[X]

Bueno y malo

Me había pedido Yarik cierta información o consejo sobre unas rutas que pensaba realizar el próximo puente de la constitución con unos amigos y estuvimos dándole vueltas al asunto durante unos días por el correo y ya se sabe que las conversaciones por escrito y a distancia suelen generar bastantes malentendidos por lo que me presté a acompañarle no ya a hacerle de guía sino a solventar algunas pequeñas dudas en el sitio mismo, no solo suyas, también mías. Y además iba a ir solo y no había porqué si podía ir con él. Es más, algún otro se apuntó al carro y formamos un grupito de cuatro; además de nosotros dos, Jauja y Félix, éste poco habitual, pero que puede que se vaya animando (si no le hago caminar mucho, bien es cierto).

La ruta programada, parecida a ésta. Ir y volver sin perder mucho el tiempo para estar pronto en casa aunque tenía previsto hacer algún tramo más en cuanto ellos se marcharan más no fue así (luego sabremos porqué). Así pues pasamos el túnel con todos los coches porque algunos no las tenían todas consigo y preferían asegurar el retorno y empezamos con algún tramo nuevo para todos ellos de inicio, la subida al Pujol d'en Banya, que pilló a alguno bastante frío. Menos mal que después hay una buena tirada casi plana para recuperar.

En Can Prohom decidimos tirar por el GR en lugar de las pistas para evitar posibles problemas con los cazadores e ir sobre seguro. Ese camino no es el típico de camino de carro, te encuentras zonas de sendero, algunos tramos de escalonado viejo, otros de restaurados, otros más rocosos por lo que pasar sin penalizar es un reto, aunque es bastante divertido. Creía que no podría pero pude pasar el último tramo largo de escalones antes de llegar a la carretera, algo es algo.

No bajamos a la cala, Yarik dijo que lo conocía y prefería asegurar el horario, por eso ni merendamos casi en Deià, volvimos directamente no sin antes perdernos un poco por las calles empinadas del pueblo hasta encontrar la dirección correcta donde nos dimos de bruces con una nueva barrera en plena calle. Estábamos cavilando si saltarla o no cuando llegó una mujer en coche y la abrió con el mando y nos invitó a pasar no sin antes explicarnos que unos metros más atrás han abierto un paso de escaleras para acceso peatonal, según ella, por las quejas recibidas por la barrera. Pasamos pues e hicimos la subida sin problemas que, en honor a la verdad, se me hizo corta, aunque no llegamos al final, pasamos por delante de la penúltima casa (no lo haré más, lo prometo) y entramos en el bosque con lo que tuvimos que llegar a la fuente pateando. Ese tramo es mejor hacerlo sólo de bajada y así llegar a la fuente montado.

En el porxo del descampado había gente, nos invitaron a hierbas pero preferimos continuar serenos y tampoco pusieron pegas, al final fueron los únicos que nos encontramos en nuestro camino; bueno, no, también nos cruzamos con una mujer en Son Coll que volvimos a ver en Deià por cierto. Alguno se quejaba por el pateo y no fue para tanto, será falta de costumbre, y después pillamos el camino directo hasta la barrera aunque no faltaron las indicaciones oportunas para posibles variaciones. Llegamos a las pistas y hasta la barrera de salida lo más rápido posible aunque en mi caso mucho más lento que los demás.

No sé si lo sabéis pero en ese lugar hay una era de batre muy grande y un pequeño tramo escalonado de camino que no suele tener más historia pero que de bote pronto impone un poco. Jauja lo bajó primero y después Yarik y en el segundo escalón noté, vi, intuí, cualquiera vale, un vaivén en la rueda trasera pero como siguió bajando por el camino no le dí más importancia pero al llegar a la barrera de las casas estaba parado Yarik porque también había notado algo raro. En un principio no vimos nada anormal pero al voltear la bici enseguida vi el crujido en la soldadura de la puntera trasera, ¡se había partido de arriba abajo!. Cuando se dio cuenta el dueño se vino abajo, estaba sumamente desconsolado, no es para menos, pero se recuperó en unos minutos, el cuadro está en garantía aunque no hay distribuidor en España por lo que tendrá que lidiar con el fabricante directamente. Se supone que no tiene que haber graves problemas para solucionarlo.

