[X]

A lo que salga

Esta semana no estaba en mi papel el ejercer de anfitrión, ha pasado ya un mes desde la última salida con Jauja y en esta ocasión le tocaba a él programar la ruta y quedar de acuerdo con sus convecinos. Cuando la tiene casi lista me la presenta, Comuna de Bunyola más Alaró, el doble bucle de toda la vida.

Veo muchos kilómetros de asfalto y un inicio un poco fuera de lugar, Caubet, por eso le propongo empezar en Santa María para acortar un poco y confiar en que se pueda realizar todo el recorrido. No solamente seremos nosotros, Guiem ya me había comentado en la salida anterior su intención de asistir y con él seguro que se presentaban algunos más, los más habituales del sábado, como así ha sido.

Como puse algo de la salida en la lista Xisco me recordó que él también saldría desde el mismo sitio que yo había propuesto y quizás pudiéramos rodar juntos o solo en parte, se vería.

Lo iba a poner en plural pero no, empecé mal ya desde el principio llegando tarde. Junto con Jauja ha venido Luismi y David y con Guiem han hecho acto de presencia Benja y Benjo; Xisco ha venido solo de sa Pobla pero por allí también pululaba Xavier que quiere una ruta rápida para volver rodando a casa lo más pronto posible; yo también me he presentado solo así que en cuanto he montado la bici podremos salir pero no antes de aclarar la ruta que quieren hacer los Aupuja que también han aparecido por el pueblo, antes les había dicho que estábamos allí y se han acercado a saludar.

Bien, ahora que todo el mundo está ya colocado en la parrilla podemos partir. El problema es que no sabemos muy bien hacia donde, en principio lo haremos hacia Bunyola pero como eso de ir por carretera no nos convence mucho tomamos la idea de Xisco de subir a Cas Bergantet y de paso, ya que estamos, subir por la Coma Gran. Me parece mucho mejor opción que la sosa pista.

En unos minutos ya estamos fuera del alcance de los vehículos enfilando la larga recta hacia las cuestas de hormigón y el bullicio de las charlas torna significativo silencio. Pronto estoy de los últimos pero no llego el último arriba aunque no es tampoco un gran alivio, grandes dudas me envolvían en esos momentos, y no solo físicas. ¿Podremos cruzar por Cas Bergantet? Por lo que había podido adivinar entre líneas, sí, y fui a comprobarlo. Efectivamente la primera barrera está limpia y abierta y podemos pasar sin contratiempos y también salir ya que la pared está derrumbada a pocos metros del antiguo portillo, ahora tapiado, doble faena por tanto, reparar la pared y volver a abrir paso donde estaba.

Tenemos la opción de bajar por el antiguo camino de carro pero es una mala idea ya que los árboles cruzados aún siguen ahí y lo único que consiguen es retardarnos más sin ocasión para el lucimiento. Y al final otra barrera que saltar.

Al empezar la subida el ritmo es bueno y la gente parece esforzarse en superar con nota los tramos difíciles y más o menos se consigue y tras un pequeño parón para reagrupar reemprendemos marcha ya en terrenos comunales. No parece que quieran perder mucho tiempo y salen enseguida mientras yo sigo con mi (fea) costumbre de salir de los últimos.

Algo me pasa, me duelen los senos (los nasales) y no subo con alegría. Jauja es el único al que diviso y en algunos momentos afloja la marcha para no quedarme descolgado, y aunque paradójico, la subida se me hizo corta aunque en algún momento la idea del abandono rondara mi cabeza.

No hizo falta poner en práctica tan radical idea, me sentí mejor después de comer algo en las mesas. La ruta cambiaba a cada momento mientras cada uno iba dando opciones o fijando limitaciones. Finalmente se optó por no pasar por la Cabra e ir a la pista superior directamente desde Cas Garriguer, y éso hicimos pero al llegar arriba noto que voy un poco deshinchado y solo relleno aire pero al llegar al cruce del camino que baja al torrente veo que se ha vaciado por lo que me quedo allí reparando la avería mientras ellos se van a hacer un minicircuito de ida y vuelta por una zona cercana.

Me sobra el tiempo y me da para comer algo y hacer vida social con todos los que van pasando por allí, hasta me reconoce Toni?, amigo de Carlos, pero que ya hacía mucho tiempo que no coincidíamos y por eso me extrañó que se acordara.

Los tres bikeros que también reparaban un pinchazo en las cercanías finalmente deciden no bajar a Coanegra, por problemas de horario me comentan. Uno que había pasado antes vuelve y se prepara para la bajada saliendo antes que nosotros. Supongo que estará en su casa, no volvimos a verle. Nos habían advertido los técnicos del Ibanat sobre la presencia de senderistas debiendo circular con las debidas precauciones pero yo no vi a ninguno, todos los que vi iban rodando.

Vuelve el grupo y en lo único que pensamos es en la bajada, compruebo otra vez las presiones y me lanzo, esperando no tener ningún contratiempo en la bajada ya que solamente llevaba una cámara de repuesto, al principio con un poco de respeto pero tras negociar algunas curvas y pasar el tramo complicado la cosa fue mejorando poco a poco. Éramos cuatro en un grupito que más o menos se mantuvo unido hasta abajo solamente cambiando el orden de algunas posiciones. Bajé sin percance alguno y bastante cómodo, se me hizo corta la bajada pero no sabría decir cuánto tardamos, ninguno de los del grupo delantero puso en marcha cronómetro alguno.

Van llegando los retrasados, sabíamos que alguno había pinchado pero no que David hubiera dado una voltereta sin quererlo, pero parecía que no tenía nada grave, solo alguna rozadura leve, por eso no perdemos tiempo en arrumacos sensibleros y partimos aunque ya la ruta inicial sabemos que se ha ido al garete, y más que se va a ir cuando no han pasado ni quince segundos y pego un llantazo contra no se sabe bien qué, si fue justo al pasar la barrera. Los que tienen prisa se van y se quedan Jauja y Luismi a pasar el rato conmigo. Lo bueno es que he salido solo con una cámara y ya la he cambiado arriba por lo que me toca ponerla otra vez e ir hinchando cada cierto tiempo para poder llegar a sitio. De todas maneras, aún yendo a medio gas los encontramos en el aparcamiento y hubo despedida oficial como dios manda.

Quizás quedemos otro día para hacer la otra mitad de ruta que quedó pendiente, y ahí sí que puede haber sorpresas, uep!!! ya estoy hablando demasiado, ya veremos en su momento cómo lo montamos.


Pincha aquí si quieres ver algunas fotos de esta salida


Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...