[X]

Monument de Na Burguesa

Como alguno no lo tiene claro y he encontrado una buena reseña del mismo, lo voy a insertar.

Monument de Na Burguesa

En el año 1924, el urbanista y jefe de Obras Públicas Bernat Calvet cedió 10.000 metros cuadrados de terreno en la cima del puig del Caragol para construir el monumento dedicado a Nuestra Señora de la Paz. Las obras no se realizaron, aunque en 1940 se construyó una capillita dedicado al Inmaculado Corazón de María y una pequeña cruz.

La actual configuración proviene del año 1967, cuando se erigió una voluminosa peana de cemento armado, de 22 metros de altura y forma prismática. Recientemente se ha instalado, como coronamiento, una imagen de la Inmaculada Concepción llamada Nuestra Señora de la Paz. La escultura data de 1985 y es obra del artista de Artà Joan Ginard Ferrer, llamado Sarasate (1915-1990). El oratorio actual es un cobertizo abierto, con cubierta de cemento armado, con un ábside cerrado por paredes convergentes que acogen el altar y una imagende la Inmaculada en el centro.

A la izquierda del conjunto de instalaciones, hacia levante, todavía se ven los restos de una cruz de piedra, de la que se puede observar un fuste cilíndrico y algunos peldaños que servían de peana.

Nota mía: Ahora es donde hay un mástil en forma de cruz. Si alguien sabe para qué, que lo diga.


Raixa

Voy a publicar un artículo que no es de cosecha propia, pero sí de un personaje muy cercano a los mallorquines, el archiduque Luís Salvador, por lo que ha significado para la historia más reciente de Mallorca. Se trata de una parte de la descripción que hace de la posesión de Raixa, en el Libro III de Mallorca, Parte Especial.

Raixa

La casa de Raixa està situada al peu d'una suau elevació, en gran part ocupada per jardins; i com que es troba una mica més alta que la plana, domina en part el camp de l'entorn. Tot d'una a la entrada hi ha una cisterna i en el pati verdeja un lledoner vell. L'edifici no ofereix res de remarcable a l'exterior. Tan sols té un bell vestíbul de deu arcs rodons sostinguts per columnes amb capitells rústics, que s'obre cap a la façana de davant i mira en direcció als turons situats enfront, dividits en bancals i sembrats d'oliveres.

Raixa era en temps dels moros una alquería anomenada Araxa, que en el repartiment general de terres després de la conquesta va correspondre a Ponç Hug, comte d'Empúries. Aquest, l'onze de maig de 1234, la va donar en emfiteusi a Bernat Guillem Sagristà de Girona; llavors va passar a la propietat de les famílies nobles de Sant Martí i Safortesa Tagamanent, i l'any 1620 a la de Despuig, que encara la poseeix i ha esdevingut la seva residència preferida; l'actual propietari és el senyor Tomàs Despuig i Despuig, comte de Montenegro i Montoro.

El museu deu la seva creació al Cardenal Antoni Despuig i Dameto, qui va comprar al pintor escocès Gavin Hamilton (mort a Roma el 1797) una finca prop d'Ariccia d'Albano, on havía hagut un temple dedicat per Domicià a la nimfa Egeria, per l'excavació del qual Hamilton va gastar diners inútilment. Amb mès sort que el seu antecessor, el cardenal, entre 1787 i 1796, va treure de les ruïnes i fèu sortir a la llum, nombrosos objectes. Aquests, juntament amb d'altres que ell va col.leccionar durant la seva estada a Itàlia, formen el patrimoni de l'actual museu de Raixa.

La col.lecció d'antiguitats està a la planta baixa i tot d'una en entrar es veuen moltes inscripcions llatines collades a la paret. Si hom entra a la sala on estàn exposades les estàtues, veurà a mà dreta el bust del fundador dot d'una al costat de la porta. Entre les estàtues n'hi ha de bastant formoses; cal destacar de manera especial l'estatueta d'un Dionís, registrada amb el nùmero 33, així com les registrades amb els nùmeros 32, 22 i 16. Tambè s'i pot veure una bella columna d'alabastre oriental.

