[X]

Puig de Son Seguí

No se había hablado mucho sobre las salidas de Semana Santa pero con unos cuantos mensajes en la lista han salido varias rutillas interesantes. La primera, una corta hacia Pòrtol, que quién más quien menos tiene compromisos ineludibles a la hora de la comida. La segunda, propuesta por Pepefz, incluye una visita al Racó d'en Barona con ascensión al Puig del Vent, rodeando la Coa de sa Rata para salir por Biniforani vía Pas de sa Fesa. Es físicamente comprometida, para decirlo finamente. La tercera se me ocurrió tras conocer las variadas posibilidades de los recorridos del Arxiduc por sus antiguas posesiones. Ya la semana investigué por mi cuenta algunos de ellos; también porque me perdí algunas rutas de mis compañeros por esos lares. De todas maneras me sorprendió verla expuesta en la página de los Toys; solamente era una idea.

Esta de Pòrtol me iba a venir muy bien ya que tiene poco desnivel. No había dormido gran cosa esta semana y había ido acumulando el cansancio por lo que no estaba en gran forma. La gente se empezó a apuntar en masa; al final hemos sido catorce y, como suele pasar cuando el número aumenta, lo hace también la pardalería en la misma proporción. Nadie parecía tomar el mando e íbamos tira tira. Primero por la calle principal de Sa Cabaneta para desviarnos por la calle de la Costa d'en Mas, donde el fumigado, y empalmar con el Camí de sa Cimentera a mano derecha. Cruzamos el Camí del Albelló, que también viene del pueblo y giramos a mano izquierda hasta la última casa con el bosque a un tiro de piedra pero hay que atravesar el sembrado para llegar hasta los árboles.

Una vez allí hemos pillado ya el sendero conocido de bajada donde he disfrutado mucho más que la primera vez. Reagrupamiento en el salto, o lo que queda de él. Parece que ha habido sabotaje humano; los troncos que lo aguantan bailan por todos lados sin el soporte de los bloques de obra que están tirados por doquier. Un poco de manualidades lo han dejado mínimamente estable y algunos no han podido resistir a la tentación de testearlo.

Desde ese punto sale otra bajada al otro lado de la pared. Entendí mal a Tomeu que se metió por allí y me fuí hacia abajo mientras él se iba hacia arriba para saltar. Llegué al Camí del Jardí d'en Ferrer solo y sin ver a nadie. Dudé entre volver atrás por donde había venido pero continué por el asfalto donde me encontré a otros que también habían bajado por el otro lado. Después de un rato llegaron los demás y volvimos a subir hacia el salto, volviendo a bajar por donde lo había hecho por primera vez pero en cuanto tocamos la pista ensanchada volvemos hacia arriba para volver a bajar hasta el asfalto. A los pocos metros en dirección autopista cogemos otra pista en ascenso para volver a coronar. Acabamos en un sembrado para buscar la pared seca y adentrarnos otra vez en el bosque. Es la parte más salvaje por los árboles caídos y la falta de mantenimiento. Le sigue un descenso un poco más radical que el anterior (el antiguo descenso de Pòrtol, según Angelinox) que me ha salido redondo. El sendero acaba en una caseta con unos cortados en la pared donde han vuelto a practicar vuelo libre los más atrevidos sin más percances que un reventón.

Una vez en el camino asfaltado solamente hay que tomar alguno transversal para pillar la carretera para hacer unos doscientos metros a la derecha, hasta la curva, tomando el camino de la izquierda y girar otra vez a la izquierda en el Camí d'Olessa. En realidad este camino es el que hemos tomado desde el primer momento, en el mismo aparcamiento frente al supermercado. Se trata de la antigua vía de acceso a Son Seguí, una de las más importantes posesiones de Santa María, desde Es Figueral. Su trazado sigue la calle principal de Sa Cabaneta, el Carrer Major. El tramo hasta enlazar con la carretera no lo tengo aún localizado.

Este camino lo seguimos hasta que nos desviamos de él atravesando la pared seca para ir en paralelo a ella por un sendero hasta la intersección con una pista que sube hasta desembocar en la pista más ancha que enlaza Son Seguí con la ermita. Lo único que hemos hecho es salir del camino para continuar en línea recta y no llegar a las casas. Hasta la ermita nos hemos dirigido aunque hemos llegado primero a la torre de vigilancia. Hay un prado cerca desde donde se puede acceder a una zona de descenso semipreparado que era uno de los puntos de interés de la ruta. Unos cuantos nos hemos quedado arriba. Yo, en cuanto he probado la hierba, no he querido moverme, y como además ha coincidido con que ha salido el solecito, pues que casi me quedo tieso. Pero tras esperar durante un buen rato nos íbamos quedando fríos por lo que hemos decidido seguir la ruta. Los Sancho nos habían dejado hacía unos minutos.

Lo previsto era la bajada por el sendero de la ermita. El recinto está cerrado pero en contadas ocasiones se puede acceder pidiendo permiso a la propiedad. Éste es el que hice la primera vez que estuve por allí. Llega abajo muy cerca del inicio de la pista de subida, aunque en esta ocasión hemos girado a la derecha para enfilar hacia el llogaret de Ses Coves. Allí giramos a la derecha para acceder a un valle escondido tras el Puig de Santa Eugènia. En el siguiente cruce toca ir a la izquierda. Hay numerosas parcelaciones y hay que estar atentos a un sendero paralelo a una pared que nos llevará a lo alto. Es casi ciclable hasta arriba.

El cristo esperado no es tal. Una cruz con un corazón por un lado y un planfleto franquista por otro con algunas inscripciones rodeando la peana. Aunque la altura no es considerable las vistas abarcaban gran parte del Pla, el Raiguer y toda la sierra ayudado también por la gran claridad del día.

Sendero muy rápido hasta el pueblo donde hemos ido al bar de la plaza del ayuntamiento aunque ya, por la hora que era, resignados a que no aparecería nadie. Por tanto, después de la cerveza de rigor, hemos vuelto por donde habíamos venido, es decir, el camino directo desde Ses Coves hasta Pòrtol, con algún pequeño lapsus de orientación incluído. He llegado el último al parkin del Mercadona confirmando las previsiones iniciales que tenía al empezar. Muy pesadote y lastrado, y es que la semana ha pasado factura. Pero en los descensos las sensaciones han sido muy buenas; no es que en las subidas lo haya pasado muy mal, simplemente es que mi nivel en general ha sido bajo.


No hay comentarios :

Publicar un comentario en la entrada

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...