[X]

R47 (estreno)

Decido poner ya fecha definitiva al estreno de la R47 aunque en honor a la verdad era en un primer momento la R49 pero la hemos pasado delante y haremos la presentación este fin de semana. Todo vino porque estaba mirando una tarde el mapa completo de rutas e intentaba colocar sobre el mismo los caminos que están descritos en un capítulo pero no utilizados en el otro e intentaba hacer con ellos nuevas rutas, tarea harto difícil por toda la serie de condiciones a cumplir, a saber, no solaparse en exceso con otras, ser lo máximo ciclable y tocar el mínimo asfalto posible, amén de tener que encajar en mis propios parámetros de dificultad y diversión. Queda una pendiente en la zona de Andratx con caminos ya recorridos pero en la que he incluido algunos tramos nuevos hasta para mí que tenía que ser la siguiente pero la reiteración de salidas en esa zona hace unos meses me aconsejaron “descansarla” un poco, pero este año caerá.

Otros caminos que no había tenido aún en cuenta están en la zona de Alaró, los hemos recorrido pero juntar ésos precisamente en un solo recorrido conforman una ruta de lo más dura y para llevarla a la práctica necesito el coraje a tope.

La tercera que ví clara desde un principio fue alguna por la zona de Calvià, vasto territorio en blanco en mi mapa particular, entonces empecé a recomponer el rompecabezas y salió una ruta mínimamente decente, sin muchas subidas pero también con pocas bajadas, así que metí una guinda intermedia de las que hacen pupa, ésto en teoría, pero que en la práctica es muy fácil de eliminar si no se cumplen horarios o surjen contratiempos y no afecta en absoluto al resto del recorrido.

Avisé a unos cuantos que me imaginaba que encajaban en este tipo de rutas y de los externos solamente ha venido Guiem bou que tenía libre esta semana mientras que Pepe me requirió información tras haberla aplazado yo la semana pasada. Tras algún contratiempo con las nuevas tecnologías logramos quedar todos para vernos en la rotonda de Santa Ponça para empezar a rodar justo desde allí por el torrente. Somos Pepefz, Fibras, la familia Sancho, Guiem y yo, los demás no aparecen y no se les espera.

Sin contemplaciones atacamos el primer tramo del camino, oficialmente Camí des Barranc de Santa Ponça, un ancho camino rodeado de una poblada vegetación gracias al torrente que vamos vadeando cada ciertos metros, sin apenas dificultades y donde subsisten casi siempre varios charcos que te dejan duchado para el resto de ruta. Al hacerlo hacia arriba y ser el inicio de ruta nos lo hemos tomado con un poco de calma para ir calentando. Llegamos a la carretera y tomamos la pista de enfrente bordeando un pinar hasta llegar a una rejilla que hay que rodear sin ningún problema y enlazar con el camí des Torrent que está asfaltado y por ahí llegar a la carretera principal por la que circulamos unos metros en dirección Palmanova antes de girar y meternos por el camí de Son Boronat por el que circulamos hasta volver a enlazar con la otra carretera, la que lleva a Palma. Ahora sí que no nos queda más remedio que circular unos kilómetros por asfalto antes de meternos en terrenos del Burotell por donde vamos a enlazar con la coma de s'Aigo. Suele realizarse casi siempre de bajada pero subiendo permite un rodar muy cómodo excepto en un tramo un poco más abrupto y con más pendiente donde seguramente pongamos pie a tierra. Anteriormente, en la entrada de la granja-escuela nos ha abandonado Mar que está en plena adaptación de entrenamiento, que se quedaba atrás a la más mínima, vamos y se ha ido para casa.

Una vez arriba y atravesada la nueva barrera disfrutaremos del sendero hasta enlazar con el camino que nos llevará a Calvià a través de Son Font donde bajaremos unos kilómetros por asfalto antes de poder desviarnos por un camino más acorde con nuestras monturas llegando al pueblo otra vex por asfalto. Hemos picado algo del super y una vez energizados nos encaminamos hacia Capdellà para rodar por el torrent de Galatzó dirigiéndonos directamente a la entrada de la finca de Galatzó. Bueno, hoy muy directamente no ha sido, yendo atrás he pinchado y al continuar, cuando ya estábamos en la pista de salida me ha dado por volver a cruzar el torrente y subir por un sendero desdibujado, Guiem se ha quedado atrás dudando y yo he continuado hasta una pista creyendo que iba bien pero al final he tenido que salir por el campo arado hasta la carretera al perder toda referencia.

Entre una cosa y otra hemos perdido ahí un rato con lo que la subida a Galilea peligraba porque aún quedaba tema por delante, así que hemos cortado por lo sano y hemos enfilado hacia el Tramuntanal directamente que era mi objetivo principal del día. No hay pérdida siguiendo los carteles y el track así que después de una corta ascensión hemos llegado a la caseta. Otra merienda mientras algunos se columpiaban (literalmente, si es que no hay como sentirse joven) y Pepe explicaba algo sobre una argolla, entonces como habíamos recortado por un lado hemos alargado por el otro y nos hemos ido a verla. Bonito sitio, menos para el que ocupaba la argolla, ése se la veía venir, y no era de colores.

Volvemos atrás por la caseta y enlazamos con el camino viejo de la posesión que nos enfila todo recto hacia Es Capdellà donde nos abandona Guiem por temas de horario mientras nosotros vamos en busca del camino que nos llevará a la Vall Verda. Tras enlazar con la carretera decidimos ir por el carril peatonal, cosa que está totalmente prohibida y no solo porque en algunos tramos hay escalones. Si circulas por él te la juegas.

No tardamos en llegar a Peguera, atajamos por la circunvalación hasta la primera rotonda y nos metemos hacia la depuradora tras hacer caso omiso a la cartelería de la entrada. Ninguno hemos estado por allí así que seguimos las indicaciones de la pantalla y saltamos la barrera que da acceso al bosque y accedemos a una especie de barranco desforestado artificialmente en el que abundan numerosas aves, sobretodo perdices y hermosas rapaces que esperan hasta el último segundo para levantar el vuelo. En un repecho Fibras parte la cadena y los dos joses siguen camino encontrándose con el guarda de ses Barraques y los pone al día de la situación, probablemente no hubiera caza ese día y nos dejó pasar pero no estaría de más informarse previamente si queremos cruzar esos parajes, al menos durante el periodo de veda. Yo sí oí disparos el sábado anterior pero no vi a nadie.

La salida de esa finca da al final o al inicio, según se mire, del camí des barranc de Santa Ponça que nos devolverá directos al aparcamiento y ya que estaba, de petados al río, le dí un poco de marcha al asunto terminando de embarrar la bici hasta arriba y de paso fundir mis últimas energías.

En resumen, ruta sencilla aunque no corta, muy poco asfalto, caminos nuevos, sin prisas ni agobios, algunas averías rápidamente solucionadas, sin prácticamente bajadas pero tampoco sin tener que bajarse de la bici excepto en algún corto tramo subiendo. La parte que se recortó era la más dura, tanto subiendo como bajando, ahí me hubiera tenido que poner las protecciones mientras que ayer las paseé por el campo. Los compañeros en general contentos sabiendo que cuando vamos a conocer algo nuevo siempre puede pasar que cosas gusten y otras no tanto pero siempre dispuestos a compartir así que, saludos y hasta la próxima.


Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...