(El tema de mi garantía no voy a comentarlo en este momento aunque ganas no me faltan, merece un capítulo aparte).

Como había llevado la furgo y caben varias bicis de sobra bajé a buscarla rápidamente mientras los demás se quedaban con él arriba esperando mi regreso. Cargamos, bajamos y nos despedimos rápidamente. En ese momento podría haber continuado con mi plan inicial pero ya se me habían pasado las ganas y también tomé las de villadiego. Si no hubiera sucedido este imprevisto se podría decir que se habían cumplido los objetivos que, aún siendo la misma ruta para todos, eran bien diferentes para cada uno de nosotros.


El mal parlar


¿Alguien sabe dónde está esto?


Pas de s'Escaleta

Tras algunos intentos infructuosos de llevarme a ver los pantanos de Escorca por parte del Sr. Jaujadurante la semana finalmente la cosa no fue tan elevada e hicimos una ruta por la miniserra, la que dormita a los pies de la Serra d'Alfàbia y los picos de l'Ofre y Tossals Verds, y que se extiende desde Bunyola hasta Mancor, desde el macizo de la Comuna, la Talaia de Cals Reis, el Puig d'Alaró, el Puig d'Alcadena y el Puig de sa Creu, a grandes rasgos. Está separada de su hermana mayor por un pasillo geológico que se expresa en todo su esplendor en el valle de Orient y una serie de valles transversales que posibilitan interesantes combinaciones para conformar rutas muy atractivas.

Su punto álgido es la Comuna de Bunyola, el paraíso bikero de Mallorca por excelencia ya que tiene una subida cómoda por pista y bajadas para todos los gustos y niveles. Otra zona muy frecuentada es el Castell d'Alaró, muy concurrido pero con menos posibilidades y a medida que nos alejamos hacia Mancor disminuyen las rutas que por esos lugares discurren.

En nuestra salida obviamos la Comuna para ir a surcar el valle pero sin tocar asfalto; para ello nos atrevemos a recorrer el Camí des Verger, hoy en día coto cerrado. Ya quedan lejos aquellos días en que lo recorríamos sin trabas, aún no se había inaugurado el túnel de Sóller y solíamos hacerlo tanto de subida como de bajada. Nosotros no tuvimos problemas, tal vez por lo temprano de la hora y no armar mucho jaleo. Prácticamente no ha habido cambios en la zona y lo encontré mucho más fácil que antaño; quizás puede deberse a que ese fue realmente el primer camino de montaña (si es que puede llamarse así) que recorrí en mi primera ruta como tal. Así han cambiado las cosas.

No íbamos a hacerlo completo, iba a tomar el desvío hacia el ramal superior pero en dirección Orient aunque nos equivocamos y recorrimos un tramo en sentido contrario. Tras dar con la dirección correcta imprimí un poco de ritmo a ver si esos dos se animaban un poco porque dos Carlos con dos Cubes y con cámara de fotos hacen mala combinación, se anulan entre sí y se lo toman con calma. Y es que también el sitio no es para menos.

Cuando llegamos otra vez al camino principal tuvimos que hacer bastantes metros andando porque lo han llenado de restos de poda hasta arriba y cuesta pasar montado. Seguimos por la pista en dirección al Coll des Vent sin más problemas que unas cuantas rampas más empinadas de la cuenta. Eso cuando subes porque cuando empieza el descenso te cambia la cara aunque ya digo que la ruta transcurría con bastante calma, claro que la excusa era que para no dejarme muy atrás.

