[X]

El tornillo

Estaba citado a las nueve en Santa María el sábado pasado para ir a rodar un poco por la Comuna de Bunyola junto con varios compañeros de correrías como son Terròs y Danox, un mini grupo para no tener que depender de horarios ni compromisos. La ruta diseñada por el primero a su libre albedrío comprendía diversos itinerarios de la zona que pretendían descubrirse bajo una perspectiva menos habitual, a saber, camí des Cabàs, coma d'en Buscante, enlace coll des Picot*, ses Clavegueres y Coanegra.

Tenía él interés en recorrer es Cabàs pese a que le advertí de que queda poco por ver allí, de hecho tras traspasar las barreras de final Dani se marchó por delante y dejamos de lado el empalme con la pista para meternos en el bosque y recorrer todo el camino completo que enlaza al principio de las primeras cuestas y saltarnos así la insulsa pista que viene desde la carretera. No es lo correcto pero es la consecuencia directa de hacer desaparecer parte del trazado con total impunidad. Hacer constar también que el tramo encajonado antes de la primera barrera está como antes de la limpieza, y es que los años no pasan en balde.

Vienen ahora las cuestas de hormigón que afronto con paciencia sabiendo que no son, ni de lejos, lo peor que nos vamos a encontrar en esa subida, la continuación por tierra es mucho peor aunque realmente hasta las rampas de la casa-cueva es soportable. Superado ese muro en un trís has llegado a la barrera y ahí nos espera otro tramo de pateo antes de entrar en los terrenos municipales propiamente dichos donde sí es muy factible el ascenso aún sin haber un camino específicamente construído, se trata solamente de un sendero en el fondo de la depresión que es totalmente disfrutable si es que aceptamos como correcto el vocablo.

Había tenido algún indicio de que algo no iba del todo bien al sacar el pie derecho del pedal pero no hice caso, ni siquiera al llegar arriba me molesté en comprobar ese pequeño detalle, nos metimos por el sendero en lugar de la pista y nos dirigimos a descansar un poco en las mesas antes de afrontar el resto de subida. Ahí sí que me quité la zapatilla con la intención de apretar el tornillo pero este ya no estaba, por eso giraba la cala descontrolada al tratar de desengancharla, se acabó la ruta para mí, imposible afrontar un descenso muy irregular de esa guisa, por eso ellos se fueron solos y yo me quedé allí con una primera intención de bajar por la pista como la opción más tranquila pero enseguida fui cambiando de parecer y me planteé llegar hasta el depósito al menos para darles ánimos. No pude llegar a tiempo, un caminante que por allí paseaba me retuvo a base de preguntas sobre todas las dudas que tenía sobre caminos y lugares de la zona, no pude más que pararme y darle algunas explicaciones, eso me retrasó mucho pero quise llegar de todos modos para alargar un poco más el día y así lo hice, aunque evidentemente ya habían pasado.

Debía regresar y ya había decidido hacerlo por donde había subido, podía haberlo hecho directamente por Son Pou pero no me apetecía volver con un tobillo roto si no más y preferí la comodidad de la hojarasca al traqueteo de los pedrolos, pudiendo elegir escogí la más segura. Sin problemas desandé el camino de subida y sin mucha tardanza aparecí de nuevo en Can Picarola donde había un bikero de Santa María que también se dirigía a la Comuna, esperaba un compañero que venía empujando la bici por la cuesta, después cada uno siguió su propio itinerario, ellos hacia arriba y yo hacia abajo.

No me acabo de acostumbrar a esa bajada, la encontré interminable hasta la carretera, pasé de volver a cruzar es Cabàs y seguí recto hasta el asfalto que no me quedó más remedio que rodarlo aunque el último tramo por el camí de ca na Cili, mucho más tranquilo.

Como veis me perdí la mitad buena de la ruta, aunque tampoco es del todo correcto, no quiero dar la impresión de que opine que la parte buena son las bajadas y la mala las subidas, nada más lejos de la realidad, por tanto parece mucho más exacto consignar que me perdí la segunda parte de la ruta, sin más explicaciones. Y todo por culpa de un simple tornillo, más rabia me dio averiguar que tenía cuatro en un cajón y ninguno en la mochila, ahora al menos voy preparado en ese aspecto.

* En su descripción de la ruta en Wikiloc, coll des Picó.


No hay comentarios :

Publicar un comentario en la entrada

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...