[X]

El Galatzó

El sábado se ha realizado una ruta en la zona de Puigpunyent, rodeando parte de la montaña del Galatzó. Fue una de mis rutas propuestas en Nuevas proposiciones, la de Galatzó. Aunque no siguiéramos el itinerario exacto que señalé sí se realizaban los tramos que me faltaban por recorrer y, de rebote, algunos más por la zona de Na Bauçana. El itinerario que se ha borrado del Cosas no hechas: Estellencs es el siguiente: Pas des Cossi fins al Galatzó.

En principio iba a ser una ruta corta y rápida debido a que un miembro de los Toys debía trabajar de tarde; finalizaría sobre la una más o menos. Por eso quedamos a las siete y media en Puigpunyent. Confirmada la asistencia solamente por Juantrans me he presentado a la hora prevista. Además habían llegado Juan, ToniXXL y Bonus, que ha venido desde Palma en bici. Potato no ha venido ni hemos sabido de él; entonces nos hemos ido.

Para empezar, algunos caminos vecinales de Puigpunyent hacia la zona de Conques. Primero asfaltados; después muy interesantes por el interior del bosque. En el final sin salida hay un desvío que se dirige directo hacia la muralla rocosa que hay que salvar a través de un estrecho paso algo complicado si se va solo. Como ya hemos conseguido una altura considerable, el sendero llanea, incluso picando un poco hacia abajo, hacia el Pla de Son Cortey, al que se accede después de desembocar en una pista. Ha sido en este tramo donde se ha caído Bonus, con tan mala pata de golpearse justo en la cicatriz del corte que se produjo con el disco de Mar, y también en una pierna, lo que le ha llevado de mala leche todo el camino.

Ya por la pista principal, hemos llegado a la carretera en unos minutos, y desde allí, por el desvío hasta Galilea. Hoy hemos hecho algo que no solemos hacer nunca, desayunar, aunque fuera por segunda vez. De hecho, solamente han sido unos cafés. Después, al rodear la iglesia, hemos entrado en la pista de baloncesto y allí Joan ha pinchado las dos ruedas de golpe al subir una escalera de piedra. Los llantazos se han oído claramente. Mientras unos jugaban a básquet y futbito con un balón que había por allí, otros reparábamos la bici. Parecía rara sin las dos ruedas. La mía que la había dejado apoyada en una farola se ha caído y se me han desajustado un poco los cambios, provocándome chupadas de cadena. Solo al final he podido ajustarla correctamente.

Después de reparar y comernos unas rampotas sin nombre, flirteo por las trialeras hasta enlazar con la carretera y hacia la izquierda. En cuanto llegas a la principal, en mucho mejor estado, hacia arriba para tomar el desvío a la derecha. Rampas y más rampas, una detrás de otras, y para acabar de condimentarlo, el desvío sin asfaltar con una pendiente considerable en un primer tramo larguísimo, que algunos han hecho de una tirada, que te deja en la Font des Pí, completamente seca a día de hoy. El último tramo ciclable acaba al final de la siguiente rampa, donde empieza el sendero que nos dejará en el Coll des Carniceret, junto a la torre de vigilancia.

En ese punto tenemos varias opciones viables, que no ciclables. La conexión con el Coll d'Estellencs, si es que existe, no recorrida por mí y por tanto no puedo opinar. El sendero que se dirige al Galatzó por la rossaguera, justo enfrente de la torre, no muy recomendable por lo que me han contado, pero que habrá que realizar algún día. El sendero de bajada que se dirige hacia Sa Boal de ses Fonts que podría ser un tramo del Camí del Coll des Carniceret, que enlazaría Son Fortuny y la Font des Pí.

Este ha sido el elegido y es bastante practicable, pero en una curva se me ha trabado la rueda de delante cayéndome al suelo y seguramente he forzado la articulación del pulgar que aún tengo muy dolorido. Otros han caído, ToniXXL, sin consecuencias y, un poco más abajo, Juantrans, sacando la maneta del freno de su sitio. Visto el resultado del vuelo de la Intense, tenía mal pronóstico, pero no ha cejado y ha conseguido meterla de nuevo, frenando de maravilla. La ventaja que le veo a este sistema es que las manetas no se rompen; lo que pasa es que hay que saber encajarlas de nuevo.

