[X]

Me lo cuento y no me lo creo

Entre semana he tenido dolor de espalda y he dejado de hacer unos recados que tenía pendientes, dudaba seriamente de si podría salir o no este sábado pero las molestias, así como vinieron, se fueron, no lo asocio a la ingesta de un solo comprimido de ibuprofeno. De todas maneras me dió tiempo para acercarme el viernes un rato a la tienda de Emili pero no conseguí la pieza que me falta para encajar el cambio en el cuadro de la bici, y aunque la hubiera tenido no la habría puesto, no eran horas de practicar la mecánica, así que me dispuse a afrontar una ruta en solitario mayormente por llano y suponía que también por asfalto. Ése era el plan que le planteé a Pepefz que por supuesto no quiso compartir como era de esperar.

He pasado por el taller esta mañana y estaban Emilio y Javi, de los poquitos del grupo que restan por la isla, pero también Yarik que se ha unido a ellos en la expedición por Na Burguesa tras retocar algunos ajustes de la suspensión y los he acompañado hasta el Decathlon, hoy huérfano de bikeros. Yo me he separado allí de ellos para dirigirme hacia Son Sardina y empezar desde el camí de Passatemps. No tenía nada claro donde iría, solo sabía que me quería alejar lo más posible de la ciudad, me daba igual la dirección.

Llegar a Son Termens es llegar a ningún lado y hay que rodar por la carretera vayas donde vayas. Me tiraba más Raixa y hacia allí me dirijo. Un letrero allí plantado hace que mi atención se desvíe hacia Orient, ¿porqué no? Teóricamente un GR se dirige al llogaret y me ha entrado la curiosidad por averiguar si había habido algún cambio en ese sentido desde mi último pase por la zona. Me dirijo pues hacia Bunyola por el camino antiguo y es en su parte moderna, la asfaltada, donde me he puesto perdido de agua y barro, extrañas paradojas de la modernidad.

Llego a Bunyola tras las primeras rampas y me voy mentalizando de lo que me espera porque hasta el coll d'Honor es todo cuesta arriba pero tiene tramos que vas bastante plano para poder recuperar pero lo que me interesa realmente es comprobar si hay alguna señalización que me muestre un recorrido alternativo aprovechable y no he visto nada, solamente el desvío de las minas cerrado con una barrera y que no te lleva más que dos curvas más arriba. Después algunos tramos de sendero entre las eses de la carretera, muy sucios y abandonados, todo inservible.

Llegaba ahora el tramo largo y tampoco lo he visto claro, ni antes ni después de Honor. Saltando una barrera sé que se puede subir arriba del coll des Vent pero pasando muy cerca de una casa no creo que sea el itinerario marcado en el mapa. Solo me queda apechugar con las últimas curvas del coll que han estado entretenidas persiguiendo a dos carreteros de fuera de estos lares que tampoco es que fueran a hacer podium en alguna competición.

No me he salido del asfalto para bajar porque no quería pasarme el desvío que me tenía que llevar a ses Clavegueres porque ya que estaba por allí ¿qué mejor manera de llegar a Orient que ésa?. He tenido que empujar un rato hasta el camino principal, nada del otro mundo, y después disfrutar del paso por el bosque hasta la barrera de es Freu.

Parecía una guardería aquello, quién se acercaba llevaba unos cuantos críos de muy corta edad pero aún con las fuerzas intactas y armando algarabía. Yo me he dedicado a reponer sólidos y líquidos para largarme después con viento fresco hacia Orient por el camino de tierra . Llegando allí me he acordado de un camino que ví marcado que te acerca a Solleric y he ido a inspeccionar pero un cartel me ha disuadido de proseguir en esa dirección por lo que he vuelto a la carretera para dirigirme hacia Alaró.

No ha sido ver una señal de tráfico que me informaba de que debía rodar 31 km si quería volver a Palma sino el tirón del bosque lo que me ha decidido a meterme por el GR y darme un buen paseo hasta arriba bici a la espalda. Tramo corto, sin pausas, hasta el coll de tords, y a partir de allí a hacer lo que se pueda por el pas de s'Escaleta. Me ha gustado, sí señor, complicado, muy rocoso y desnivelado, pero los trozos que he montado he disfrutado. Me ha sorprendido un poco la zona nueva escalonada que subiendo la veía mucho más complicada pero para el que no le asustan los giros y escalones creo que es factible, de hecho el escalón más grande tiene una escapatoria que hace el tramo bastante asequible.

Bajada por cemento directa hasta el pueblo y ya sí que no me quedaba otra que pedalear hasta Palma, podía haber cruzado por es Cabàs si hubiera sido un poco más temprano pero lo he dejado estar y he tirado directo por el camí de ca na Cili y el camí de sa Bomba empalmando ya la carretera principal hasta el Pont d'Inca para desviarme por el Pinaret para cruzar el torrente por Son Gibert.

Parece mentira pero no ha sido tan mala ruta como pensaba que sería, simple rodar por asfalto, al final, casi sin planearlo, he podido meter algunos tramos montañeros que no confiaba que me han dejado muy buen sabor de boca. No digo que la repita habitualmente, tienen que darse algunos condicionantes que así lo requieran, sean físicos, sean mecánicos como ha sido en este caso.

Los números, no los sé, pero bienestar, mucho.


No hay comentarios :

Publicar un comentario en la entrada

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...