[X]

Fumigando

Hace unas fechas volví a Puntiró para dirimir algunos aspectos de una ruta que en caso de confirmarse podrían dar al traste a la misma, y de hecho se confirmaron, con lo que me quedé sin objetivo ya que de por sí no es una ruta con muchas sorpresas aunque para mí no era ése el leitmotiv sino más bien cómo llegar hasta allí pero también entiendo que para muchos eso no sea importante.

Tenía pues que buscar algunas alternativas conjugando tiempos y distancias ya que sin la guinda ya salían más de cincuenta kilómetros y lo que pensaba investigar estaba aún más lejos, con esas premisas decidí empezar desde sa Cabaneta, junto a la iglesia de Sant Marçal, y desde ahí partir a buscar el camí de sa Cimentera que atraviesa todo el valle que tenemos a nuestros pies en sentido longitudinal. No tardamos en volver a la civilización y pisar de nuevo asfalto, este camino que vamos siguiendo por las barriadas exteriores enlazará con el camí del Jardí d'en Ferrer ya en el pueblo pero lo que por ahora nos interesa es el ramal que sube hasta las casas situadas en lo alto de las lomas y desde ahí mismo cruzar el campo sembrado y meternos en el pinar que tenemos enfrente ya que toda su vertiente norte está cruzada por senderos artificiales que los bikeros han hecho suyos a modo de dh.

No tengo problema para acceder a esos senderos aunque la última vez que fui no fuera ayer, ni en su recorrido y salgo al camino cerca del ramal que me llevará a la carretera y desde allí tomo el camino directo a Puntiró y aunque ya bajé por allí hace poco me apetecía en esta ocasión subirlo aún a sabiendas de que no existen enlaces ciclables a nuestro gusto. Guapa subida que continua después como sendero hasta llegar a la avenida principal de la urbanización. Entonces me pregunto si no habrá alguna otra posibilidad de entrar en Son Seguí por un sitio distinto del que yo conozco, y me dispongo a averiguarlo aunque sea bajando otra vez hasta el camino y allí veo algo interesante al otro lado de la pared, la verdad es que subiendo es casi imposible fijarse pero estando parado es otra cosa. Salto la pared y empiezo a rodar por la pista que tenemos a ese costado, lo hago hacia abajo y solo por curiosidad yendo a dar otra pista muy cuidada que viene del camino por donde he subido y que presupongo que irá a alguna casa de la zona. Vuelvo sobre mis rodadas y sigo adelante, rodeando la parcela cerca de los límites y así puedo comprobar como todo el perímetro está debidamente vallado, queda claro que no entraré por ningún lado, si no me había quedado cien por cien claro la otra vez ahora ya sí.

Sigo el camino hasta el final que no es otra que las casas de la parcela a las que llego por la parte de atrás y sin esperar conversación vuelvo sobre mis pasos para volver a traspasar la pared y regresar a la avenida de la urbanización otra vez. Me paro ante la barrera de lo que era la entrada de Son Seguí y puedo constatar que el agujero que habían hecho al levantar la rejilla es aún más grande. Oigo voces en esa dirección y espero por si aparece alguien desde allí pero no es más que una pareja de yayos que vete a saber qué buscaban, de hecho no espero ni que lleguen para irme con viento fresco.

Voy a bajar hasta la carretera vieja de Sineu para acercarme hasta ses Olleries y buscar un camino que teóricamente sube desde allí hasta arriba porque lo que se dice acordarme, pues que casi ni me acuerdo, de retazos sueltos sí, del fumigado, del camí de can Parrisco, del dh, de la torre de vigilancia, de la siesta, de la leche que me pegué bajando, de eso sí, pero me faltaba lo más importante, por dónde.

Fui primero a ver un camino que seguro no era pero quise ir (y efectivamente no era), después comí algo a la sombra junto a las hambrientas gallinas y luego enfilé hacia arriba por donde pensé tenía más posibilidades y creía que podía estar en el buen camino cuando vi el viejo camino que continuaba aún más allá después de pasar por los depósitos de agua. Se trataba de una vieja pista cementada que subía decidida hacia las alturas pero que no era más que el acceso a una casa desvencijada llena de porquería y abandonada a su triste suerte, y aunque el camino acababa allí un sendero continuaba por el interior del bosque, creí entender que ya bajaría pero de hecho en algunos tramos hasta va cuesta arriba. No tardé en aparecer delante de una casa donde había dos bikeros que se disponían a recorrerlo en sentido contrario, seguramente vecinos del barrio.

Estoy en el Rafal, en el camí del comellar del Rafal para ser más exactos y no he hecho casi nada y ahora, a base de recuerdos borrosos, debo ser capaz de encontrar al menos dos subidas que me suban hasta la torre de vigilancia, las he visto sobre los mapas y ahora debo ser capaz de encontrarlas y para ello voy siguiendo el camino hasta el cruce y un poco después veo una subida de tierra por la que me decido a ascender, no es complicada pero la pendiente y la humedad no me dejan subir montado más que un par de minutos, el resto andando. Se trata de un sendero modificado tipo dh aunque bastante facilón y con algunos saltos medio derrumbados como máxima dificultad, el resto alguna curva peraltada usando algunos troncos o piedras y poco más.

Al llegar arriba veo que estoy al lado de una pista cementada y sigo hacia arriba llegando muy rápidamente a una barrera abierta junto a una casa donde no quiero entrar para no molestar a los propietarios que ni veo ni oigo y me dispongo a bajar por donde he subido lo cual no me lleva más de dos minutos el llegar abajo otra vez pero en lugar de volver atrás para ver el inicio de esa pista sigo adelante y veo otra con una barrera abierta y esta vez sí subo por ella aunque no llego a vislumbrar su final ya que me desvío por un sendero donde pronto empieza el descenso pero esta vez con menos inclinación aunque puede hacerse bastante rápido y que me deja en un campo arado que rodeo por un lateral hasta enlazar con un camino por el que salgo de la finca y enlazo con otro asfaltado que me lleva a la carretera de Santa Eugenia.

El ciclo se ha completado y emprendo la vuelta por asfalto yendo a dar un rodeo por Santa María pueblo para volver a enlazar con el camí del Jardí d'en Ferrer para volver a Pòrtol callejeando por la población. Por si no tuviera suficiente y sin saber la hora que era cuando llegué junto al polideportivo volví atrás para meterme en la urbanización de Son Caulelles, no me sonaba que hubiera estado por allí, y lo que quería ver es si podría enlazar con Sa Cabaneta campo a través. No pude, la calle principal es una sucesión de toboganes que no lleva a ningún sitio aunque después comprobé que he estado varias veces muy cerca de ese lugar sin saberlo pero de imposible combinación, no me quedó otra que volver atrás sin encontrar oportunidad por la garriga por lo que regresé por asfalto al punto de inicio.

De todo esto no puede inferirse que haya sido un fracaso, ni mucho menos!, el sábado que viene seguirán las pesquisas para tratar de conformar algo que se parezca a una ruta en condiciones aunque no descarto que sea preciso una tercera pasada para dejarlo todo bien perfilado, en esas estamos.


No hay comentarios :

Publicar un comentario en la entrada

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...