Tomeu quería encontrar un enlace en horizontal entre esta bajada y la siguiente subida, la que nos llevaría al Pas de na Sabatera, pero concentrados en la bajada es difícil fijarse en algo que no sea lo que tienes delante, aunque después, sobre el gráfico del GPS, se haya visto que están muy cercanas. Al salir de la fuente Bonus se caído y ha dicho basta. Ha vuelto atrás hacia el Coll d'Estellencs y le he explicado cómo bajar a Puigpunyent directamente, continuando el resto del grupo hacia el Pas de na Sabatera. No es muy larga pero se dejan notar sus efectos.

El tramo de circulación siguiente lo había realizado hace muchos años y no lo recordaba con precisión. La primera parte muy técnica pero superable; la segunda casi llaneo fácil y la tercera, con un poco más de pendiente hacia abajo, no muy difícil. Lo realmente espectacular es el Pas des Cossis, tramo de sendero hacia el Área Recreativa, aunque Tomeu cree que dicho paso está más arriba, en dirección a s'Esclop. Esta cuestión se intentará resolver debidamente. En definitiva, esa bajada es espectacular, nivel experto, pero como hay algunos en el grupo, la han hecho. Es una lástima que no quede constancia gráfica del evento porque valía la pena. También se intentará resolver esa cuestión.

Dado que mi nivel energético estaba casi a cero sabía que la vuelta no iba a ser fácil. Siempre cuesta arriba. A algunos nos ha costado bastante, pero el pundonor ha puesto lo que no podían las piernas. Qué diferente se ven las cosas solamente girando la bicicleta. Ahora bajo, escalones, qué divertido, voy apartando ramas con el casco, derrapo en las curvas. Ahora subo, dos escalones seguidos, otra vez bajarme; las ramas de los h..., que daño hacen; me patinan las ruedas, cómo se gastan las jodidas. Pero claro se gastan bajando, cuando te diviertes, y no te importa.

De esta guisa hemos llegado al Coll d'Estellencs y de ahí pista directa hacia Puigpunyent. Hacía la pera que no pasaba por allí y sigue tan poco adecentada como antes. Al menos la fuente de Sa Muntanya llevaba agua y hemos podido abrevar. A mí los tres litros se me han acabado justo allí, pero eran cerca de las tres de la tarde. Me vendrá bien saberlo para futuras salidas. Lo que está claro es que con este calor y recorridos los que tengan bolsas más pequeñas pueden encontrarse en aprietos si no encuentran repostaje en el camino. Tendrían que comprobar si les caben dos bolsas en la mochila; alguno me ha comentado esta solución.

La pista tiene algunas travesses señalizadas. No lo sabía y me he saltado la primera. La segunda tiene un final donde se han intentado algunas filigranas.
Ya vista la hora que era nos hemos parado a comer un tentempié en Puigpunyent. Evidentemente eran más de la una, hora prevista en un principio condicionada por la asistencia de Potato pero, al no presentarse, hemos podido alargar el horario sin mayores contratiempos.

Comentar que el tema de las calas ha mejorado después de conseguir que salgan los pies con facilidad. Ha sido fácil, simplemente engrasándolos. Lo sé, es de perogrullo, pero yo soy un NOVATO. Si no acordaros de cuando me quedé con los pistones del freno pegados. Hasta tuve que ir a la tienda. O de cuando me hice la primera salida con la horquilla con el rebote al máximo y lo más dura posible. Pijadas una detrás de otra. Ahora voy adquiriendo esa confianza sabiendo que puedo descalar con facilidad aunque noto mucha más diferencia a mejor subiendo que bajando. Bajando suelo utilizar las plataformas, sobretodo en tipos de terreno muy técnicos; en cambio subiendo voy controlando mejor.


No hay comentarios :

Publicar un comentario en la entrada

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...