[X]

Domingo de Ramos

El sábado como que me daba pereza ir a saludar al Tito Jou entre una cosa y otra. Que si he salido dos días seguidos, que si llueve o deja de llover y eso en el Barranc puede ser criminal, que mejor dejarlo para el domingo que seguro algunos saldrán. Y por si esto no fuera poco venía de una comida familiar del viernes y después no suelo cenar mucho, con lo que se daban todos los ingredientes para que no me presentara. Y no me presenté, e hice bien, visto lo visto.

Mientras por la lista se iban gestando ideas para el domingo, la que más posibilidades tenía de prosperar era una ruta por la Comuna de Bunyola y tengo que hacer un esfuerzo para que empiece a apetecerme. En fin, lo voy dejando pasar sin meter baza por aquello de esperar a última (más bien a primerísima) hora para decidirme. Mientras, tras un sábado sin hacer nada (si exceptuamos las visitas a unos grandes almacenes) me voy sintiendo más y más perezoso y no me veo con ganas de que me vayan esperando por todos lados. O sea que llega el domingo y los otros se van y yo decido salir un rato por Na Burguesa por aquello de que es lo que más cerca tenemos. Como no quiero estar mucho tiempo fuera me acerco con la furgoneta a Son Dureta y cuando paso por la rotonda veo a Rafa de BttersMallorca al parecer esperando a alguien. Hombre, si me presento puede que me pueda acoplar según la ruta que tuvieran planeada; desde luego si es como la última mejor me quedo en casa. En eso que me pasan por detrás y cuando quiero darme cuenta los he perdido en la urbanización. Además empieza a llover y me guarezco debajo de un puente esperando que escampe.

No tarda mucho en parar y sigo con mi plan original. Me encamino hacia el monumento y afronto la subida de asfalto como mejor puedo. Desde luego empezar con el calentamiento allí no puede ser bueno pero como es un itinerario harto conocido pues se supera con más o menos dificultad. Tras un rato de descanso obligado arriba sigo con mi peregrinación hacia el Coll des Pastors. Lo que es seguro es que llegaré. Allí me como lo único que llevaba, una naranja, y me voy pista abajo a buscar una variante que espero pueda reportar alguna sorpresa.

Lo primero que encontré fue un buen llantazo atrás; voy a liquidar la Larsen ya! Después la pista del desvío. Fui recorriendo la ladera de la montaña justo en la vertiente que está enfrente de la Cova des Marbre y a su misma altura. Se encuentra en buenas condiciones pero muy sucia, se ve que no tiene circulación. Acaba cuando se empieza a atisbar la bajada pero es imposible seguir, al menos con una bicicleta y en pantalones cortos, el sotobosque es muy espeso. No me queda más que volver atrás por donde he venido, no tengo ni tiempo ni fuerzas para más. Es sorprendente lo que unos días de vacaciones pueden provocarte en el cuerpo. Por eso cuando más tarde vi los correos anunciando la ruta prevista para el lunes me deprimí aún más, imposible hacerla. Ni siquiera la opción de algunos de quedarse por los alrededores me parecía factible, si acaso esperar y decidir en el último momento. Tenía otras posibilidades con otra gente pero en mi estado he preferido ni siquiera plantearlas.

Al final he salido un rato por la tarde pero a rodar plano, ida y vuelta, y sin forzar, y ya me ha bastado. O sea que la cosa ha ido a menos. Bien el jueves y el viernes pero después ya cuesta abajo, como la de hoy, una salida de risa, de carril bici, vamos. No he podido probar en condiciones que tal va de agarre y tracción la cubierta que llevaba delante, lo dejaremos para una próxima ocasión.

El próximo sábado parte de la peña se va a una carrera-enduro-festivalera a la península y puede que no haya salida oficial; yo tampoco estaré operativo. Ya miraré de hacer algo nuevo el domingo.


Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...