Darrera aquesta primera sala, que forma un rectangle, es troba encara una petita estança, on està exposada una col.lecció de petits amulets de bronze. Príaps i bibelots diversos. Alguns gerros antics, un parell d'eriçons de mar petrificats i una Gryphaea de Mallorca, igualment s'hi poden veure algunes armes velles de ferro.

A la mateixa part de l'edifici i també a baix es troben altres sis estances petites; aquestes estàn decorades amb gravats de coure que representen les pintures de la Capilla Sixtina, vistes de Roma, retrats de Paolo Scarpi, Calvin, etc. A l'altra banda de l'entrada, adossat a un petit pati, hi ha una sala formada per tres arcs de mig punt, on estàn exposades algunes estàtues, de les quals la registrada amb el número 7 ès la mès bella. Al costat de la petita capella rococó es mostra la cambra on va viure la beata Catalina Tomàs.

Al pis de dalt hi ha cambres senzilles i una sala mès gran on pengen gravats de coure. Hi ha allí diversos cofres, un dels quals, fet a Mallorca, ès de caoba i tè inscrustacions de fusta de llimoner de Ceilan. Tambés es troben aquí dues arques iguals, de les quals una està incrustada amb ivori, l'altre amb carei, i un gran nombre de retrats de família. Des de el balcó es te una bella vista dels turons. Al costat hi ha dues cambres que es fan servir de dormitori, les parets de les quals estan cobertes de tota mena d'estampes, cartolines de ball, etc. Des dels balcons es veu l'hort plantat d'arbres fruiters.

Un portal que està a l'altra banda de l'edifici dóna accès al jardí situat al pendís del pujol. Sis trams d'escala, cada una de vuit escalons, duen a dalt del pujol; als costats regalima cap avall aigua fresca entre els tarongers amargs. Al final de l'escala hi ha un safareig. Des de aquí parteixen diversos caminois; alzines i oliveres formen petits boscatges, els xiprers ara s'alcen amunt com piràmides verdes, ara apareixen podats formant bardisses. Darrera de la casa, al peu del pujol, en una petita depressió, hi ha cinc dipòsits grans d'aigua, alimentats per l'aigua que davalla de la muntanya.


Raixeta

El sábado salimos a las cuatro de la tarde, teóricamente hacia Santa María, Alaró y ... Ni por aproximación. Después de ratonear por Son Reus y demás fincas colindantes, y probar la eficacia de los vallados eléctricos (funcionan), salimos a la carretera de Sóller. Allí ya se había decidido desviarnos hacia Raixa. Como me da igual uno que veintiuno, pues allá vamos.

El camino de Raixa sale cerca del cruce de Caubet y no tiene pérdida. La casa está cerca, pero no fuimos a verla. Continuamos por camino de carro en ligero ascenso hasta Raixeta, siempre cerca del torrente, llamado de Raixeta o den Colomer.
Las casas de Raixeta están en ruinas y tienen numerosos bloques, con tafona incluida. No he podido encontrar en mi bibliografía ninguna reseña acerca de ellas, excepto que pertenecen a la possessió de Raixa. Entonces supongo que se incluyeron en el lote cuando la compró el Ministerio de Cultura. Hicimos una breve parada para recorrerlas.

A partir de aquí hay que seguir el torrente, más o menos, porque el sendero a veces es difícil de encontrar y los árboles caídos dificultan el paso (sobretodo si lo que transportas es una bicicleta). Pasado este mal trago, con el sendero en ligero ascenso y tras cruzar un portillo, enfilamos ya una pista, desviándonos del torrente para desembocar en el camino de Pastoritx, asfaltado, dirigiéndonos hacia Valldemosssa, después de que nos informara el payés-pastor (payés, porque iba con el tractor; pastor, porque conducía las ovejas a toque de pito), de que no seríamos bien recibidos en las casas.