Llegamos a la carretera y nos dispusimos a remontar hasta lo alto del coll d'Honor para tomar el desvío hacia el coll des Picot ya fuera del asfalto pero solamente hasta el desvío de Ses Clavegueres. José Carlos lo hacía por primera vez entero y encontró algunos obstáculos insalvables, según él porque no llevaba las protecciones puestas... Y lo dejamos aquí.

Comimos algo en el torrente y nos fuimos hacia Orient por el camino de la orilla de enfrente, por bosque primero y después por en medio de los sembrados aunque también sin problemas a pesar de encontrar gente trabajando por la zona. No paramos en el pueblo y continuamos hasta la barrera del huerto para atravesarlo y entrar en el bosque por la otra barrera. Cuando llegué JC estaba haciendo prácticas de idiomas con un senderista y la cara que ponía el alemán y cómo decía las cosas no me gustó nada porque entender no entendí nada pero me bastó mirarlo. ¡Pero hombre, si llevan Cube, un poco de respeto, que te dan de comer!.

No me acordaba de la subida hacia el coll de ses Tosses y no es larga pero sí pejiguera. Coroné primero y aún me dio tiempo a tener una charleta con unos excursionistas, al menos compatriotas y mucho más simpático(a)s que los anteriores. La bajada hacia el Pas de s'Escaleta tiene una primera parte no muy exigente para ir complicándose a partir del paso propiamente dicho y presumo que muy pocos pasarán ese tramo montados. Bajada rápida por el cemento hasta Ses Artigues y habría que preguntarse de quién fue la feliz idea de tapar el magnífico empedrado que lucía ese camino hasta no hace mucho.

Como se trataba de una ruta improvisada y un poco justa de tiempo fijamos la vuelta por el Camí vell de Bunyola que se encuentra asfaltado; solamente se conserva un tramo del empedrado original cerca de Son Torrella. A partir de este punto la cosa cambia a peor y al atravesar Es Cabàs desaparece, aunque no por arte de magia o los efectos del tiempo sino bajo las zarpas de algún tractor agrícola. Como no sé si voy a ir el día 28 decidimos reivindicarlo por nuestra cuenta una semana antes.

Abandonamos Es Cabàs saltando la rejilla por encima de un pino del camino que han cortado y tirado encima de los alambres a modo de pasarela para adentrarnos en s'Estremera. No suele haber ningún problema mayor hasta llegar a las casas donde dormitan varios perros con bastantes malas pulgas y ganas de morder que montan una escandalera bastante gorda lo que te hace pasar rápido por delante. Teníamos que haber girado en dirección a Cocons pero lo único que he visto ha sido una barrera cerrada por lo que otra vez hemos llegado a la carretera finalizando con un paseo por el pueblo hasta llegar al aparcamiento con el horario cumplido.


Darreres notícies

El Consell acredita que el camí del Rafal de Planícia és públic
18/11/2010, M. Ramis

El camí antic de Banyalbufar a Planícia i el camí del Rafal són de titularitat pública. Així consta en les conclusions de l'informe que ha elaborat el departament insular de Medi Ambient i que la seva titular, Maria Magdalena Tugores, lliurà ahir al batle de Banyalbufar, Mateu Ferrà. Aquest estudi, sol·licitat per l'Ajuntament, servirà per acreditar la titularitat pública dels camins i així poder desbloquejar per via legal l'obertura del camí, sostenen des del Consell.
En les conclusions de l'informe també es destaca que el camí nou de Planícia en els trams on se superposa al camí antic de Planícia és igualment públic, tant l'accés de vianants com amb bèstia. Pel que fa als trams d'aquest camí que es crearen al marge de l'antic camí de Planícia, l'informe conclou que la via ha tingut ús públic i pacífic de manera continuada i que l'Ajuntament de Banyalbufar ha contribuït al seu manteniment.


