respecto a los frenos supongo que será decidir entre mecánicos o hidraúlicos.


Salida dominguera

Aproveché el sábado para realizar unos trabajillos en casa y colocar y limpiar cuatro cosas. Me fastidió un poco porque había quedado para salir y tuve que anularlo a ultimísima hora. Aunque esta vez no me habrían esperado, tampoco es cuestión de no presentarse sin avisar. A quién pude avisar tampoco iba; y eran las 7,30 h. de la mañana. Menuda plancha.
Se ve que hay gente que les va mejor salir en domingo y habían quedado para hacer una ruta lejana. Yo no contacté con nadie hasta la noche y me confirmó que había quedado con una gente de Alcúdia para hacer Comuna de Bunyola. El otro grupito también había cambiado la ruta por la comuna a la misma hora. Por tanto nos íbamos a encontrar todos allí, como así ha sido.

Se han presentado Toni y Carlos, de Alcúdia, con Pepe Rey y Nando. Wiro y Juantrans, con Yarik. Más un servidor, estábamos todos. Ruta clásica, por conocida. Subida por carretera, desvío por Comellar d'en Cupí. Continuación al Penyal d' Honor y desvío por la trialera Picó (la de los troncos, para entendernos). Subida Coll des Picot y trialera hacia Coll d'Honor. Desvío hacia ses Clavegueres, donde se ha podido apreciar como baja una Scott de descenso con un piloto sin escrúpulos encima. Había gente que no la conocía y ha disfrutado; los demás también.

Al final hemos vuelto a Santa María por el Camí de Coanegra. Había bastante gente paseando que seguramente se dirigía hacia el Avenc de Son Pou, por ser el domingo día de visita. El camino, por el cual hacía muchos años que no pasaba, me ha parecido muy arreglado en su primer tramo, digamos el tramo de pista. En los tramos más abruptos de bajada ha sido donde han petado los tanques. Creo que habrá sido por exceder la capacidad de absorción de las cubiertas, por lo que he podido ver antes.

El problema se ha presentado a la hora de poner otra cámara en una cubierta de 2,70”, ya que una cámara normal no está preparada para hinchar ese balón. Habrá quedado como papel de fumar dentro. Más abajo ha habido otro reventón y allí nos hemos separado ya que algunos debíamos volver a Palma directamente y otros a Bunyola, aunque tenían un poco de prisa.


Pas des Cingles

Tengo unas pequeñas reformas en casa y, aunque he salido a montar, llevo retraso en la publicación del blog. El miércoles fiesta se salió. El pofero nos convocó en la Granja para no se sabía qué. Esas salidas suelen tener algo de misterio al principio. Hay que tomárselo casi como un acto de fe. De lo único que estás seguro es de dónde empieza y dónde acaba (el mismo sitio); la parte intermedia es otro cantar.

Tenía ganas de volver a la Mola de Planícia. Con un artículo de una salida por esa zona nació este blog, ahora hace un año. Oteando desde arriba la vertiente de Esporlas, casi me pierdo. No encontraba la bici que había dejado en el camino, y eso que siempre la dejo de pie. Será por eso que siempre la dejo de pie. Al salir muchas veces solo, la dejaba en algún lado para recorrer o buscar alguna variante, y era mi punto de referencia. A la gente le extraña bastante ya que todo el mundo la suele dejar en el suelo tumbada.

De la Granja hacia Son Vich de Superna y camí reial hasta Can Poma. Allí hay que desviarse hacia la Mola por el Pas des Cingles. Hay unos hitos que indican el inicio de ese camino, aunque al entrar en los terrenos de Son Balaguer des Racó el itinerario se vuelve un poco incierto. Como pista diremos que hay que volver a dirigirse hacia la paret de partió y cruzar un portillo sin barrera y muy estrecho, para seguir un sendero impracticable para acabar en un coll de tords. Allí encontramos una pista más ancha que también viene de abajo.

La continuación es más clara y sólo ciclable en un primer tramo. Después es un típico sendero de montaña con bastante pendiente. Este se ha recorrido el sábado pasado de bajada aunque yo no estuve, por lo que no puedo opinar suficientemente, pero es bastante probable que se pueda realizar casi en su mayor parte. Una vez empalmado con el camino principal de la Mola nos dirigimos hacia la cima y después de una pequeña subida, vemos otro grupo de fitas, con algunas piedras incrustadas entre las ramas de una encina que nos marcan el incio de la bajada que nos espera, en concreto el Camí de ses Mosqueres a la Mola de Planicia.

Su inicio es muy incierto, sobre el roquedal, solamente encaminados por las fitas, y así continúa durante un buen trecho. Aquí las protestas, esporádicas en la subida, se hicieron más evidentes y sonoras. Superado el tramo pedestre, más o menos a partir del paso por la pared seca, se puede empezar a ciclar y pronto iremos descendiendo con más velocidad al ganar un poco de anchura. La bajada vale la pena de todas todas. Cruzamos el Camí des Correu en un punto indefinido y llegamos a la carretera de Banyalbufar. Solo me di cuenta después porque me acordé de que había visto pasar gente.

Se sale un poco más lejos del cruce del Port des Canonge, al que no fuimos directamente, ya que Flo nos llevó a desafiar una losa que conocía. Como buen retador se tiró el primero y sin dudar. El segundo fué Nando, que también le tenía ganas. Dudó pero se tiró. El tercero fué Joséfibras. Dudó y se cayó. La segunda vez bajó bien. Romario, que se preguntaba que leches hacía allí, se tiró sin avisar y a toda máquina, no sabemos si por falta de frenos, inexperiencia, o vete a saber. Los demás, Juan, Yarik, Pepe y yo, mirábamos. Alguno tomaba fotos. Las pruebas están en la página de Pepefz, www.pepefz.com, y en el foroMTB. Enfilamos la carretera del Port des Canonge para tomar la llamada bajada Branson, que no había realizado. Allí en el asfalto me pegué la piña. Patiné de delante.

Este tipo de bajada, medio pista, medio sendero tapado por la vegetación, no es de mis preferidos, pero gustará a los que les prefieran la velocidad. Hay un tramo de desvío para sortear un barrera cerrada, para tomar ya el último tramo que nos acerca a las casas del Port. Para bajar a esta zona prefiero el Camí vell des Pescadors, que fué el que tomó Pepe para subir y me dijo que se pegó la gran pateada. Prefiero subir por la carretera, aunque a algunos se le atragantó.

Para mí estuvo bien. Recorrí tres tramos, que son muchos para una sola salida, que no había realizado, y, aparte de la tonta caída en el asfalto, sin ningún incidente de importancia. Dejaremos de lado el intento fallido de recto por la pendiente de hojarasca donde me fui hacia el árbol. Otro día se mejorará.