Bajamos hasta el cruce de la subida de Son Verí, que no es más que un viejo camino de carro con una barrera. Una vez en las casas hay que pasar justo por delante y tomar el Camí vell de Bunyola a Valldemossa, ahora asfaltado. Este antiguo camino, aunque público, no se puede realizar, ya que cruza posesiones que han restringido el paso, al menos para las bicicletas. La primera es l'Alquería d'Avall, propiedad de Maria Rotger Salas, esposa de Gabriel Cañellas. Asciende como camino de carro en muy buen estado hasta lo alto del puig de sa Gubía, donde existe un mirador y un refugio del Fomento de Turismo dedicado a Leandro Ximenis. Desde ese punto continúa hasta las casas de la Muntanya, y desde allí, se dirige hacia el Coll de Raixeta, para bajar directamente hacia Pastoritx, ya en muy mal estado.

Antiguamente cruzaba el torrente por delante de las casas para encaramarse hacia el Serral del Pi y buscar la barrera de Son Verí. Actualmente hay un paso por detrás de las casas, con un tramo común con el Camí de ses Sitjes.

He hecho la mención de este camino ya que se trata de un camino PÚBLICO, y como tal, las restricciones de paso no son comprendidas por la mayoría. Nosotros sólo hicimos una pequeña parte, también conflictiva, ya que es la que pasa por delante de las casas de Son Verí.


Es Pla des Pouet

La salida del sábado fue muy buena. Había interés por hacer una conjunta entre varios grupos de la isla, y al final, nos pudimos juntar con los Toy's, apareciendo Woody y Buzz. Ellos tenían pensado dar unas pedaladas por Valldemossa, donde últimamente están apareciendo cosas nuevas (ver últimas rutas en la página suya y de Pepefz), y nos juntamos, además de conocernos personalmente, ya que aún no habíamos coincidido.

Aprovechando que la subida al Pla des Pouet ha mejorado, empezamos por ahí, subiendo hasta el Coll de Son Gallard y refugio de sa Talaia Vella, volviendo al Pla. Aquí es dónde se varió la ruta original de Woody, que tenía pensado subir por el Pas d'en Miquel (Camí de ses Fontanelles) hasta el mirador y enlazar con el Camí de ses Basses, en bajada. En lugar de eso, se volvió a subir al Coll. He de decir que lo preferí. Mi segunda subida fue mejor que la primera, ya que al empezar directamente desde Valldemossa, no hay metros suficientes para un calentamiento antes de la subida, y lo noto. Desde allí, Camí de s'Arxiduc, (allí ya estaba lanzado) para continuar hasta el Pla dets Aritges y desvío por el Camí de ses Fontanelles y desvío otra vez hacia ses Basses. Junto a la pared cogimos el tramo nuevo en subida (hay que ir a probarlo en bajada), para volver a enlazar otra vez con el que habíamos dejado, cerca del mirador.

Allí se produjo una de las dos averías más importantes del día. Una, por mi culpa. Al querer probar una bici doble, comento que está muy dura de atrás y, al ajustar la presión del amortiguador, lo que hicimos fué vaciarlo completamente. Como no teníamos la bomba adecuada no se pudo llenar, por lo que tuvo que bajar mucho rato a pie al hacer tope constantemente. Cosas de pardillos. La otra se produjo un poco más abajo. Rotura de una patilla de cambio por golpear con una piedra suelta. Tuvo que bajar sin cadena, pero al menos pudo bajar montado. Este último enlace recorrido, entre Basses y Fontanelles, da mucho juego para poder realizar bucles y recorridos circulares por toda esa zona, con lo que la distancia no importa mucho, pero sí el desnivel.

Parece ser que existe otro enlace entre los dos caminos, unos cientos de metros antes de la pared, en una amplia curva a izquierdas, que llega cerca del mirador, y creo que será más corta que la otra, pero no se ha recorrido.

Me encanta este deporte, aunque al nivel que lo practicamos muchos, no pasa de puro entrenemiento, que no entrenamiento. Leí en algún blog, que el buen bikero no sale a entrenar, entrena cuando sale. Cuánta razón tiene. Recorrer caminos en sentido contrario que los solías hacer, descubrir nuevos tramos que te amplían las posibilidades de los recorridos casi de manera exponencial, dejar que la adrenalina te ponga a tono (sin olvidar tus límites, que luego vienen los percances, sobre todo bajando), divertirte con la gente que conoces o acabas de conocer; la verdad, todo eso no tiene precio.


