[X]

Fallida

La semana pasada había quedado con Xisco para unirme a su salida por los alrededores de Mancor. A veces lo hacemos a nivel de grupos, pero en este caso era a nivel particular. Me pareció bien aprovechar esta ruta para dar un respiro a Juan y ver si se acaba de recuperar del cifostio del Galatzó. Evalué las posibilidades y propuse realizar la subida por el camino de Biniarroi ya que la última vez que estuve encontré la barrera de abajo abierta, y así evitar el asfalto de la pista directa. Además ese día encontré el caminito de enlace entre una pista y otra que te deja casi en la entrada de sa Font Garrover. Que se hiciera o no estaba por decidir pero ya el jueves le dije que iría y quedamos en un punto neutral, a medio camino.

Por eso no podía ir a cualquier otra que se programara, fuera la que fuera. Finalmente fue una ascensión al Teix empezando desde Sóller y vuelta por el GR. La primera parte me parecía muy bien, empezando tranquilos por la pista de cemento hasta la intersección con el Camí de Castelló, donde se gira a la izquierda, para desviarse rápidamente a la derecha, directos hacia el Racó d'en Barona (no confundir con el Pas d'en Barona; eso está enfrente, en el Puig de Bàlitx). La pista, que acababa en unos olivares, se continuó hasta bastante más arriba teniendo que realizarse unas grandes obras en forma de enormes muros de soporte. Ni que decir que fueron denunciadas pero la multa fue ridícula y ante la evidencia de los hechos consumados, así han quedado. Desde luego se tiene que estar seguro de sus beneficios para acometer unas obras de esta envergadura y de su carestía, que no tiene que haber sido poca. Yo nunca he pasado por ellas, que no es lo mismo que decir que no he pasado por allí, porque cuando lo hice ese camino era un simple sendero.

Después queda un tramo en el que suelo disfrutar bastante, por los camins de metre y...bueno, bueno, pero centrémonos; yo no fuí a esa ruta, entonces tampoco hace falta que la relate, eso ya lo ha hecho Tomeu en su página. Lo que quería decir es que la subida es lo que me parecía lo mejor de ella, ya que la parte off road del Puig del Vent hacia Sa Galera pudiera ser que no la disfrutara. La bajada desde el coll por la vertiente del mar hacia el Bosc de Can Prohom seguro que no. Pero bien, opinaré con más conocimiento de causa cuando la haga, que la haré, al menos en ese sentido, que es cuesta abajo el tramo jodido.

Estoy casi al final de la página y aún no he contado nada de mi salida. Hombre, es que si no hubo poca cosa se puede contar. Empezó a llover justo en el momento de salir y esto es lo peor que puede pasarle a muchos. Cierto es que íbamos a treinta kilómetros de distancia y pudiera ser que las cosas fueran muy diferentes allí, pero una llamada de Xisco anunciando la anulación por mal tiempo me confirmaron mis peores presagios, aunque después el tiempo mejoró bastante, pero la decisión ya estaba tomada y no hay más vuelta de hoja. Así que nos quedamos en casita viendo llover, como quién dice.

Por la tarde, ya de tarde, colgaron las fotos y solamente aparecía un participante ya que el segundo estaba haciendo la foto, como es de suponer. Lo primero que pensé es que todos los apuntados se habían rajado. Tampoco es que hubiera muchos así que la proporción de desertores me cuadraba. Más tarde llegó la mala noticia, Jromán y Genius habían tenido un accidente de circulación cuando se dirigían al punto de partida. No hubo daños personales, la carrocería se llevó todo el golpe, pero dada la particularidad del caso puede ir para largo. Esperemos que no.

Parecía que el domingo mejoraría el tiempo y se preveía una salidita. Así fue, y es más, ha habido varias, o sea, que la gente se ha podido distribuir como mejor le haya convenido. Por mi parte, a Bunyola con Xavi y Juantrans. También ha venido Tolo y Juan. Aún no había visto la bici nueva de Xavi, una Spe Enduro de la que solamente habla maravillas.

Había overbooking de bikeros en el párkin a esa hora que llegaban en coche y de más gente que venía rodando. Otros subían en furgo para tirarse a romper. De todo tipo había. Éramos muchos, pero después de partir no hemos visto a nadie por allá arriba. En la subida Tolo se iba quedando y en la barrera del comellar quería abandonar pero no le hemos dejado y ha ido completando las etapas cada vez con menos quejas. Y sobretodo en las bajadas no le he oido quejarse en absoluto. Hemos hecho unas cuantas; la primera desde la pista del Penyal hasta Cas Garriguer. Es una trilalera con un tramo técnico muy exigente donde la pericia y la audacia toman un papel relevante. Después por la pista es soltar el freno y para abajo. Por allí ya he ido viendo que no iba a disfrutar mucho en esos terrenos debido a la humedad del suelo. Eso mismo se ha repetido en el tramo del bosque encantado. En la Coma d'en Buscante un poco menos.

Me ha dicho Juantrans que él sí ha hecho la bajada desde el Puig de n'Eimeric pero que estaba muy sucia y sin marcas, aunque sigo pensando que viendo el reportaje fotográfico que tengo sacas una conclusión diferente pero sé que puede engañar bastante. A partir de allí solamente quedaba bajar a Bunyola pero antes he tenido que cambiar la cámara de atrás por pinchazo. Me había ido a rodear la casa de Cas Bergantet por detrás porque me habían dicho que había un sendero que salía a la barrera de entrada pero no lo he visto y he tenido que pasar por la piscina. No habían llegado aún y estaba dando vueltas por la explanada sin darme cuenta de que llevaba la cubierta por los suelos. No pasa nada, cambiar y listos.

Eran las doce cuando hemos llegado a los coches, bastante pronto, desde luego mucho más de lo que es habitual en una salida semanal, pero ya se sabe que las del domingo suelen ser bastante más suaves. La premura de tiempo así lo obliga. Y parece que ha sido la tónica de todos los que estábamos por allí; en la estación transformadora hemos encontrado un grupo numeroso que se iba y el aparcamiento ya estaba vacío.

Y fin.


No hay comentarios :

Publicar un comentario en la entrada

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...