[X]

Mortitx 1

Debido a que practicamos un deporte en el que dependemos de una máquina, con todas las ventajas que ello conlleva, también nos vemos limitados por ellas. Una de estas limitaciones es el tránsito por ciertos caminos debido a su orografía. No me estoy refiriendo a las limitaciones técnicas de cada uno; cada cual las conoce pero, en el fondo, también sabe si son o no superables, y son también las que más dependen de la máquina que usemos. Las limitaciones físicas son las más difíciles de mejorar, teniendo en cuenta que se trata de una afición y casi ninguno de los que conozco, lo hacemos a nivel competitivo.

Estaba pensando en las limitaciones propias del itinerario, que son prácticamente insalvables. Solamente hay una manera: ir andando. Decía ésto porque nuestra afición, al menos en mi caso, que también comparten la mayoría de los que solemos salir juntos, es más bien el excursionismo. Nos gustan los caminos, pero también salir de ellos y explorar, buscar nuevas combinaciones. Por ello sabemos que estamos perdiendo posibilidades al limitarnos a la bicicleta, aunque en algunos casos también se añaden. Si no, digánselo al grupito que hizo el descenso del Massanella desde el hito.

Hoy precisamente se ha programado una: el ascenso a la Coma d'en Arbona hasta la carretera militar y coronar después el Penyal de Migdía. Muy espectacular. Se ha juntado un buen grupo, hasta con familiares y amigos, y supongo que las críticas serán muy positivas. Desde luego no seremos los primeros que conjuguen tales aficiones y traten de darles salida. Hay otros grupos en la isla muy bien organizados; uno de ellos el Xaragall, de Sa Pobla, con los que he tenido el placer de haber participado en varias salidas, todas en bici. Precisamente la ruta que hicimos ayer fue para recorrer la pista que va desde las casas de Mortitx, pegadas a la carretera, hasta las basses, sobre los acantilados.

Conozcamos antes un poco la finca de Mortitx. Su barrera de acceso está en el kilómetro 11 aproximadamente sobre la carretera Pollença-Lluc (la Ma-10 actual). Enseguida vemos la barrera de las casas. Siguiendo la pista descendemos hacia las viñas y el celler. Son partes diferenciadas. Hace ya muchos años el ICONA compró una parte de la finca (unas 800 Has. sobre 952 Has. del total), casi todo menos las casas y las zonas de cultivo, declarándolas Monte de utilidad pública. Actualmente son propiedad del Govern Balear, gestionados por la Consellería de Medi Ambient, a través del Ibanat (Institut Balear de la Natura).

Esta finca es muy importante por ser un centro de reproducción y nidificación del buitre negro, siendo la única isla del mundo en poseer una colonia de estos animales. Por eso su tránsito está totalmente prohibido en la época de nidificación.

La zona de cultivo es una zona muy preciada en el ámbito agrícola en la isla; desde antiguo se ha sabido que Mortitx es una isla dentro de una isla; posee su propio microclima y produce unos frutos de una calidad excepcional. Antes eran propiedad de una empresa frutera, Fruita Bona, cultivando allí varios tipos de frutales.

Desde hace unos años esta propiedad, que incluye los dos embalses artificiales sobre el Torrent de ses Comes, fué adquirida por una nueva sociedad vinícolaVinyes Mortitx S.L., para elaborar allí unos caldos de calidad, cosa que al parecer han conseguido. Justo al lado de las viñas hay una barrera cerrada con un botador. Al otro lado un gran letrero nos indica las normas que debemos respetar; otro más indica en varios idiomas la peligrosidad del descenso del Torrent de Mortitx, y sobre todo de su último tramo, el Torrent Fondo. Es un torrente muy conocido en los ámbitos de descenso de cañones en todo el país. Y casi diría que es mucho más peligroso el remonte que no el descenso.

Lo que a nosotros nos interesaba era conocer el estado de la pista principal y sus posibles inconvenientes debido al carácter especial de la finca. La primera parte es un paseo sin complicaciones; se trata de un ascenso suave. Antes de empezar la primera cuesta hay unas fitas en el suelo que indican el itinerario hacia el torrente, el cual fuimos a investigar. Al cruzar la torrentera se tapa mucho por la vegetación, que es altísima, hasta el punto de cubrir a una persona. Quedaba la duda de hacia donde se dirigía, aunque quedó claro que ése es el acceso al torrente.