Beber o no beber

Durante la ruta de ayer se produjo una controversia que, aunque no tiene nada que ver con el mundo de las bicis, es probable que se nos plantee en alguna salida, y os dareis cuenta de que es un tema serio.

La cuestión es la siguiente: ¿se puede beber de una fuente de la que no podemos coger agua directamente del ojo, aunque corra?. Tal caso nos sucedió en la Font des Prat, donde hay un pequeño charco dentro de la mina. Se la oye correr, está muy limpia, pero ¿es eso suficiente?. Para algunos fue evidente que sí; a otros les dió arcadas. Yo preferí esperar hasta la Font des Noguer. No es tema baladí. Por eso voy a insertar un comentario sobre ello aparecido en otro blog de la isla dedicado a la mtb. Ahí va.

El peligro de beber agua no tratada:

Si vamos de excursion por la montaña en ocasiones encontraremos cursos de agua que, en principio, deberia ser buena para nuestro consumo, y asi seria si no se pudiera dar el caso que esa misma agua ha sido contaminada con excrementos de algun animal que desafortunadamente haya defecado en su cauce, con lo cual esa agua entra en contacto con bacterias intestinales de ese animal, y las arrastra. He ahi el peligro de beber esa agua y a la vez ingerir esas bacterias que son nocivas para nuestra salud. Cabe destacar que es necesario beber una mínima cantidad de las mismas para que nos produzcan una infeccion desbordando nuestro sistema inmunitario, asi que sera mucho mas peligroso beber de una fuente de agua estancada (cosa que nunca se debe hacer) que hacerlo de un rio donde el agua corra rapidamente.

Hay que decir que los humanos asi como todos los animales vivimos en simbiosis con multitud de bacterias que se alojan en nuestro organismo (no en todas sus partes por supuesto, por ejemplo en la sangre no hay ni media, sinó es que estas enfermo). Las bacterias de nuestro intestino nos ayudan a digerir sustancias intratables por nosotros mismos como la celulosa (componente principal de los vegetales) y asi se ganan el pan.

Muchas de las bacterias de los excrementos animales son nocivas para el hombre, porque son distintas a las que tenemos nosotros, de ahí que sea conveniente depurar el agua antes de beberla. Todas estas bacterias reciben el nombre comun, y no específico, de bacterias entéricas.


Es Xaragall 2

El grupo excursionista de Sa Pobla, es Xaragall, con Juan Mayol al frente, habían preparado una muy buena ruta por las laderas del Massanella y fuí invitado a participar. Me apetecía y acepté sin pensarlo, aunque si hubiera llegado a tiempo al dentista creo no habría ido. He de decir que las salidas de MTB que programan no son ni de lejos las únicas actividades que realizan. Recomiendo leer su página para estar más informados. http://www.xaragall.es/index.php. En principio, se trataba de subir al Puig Major de Massanella por la ladera de Comafreda y bajar por el Comellar des Prat. Esta es una ruta que nunca había realizado entera; solo una vez había subido hasta el final del bosque desde Comafreda.

Salida desde Caimari para tomar el Camí vell de Lluc para encontrarnos con Llorenç que había salido tarde y subió con coche hasta Lluc. Desvío hacia Comafreda, peaje y ascensión al comellar, que es bastante largo y te deja muy arriba. Los siguientes tramos, ya al descubierto, son poco ciclables, y por los comentarios, han empeorado bastante. Hay ahora mucha más piedra suelta. Yo como pasé hace 30 años, la verdad no me acuerdo. Eso sí, lo recordaba más estrecho; será que los recuerdos encogen. Una ascensión hasta los 1.200 metros ciclando muy poco desde los 850 metros no se puede decir que sea cómoda, pero si puedes llevar la bici a la espalda es más soportable que empujando.

Allá arriba, un calor de mil demonios, pero una vista espectacular Todo lo contrario de la última de los Toys por esa zona. Solo había un turista, que ha hecho de todo para perder tiempo y vernos bajar. Hemos dejado pasar a los bajadores primero para evitar sus acometidas y poder bajar cada uno como pudiera sin molestar. No puedo dejar pasar el comentario sobre Quico y su tanque. Es un verdadero tanque. Y si no, ¿qué bici podría llevar un 2,70 de cubiertas sin parecer un armatoste? Lo verdaderamente increíble es que llegara primero arriba.

La bajada es un poco complicada en la parte alta, pero se hace. Lo que está claro es que hay que hacerla en seco. Me ha sorprendido mucho la longitud y velocidad del paso por el bosque, pero ahora he comprobado que son casi 500 metros de desnivel. Supongo que podréis comprobar los datos técnicos en la página de Xisco.

En la Font des Prat ha habido el único abandono del día por parte de un bikero que había salido hace poco de una operación y ha acortado hacia el refugio de Tossals. Subida rápida del Coll des Coloms y recuento al llegar a la canaleta. Falta uno. Otros bikeros que bajaban lo habian visto ¿subiendo?. Quico ha subido con otra bici (ante el asombro general) a buscarle y lo ha encontrando subiendo hacia el Puig de Tossals Verds, cuyo desvío se encuentra en la última bajada.

Recuperada la pieza, llaneo hasta la Font des Noguer para repostar y bajada hacia los túneles. ¿Tengo que volver a poner quién ha sido el único que ha bajado el camino-rossaguera hasta el torrente?. Luego, ya más calmadamente, bajada en grupo hasta la barrera de Solleric y Aumadrá. Finalmente, últimos kilómetros por caminos cicloturistas hasta Caimari.


Nota aclaratoria 3

Ya me lo he pensado.
A partir de ahora tendreis la descripción de caminos, rutas y mapas en otro blog -Camins- que tiene su enlace en esta página. Los comentarios de salidas y demás seguirán en este.


Camí des Cingles

Iba siguiendo las novedades en la página de los Toys respecto a la salida del sábado. De una ruta por Sa Campaneta se pasó al Camí des Cingles. La gran sorpresa llegó el viernes cuando abrí el correo y la página. Se hacía la ruta de Sóller y se había invitado a Pepefz, al grupo de Bananas, los Mortirolo y a mí. Hubo una serie de correos cruzados para confirmar algunos aspectos y se quedó en Sóller a las 8,30h, presentándose todos los convocados. No conocía estos grupos, ni había visto nada de ellos en internet, siendo al parecer ellos los que se han puesto en contacto con Tomeu Toys.

Después de las presentaciones de rigor, partida hacia Sa Capelleta, continuando hacia el Mirador de ses Barques y Moncaire. Allí ya faltaba uno, uno de los bananas había vuelto atrás. Desde el desvío de Moncaire he podido volver a saborear ese tramo de subida. El camino es espectacular, tanto fuera como dentro del bosque. Calculo que serán unos 3 kilómetros, y está en mejores condiciones que la subida anterior.