Reacció
Per altra banda, el batle mostrà la seva satisfacció per l'informe, el qual ara "estudiarem amb detall". En aquest sentit, el primer edil de Banyalbufar indicà que la documentació del Consell "ajudarà" en cas que l'Ajuntament interposi un contenciós contra la propietat del Rafal, que té tancat el camí d'accés a Planícia. Això no obstant, Ferrà considera que optar per aquesta via "allargaria el procés entre 3 i 4 anys", per la qual cosa aposta perquè sigui el Govern qui actuï a través del pla especial de camins. D'aquesta manera la primera vara del municipi mallorquí indicà que el Parlament aprovà una llei el mes de juliol passat a través de la qual la Conselleria de Medi Ambient pot elaborar l'esmentat pla, "que habilita el Govern per a l'expropiació del camí de manera immediata".


Muy bien pero... sería otra forma de decirlo. El ayuntamiento de Banyalbufar le pasa la pelota al Govern para que sea este quién mueva ficha y haga algo para resolver el asunto, al fin y al cabo son ellos los propietarios de una décima parte de la finca. Seguro que en el Rafal se duerme bien a gusto.

Noticia aparecida donde marca el enlace del título.


Que te voy a contar que no sepas

Me había quedado con ganas de más el sábado, me faltaba la competencia y un itinerario de nivel, aunque los resultados fueron bastante buenos. Por eso me planteé volver a salir el domingo unas horitas. De hecho podría haber formado parte de algún equipo para disputar las nosecuantas 4 horas pero no me apetecía. Lo hice una vez con los Toys y fue una grata experiencia, físicamente no tuve problemas para acabar y el circuito no tenía excesivas dificultades para mi bici pero, aunque en conjunto fue una buena tarde, no he vuelto a repetirla.

Pero tampoco quería salir solo otro día así que me apunté a la salida de los bous, y vaya si había ganado con muchas caras nuevas. Parece ser que se ha apuntado con ellos un grupo de peninsulares con muchas ganas de aprender y conocer la isla a lomos de una máquina. Buena gente. Hicimos solamente una rutilla por las cercanías en plan relax aunque a algunos les pareciera bastante dura. Y si me quedé con ganas el sábado con más me quedé el domingo, la trialera de la cantera me susurraba, “ven, ven a por mí” pero no estaba el grupo para tracas así que no insistí porque de todas maneras tampoco la habría bajado. Ni siquiera la parte final por el valle del silencio consiguió elevarme la adrenalina, está visto que tendré que esperar la llamada del mecánico para poder curarme este mal.

A la vuelta, cuando ya iba solo, me encontré con Carlos que también había salido a probar la bici después del arreglo del basculante y parece que ha sido satisfactorio. Con unas cuantas salidas se vuelve a recuperar la confianza en la máquina y se rueda liberado de congojas.

Para el sábado que viene iremos a Sóller unos cuantos a dar unas vueltas por ahí, seguramente para bajar el barranco, aunque puede haber algún cambio de última hora, dependerá de los estados de ánimo de ese día. Espero que no me la hagan perder los del Decathlon.


A por el machete

Otro sábado más menguado de bici aunque he tenido ya noticias de ella y espero tenerla para el fin de semana próximo del que ya tengo plan, una rutita por Sóller para empezar la nueva temporada porque ya ni me acuerdo de cuando fue la última vez que la saqué a pasear. Así que tocaba ir otra vez relajado y sin mucho tute. No quedé con nadie en particular por lo que se me ocurrió ir a buscar el enlace que me faltaba por la Serra de Son Bauzà desde ses Rotgetes.

Pasé del carril bici y pensé en tomar un camino alternativo casi directo fuera de las carreteras, tal como el Camí de Passatemps. Tan solo debía llegar hasta la rotonda de la ITV y lo hice por el Camí dels Reis desde s'Indiotería, rodeando el polígono. Desde la rotonda es directo hasta Son Termens, atravesando primero Son Sardina y después por carreterita asfaltada hasta acabar en un camino de carro en medio del campo hasta el Hort de Son Termens para salir frente a la sala de espectáculos el Compte Mal.