A partir de este punto empieza la primera cuesta seria hasta el embalse. Después viene el ascenso más serio, cementado, hacia el Coll de L'Avanó. El camino no deja de subir pero ahora al menos nos da un respiro. Unos cientos de metros más adelante oímos que se acercaban vehículos, dos tractores, cuyos conductores ni abrieron la boca pero era porque sabían que l'amo que venía detrás nos pararía, como así fue. Era Paco, el mallorquín de Córdoba, que nos leyó la cartilla con mucha educación. Ya que estábamos quisimos enterarnos de cuál era su misión allí. Nos explicó que tenía arrendada la finca para pastoreo y mantiene activas las zonas de cultivo para forraje de los animales (unas doscientas o trescientas cabezas según creo recordar). Nos explicó que él no es el guarda de la finca y que las normas vienen dictadas por el Ibanat, las cuales indican que está prohibido el tránsito de bicicletas por la zona. A pie, y fuera de la época de nidificación, el paso es libre. De hecho nos mostró dónde se encuentra el refugio de Mortitx, que no habíamos visto por estar enclavado en el centro de un denso pinar. Como me he enterado después la zona fue pasto de un incendio y se repobló de pino, brotando y creciendo con gran fuerza hasta el punto de ocultar la casa.

Nos comentó también que todos los dueños de Mortitx que él había conocido eran extranjeros, el actual inglés, y nos introdujo sobre los nuevos negocios del vino, celler incluído. Pero no hubo manera de convencerlo de que nos dejara pasar (tampoco ninguno se lo pedimos abiertamente; aplicamos el método del rodeo y dar pena, pero nada). Eso sí, nos invitó a agua fresca, más bien congelada, que supo a gloria.

Yo por mi parte creía que solamente los forestales del Ibanat tenían voz y voto en ese lugar; ahora sabemos que no y creo que no tenemos porqué poner en compromiso a personas ajenas a nuestra afición si podemos solucionarlo simplemente yendo a pie. Ésta precisamente es otra de las limitaciones a la que nos podemos encontrar al ir en bicicleta: la prohibición de circular en bicicleta, aunque realmente no sepamos exactamente porqué.

Podríamos recitar una serie de cualidades de este vehículo que están en la mente de cualquiera. Ecológico, ya que no precisa de combustible; silencioso, no tiene motor; lento, seguro, universal, etc. Pero parece que estas ventajas solamente tienen que aplicarse en entornos peligrosos para el ciclista. En la ciudad, por ejemplo. ¿Quién se mete hoy en día en bicicleta por las ciudad? Casi nadie. Te la juegas. En rutas cicloturistas, que son carreteritas asfaltadas donde la única limitación que le pones a un vehículo es una señal de 40 y una de bicis. Eso no te asegura nada y un choque podría tener consecuencias fatales. En carreteras normales, donde la velocidad del vehículo es mucho mayor, ya ni te cuento.

En cambio, en entornos más favorables, como pueden ser caminos de montaña donde no hay circulación motorizada, allí está prohibido. En toda la red de caminos restaurados y señalizados por el Consell así está marcado, otra cosa es que se haga respetar y se respete.

Si atendemos a las noticias de los periódicos respecto a intervenciones de equipos de rescate en montaña, y que son muchos, ya que intervienen Cruz Roja, Bomberos, GREIM (Guardia Civil), helicópteros, Policía Local, voluntarios, etc, vemos y comprobamos que el senderismo o el descenso de torrentes es muchísimo más peligroso que el MTB. Y no he oído a nadie decir que lo va a prohibir. En cambio el letrero en el inicio del Camí vell de Lluc en Caimari prohíbe expresamente (aunque en un dibujito muy pequeño) el paso de las bicicletas.

Si en Mortitx pueden circular vehículos agrícolas y todoterrenos de las dimensiones que vimos ayer, con todo el nivel sonoro y la contaminación que producen, digo yo que que cinco bicicletas de montaña no pueden ser mucho peor.

Si me lo quieren explicar...


1 comentario :

juan antonio dijo...

Muy buena exposición. Tal cual se le podía enviar a la consellería de medio ambiente en forma de interrogante. Por la ruta de la piedra, en un tiempo pasaban burros y carros, y hoy prohíben las bicis,si bien hay cierta tolerancia.

Saludos.
Juan Antonio

Publicar un comentario en la entrada

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...