Reagrupamiento en la barrera, con alguna expresión de sorpresa sobre lo que faltaba para completar la ruta por parte de los nuevos, pero como ahora tocaba bajar, hemos continuado. En la bajada, bastante larga, han petado varias bicis y la espera ha sido en el asfalto, bien enfrente de las casas, desde donde nos veían, y seguramente también nos oían. Como efectivamente así ha sido. Alguien ha subido para recordarnos que circulábamos por terrenos privados, con muy buena educación, todo hay que reconocerlo. Otra persona que bajaba también me lo ha recordado, invitándome a pedir permiso la próxima vez.

Ya en la carretera de Lluc, ha habido dos deserciones más, ya que no podían quedar hasta tan tarde como se preveía. Aún así han tenido tiempo para encontrar las gafas de Potato, que se las había dejado olvidadas en un descanso encima de un marge. Estirón hacia arriba hasta el desvío del Coll de Cards-Colers, donde ha habido la retirada general de los Bananas, que han acortado ruta tirando directamente hacia el pantano de Cúber (creo), a pesar de los esfuerzos de Pepe por convencerles de lo contrario.

La subida del coll la he encontrado muy distinta de como la recordaba. Pista muy amplia y facilona. Es probable que hayamos cogido la pista para vehículos.
Parada en el monumento, justo en los 900 metros, y bajada de una tacada hasta la Font Subauma. Reagrupamiento debido a varios percances mecánicos y tirada por sendero hacia es Clots Carbons, fastidiada un poco debido a las nubes bajas. La trialera hasta la carretera, peor de lo que la recordaba.

Quedaba la subida por carretera hasta Cúber, que se le ha atragantado a más de uno, y después hasta l'Ofre, donde he bajado por el sendero señalizado como GR, que no conocía. Ha sido un aperitivo de lo que nos esperaba unos metros más allá, el Barranc de Biniaraix, que ni siquiera puedo recordar cuándo lo bajé por última vez. Seguramente fué con Pedro el veterinario después de pasar por el Cornador.

El descenso del Barranc se hace largo si vas un poco corto de máquina, pero se ha resuelto sin contratiempos graves. Algún pinchazo. Yo no me creía que no hubiera reventado la rueda de delante. De hecho, al llegar a casa, me he dado cuenta de que tenía varios radios (más de cinco) completamente desenroscados de las cabecillas. Podría haber abollado la llanta en cualquier momento, y quién sabe qué más.

Pamboliada de casi todo el grupo y regreso a casa para ir preparando la siguiente salida. Al sentarnos a comer han pasado los bananas. Iban muy contentos. No sabemos si por la felicidad que da conocer gente y rutas nuevas o por las litronas de cerveza que seguro habrían tomado.

Podéis leer otra crónica de Yarik, junto con todos los datos técnicos y detalles de la ruta en http://mmtb.gtv6.com/ruta.php?rutaId=239.


Una observación: parece que al principio el GPS estaba parado, ya que la ruta se inicia en un punto bastante elevado, cuando en realidad salimos y llegamos al mismo punto.


Aclaraciones

Nota aclaratoria 1

Dada la cantidad de entradas que hay en el blog, me doy cuenta de que, al no haber seguido un orden temporal estricto para publicar los capítulos del libro, este se me ha desperdigado y me es difícil saber dónde está cada capítulo. A los lectores (si los hubiere) os pasará lo mismo. El blog no me permite gran cosa por lo que estoy pensando en hacer un índice y publicarlo periódicamente, para que nunca tengáis que ir muy lejos para saber dónde está cada cosa.

Puede que también sea más práctico agruparlos. No me déis prisa, me lo voy a pensar.

Nota aclaratoria 2

Como ya puse o expuse en algún sitio de este blog, comenté que las descripciones de los caminos y rutas se modifican si vuelvo a pasar por ellos, ya que hay algunos que hace muchos años que se recorrieron por vez primera, y quizás no se volvió. Tal era el caso del referido en la entrada anterior. Por esto recomiendo su relectura. Seguramente no notaréis la diferencia, pero los datos y descripciones serán más actuales.


Salidota

Aclarados todos los pormenores de la ausencia del grupo de Xisco el jueves pasado por motivos diversos que no vienen al caso, la salida programada para el jueves con ellos se desplazó al domingo, ya que todos teníamos interés en realizarla. Yo por mi parte, al no haber salido el sábado con Pepe, podía ir (si hubiera salido otro gallo cantaría porque era una de las buenas).

Cursé correo a parte del grupo por si alguno que no hubiera ido quisiera salir; y se ha presentado Pepe. No es que me extrañara mucho ya que sabía que algunos domingos también sale. Entonces, en línea de meta estábamos Joan Crop y Xisco, de Sa Pobla, Pepe y yo, con una ruta metida en el GPS por la zona de la Comuna.

El primer tramo era nuevo para mí. Se trata de la conexión desde Son Oliver, sobre el camino de Coanegra, hacia la zona de Cas Bergantet. Lo pillamos de una rutilla de Tomeu Toy's. Te acerca a Bunyola a costa de comerte las rampas de hormigón de Can Morro. Creía que todo sería pista pero hay algunos tramos de sendero; el resto son pistas por el interior de fincas, pero las barreras están abiertas. El tramo final recorre el bosque hasta encontrar la que baja desde las casas de la zona.

Justo después de salir de Cas Bergantet hemos bajado por un deteriorado camino de carro (cortesía pofero y segundo tramo nuevo) que parece ser el antiguo acceso hasta la casa. Sale por una barrera de rejilla antes de llegar (si subes) a la barrera de abajo. Salida por Es Cocons y subida a la comuna por la pista principal para desviarnos hacia el Comellar d'en Cupí, donde hemos dado caza a los gemelos, antiguos conocidos de Pepe, a los que hemos acompañado en la subida, que, dicho sea de paso, me ha parecido corta. Arriba se han despedido los gemelos que tenían más prisa y nosotros hemos continuado hasta el penyal d'Honor, para tomar el desvío trialero/pista hasta Cas Garriguer (tercer tramo nuevo). Éste tampoco lo había hecho; tiene algún tramo insalvable por la pendiente y el resto es bastante rápido.

Seguramente, hace tiempo, seguí la pista hasta el final y al ver la pendiente, la descarté, tanto para subir como para bajar. Supongo que ahora se ven las cosas de otra manera. Y al no subirla, me quedé sin saber de dónde salía exactamente, que no es más que justo enfrente de la señal del desvío hacía el Penyal. Desde Cas Garriguer, continuación por la pista hasta el desvío del Comellar des Cocó Peguer, cuya bajada he realizado dos veces en una semana, la última un poco más seguro al estar más seca. Desde el torrente la vuelta es un paseo.

