[X]

Es Barrancons 2

Después de dos semanas de parón debido a diversos motivos de todo tipo, meterológicos, familiares o personales, que a fin de cuentas, tanto da, se ha retomado la sana costumbre de salir a pedalear los sábados con los compañeros; últimamente en salidas conjuntas con poferos y toys, cuando no se aprovechan las ocasiones para rodar con Xisco de Sa Pobla. En esta ocasión se propuso ya desde el lunes la salida. En este caso se trataba de finalizar una ruta inacabada de infausto recuerdo que quedó incompleta intentando encontrar la bajada del Camí des Barrancons. Este camino lo tenemos en la zona de Alaró y transcurre enteramente por el interior de la posesión de Comasema. El inicio, desde la pista principal de la finca, es inequívoco, porque está señalado con un letrero desde hace muchos años. Lo que no estaba claro era el final, en el Coll d'en Poma, dentro del bosque de l'Ofre, por lo tanto, ha habido que esperar a que alguien lo recorriera para poderlo realizar sin equivocarse.

Ya que había sido una semana intensa de trabajo me encontraba más cansado de lo habitual y hasta había llegado a dudar de que pudiera realizarla completa. Quizás acortando por las tuberías si no me encontrara en buenas condiciones. El viernes me encontré con Wiro para que me entregara la cubierta nueva que le había pedido. Era una Maxxis HighRoller. No es que tuviera una gran idea de cómo se comportaría, pero tenía que cambiarla ya. Sólo había dos medidas y pedí la 2.1 y resulta que es más fina que la 2.0 que llevo delante.

La subida al refugio de Tossals Verds no aporta ninguna novedad; sólo sirve de calentamiento para el tramo posterior. La verdad es que el tramo ciclable después de la subida lo disfruté de pe a pa. Esa cubierta no es que agarre, es que te empuja; y eso me animó a continuar. Antes de llegar al canal de trasvase, en el Coll des Coloms, sucedió el primer imprevisto. Una avería de las buenas. Toda la parte móvil de una bicicleta, cambio y cadena, al carajo, que obligó al dueño a acortar la ruta, acabando casi las existencias de cerveza en la larga espera.

En el impasse de la espera, en la canaleta, me dediqué a probar bicis. Probé la B'Twin nueva en un pequeño tramo de bajada y no me ofreció ninguna garantía; y el dueño opina lo mismo. Además de encontrarla pequeña en talla M. Luego cogí la Stumpjumper y JuanAn me la prestó para ir hasta la Font des Noguer. He de decir sinceramente que me encontré muy cómodo encima. Es un tramo llano sin ninguna dificultad pero no solamente estoy pensando en cambiar para poder bajar mejor sino para ganar sobretodo en comodidad. Me gustaría probar la misma en diferentes terrenos, para tener una comparativa más exacta.

Digo comodidad porque hay algunas rutas más exigentes que llegan a machacar la espalda más de lo aconsejable; aunque ayer no fuera el caso, ya que la sensación que me quedó es que no se sube nunca hasta el agobio, y que los tramos de llaneo superan a los ascensos. Por esto opino que muchos de los datos que podemos acumular sobran. Alguien ha calculado el IBP de la ruta y sale unos 111. ¿Es mucho o es poco? Pues depende de cuánto tardes en realizarla. En nuestro caso, donde estuvimos casi tanto tiempo parados como en marcha, es poco.

Si el tiempo de paradas hubiera sido mucho más corto, seguramente no opinaría lo mismo. Aunque si me hubieran preguntado la hora al finalizar creo que no hubiera dicho que eran más de las dos. Y eran las cuatro y media pasadas.

Más tarde probé la RR 9.2 y es más estable que la B'Twin. No creo que me cueste mucho acomodarme a ella. No la probé en subida pero el dueño me demostró lo que se puede hacer en una larga trialera empedrada y escalonada. Se trata del antiguo camino de l'Ofre que aún no había tomado; siempre seguía por la pista; y la verdad es que se hace duro pero es más gratificante y pude volver a notar el agarre y tracción fenomenal de la goma.


No hay comentarios :

Publicar un comentario en la entrada

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...