[X]

Puntiró líquido

Estaba la cosa ya decidida de antemano desde hacía unos días, tocaba el estreno oficial de la R55, hasta la había anunciado en la agenda y todo; había que confirmar hora y lugar pero el grueso de la faena ya estaba hecho, Guiem se había encargado de esparcir la idea entre el grupo afín y me comunicó entre semana que se iban sumando adeptos y yo también he reclutado a alguno por mi cuenta. Con lo que no contábamos era con la nefasta previsión meteorológica que se iba anunciando, todos los canales coincidían en señalar aguaceros sobre nuestra tierra este fin de semana. Así y todo lo último que me comentaron el viernes fue que la gente estaba animada pero que esperaríamos hasta el último momento para decidir. Dicho y hecho, hemos quedado a las ocho en el parque de Son Gibert y he tenido que llegar el último aunque en este caso con tranquilidad, es lo que tiene no dar a conocer la ruta de antemano, que no se van sin ti.

Éramos nueve, todos bous habituales más Joselinx y yo, número correcto, ni muchos ni pocos, perfecto para calibrar la distancia y el horario de la nueva ruta y después de las oportunas indicaciones iniciales por mi parte nos ponemos en marcha siguiendo una línea imaginaria que enlazaría Palma con el centro de la isla más o menos. El trabajo ya estaba hecho después de siete u ocho salidas por la zona y aledaños, bien solo o acompañado, para tener claro por donde ir enlazando caminos rústicos, caminos asfaltados, algún trozo muy corto de carretera, senderos, calles de urbanizaciones, trialeras, fora pistes, que de todo un poco hay en esta ruta, y aunque sobre el papel puede dar una pobre impresión debo decir que me siento satisfecho con el resultado.

Hemos disfrutado de una buena ventana meteorológica al principio precisamente cuando se anunciaban aguaceros en esas horas, hasta nos hemos tenido que aligerar de ropa debido al calor. Ningún problema para llegar a Pòrtol excepto un pinchazo de la 29” de Benja donde alguno siempre tiene que pinchar. Unimos la parte alta del pueblo con el camí vell de Sant Jordi por el camino adecuado y hacemos el descenso oportuno hasta el desvío a Puntiró. Tras pasar la barrera dejo pasar delante al grupo y tiran por donde no es, me pasó lo mismo la primera vez y no me apetece tener que rodar por zonas sin un trazado claro, yo solo o con algún voluntario no hay problema pero el grupo no se merece eso, entonces regreso sobre mis pasos tras pararlos y cojo la dirección correcta y cuando estamos a su altura los llamamos para que bajen campo a través mientras me dedico a cambiar la cámara después de advertirme el compañero de que llevo la rueda de delante pinchada.

Lo que ha sido diferente hoy ha sido el paso del torrente pero también ha sido el mejor ya que no nos obliga a saltar la pared del botador ya que enganchamos con el sendero del bosque directamente. Éste, como es sabido, ya nos deja en las calles de la urbanización y solo nos resta la subida asfaltada para coronar donde cada uno hace lo que puede llegando con muchas diferencias entre unos y otros a la calle de s'Esparraguera Vera que debemos tomar para entrar por el sendero que se dirige a las pistas de Son Seguí junto a la caseta de cazadores, que por cierto, estaban y han pasado de nosotros como de la m.., debía ser porque empezaba a llover y se estaban largando.

El agua que empezaba a arreciar nos ha obligado a taparnos un poco más antes de afrontar las duras rampas que nos llevan arriba debiendo desviarnos hacia la ermita para tomar la trialera de bajada, que algunos han tomado con un exceso de precaución debido a la lluvia pero que no ha provocado ningún contratiempo. Como alguno seguía teniendo problemas con la presión de aire en una de las ruedas decide cambiar la cámara para solventarlos pero ya antes de salir de la finca ha tenido que parar otra vez para reconducirla a sitio. Los que esperábamos ya estábamos calados hasta las cachas y esos parones nos han enfriado aún más, eso ha hecho que después quisiéramos calentarnos a base de arreones con lo que íbamos quedando aún más calados y embarrados al atravesar todo charco que se pusiera por delante sin ningún miramiento.

Cien metros escasos por la carretera y volvemos a meternos por el camí des Jardí d'en Ferrer circulando por asfalto hasta Marratxinet y mira por dónde ha sido en ese tramo cuando ha habido dos caídas por enganchones, no ha habido daños visibles ni invisibles, hemos podido continuar con el plan previsto y éste era, como he dicho, Marratxinet, aunque algunos se han dado cuenta de ello casi un kilómetro más adelante del cruce, alguno veía ahí la oportunidad de tirar recto pero me he mantenido firme en la decisión y hemos ido por donde toca, por el camí de ca na Maiola por si aún no íbamos lo suficientemente embarrados.

Seguimos por carretera y desvío del camí de sa Bomba pero solo para tomar la bajada a las vías. Esto nos obliga a tomar un camino particular que rodea unos campos y pasa por delante de unas casas aunque por ahora no ponen pegas. Seguimos directos hacia el Festival Park que rodeamos por el aparcamiento y salimos por el paso canadiense hasta la trasera de la urbanización. La vuelta a Palma es la típica hasta el camí de Muntanya, tramo de asfalto y camí de Son Macià exprimiendo el limón a tope. Toni nos ha llevado por un desvío hacia sa Cabana pero como todo está en obras pues le hemos puesto la guinda a las bicis y a los bikeros acabando de enmarranar hasta el último centímetro de nuestra indumentaria y nuestra montura volviendo al punto de partida por el mismo sitio por donde habíamos salido después de circular algunos minutos por el Pont d'Inca.

Debo decir que a los que no conocían parte de la ruta (algunos gran parte) les ha gustado, a mí también, la considero una buena opción para esos días en que no quieres meterte desnivel entre pecho y espalda y por contra quieres hacer kilómetros sin tener que compartir espacio con vehículos, premisa ésta a tener muy en cuenta dados los tiempos que corren.

Hemos quedado en una fecha próxima para el siguiente estreno, la R56 Cap Blanc, ruta completamente diferente por muchos y diferentes motivos y que lo único que comparten es que no están ubicadas en la sierra, cosa que me desvía un poco de la intención inicial del blog pero que no representan ninguna herejía en ese aspecto ya que son rutas que solamente pueden realizarse encima de una mtb y no es una cuestión baladí por todo lo que ello implica.


Nota del autor

Parece ser que el topónimo etimológicamente correcto es Pontiró por una serie de razones técnicas que no voy a exponer aquí pero que según algunos autores podrían resumirse en esta aseveración:

Per tant Pontiró es troba en aquest cas. L'equació és senzilla: formigó furmigó = Pontiró Puntiró
Puc assegurar que al meu poble la pronúncia amb "o" sempre seria tinguda per ciutadana.

Yo, como de ciutadà tengo poco, le seguiré llamando (y escribiendo) Puntiró.


Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...