Para los amantes de los datos los podréis encontrar en las rutas 145 y 197 de los Toy's. Supongo que Xisco pondrá algo en la suya, ya que ha traido la maquinita.

En resumen, buena salida, buenos caminos, buena gente.


Comellar des Cocó Peguer

El jueves pasado había salida de los “pobleros”, con Xisco Xavier al frente, a la Comuna de Bunyola y me apunté, ya que las conversaciones escritas no tienen la frescura de la espontaneidad ni de la réplica inmediata, con lo que algunos temas no quedan lo suficientemente claros, y por tanto, quería aprovechar para charlar un poco, dado que la ruta no era muy machacona.

Cuando llegué al lugar indicado, al girar la curva, vi que algo iba mal. Las nueve menos cinco y no había ningún coche. El día era bueno pero no había ni dios. Precisamente una de las cosas que quería hacer era pedirle el número de teléfono para casos de emergencia. Vi pasar un grupo por el Camí des Raiguer, pero no creí que fueran ellos. Más tarde apareció un bikero descargando la bici de un coche y le pregunté si venía de Sa Pobla. Me dijo que no, que estaba esperando a un grupo de Consell, el grupo de los Blando, que si quería podía ir con ellos.

Me fuí a Bunyola solo por si los localizaba en la salida, y al no hacerlo, esperé a los Blando. En total fuimos siete los que empezamos a subir. Justo al empezar la subida uno de ellos rompió el sillín y tras intentar repararlo, subió de pie. Antes de llegar al desvío del comellar empezó a llover y quedamos empapados, lo que hizo que subiéramos por la pista principal hasta Cas Garriguer.

Sin parar continuamos la pista hasta el desvío del Comellar des Cocó Peguer, topónimo por lo que se ve, muy poco utilizado. Tenía ganas de realizarlo ya que solo lo había hecho una vez y la descripción que doy en el blog es fruto de esa única bajada. El jefe del grupo con el que iba, y aquí quiero disculparme, pues al no ser un nombre muy común, no estoy seguro de cual era; de los que estoy seguro es de Carlos y Miguel Ángel; los demás que me perdonen. Desde aquí les agradezco la invitación a participar en su salida. Si es que un bikero solo no rinde. Hay que medirse, compararse. Estoy casi seguro que si hubiera ido solo, habría hecho la mitad de la bajada a pie.

Lo que sí sé es que es el mismo grupo (o parte) que el que encontró Pepefz en la salida de Puigpunyent y es el que se dedica a realizar la limpieza de caminos, y también los que encontramos en Valldemossa justo salir por el Verger, y este camino es uno de ellos. Todo esto viene un poco a cuento porque el camino ha variado bastante a como lo recordaba, sobre todo su parte final, donde la vegetación molestaba bastante.

La primera parte es una trialera hasta una zona donde hay que girar bruscamente a la derecha. Ahora ya no hace falta seguir ningún hito. El trazado es claro y definido. Luego continuamos trialeando sin poner apenas pie a tierra durante un buen tramo. Llegamos a una zona de zigzags con un poco más de anchura y menos piedras y acabamos en un rejilla para acceder a la otra vertiente del comellar. Aquí se aprecia bien la limpieza. La bajada es franca y despejada hasta el torrente. La única pega que tuvimos fue que estaba mojado y eso limitó bastante la velocidad y confianza, al menos a mí. Aunque he de decir que pese a mis limitaciones mecánicas y humanas, recorrí (excepto algún pequeño tramo de lajas) el camino montado, sin ningún sobresalto que reseñar (tal vez influyó que quitara algo de presión en la rueda delantera). De la rueda de atrás ni hablo, está lisa y no tiene tres meses.

El resumen de esta bajada es: ¿cuándo volvemos?. Es que casi tenía mal cuerpo por acabar tan temprano. Dan ganas de volver a subir. Aparte de algún tramo de pateo creo que la subida es bastante factible. La vuelta a Santa María tranquilitos por el Camí de Coanegra, comentado las incidencias.


Camí vell d'Orient 2

Esta semana la salida del grupo ha pasado a la tarde y no he podido ir. Debido a que recibí el correo de la salida el viernes por la noche me encontré en zona de nadie, sin margen suficiente para quedar con alguien. Además mi hijo había salido; eso significaba que me acostaría tarde y no me apetecía madrugar mucho. Por todo ello decidí salir solo más tarde sin molestar a nadie y pensando si volvería a salir el domingo y quedar con alguien.

He revisado el papelito de “camins pendents” y me he decidido por algo por Bunyola, que no está lejos, en concreto, el Camí vell d'Orient. He de decir que este topónimo aún no lo he visto reflejado en ningún lado. Para entendernos lo situaré entre la segunda curva del la carretera Bunyola-Orient (vertiente Orient) y la segunda curva del Coll de Sóller (vertiente Palma).

He empezado desde Bunyola por la carretera de la Comuna al mismo tiempo que ha pasado un grupo de bikeros. Ha sido más entretenida la subida, dando caza a los de delante, obligándome a mantener un buen ritmo. Hasta la caseta de un tirón. Allí también había varios grupitos. En un principio tenía previsto subir por el comellar y Penyal, pero me he decidido por rodear toda la Comuna y bajar hasta su parte más baja por la pista de atrás. A partir del depósito está bastante mal, muy pedregosa y con bastante pendiente. Desde la caseta mejora bastante.

Una vez abajo he comprobado que el camino de subida tiene un primer tramo impracticable; desde el enlace del depósito se puede intentar. Descanso arriba y trialera para abajo. Bastante bien, quizás con unos cuantos centímetros de recorrido delante la cosa mejoraría mucho más.

Bajada por carretera para tomar el camino hacia es Verger. La subida es buena. Una vez en la era tomamos la pista ensanchada que baja y enseguida el desvío a la derecha y llaneamos sin complicaciones hasta la barrera. Allí hay una pista que baja que fué la que tomé la vez anterior que estuve por allí. Al llegar a las casas me enseñaron amablemente la puerta de salida.

Este era el tramo que me faltaba por recorrer, entre la era y la barrera. La pista continúa ahora más pedregosa y hacia abajo. En la salida del bosque, al sobrepasar la curva a izquierdas, nos desviamos a la derecha en subida unos cientos de metros y, al llegar a su parte más alta, nos desviamos de la pista a la derecha para entrar en el bosque y después de algunos zigzags, llanear (se agradece) en dirección a la carretera de Alfàbia, justo donde empiezan las curvas (paellas).