Un kilómetro rascado de asfalto hasta s'Esglaieta para pillar un camino antiguo que enlazaba Bell-lloc, Can Roses y Can Maiol (o Mallol) hasta la carretera de Esporles. Actualmente está dividido en varios trozos, el primero conserva su tipología hasta desembocar en un vial de la urbanización de Ses Rotgetes cerca de Can Roses. Al final de la calle comenzamos a bajar pero pronto se dirigía hacia las casas de Can Maiol y actualmente seguimos recto hasta el cruce con un ramal que se dirige al Parc Bit. Hasta hace poco se entraba en la finca en ese punto, ahora ya no ya que han blindado la entrada y han acondicionado un ramal exterior que rodea la finca.

De todas maneras por ahora solo me interesaba ver esa subida porque me desvié por las calles de la urbanización. Mi objetivo es la cumbre, al lado del depósito de agua, y hacia ahí me dirigí para practicar el salto de rejilla con bici y buscar la pista que descendí hace unas semanas equivocadamente, porque lo que hay que hacer cuando la encontramos es subirla, coronar el Puig d'Enmig y continuar la pista hasta el final donde vemos una pared con rejilla enfrente y al otro lado una pista vieja asfaltada que me resulta muy familiar. ¡Conseguido! Ya tengo el enlace marcado con lo que me puedo olvidar de la(s) carretera(s) de Esporles mientras no sea un caso de extrema urgencia.

Hay que salir al vial ancho para empezar a subir y rodar casi pegados a la pared medianera que separa Palma y Esporles durante todo el trayecto final hasta Les Quintanes. Allí dudé porque me han hablado de una bajada hacia el campo de fútbol que no quise comprobar porque podría haber estado allí toda la mañana y quería ir a por el segundo enlace que me faltaba por confirmar. Bajé hasta la carretera y luego a la gasolinera rodeando el Puig des Moro por la zona de la trialera en lugar de la pista. El día se estaba dando bien por el momento por lo que paré en la plaza del pueblo para tomarme el primer bocata e ir apuntalando datos. No pude, el lugar era un hervidero y, la verdad, había otras cosas en las que fijarse.

Siguiente paso, Son Simonet por su dressera. Allí me encontré una pareja de caminantes con niños y el marido me preguntó por el GR y su dificultad. Le dije la verdad, que hasta la Mola de Son Pacs es factible pero que a partir de allí es sálvese quién pueda. Parece ser que el tema no avanza en los despachos. De todas maneras dudo mucho de que llegaran siquiera al Coll de sa Basseta donde sí quería llegar yo pero desde la Coma d'en Llobera y para eso había que ir a investigar un poco.

Me metí por el ramal de Son Simonet para dar unas vueltas infructuosas por la zona. Subir por los bancales no es una opción válida y querer atravesar el pinar virgen tampoco, muy sucio y escabroso como para empujar la bici aunque lo intenté. Seguramente habría llegado arriba pero la idea de ir con un grupo de gente por allí no me convenció lo suficiente para tomármelo con más ganas. Iba haciendo mis cábalas cuando me di cuenta de que había un camino que parecía que bajaba y lo recorrí un rato andando, tenía continuidad por lo que intenté hacer algunos tramos montado. Me fue prácticamente imposible, por la bici, por mí mismo, por las piedras, por lo cerrado que está, ¡falta el machete! pero le vislumbré buenas posibilidades tras una buena poda, aunque limpio tampoco será fácil.

Iba yo bajando al lado del torrente cavilando dónde saldría, intentando averiguar de dónde venía ese ruido infernal de motosierra y acordándome de las palabras de la madona aunque burros no vi. Lo que no imaginaba es encontrarme ese almacén de material de obra y herramientas en pleno monte. A partir de allí pista asfaltada hasta la carretera de Esporles, ya muy cerca del pueblo. Aún así antes de salir al asfalto me dio tiempo de investigar una pista vieja de la que me habían hablado ya que el primer día que fuimos nos equivocamos de barrera y llegamos más arriba.