Nota: Se ha modificado la entrada Camins de Valldemossa a raiz de esta salida.


Es Comellar de ses Puces

Hoy martes atípico, por ser fiesta, aunque más atípico fue ayer: lunes de puente (el primero en unos cuantos años, eh jefe), pero, para variar, me llamó el único cliente al que no le podía decir que no.

Después de la salida y la bajada por la torrentera del sábado, el domingo acusé el esfuerzo y me desperté con unos pinchazos en la pierna izquierda, que eran bastante molestos. El lunes remitieron un poco, pero por la noche aún continuaban. Ahí sí que me fastidiaba bastante porque, al no salir con el grupo de Pepefz, que aprovechaban para pasar el día fuera, había quedado con Woody de los Toy's que hacían una salida muy temprano, y tuve que cancelarla.

Hoy me despierto sin pinchazos y he salido a probar. He rodado lento hasta Bunyolí y he subido mucho mejor de lo que esperaba (plato mediano, con un 26, en 26 minutos). Allí he decidido continuar hasta las antenas y, en vista del éxito, seguir; a ver si con un poco de suerte encontraba las gafas. Negativo. He continuado hasta la ermita y allí he decidido bajar por el Camí del Comellar de ses Puces. He de decir que tengo algunas dudas sobre la toponimía exacta de este camino, pero hasta que no se demuestre lo contrario, lo seguiré denominando así. La bajada desde arriba es muy buena. Creo que mucha gente realiza parte entrando por el monumento del Sagrat Cor, con lo que te pierdes la mitad de arriba, que con el camino ancho, sin piedras y lleno de hojarasca, puedes soltarte sin miedo. Al final del bosque tomas un sendero muy marcado (ya lo estaba antes, pero ahora mucho más) debido a que se celebró hace unos años una prueba ciclista y ese tramo se incluyó. Muy técnico y con algunos saltos. Es un descenso que gustará a muchos.

Se puede decir que ha sido un buen día. Sin molestias y, aunque solo, he podido volver a realizar un recorrido que no hacía desde hace mucho tiempo que me ha dejado satisfecho.

Solo y bien solo. Me he encontrado un bikero en el Bunyolí, pero me ha durado poco (los años, el calor, etc...), un excursionista (bon día, bon día) y algo de fauna autóctona (sobre todo moscas).


Es Barrancons

Hoy ha habido una buena salida. Había gente nueva que no conocía, Javi de la Vileta. Con los demás sí había coincidido en algunas ocasiones. Un retirado justo empezar, por una urgencia laboral. El recorrido de la ruta lo podeis ver en la página de Pepe. En principio, me sedujo la idea de enlazar l'Ofre y Comasema por es Barrancons, ya que nunca lo había hecho. Digamos que hasta l'Ofre todo ha ido según el plan previsto y ya conocido. Una vez en el Coll d'en Poma, donde hay instalado un telescopio de monedas para ver el paisaje, aunque ya no funciona, es donde se ha producido la debacle. Nadie conocía el recorrido exacto y, dado que en una excursión anterior se había buscado más adelante infructuosamente, se creía que ese era el punto de partida correcto. Una fita ha acabado de desorientarnos definitivamente. Hemos tirado hacia abajo siguiendo la paret de partió, la cual hemos cruzado y dirigido hacia un collado muy sucio de vegetación, el cual sirve de desagüe natural de esa zona, por lo que la roca se ha convertido en un tobogán peligroso si quieres cruzarlo. Al no poder llegar al final debido a un gran bot, hemos explorado y localizado un paso por las rocas bastante comprometido. Querer pasar las bicicletas por ahí era de locos.

Ladeando la montaña hemos conseguido descender por otros sitios más accesibles. Ha sido ya dentro del bosque cuando hemos desembocado en el camino correcto, del cual se han recorrido unos doscientos metros. Algo es algo. Pero la ruta debía hacerse como se había programado y punto. Entonces para arriba, hacia el Pla de s'Aigo, a través del Coll des Bosc. Éste era el antiguo camino de acceso a Lluc de las localidades de esta zona, como Bunyola, Orient o Alaró. Ahora es una buena pista que te permite subir hasta arriba de una tacada.

