[X]

Así da gusto

Me acosté el viernes con la idea de dar una vuelta por la Comuna de Bunyola pero cuando me levanté había cambiado de idea, la Mola de Son Pacs me parecía mejor opción, y no me equivoqué.

Nada de coches, saldríamos en bici desde casa, tampoco íbamos a ir tan lejos. Nos vimos un poco más tarde de lo que quedamos en un principio debido a un retraso mío sin importancia, pero no se iba a ir sin el guía. Nos fuimos rodando hacia el hospital Son Espases donde habrá que esperar a que acaben las obras del puente nuevo para volver a tener continuidad en el carril bici. Llegamos al Parc Bit y cogemos el camino que nos lleva hasta Ses Rotgetes donde no nos queda más remedio que volver a salir a la carretera ya que el día que fui a investigar por las alturas de la urbanización no encontré por donde meterme aunque es muy probable que exista paso al menos hasta Son Bauzà. Es un tema que queda pendiente para otras fechas de momento nos fuimos a Esporles por carretera.

Hacíamos cábalas sobre cuando empezaría a llover, la previsión era de que lo haría a las nueve y eso pasó más o menos aunque lo que cayó no llegó a pasar de ligera llovizna, cuando llegamos a Son Cabaspre prácticamente estaba seco. Sudé la gota gorda hasta llegar al Coll de sa Basseta, había mucha humedad en el ambiente y gracias que refrescó bastante a partir de allí cuando empezamos el pateo, el interesante paseo hasta el Pas de Son Cabaspre, uno de esos itinerarios de los que piensas que vas al contrario de lo que deberías. Sigue subiendo después de pasar la pared pero ya se puede empezar a montar, y eso hicimos, aunque las piedras mojadas no ayudaban mucho que digamos, pero el fresco que hacía por allí nos revivió un poco.

Cruzamos la mola, esta vez no hubo paseo hasta la cima, y nos fuimos directos hacia el Puig des Boixos, más que nada porque ya teníamos hambre y queríamos comer ya. El cielo se había abierto y pudimos hacerlo al calor del sol, estábamos en la cumbre de la ruta y empezaba una parte totalmente distinta. Pisteo hasta los aljibes, con fotos de rigor, y desvío por el portillo. No me acordaba de lo bueno que era ese tramo, qué pasada. Y el camino ancho, memorable. Que corto que se hace en ese sentido, en pocos minutos estábamos en el Estret, aunque yendo con Carlos siempre hay que contar con esos tiempos muertos en los que va retratando todo lo que encuentra interesante, ya sea persona, animal o cosa.

No sabía que hora era ni me importaba cuando comenzamos a subir el asfalto hacia Pastoritx. Cerca de la barrera bajó alguien con un vehículo pero no nos dijo nada y pudimos seguir sin problemas. Desvío por la pista hasta el torrente por donde continuamos a su vera por un tramo de camino empedrado que parece morir en su cauce. A partir de ese punto hay que seguir el sendero que parece haber sido limpiado entre el carrizo por lo que es bastante practicable. Nos entretuvimos en un paso donde en un primer momento nos arrugamos pero que después de varios intentos logramos pasar. Es lo que tiene no ir a machete. Alguno me ha pedido que le guíe por la zona y de cada vez estaba más convencido de que estábamos haciendo el recorrido en el sentido correcto ya que en un principio pensé en recorrerla en sentido contrario. Lo único que no me gusta tanto es el tramo de asfalto inicial pero puede que surja alguna alternativa que lo haga menguar, aunque se tendrá que investigar anticipadamente.

Como esperaba ya no hay troncos atravesados en el camino por lo que pudimos pedalear a gusto hasta Raixa, aunque esto que he puesto, lo de pedalear a gusto, es bastante optimista ya que dado que mis problemas con la puntera del cuadro aún perduran no pude hacerlo en toda la mañana a plato mediano, saltaba la cadena al tensionar con fuerza y me tuve conformar con el pequeño.

Salimos a la carretera de Sóller y nos fuimos hasta el apeadero de Caubet rodando por las vías del tren aunque antes de llegar a la carretera de Santa María tuvimos que dejarlo pasar. Te metes por la urbanización que tienes enfrente hasta el final de la calle y después por algunas de las numerosas pistas y caminos que surcan Es Rafalot, siempre en dirección a Palma para entrar en terrenos de Ses Veles d'en Company y su famoso polígono, atravesándolo para tomar la larga recta hacia Son Reus, donde giramos a la izquierda para revolotear un poco alrededor del cubo y volver a Palma por el Camí de la Fita hasta la Indiotería donde empieza ya el recorrido urbano.


2 comentarios :

Guiem dijo...

Buena salida Jaume, nosotros la hicimos en sentido inverso, empezando en S'Estret. Creia que en Pastorix no eramos bien recibidos. Saludos.

Jaume dijo...

Hola Guiem, tampoco me desagrada subirla, tiene su punto. En Pastoritx no serás bien recibido pero este camino no pasa por delante de las casas amén de que también pueda tratarse de un camino público. De todas maneras tendría su continuidad por Son Verí y también te echan, o sea que por ahora vale más que no te vean fuera del "camino oficial".
Au idó, a fer bonda.

Publicar un comentario en la entrada

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...