Una vez comprobada la hora que era con el horario del bus del TIB decidí que podría alargar un poco más la ruta y me fui a merendar por segunda vez a la plaza. Estaba igual que antes, petado de familias dividiendo su tiempo entre el parque infantil y las terrazas de los bares, hasta el niño del patín saltarín seguía por allí dando botes aunque los tenderos del paseo ya se aburrían un poco más. Yo no me aburría pero tampoco quería enfriarme mucho porque quería subir al coll de s'Heura y volver por Son Malferit, la bici lo resistiría. Y eso hice y lo hice directo por el asfalto sin acordarme de ir a ver la labor de unos colegas por la zona de Bellavista. O sea que no tuvo más historia la salida que la vuelta típica por Sarrià y Establiments.

Mira que me pone de los nervios ese tramo de carretera, sobretodo si me roza un coche de los cajones; tendría que haberme ido por el callejón.

P.D. En total cincuenta kilómetros de tute pero como iba a mi ritmo y disfrute pues como que no me puedo quejar, todo al contrario.


Serra de Son Bauzá



Rafaubetx

Vamos a ver si esta semana se aclara algo el tema de la bici porque estoy ya un poco más que mosqueado. No sé cuál es el problema real que tienen entre delegaciones, unos dicen que es la rueda, otros que el basculante, y así estamos, compuesto y sin novia. Siguiendo con el símil se podría decir que tengo una amiga, pero está flaca y en lugar de botas lleva chanclas y claro, así se cansa antes y es difícil sacarla a pasear por según dónde. Tengo que buscar caminitos que le vayan bien y no proteste mucho. Además esta semana he estado algo cansado y el cuerpo no me pedía trepar a las alturas, así que me decidí por tirar más a lo largo que no a lo alto.

Iba a salir solo así que tranquilo me lo tomé y más que enseguida que estuve montado ya noté que no habría lugar a florituras, o sea, un desarrollo cómodo y tira millas. Un día precioso, casi caluroso a primera hora, aparecía ante mis ojos a medida que iba comiendo metros en dirección a Porto Pi y Cala Major. Una vez entras en Calvià y su inmenso paseo pues que aún te relajas más ya que sales de la circulación rodada y solamente debes preocuparte de algunos caminantes que te puedas cruzar y a esa hora eran más bien pocos, y ciclistas menos aún.

¿Dónde llegaré? Quería ir a la zona militar de Rafaubetx por lo que me he desviado por el ramal de Magaluf hacia los parques acuáticos aunque uno de ellos está desmantelándose actualmente. A su lado aparece un palmeral tupido y un olivar, pero no son naturales, son la mercancía de los viveros Sa Porrassa que rodean casi por completo las casas que están en un ramal separado de la actual carretera. Estas casas siempre me habían llamado la atención porque en su jardín había un avión antiguo (no sé porqué me suena que era un DC3) reconvertido a sala de fiestas (o boite). Muy chocante. Esta gran finca, que liga su nombre al paso del Rei Jaume I en su conquista de Mallorca, ha ido perdiendo importancia y sobre todo terrenos en favor de la colonización moderna de la zona, donde hoy podemos encontrar parques acuáticos, colegios de lujo, pista de karts, gasolineras, bares, urbanizaciones y demás panoplia moderna, aunque también es el inicio de una extensa área virgen, la mal llamada “península de Calvià” que es lo que queremos explorar, en concreto la zona comprendida entre la urbanización de el Toro y la del Sol de Mallorca.

Esta zona es una enorme mancha verde en el mapa al sur de la carretera que continua hacia el Toro. Hoy en día existe el Gof de Poniente y los enormes campos de cultivo de Son Llebre y Can Vairet. Una carretera estrecha se adentra hacia el bosque y se dirige hacia Portals Vells con una urbanización que no llegó a cuajar pero que ha dejado un acceso muy fácil a estas playas donde en verano realmente se hace difícil encontrar un hueco libre. Y cuando iba por allí siempre me quedaba una duda, saber lo que había tras la barrera y el letrero de “Zona militar”.