Allí me han comentado que se pone un guardia para controlar a los que suben. Hoy no estaba y he decidido subir. La subida la había realizado 5 o 6 veces y no tenía malos recuerdos. Efectivamente, no había porqué. La pendiente es suave a cambio de recorrer unos tramos muy largos. Como no contaba las curvas (17) al final tenía ganas de acabar, aunque sin perder el ritmo. La bajada, rápido pero con tiento, no sea cosa que te comas un todoterreno o un taxi en una curva.

Ahora tenía que encontrar la pista que hizo hace poco Tomeu Toy's. La que tenía en la lista de pendientes. Ha sido fácil, pero no es una pista. Es lo que queda de una pista. Buena trialera, si señor.

En resumen, salida completa, con subidas más o menos cómodas pero con bajadas trialeras y técnicas.

Aunque este recorrido lo tengo incluido en la Ruta 5: Serra de Alfàbia creo que se merece una ruta propia. Sí, supongo que sí.


Coll de Sant Jordi

Llevaba tres dias con dolor de muelas por una caries y llegué a dudar si podría salir o no. Me acerqué a la farmacia y me recomendaron antiinflamatorios. Aún me quedan del dolor de espalda. Me tomé unos cuantos y, mano de santo. Como nuevo. Entonces leo el correo de la salida de Pepe fz a última hora y me animo.

La ruta es por la zona de Son Pacs; entonces puede que hagamos algo de lo que tengo pendiente. Subida por s'Estret hacia el Puig des Boixos y tomamos el desvío para acortar. No es ciclable para subir pero te ahorra un kilómetro de pista. Después hasta los Aljubets de sa Mola. Desde la pared con el paso de es Passets enfrente tomamos el sendero fitado del cual recorrí un tramo hace unas semanas y comenté que no era el que buscaba. Pero sí, al menos en su primer tramo. Hay un desvío con dos fitas muy cerca que se dirige hacia abajo. Es una trialera muy técnica y ciclable en su mayor parte que nos conduce directamente al coll de Sant Jordi.

Me ha extrañado un poco porque he perdido la orientación espacial y parecía que nos dirigíamos hacia otra dirección. Pero al vislumbrar la alambrada de rejilla con postes de madera he recibido la confirmación. La distancia me ha parecido corta siempre y cuando se realice en bajada, ya que subiendo no daremos una pedalada. Una vez en el coll, saltada de barrera y tiramos hasta el segundo cerramiento del Verger, que bordeamos para salir a la carretera por el acceso principal de la casa vecina, con barrera incluída.

La segunda parte de la salida transcurre por lo que llamamos ruta de los miradores. En esta zona hay en los dos lados de la carretera. Para encontrar el primero nos desviamos en Can Costa hacia la ermita, donde repostamos agua, y seguimos por el sendero que nos llevará hasta las Ermites Velles, donde empieza la pista, que acaba justo enfrente del aparcamiento de Ca Madó Pilla, aunque esta vez tomamos una trialera a mano izquierda que no conocía, cruzando los restos de las construcciones, y desemboca justo enfrente del mirador.

Justo al lado del aparcamiento hay unas escaleras tapiadas, con unos letreros advirtiendo de la peligrosidad del recorrido, por donde bajamos. Conviene ir precavidos ya que hay algunos pasos comprometidos. En el resto se puede circular casi siempre. Algún mirador ha resistido el paso de los años mejor que otros, que son ya pura ruina.

El sendero realiza un recorrido por la zona hasta desembocar en el camino de s'Estaca, donde tenemos la opción de llegar hasta el mar o buscar el encuentro con la carretera del Port de Valldemossa, donde nos quedan tres kilómetros de subida, ya por asfalto.

En definitiva, salida completa, descubriendo tramos nuevos con los que poder realizar variaciones de las rutas. En concreto, se conocen dos bajadas desde la Mola hacia la zona de es Verger, quedando por encontrar, si es que existe, la que llevaría hasta la Font dets Obis. Lo que no se ha visto aún es la bajada del futuro GR hacia Valldemossa. Para descubrir este itinerario es mucho mejor empezar desde el pueblo y acabar en el coll, aunque me han comentado que está bastante claro.


Camí de sa Comuna

Esta semana, salida en solitario, dispuesto a descubrir las posibilidades del Bosc des Frares y la Comuna de Valldemossa.

La primera parte del trayecto ha sido la misma que la semana pasada. Se empieza en Valldemossa, se cruza el Bosc des Frares hasta llegar a Sa Baduia, donde ya enlazamos con la pista. Nos dirigimos hasta el cruce que se suponía conectaba con el Coll de Sant Jordi, que está en la parte más alta del itinerario. Suposición falsa. La pista acaba unos cientos de metros más arriba, ya bajo los acantilados de la Comuna.
El desvío hacia el coll tiene que estar mucho más abajo. Desciendo la pista fijándome en esos posibles ramales hasta una zona donde hay un enorme forn de calç, ya prácticamente abajo y allí veo una fita, y un posible sendero hasta otra pared con rejilla.

Ahí ha estado mi error. Buscaba una pista. Y las hay, pero sólo en los tramos que ascienden. Los tramos transversales, los que cruzan de una finca a otra prácticamente han desaparecido. Se salta la pared con facilidad y se enlaza con otra pista. Observamos mucho trabajo de limpieza del bosque, con acumulaciones de troncos y ramas. Hay muchas pistas laterales abiertas pero seguimos rodando por la principal, sin desviarnos. Después de un par de kilómetros de bajada llegamos a la Font des Obis, con lo que deducimos que nos hemos pasado el desvío del coll.
He de decir que la zona ha cambiado respecto a lo que recordaba de ella, ya que hacía bastante que no pasaba por allí. Casi desde que hubo el temporal de viento que arrasó la zona.

He vuelto a subir para encontrar el desvío. La pista es más llevadera que la otra ya que tiene más tierra y menos piedras. Aquí también hay otro forn de calç, y es nuestro punto estratégico. En resumen, se trata de unir los dos forns mediante una línea imaginaria y ya tenemos nuestro itinerario. Tomamos el desvío y en dos minutos hemos llegado al coll.

He vuelto atrás por el mismo sitio para recorrer de una sola tacada la ruta prevista en un principio y me he dado cuenta de que es mucho más corta de lo que parece, ya que el desvío de la pista de Sa Baduia (el primer forn) está al inicio de la subida importante, por lo que la considero una opción muy interesante para llegar al Coll de Sant Jordi, evitando la barrera de Son Brondo.

He visto delante de la fuente el inicio de otra pista que enfila hacia la Mola, aunque debe llegar arriba como sendero. Sé que alguno la ha estado buscando por arriba. Quizás sería mejor empezar por abajo, aunque signifique casi con toda seguridad arrastrar la bici todo el rato.