Después del Pla el camino pierde definición y se contonea por un roquedal. Solo la parte final conserva el empedrado original. Al llegar a la tuberia de agua tiramos hacia Lloseta a través de los túneles y directos al bar, que ya eran las cinco de la tarde.


La gorda

Como todo esto va de bicis, voy a darle un homenaje a la mía.

Vamos a hacerlo en plan técnico, componente a componente.

Es una bici rígida, nombre técnico: hardtail (cola dura) y no sé cuánto pesa.
Cuadro: No tiene marca. Es de aluminio Oria, de color marroncete. Me lo regaló mi amigo Cristian cuando se compró uno de Kon...
Horquilla: Una Manitou Spyder de las primeras (allá por el 97). De elastómeros y cuatro cms. de recorrido. Me la regaló mi amigo Pedro por un favor que le hice. Gracias a ellos dos sigo pedaleando.
Manillar: Rito, de aluminio. Y además lo recorté un poco. Lo compré en Recambios Martínez.
Potencia: De aluminio.
Dirección: Ahead. Junto con la horquilla y la potencia, del Decathlon.
Cambios: SRAM MRX Comp giratorios de 7 velocidades. Bimont.
Frenos: Manetas Shimano Servo-Wave Action (toma ya). Deore negros con paralelogramo delante y pastilla tricolor. LX detrás. Las manetas vinieron con el cuadro, lo demás lo compré en Bimont.
Pedalier: Bielas Sugino 42-32-22, de 175.
Pedales: De plataforma.
Eje de pedalier: Vete a saber.
Desviador: Shimano Exage. Vino con el cuadro.
Cadena: Kmc. No sabe lo que es un tronchacadenas.
Cambio: Shimano Alivio 8 velocidades.
Piñones: 13-28. Ahora se queda corto (o yo puedo menos). Toda la transmisión me la puso Torres cuando cambié el cuadro.
Ruedas: Delantera. No me acuerdo de la marca. Ya se le ha quitado la pegatina. Lleva buje Shimano Parallax STX 36 radios. Decathlon.
Trasera: Una Xtrem MTB Rígida. 28 radios, con buje TRW. Decathlon.
Cubiertas: Hutchinson Cameleon 1,9" delante y Hutchinson Python 2.0" detrás (la cubierta de cristal). Decathlon.
Sillín: Expedia Selle Italia. Ciclos Jaben.

Vamos, señores. ¿Quién da más?


P.D. Un día de estos pongo una foto.


Es Camí de s'Arxiduc

Ya que ayer no hubo salida por mi parte, por lo de la lluvia, el mono era ya importante, y me he decidido a recorrer al menos parte de la ruta que hicieron. No he visto el track en la página pero, aparte de la zona costera, lo demás lo conocía. Me interesaba ver, ya que había oído comentarios, el estado actual de la subida al Pla des Pouet. El primer tramo no ha cambiado mucho; dónde más se nota la mejoría es en la parte intermedia. Con el último tramo (unos doscientos metros), no se han atrevido.

Lo que no ha mejorado ha sido la tracción de la cubierta. Estaba un poco húmedo y la rueda patinaba hasta en la piedra más irrisoria. O sea que era tramo a pata, tramo montado. Desde luego es una cubierta de secano de todas todas. Le había metido tres kilos en la gasolinera y se ha notado la falta de agarre. Pero era eso o reventar la cámara en la primera piedra. Más o menos se ha repetido la historia hasta el Coll de Son Gallard. Allí he decidido tomar el Camí de s'Arxiduc y no subir al refugio. Cosa de la que después me he arrepentido, todo hay que decirlo. Al salir del bosque y tocar terreno seco ha cambiado todo. He podido montar ya con alguna garantía y no he tenido ningún problema hasta el refugio des Cairats. La bajada es otra historia. Muy limpia y muy inclinada. No creo que pueda hacerla con un 28.

Me he quedado con las ganas de hacer dos cosas: una, subir al refugio, con algunos repechos importantes, según me comentan; y bajar por es Cingles hacia Deià. Lo he hecho a pie y creo recordar que tiene un tramo de sendero espectacular en la parte de arriba.


Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...