Hoy en día se puede pasar, el cuerpo de guardia aparece desierto desde hace años, permaneció un retén después del desmantelamiento de la batería costera de Rafaubetx en 1996 aunque debieron retirarlo por aburrimiento. Además, esa zona está contemplada como Parque Municipal por el ayuntamiento de Calvià para uso y disfrute de los vecinos y foráneos. Sigue siendo de propiedad del Ministerio de Defensa y necesitará un plan especial que regule su uso, aunque, según tengo entendido, estos terrenos deben revertir a sus legítimos propietarios en cuanto dejen de tener el uso por el que fueron expropiados, o más bien, “dejen de tener uso”, que no es lo mismo.

El motivo por el cual algunos bikeros han rodado ya por allí es que existen unos túneles que comunican las distintas baterías de casi un kilómetro de longitud, pero mi objetivo no era ése yendo solo. Aparte de dar unas vueltas por la superficie y descubrir a toro pasado lo que allí se cocía quería llegar hasta la punta del Banc d'Eivissa, el cual solamente había visto de lejos por mar o por aire alguna que otra vez. Dando algunos rodeos he llegado hasta los acantilados de la cala de Rafaubetx a bastantes metros sobre el nivel del mar, más o menos por donde está hecha la foto de la entrada anterior y supongo que en la caseta que hay ahí se puede acceder ya a los túneles. Después, siguiendo las pistas interiores, he llegado hasta la vertical de la punta y he seguido el sendero que hacia allí se encamina. He continuado hasta donde he podido, hasta el lugar donde hay que realizar una desgrimpada por unos escalones bastante altos y con la bicicleta a cuestas no me he querido aventurar. La vista era privilegiada y el día en su mejor momento por lo que he aprovechado para comer algo y disfrutar del sol y del paisaje.

La verdad es que me ha costado levantarme, entre el cansancio que llevaba y la relajación que he pillado he entrado casi en un estado catatónico. Había que volver, y más o menos lo he hecho por donde había venido, con la salvedad de que he ido hasta las playas de Portals a echar un vistazo, algún grupito de guiris tomaba el sol por allí, unos más vestidos que otros. He comido algo en la Playa del Mago en la terraza del restaurante que se ha comido la playa y el torrente. Y después derriban Can Ganxo, menuda vergüenza!. Quería ver si era posible llegar hasta Cala Falcó por la costa pero después de dar unas cuantas vueltas por la urbanización tenía que sortear otra pequeña cala que aunque tiene un camino de acceso escondido por algún vial he preferido volver directamente a Palma recorriendo en sentido inverso el recorrido de la ida.

¡A ver si otro día acompañado nos metemos en los túneles y podemos llegar a la punta del Banc d'Eivissa!


Banc d'Eivissa




Clot d'Almadrà, mapa y fotos


Éste es el recorrido aproximado de la salida del sábado y es aproximado por varias razones:
1. Porque subimos al Refugio de Tossals.
2. El tramo GR que sustituye a las pistas en Solleric está hecho a mano pero no tiene ninguna dificultad de orientación porque se encuentra señalizado.
3. La salida por Son Ordines la hicimos directa hacia las casas pero se recomienda recorrer la que está dibujada fuera de la vista de quién pueda estar por la zona. No somos bien recibidos por esos lares.

Falta enlazar con la zona de Biniatzent y comprobar si hay dificultades de paso. En caso afirmativo la ruta desde s'Estorell vell debería ir en dirección Norte y en ascenso para rodear el Puig de sa Creu en sentido contrario. Una opción totalmente válida por otra parte en la que se añade mucho más desnivel.



No os las perdáis, hay algunas muy buenas.


Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...