En un principio pensaba que este podía ser uno de los caminos de Valldemossa que me faltaban, en concreto: Camí de sa Comuna de Valldemossa con principio en Valldemossa y final en el Coll de Sant Jordi, que pasa por Cartoixa-Font de na Llambíes-Bosc dels Frares-Coll de Sant Jordi, pero ahora estoy poniéndolo en duda, ya que la ubicación de la fuente creo que debe estar más cerca de la bajada de los colls de tords, que no de este.


Es Bosc de Frares

Por segunda semana consecutiva no he salido con el grupo por diversas razones. El sábado por la mañana es laborable en muchos sitios y aprovecho para hacer los recados pendientes. El fin de semana siguiente es el último que pasa en casa mi hija antes de partir a Lisboa y quiero estar pendiente, por lo que es probable que no salga; ya se verá.

El domingo pasado quise recorrer unos tramos nuevos por la zona de la Mola de Son Pacs. Como es lógico, surgieron nuevas combinaciones y después de varias consultas via correo, aproveché el domingo para confirmarlas. Aunque en un principio tenía previsto salir y había mandado un correo a varios del grupo por si querían venir, esta mañana me han surgido problemas graves en la hora de la salida y he mandado correo a Pepe para anularla, o al menos que no me esperara, aunque no estaba seguro de si había leído mi último correo de ayer noche, ya que no recibí confirmación. Finalmente he podido salir, aunque con media hora de retraso, y me he dirigido a Valldemossa directamente. Como no sabía exactamente como transcurriría la ruta he dejado el coche en s'Estret y me he dirigido al pueblo, entrando por la carretera vieja. Justo en la primera curva sale a mano izquierda un camino asfaltado con una fuerte pendiente. Nosotros nos desviamos de él frente Ca s'Escultor, y continuamos encajonados entre dos paredes como camino de carro. Después de sobrepasar todas las casas de la zona, coronamos y entramos en el Bosc des Frares, continuando siempre al lado de la pared, que ha caído en algunos tramos, dañándolo. Todo el tramo del bosque es prácticamente plano.

Llegamos a otra paret de partió, saltamos la barrera y al otro lado ya es pista. En breve desemboca en otra pista, en una zona de marjades con algarrobos mayormente. A mano izquierda, un poco más abajo, veremos las casas de Sa Baduia. La pista va ascendiendo y hay que cruzar una barrera cerrada. En el siguiente cruce he seguido recto, cruzando otra pared al lado de un estanque, donde acaba el camino. La zona aún no se ha limpiado de los árboles caídos durante el temporal de hace unos años y ha sido imposible encontrar una bajada. Vuelta atrás a la pista principal para seguir subiendo. La subida es larga y en ocasiones, debido a las piedras sueltas, nos hará poner pie a tierra. En la parte de arriba hay otro cruce. Supongo es el que proviene de la Font des Obis. Yo he tomado hacia la derecha. La pista acaba muy cerca y hay que saltar una pared. La continuación es un sendero con altibajos, que desemboca en otro muy cerca de dos colls de tords. Es el que desciende de la zona alta de la Comuna y es el que bajé la semana pasada.

Justo en ese punto comienza el camino de carro, muy rápido y divertido. Casi en la parte de abajo hay un desvío a mano derecha, que rodea la casa próxima y evita salir cerca de ella o pasar por el safareig. Desemboca en el camino de acceso principal, y de ahí a Valldemossa en un suspiro. Como era temprano he ido ha hacer la subida al Pla des Pouet, que ha ido bastante bien. La bajada no tan rápida como cuando Buzz venía pisándome los talones. Ni un bikero y sí muchos excursionistas. Extranjeros y en pareja. A algunos hasta les hacía gracia.


P.D. He cambiado la plantilla del blog y el tamaño del texto porque me habían comentado que se hacía difícil la lectura en las zonas con fondo oscuro. Ahora pierde un poco de gracia pero se lee mucho mejor.


Es Passets

El viernes no vi el correo de Pepefz y me extrañó un poco. Yo tampoco le dije nada, aunque me imaginaba que habría salida. Mi hijo había salido y se presentó a las 2,30 horas de la madrugada; y yo esperando. Total, que el sábado me levanté tarde y casi mejor que no hubiera contactado con Pepe. Aproveché para hacer la compra y devolver el sillín. Se me ocurrió que alguno del grupo quizás tampoco hubiera salido y aprovechara para hacerlo el domingo por lo que envié un multicorreo a ver si alguien se animaba. Esta mañana he visto que no. Lo que he visto son los correos de Pepe del viernes, que han entrado hoy y que el mío de salida no estaba; o sea, que no lo envié. En fin, me he ido solo. Tocaba investigación. He cogido mi lista de caminos no hechos y me he dirigido a Valldemossa. Punto de inicio: s' Estret (aunque venía calentando desde s' Esglaieta).

He tirado hacia Son Brondo buscando la pista que sube hacia el Puig des Boixos. Sólo he visto barreras cerradas, he vuelto atrás y he enfilado por la pista de tierra. La barrera está desencajada de un lado y ha desaparecido todo el ramaje que habían puesto. Enseguida he tomado el sendero que discurre paralelo a la pared hasta enlazar con una pista (cerrada con barrera) que proviene de Son Matge. Esta pista parece antigua pero ha sido ensanchada con lo que la única dificultad es su pendiente. Tiene un tramo de zig-zag muy interesante y largo, con lo que salvamos un desnivel muy importante. Acaba la cuesta junto un porxo que aprovecha al parecer parte de un forn de calç. Luego asciende con menos pendiente en tramos largos hasta acabar en un rotlo de sitja, donde continúa un sendero marcado hasta la paret de partió, con un coll de tords como elemento característico. Habremos tardado un par de minutos como mucho, y enseguida vemos la pista del Puig des Boixos abajo, muy cerca. Desembocamos en ella justo delante del aujub. Aún quedan un par de kilómetros de ascensión hasta la cima. Desde allí bajada hasta la pista asfaltada de Son Pacs y llegada a la casa de la Mola.

Allí he reparado un pinchazo de la rueda de atrás (como no), pero el agujero no estaba en el lado de la cubierta sino del fondo de llanta. He tomado la pista y en todos los desvíos claros, hacia la derecha, hasta llegar a la zona de los aujubs, que quedan a mano izquierda y se continúa hasta la pared, donde hay otro coll de tords y el sendero continúa, marcado y claro, hacia la derecha, separándose de la pared y..., no se dónde va. No es el que buscaba. Hay que saltar la pared justo al lado del coll de tords, con un botador de piedras incrustadas y se ve marcado el sendero que salva el precipio, es Passets, que es ciclable después de algunos zig-zags. Sendero de hojarasca (lástima de pino enmedio) y a patinar. Desemboca en una pista ancha, que tomamos hacia la derecha en subida y luego nos desviamos hacia la izquierda y hacia abajo (bajada Santacruz), hasta desembocar en una pista nueva y seguimos por la que tenemos enfrente, que nos llevará hasta el Coll de Sant Jordi.

