[X]

Tal día fa un any...

Era como un mini regreso desde el lado tranquilo del mtb y que mejor que una ruta sencilla y sobretodo sin desnivel, como la quedada de los Llucmabike en su segunda edición con un buen puñado de bikeros de la isla con asistencia confirmada. Y era perfecta para uno que llevaba dos semanas sin tocar pedales mientras el cuadro reparado reposaba encima de un armario. Faltaba montar una cubierta nueva que tenía, al hacerlo me doy cuenta de que está pinchada y al desmontarla veo que es el mismo problema que tuve hace un tiempo, rajada de la cámara cerca de la válvula. No tengo fondo de recambio y le meto cinta de carrocero. Si a algunos les va bien la cinta aislante a mí me irá bien ésta.

Regulo la presión de la horquilla con un poco más de negativa que de positiva para dejarla en ciento treinta milímetros justos y centrado de frenos. La cosa se va apañando. Meto las ruedas y monto la cadena, al final paso de limpiarla antes de ir a rodar por la arena, lo haré a la vuelta. El cambio de platos no va fino, es más, cuesta un huevo bajar la palanca. Quito la tapa del cambio, desmonto las fundas, engraso el cable y el mecanismo y parece que ya va mejor pero el cambio siempre me queda descentrado con lo que la cadena roza un poco según el piñón que pongas. Toco tornillos, aprieto tensores y siempre queda igual y además al girar los pedales la cadena va a trompicones. ¿Qué pasa aquí?. Tampoco consigo enroscar del todo el pedal derecho (forcé la rosca para poder sacarlo) y además queda en ángulo respecto a la biela. Monto el sillín y a ojo me parece que no queda horizontal. Decido salir a probar el conjunto el viernes tarde no sea que aún tenga alguna desafortunada sorpresa el sábado.

Ruedo hacia el Paseo Marítimo y tengo que ir parando a ratos para retocar casi todo. El sillín apunta hacia arriba y no puedo darle más rosca al tornillo, hasta que me doy cuenta de que llevo la tija al revés. Lo desmonto todo para girarla y el asiento queda perfecto. El pie derecho va angulado respecto a la biela y corrijo el desvío ajustando la cala. La cadena sigue rozando con el desviador y eso no puedo corregirlo sobre la marcha pero aparte del ruido no parece afectar demasiado al pedaleo. Por lo demás, se puede ir tirando. Me acerco hasta el bar de encuentro de la peña y pillo a Albert que ya se iba. Quería saludar a los que no iban a ir a la quedada y tenía que encontrar transporte pero ya lo buscaré más tarde. Me cruzo con Pepefz y charlamos un poco de su lesión. Tranquilos fans, no ha sido un infarto como me comentó alguno pero por ahora lo va a mantener apartado de la bici.

Como parece que todo funciona (más o menos) como es debido me despreocupo del asunto hasta el día siguiente. Tomeu se ha ofrecido a llevarme al punto de salida y hacia allá que nos vamos y casi somos los primeros en aparecer por la plaza pero al poco se va llenando de bullicio mientras se congrega la peña. Nos da tiempo para charlar un rato entre nosotros y ver bicis antes de la foto oficial para salir directos hacia la playa.

Dos metros duró en marcha la bici de Carlos, cadena partida. Quedamos Juan y yo con él y perdemos el grupo hasta llegar a la primera pared, solamente algún rezagado nos fuimos encontrando por el camino. Lo que no sabía es que eso sería la tónica de la jornada, de ayudante de coche escoba. Siempre había algún compañero llucmajorer que estaba al tanto de las incidencias y preguntando si todo iba bien. Algún pinchazo y el primer abandono sucedieron en esa zona. Un chaval al que le saltó la válvula de cuajo, quería seguir pero le conminamos a que volviera, una cámara nueva le hubiera durado minutos.

Mientras yo seguía haciendo la goma por ahí atrás, empalmaba con el grupo en algún reagrupamiento pero ya en Vallgornera volvía a estar en el furgón de cola con un bou que me iba contando algún plan venidero. Carlos rompe la patilla y eso nos retrasa aún más. Deseaba estar metido en medio del pelotón que veía ahí a lo lejos para no comerme el viento en contra que nos estaba fustigando.

Ya agrupados en el borde del acantilado disfrutamos de las vistas mientras la gente aprovechaba para comer algo y hacerse fotos. Estábamos a mitad de la ruta y nos quedaba la parte más divertida, la zona de costa hasta Cala Pí. Hay embozo en el paso de las paredes y la gente va saliendo mientras va pasando. Solo me faltaba ir de los últimos para abrir la cadena, menos mal que estaba Mónic por allí porque no acertaba a enganchar los eslabones. Solamente puedo decir que después de esa reparación la bici rodaba mucho mejor y no volvió a caerse la cadena del plato ninguna vez más. Me acomodé con el grupo de cola hasta Cala Pí donde no pasamos por la zona más rocosa para no llegar aún más tarde. En la cala hubo espera para agrupar y al mismo tiempo que algunos volvieron directamente a Llucmajor los demás continuamos la ruta prevista, pero ya cada uno más a su bola. Yo prácticamente no vi a nadie más, aparte de los que venían conmigo, hasta el bar.

Desde aquí felicitar a los organizadores porque el grupo al completo se ha desvivido por ayudar y marcar territorio; no se como lo hicieron por delante pero por detrás, chapeau.

Hay crónicas, fotos y videos en las páginas de Llucmabike, Toys, Webbalear, Bous, Maifren, a Pedals, Rutes de Tramuntana y alguna otra. Seguro que en facebook circulan también aunque ahí ya no llego. Había un grupito de Algaida, los Algaidimonis, que se mueven en ese terreno. No los conocía como tal pero si a alguno de sus miembros.


Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...