[X]

Destripando la Comuna

Me había planteado averiguar si era posible cambiar en alguna medida la percepción que tenemos de la Comuna de Bunyola, y traduciendo eso a lenguaje bikero pues encontrar nuevos caminos ciclables que aporten valor añadido a esa zona. Quién más quién menos conocerá gran parte de ellos ya que al ser un espacio libre de paso es de los más visitados, unido además a la facilidad de acceso por la pista principal y las tan variadas y valoradas opciones de bajada, hacen que pueda considerarse como una auténtica meca del mtb en la isla.

No es que me aburra lo conocido, ni mucho menos, pero tampoco me conformo con lo sabido, por eso esta semana, después de conseguir un poco de tranquilidad a mis tareas, he confeccionado una lista de deseos que deberían ser debidamente contrastados, no es que fuera muy larga pero era prácticamente una quimera querer verlos todos en el mismo día. De casi todos ellos tenía una traza válida que no he utilizado, solamente como confirmación de que el camino existe (?) y más si también puedes situarlo sobre un mapa de papel aunque siempre con todas las reservas del mundo.

Solamente un voluntario, Joan, se une a esta cruzada y casi de chiripa porque a última hora seguía sin tenerlo claro del todo, afortunadamente he podido convencerlo para acompañarme. Para no perder demasiado tiempo en acercamientos estériles hemos empezado desde el área recreativa de Caubet y aún así ya íbamos con retraso sobre el horario previsto. En un principio no hemos tenido ningún contratiempo antes de llegar a Bunyola ni tampoco en la primera parte de ascenso, y digo primera parte porque he querido ya desde el mismo inicio variar el itinerario y recuperar el trazado original, mucho más exigente y entretenido que la carretera moderna.

Aunque lo políticamente correcto hubiera sido llegar arriba por el interior del comellar nada nos ha impedido continuar por la ancha pista al llegar al desvío, y pese a la comodidad del pedaleo ya venía notando que algo no iba del todo fino en las partes movibles de la bici, osease la cadena, lo que me ha obligado a continuar con el plato pequeño el resto de subida. Nos desviamos en el cruce del penyal para ir a investigar el primer ramal y aunque empieza ancho y claro al llegar a un rotllo pierde mucha definición, tanta que dudo realmente que exista un trazado como tal, y dado que tampoco permite rodar en condiciones hemos tenido que volver atrás sin conseguir el objetivo.

Lo que sí he conseguido en la cuesta que te lleva al camino principal es reventar la cadena, eslabón completamente abierto y con pocas opciones de recuperarlo sin la herramienta de apriete adecuada por lo que he iniciado el proceso de sustitución sin demasiado éxito ya que tras bastantes minutos de forcejeos y unos pocos metros recorridos ha vuelto a saltar el eslabón. Entre medias hemos compartido visita del grupo de los MIR que nos han alcanzado aunque alguno con evidentes deficiencias mecánicas que tampoco ha podido solucionar, ni allí ni en las mesas donde nos hemos vuelto a reunir, por lo que han optado por no alargar más la ruta y han bajado directos al pueblo mientras que nosotros hemos decidido volver a intentarlo ahora un poco más cómodamente y tras haber podido avituallarnos tranquilamente sentados.

Parece que la solución ha sido efectiva y podremos continuar la búsqueda aunque ya cortos de horario. Lo primero será dirigirnos al Planitjar e inspeccionar un paso de nombre incierto y desde luego el recorrido no se queda atrás en ese aspecto, se hace pero yo quiero hacerlo en bicicleta no con la bicicleta y me temo que no avanzaré mucho por allí, así que vuelta atrás y a otra cosa mariposa. La conversación que tuvimos con el forestal en ese lugar me aclaró ciertas dudas que tenía respecto a otros itinerarios y en los que tenía depositadas algunas esperanzas de éxito, dudas aclaradas aunque en sentido contrario de lo que me esperaba, sería más de lo mismo de lo visto hasta ahora, vanas e infundadas esperanzas aunque la plática al respecto fue muy esclarecedora.

Solamente nos queda la última opción y no me quiero dar por vencido aún, esta tiene que acabar bien, conozco la primera parte que ya recorrí hace mucho tiempo y no he vuelto desde entonces aunque ahora me han comentado que el enlace es posible. Juan pone reticencias que me encargo de disipar a base de hechos consumados y no le queda más remedio que seguirme. Pronto llegamos a la zona de pateo que es bastante corta y arriba ya me doy cuenta de que en la ocasión anterior me fui por el otro lado y efectivamente no tardamos en vislumbrar el punto geodésico adonde llegamos para inmortalizar el momento porque no es usual que se corone una cima cuando estás de paso por la Comuna.

Tenemos que ver en la bajada donde está el desvío, porque tiene que haberlo y efectivamente lo vemos y lo exploramos unos metros aunque de vuelta lo hicimos por otro sitio y hubo que buscar un rato la bici de Joan, queda de todas maneras emplazada la búsqueda para la semana próxima adonde nos dirigiremos directamente sin perder tiempo en preliminares. Para la vuelta tenemos que elegir entre la carena y la coma y optamos por la primera aunque al compañero se le hizo larga, sigue midiendo lo mismo pero hay ocasiones en que parece que mide el doble, tal es la paliza que te propina, muy machacona.

Ya solo nos queda la parte de regreso más sencilla, casi toda por asfalto por eso si podemos eliminar algún tramo siempre es de agradecer y así lo hacemos en el sendero del hospital y en la zona de bosque junto a las vías rematando de buena forma una inusual ruta que intentaremos mejorar en fechas venideras.


Ver la traza en Wikiloc


No hay comentarios :

Publicar un comentario en la entrada

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...