Nueva sorpresa: hay otra barrera, y esta hay que saltarla. Tiene un candado de combinación; yo he probado las centenas 0, 1 y 9 sin éxito. El Coll de Sant Jordi tiene una estaca de marca. Si no quieres bajar no te queda más opción que subir entre la rejillla y la pared. Creo que se trata de una cesión de terreno por parte de los dueños del Verger para que nadie pase por allí. Pronto se convierte en sendero y muy cuesta arriba (subida pofera). He pasado por otro coll de tords, y más arriba, otro, por lo que me he imaginado que se trataba de un sendero de cazadores. La ascensión es penosa porque la altura alcanzada es considerable. El mapa marca Mola de Sa Comuna 740 m. Luego he llegado a una zona que parecía habían tirado una bomba, tal era el destrozo. Pero no, sólo era el cuartel general de los cazadores, completamente destrozado. Desde un poco antes ya se podía circular, más o menos. A partir de la zona cero ya todo es bajada (bajada Santacruz).

La bajada es rápida por pista ancha, sin muchas complicaciones. Sólo que al final, sin darme cuenta, he salido del bosque cerca de una casa, perdiendo la pista. Rodeando la casa he salido al camino de acceso de ésta, y de allí a Valldemossa, pasando por delante del Molí de la Beata. Consultando el mapa he visto que ése no es el Camí de Na Llambíes, que enlaza Valldemossa y Es Verger, que debe discurrir mucho más abajo. Puede que sea un sendero sin nombre que acaba en un lugar llamado En Casola.

Continuará.


Clasificación Cap Falcó

Puesto Dorsal Tiempo Vueltas
1              1      4:12:41   16
2              6      4:03:46   15
3              2      4:05:38   15
4              10    4:00:00   14
5              23    4:10:20   14
6              14    4:11:56   14
7              32    4:01:46   13
8              3      4:05:33   13
9              19    4:13:26   13
10            2      4:13:27   13
11            18    4:06:02   12
12            11    4:00:54   11
13            9      4:02:00   11
14            20    4:08:43   11
15            22    4:08:58   11
16            7      4:20:50   11
17            4      4:14:48   10
18            17    4:18:32   10
19            15    4:00:53    9
20            5      4:00:55    9
21            16    4:02:25    9
22            8      4:05:29   12
23            33    4:05:32   12


Nuestro equipo era el 17.

Ahora que me fijo bien, compruebo que el equipo dorsal 4 nos debió pasar mientras reparábamos el pinchazo. Pinchazo que seguramente llevaba Buzz ya en el descanso, pero sólo me di cuenta al subir que lo ví medio vacío de atrás. Si hubiéramos reparado en el descanso seguro que no nos pasan. Eso ocurre por no traer backstage. Potata no puede con todo: cuidar del niño, hacer fotos, animar, controlar el crono, ajustar la estrategia, revisar las bicis en los descansos, preparar las bebidas y barritas, etc. Es demasiado. Y es necesario, porque la verdad es que yo desde la tercera vuelta (más o menos hora y cuarto), perdí la noción del tiempo y de las vueltas (si me hubieran dicho que había dado siete me lo hubiera creído).

Si se quiere mejorar hay que controlar exactamente la velocidad media, aunque creas que al principio puedes ir más rápido, para acabar la penúltima vuelta lo más cerca posible de las cuatro horas, y poder dar otra (sino fijarse en el dorsal 10, que por un segundo no pudieron dar otra vuelta).


VI 4 horas de resistencia Cap Falcó

El jueves recibi una invitación de Woody de los Toy's para participar en una prueba de resistencia (la que reza el título), y acepté de inmediato. Justo es que lo agradezca, ya que podían participar sólo tres (y por lo visto hasta dos). De inmediato empezaron las dudas. Sobre mi actuación, sobre mi estado de forma, sobre mi grado de competitividad en general. Por eso el viernes me acerqué a conocer el recorrido, y dí dos vueltas, aunque gracias a la ayuda de otro bikero, ya que no pude seguir correctamente la señalización y me perdí, volviendo a la playa, donde empezamos juntos la vuelta, muy lenta, ya que tenía un problema en un brazo y quería probarse. Luego dí yo otra vuelta un poco más rápido, más que nada para decidir si valía la pena siquiera inscribirse. Quería saber cuánto tardaría en dar una vuelta, aunque otra cosa es saber si podría aguantar el ritmo bajo presión. Ni que decir tiene que sería mi primera participación en una competición oficial, por lo que las dudas eran tremendas. No quería influir con mi bajo rendimiento en las aspiraciones del resto del grupo, que eran las de mejorar los resultados de años anteriores. Pero eso se sabría pedaleando, y confíar en que la máquina y el ciclista aguanten.

No me preocupé del número de participantes ni de nada que no hiciera referencia al grupo o al circuito, el cual tenía dos puntos conflictivos para mí, a pesar de ser bastante fácil para la mayoría. Como el cuentakilómetros no me funcionaba bien, me concentré en pedalear lo más rápido que pudiera. Después de descansar durante diez minutos acompañando a Buzz, que tenía problemas musculares, afrontamos la última hora; y es donde mejor me encontré. Si me hubiera dado cuenta de que sólo faltaba una hora no me paro. Me encontraba bien, pero Potato estaba empeñado en dar una vuelta rápida para ganar tiempo y poder hacer la última después de la cuarta hora. Así que le dejamos, aunque luego lo pagó con dos tirones. Aunque se pudo completar la vuelta 9 en menos de 4 horas, y por lo tanto finalizar con diez. Decidí tirar a saco en las dos últimas vueltas, ya que de todas formas me cogían en la bajada. Así perdíamos menos tiempo, y no debían esperarme, como sucedió en las primeras vueltas. De hecho, creo que mi mejor vuelta fue la última. Y además me pegué el gustazo de adelantar a unos cuantos a plato por la parte llana.

Tengo que reconocer que las sensaciones que te producen estos acontecimientos son adictivos. Es muy diferente a una salida de excursión, donde no hay tensión, donde falta el aliciente de la competición; aún sabiendo que serás de los últimos. De todas maneras, es una competición mucho más larga de lo habitual y tiene que prepararse a conciencia si se quieren unos resultados satisfactorios. En mi caso sería practicar y mejorar el descenso, que es donde tengo más problemas. Pero pongámonos tranquilos, que he visto algún circuito que impresiona y no es cuestión de quedar mal cada cincuenta metros.

