[X]

Sencillos consejos que a veces se nos olvidan (III)

Consejos para gozar plenamente de tu nueva Rockrider de doble suspensión

Mantenimiento: las bicis doble suspensión son un poco más complicadas técnicamente que las «hardtails». Los consejos siguientes te ayudarán a mantener y conservar tu Rockrider en perfecto estado durante muchos años de utilización.

Lavado: los rodamientos no aprecian demasiado los chorros de agua. Tras cada utilización lava bien tu bici con una esponja y un chorro de agua de baja presión. No dirijas el chorro de agua directamente sobre los rodamientos (juego de dirección, caja de pedalier, rodamientos de suspensión, bujes) ni tampoco las juntas (horquilla, bujes) Utiliza jabón, agua y un trapo para secarla. No esperes a que el barro se seque para lavarlo, será más difícil de eliminar y puedes dañar las juntas de las suspensiones. Cuanto más rápidamente laves la bici después de cada salida, mucho mejor.

Se aconseja hacer el mantenimiento de la transmisión de tu bici regularmente. Cuanto más barro o arena tenga el terreno sobre el cual tienes costumbre de circular, más elevada tendrá que ser la frecuencia de mantenimiento. Desengrasa primero tu transmisión (cadena, casetes, platos) con un desengrasante, límpiala bien con agua y un trapo y déjala secar. A continuación engrasa la cadena haciéndola girar. Finalmente seca el exceso de aceite.

Grasa y aceite: espera que la bici esté bien seca tras el lavado para engrasar y lubricarla. En el manual general Decathlon, encontrarás los puntos donde se debe engrasar y lubricar. Para tu Rockrider doble suspensión te aconsejamos añadir un poco de grasa en la tija del amortiguador y en las barras de la horquilla. Para esto, limpia bien la horquilla y el amortiguador con un trapo suave, pon un poco de grasa en el exterior de las barras, desinfla las suspensiones y húndelas dos o tres veces para que la grasa penetre en las botellas. Infla de nuevo a tus presiones preferidas y … ¡a rodar!

Transporte: No existe ninguna razón para que tu Rockrider no se vaya de vacaciones contigo. Solo es preciso tener un mínimo de precauciones antes de meterla en el avión o en el maletero de tu coche. Retira las ruedas (coloca la transmisión en piñón pequeño y plato grande para una mayor facilidad). Desinfla los neumáticos (obligatorio para el avión, pero también te ocupará menos en el coche). Los puntos a proteger especialmente son los discos, los platos y la pata de cambio trasero.

Si no tienes una maleta rígida, te aconsejo desmontar los discos de frenos y proteger la patilla del cambio. Si metes tu Rockrider en el maletero de tu coche, intenta no colocarla debajo de todas tus cosas, vale más colocarla verticalmente al lado de las maletas. También te aconsejamos envolverla en una bolsa de plástico (por ejemplo una bolsa de basura negra) para proteger tus cosas de la grasa de la bici y tu bici de las miradas indiscretas.

Frenos de discos: tu Rockrider está equipado de frenos de discos. Tómate el tiempo de leer con atención al manual del fabricante. Los frenos de disco necesitan un rodaje, tus primeras frenadas deberán ser suaves y progresivas. Tras treinta o cuarenta frenadas, tu bici deberá encontrar su potencia normal. A veces, tras las primeras salidas, es necesario reajustarlos. Tómate el tiempo que sea necesario, es preferible tardar un cuarto de hora que salir con frenos mal ajustados que no frenan, que frotan o que hacen ruido.

Un último consejo, si haces una larga bajada, ten cuidado de no tocar los discos al llegar abajo, se habrán calentado y podrías quemarte. Si debes ajustarlos o has pinchado o tienes que tocar algo en la bici, dejar enfriar los discos antes de acercarte.


Lubricación de la suspensión trasera cuadro NEUF

¿Ruido?
Se pueden constatar problemas de ruidos parásitos en bicis doble suspensión cuando la bici se utiliza con frecuencia en condiciones húmedas y es lavada con chorros de agua de alta presión.

¿Porqué se produce esto?
La grasa de los pivotes del amortiguador es expulsada por el lavado.

¿Qué se puede hacer?
Corto plazo: Re-lubricar los pivotes del amortiguador con una bomba de lubricante.
Largo plazo: Re-engrasar correctamente los pivotes del amortiguador y de la suspensión.

Las herramientas necesarias:
-2 llaves BTR de 5mm
-1 llave BTR de 8mm
-grasa clásica no agresiva para juntas de los rodamientos
-Un macillo de plástico

Etapa 1: Engrase de los pivotes del amortiguador.

Desmonta los pivotes del amortiguador. Hay que engrasar los dos ejes además de las superficies de los anillos del amortiguador en contacto con las arandelas de la bieleta. También se aconseja engrasar entre las arandelas y la bieleta así como la unión entre el triángulo trasero y la bieleta. Verificar que las arandelas insertadas en la bieleta giran correctamente.

Monta de nuevo los ejes y aprieta los tornillos delantero y trasero. Es necesario respetar un par de apriete de 8NM. Se aconseja una aplicación de un pegamento ligero sobre las roscas para evitar un aflojamiento.

Etapa 2: Engrase de los pivotes triángulo trasero.
1. Desmonta los platos y bielas
2. Afloja el tornillo entre los dos pivotes con una llave BTR de 5mm y una llave BTR de 8mm
3. Retira los pivotes con un macillo
4. Engrasa las superficies del pivote en contacto con los rodamientos del triángulo trasero y el cilindro de la excéntrica
5. Engrasa las superficies del cilindro de la excéntrica en contacto con los pivotes.
6. Monta los pivotes y los tornillos. Aprieta el tornillo a 15NM. Cuidado con no aplastar el triángulo trasero durante el apriete. La entrada de los pivotes en los rodamientos y la excéntrica no debe ser frenada
7. Monta los platos y bielas.

NB: La práctica del BTT en condiciones de mucho barro y el lavado de la bici con agua de alta presión asociado a productos de limpieza agresivos hará necesario un engrase regular de los pivotes de la suspensión.


Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...