Debo reconocer también la deportividad que imperó por doquier. Ni un codazo, ni una palabra malsonante. Bastante cachondeo de los que iban sobrados, y respeto, que había muchos no federados.

En definitiva, una muy buena tarde de ciclismo.


Monument de Na Burguesa

Como alguno no lo tiene claro y he encontrado una buena reseña del mismo, lo voy a insertar.

Monument de Na Burguesa

En el año 1924, el urbanista y jefe de Obras Públicas Bernat Calvet cedió 10.000 metros cuadrados de terreno en la cima del puig del Caragol para construir el monumento dedicado a Nuestra Señora de la Paz. Las obras no se realizaron, aunque en 1940 se construyó una capillita dedicado al Inmaculado Corazón de María y una pequeña cruz.

La actual configuración proviene del año 1967, cuando se erigió una voluminosa peana de cemento armado, de 22 metros de altura y forma prismática. Recientemente se ha instalado, como coronamiento, una imagen de la Inmaculada Concepción llamada Nuestra Señora de la Paz. La escultura data de 1985 y es obra del artista de Artà Joan Ginard Ferrer, llamado Sarasate (1915-1990). El oratorio actual es un cobertizo abierto, con cubierta de cemento armado, con un ábside cerrado por paredes convergentes que acogen el altar y una imagende la Inmaculada en el centro.

A la izquierda del conjunto de instalaciones, hacia levante, todavía se ven los restos de una cruz de piedra, de la que se puede observar un fuste cilíndrico y algunos peldaños que servían de peana.

Nota mía: Ahora es donde hay un mástil en forma de cruz. Si alguien sabe para qué, que lo diga.


Raixa

Voy a publicar un artículo que no es de cosecha propia, pero sí de un personaje muy cercano a los mallorquines, el archiduque Luís Salvador, por lo que ha significado para la historia más reciente de Mallorca. Se trata de una parte de la descripción que hace de la posesión de Raixa, en el Libro III de Mallorca, Parte Especial.

Raixa

La casa de Raixa està situada al peu d'una suau elevació, en gran part ocupada per jardins; i com que es troba una mica més alta que la plana, domina en part el camp de l'entorn. Tot d'una a la entrada hi ha una cisterna i en el pati verdeja un lledoner vell. L'edifici no ofereix res de remarcable a l'exterior. Tan sols té un bell vestíbul de deu arcs rodons sostinguts per columnes amb capitells rústics, que s'obre cap a la façana de davant i mira en direcció als turons situats enfront, dividits en bancals i sembrats d'oliveres.

Raixa era en temps dels moros una alquería anomenada Araxa, que en el repartiment general de terres després de la conquesta va correspondre a Ponç Hug, comte d'Empúries. Aquest, l'onze de maig de 1234, la va donar en emfiteusi a Bernat Guillem Sagristà de Girona; llavors va passar a la propietat de les famílies nobles de Sant Martí i Safortesa Tagamanent, i l'any 1620 a la de Despuig, que encara la poseeix i ha esdevingut la seva residència preferida; l'actual propietari és el senyor Tomàs Despuig i Despuig, comte de Montenegro i Montoro.

El museu deu la seva creació al Cardenal Antoni Despuig i Dameto, qui va comprar al pintor escocès Gavin Hamilton (mort a Roma el 1797) una finca prop d'Ariccia d'Albano, on havía hagut un temple dedicat per Domicià a la nimfa Egeria, per l'excavació del qual Hamilton va gastar diners inútilment. Amb mès sort que el seu antecessor, el cardenal, entre 1787 i 1796, va treure de les ruïnes i fèu sortir a la llum, nombrosos objectes. Aquests, juntament amb d'altres que ell va col.leccionar durant la seva estada a Itàlia, formen el patrimoni de l'actual museu de Raixa.

La col.lecció d'antiguitats està a la planta baixa i tot d'una en entrar es veuen moltes inscripcions llatines collades a la paret. Si hom entra a la sala on estàn exposades les estàtues, veurà a mà dreta el bust del fundador dot d'una al costat de la porta. Entre les estàtues n'hi ha de bastant formoses; cal destacar de manera especial l'estatueta d'un Dionís, registrada amb el nùmero 33, així com les registrades amb els nùmeros 32, 22 i 16. Tambè s'i pot veure una bella columna d'alabastre oriental.

Darrera aquesta primera sala, que forma un rectangle, es troba encara una petita estança, on està exposada una col.lecció de petits amulets de bronze. Príaps i bibelots diversos. Alguns gerros antics, un parell d'eriçons de mar petrificats i una Gryphaea de Mallorca, igualment s'hi poden veure algunes armes velles de ferro.

A la mateixa part de l'edifici i també a baix es troben altres sis estances petites; aquestes estàn decorades amb gravats de coure que representen les pintures de la Capilla Sixtina, vistes de Roma, retrats de Paolo Scarpi, Calvin, etc. A l'altra banda de l'entrada, adossat a un petit pati, hi ha una sala formada per tres arcs de mig punt, on estàn exposades algunes estàtues, de les quals la registrada amb el número 7 ès la mès bella. Al costat de la petita capella rococó es mostra la cambra on va viure la beata Catalina Tomàs.

Al pis de dalt hi ha cambres senzilles i una sala mès gran on pengen gravats de coure. Hi ha allí diversos cofres, un dels quals, fet a Mallorca, ès de caoba i tè inscrustacions de fusta de llimoner de Ceilan. Tambés es troben aquí dues arques iguals, de les quals una està incrustada amb ivori, l'altre amb carei, i un gran nombre de retrats de família. Des de el balcó es te una bella vista dels turons. Al costat hi ha dues cambres que es fan servir de dormitori, les parets de les quals estan cobertes de tota mena d'estampes, cartolines de ball, etc. Des dels balcons es veu l'hort plantat d'arbres fruiters.

Un portal que està a l'altra banda de l'edifici dóna accès al jardí situat al pendís del pujol. Sis trams d'escala, cada una de vuit escalons, duen a dalt del pujol; als costats regalima cap avall aigua fresca entre els tarongers amargs. Al final de l'escala hi ha un safareig. Des de aquí parteixen diversos caminois; alzines i oliveres formen petits boscatges, els xiprers ara s'alcen amunt com piràmides verdes, ara apareixen podats formant bardisses. Darrera de la casa, al peu del pujol, en una petita depressió, hi ha cinc dipòsits grans d'aigua, alimentats per l'aigua que davalla de la muntanya.


Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...