[X]

La lista

Estaba dubitativo el viernes, quizás más que de costumbre, manejando diversas opciones de rutas, Tossals Verds, quizás? no me desagradaba pero estuve hace nada y no quería repetir, lo dejaré para más adelante; Comellar de s'Homo, porqué no? hace tiempo que tengo pensado ir y nunca encuentro el momento adecuado; no sé, no me acabo de decidir del todo y así, entre idas y venidas, vuelvo a prestar atención a la mola de Son Pacs, ahí dejé cosas pendientes, algo que creí ver y por donde no había vuelto en quién sabe cuanto, tanto que es casi como recorrerlo por vez primera, y entonces, como quién no quiere la cosa, encaminé hacia allí mis pasos, o mis pedaladas mejor dicho, seamos rigurosos.

Como suele suceder en estos casos preferí acortar al inicio, haré asfalto pues y llegaré a Esporles por carretera exclusivamente exceptuando esa pequeña bajada de tierra desde lo alto del coll y a partir de ahí es donde podría haber convertido una buena ruta en una ruta memorable llegando al coll de sa Basseta directamente pero ese campeonato aún no me toca jugarlo, quizás en compañía lo hubiera intentado pero solo no me apetecía y lo dejé pasar por lo que seguí las indicaciones GR sin pensar mucho en ello. Ya desde el principio me crucé con varios senderistas que también iban a Valldemossa, a dos de ellos tuve que encaminarles correctamente porque no habían visto el desvío señalizado en lo alto del coll y se pasaron de largo las indicaciones. Al llegar arriba vimos que su traza iba por el camino de abajo que es el que yo quería recorrer y fuimos juntos hasta la rejilla donde se hace el empalme a las bravas con el camino de arriba para no cruzarla, desde luego si vas empujando la bici es mejor tirar hacia el paso que no por este roquedal.

Después al llegar a la zona llana me separé de ellos y llegué hasta la casa del ganado para echar un vistazo y volver atrás para tomar el desvío hacia la cima y volví a encontrármelos haciendo fotos en la zona de los sesteadores, realmente el lugar estaba concurrido por allí ya que me encontré con otro grupo que subía y otro más en la bajada que iban corriendo y que dejé pasar delante previendo como así sucedió que irían más rápido que yo. El camino tiene algunas dificultades técnicas que te obligan o bien a descabalgar o a esforzarte bastante para desatrancar la bici, no dominar suficientemente estos pasos contribuye en buena medida a engrosar el crono, todo ello hace que un corredor a pie baje mucho más rápido en las zonas más inclinadas.

Por fin pude tomarme un respiro en la explanada de las barreras del coll de Sant Jordi y exploré el inicio de ese sendero que por allí debía desembocar y aunque no está muy claro el inicio me animé a bajar para corroborar su consolidación o su desaparición y sucedió lo primero ya que al cabo de unos minutos de suave bajada empalmé con un camino de carro más o menos pasable el cual converge en la pista principal no muy lejos de la zona de la fuente de abajo, me queda pues un largo tramo de subida por ese itinerario hasta mi siguiente objetivo y para mi pesar el ajuste del cambio falló y no podía engranar el último piñón, justamente el más necesario en esos momentos, podría poner todas las excusas del mundo solo por ese motivo pero no fue el único factor que intervino para no poder llegar arriba sin poner pie aunque quiero creer que es más que posible, muy difícil pero no imposible, y saber que donde te has quedado es la parte menos complicada anímicamente tampoco ayuda mucho. Sea como fuere estoy ya en el desvío y puedo volver a pedalear y si se exceptúa el paso por la pared es prácticamente ciclable de cabo a rabo.

Empalmé con el camino de carro junto a los destartalados coll de tords y continué la subida hasta llegar al pla d'en Penyalot donde hice otro descanso reparador antes de emprender el regreso por donde había venido, no bajaría por el GR, ya estuve no hace mucho, el reto era descender por el camino de carro y estuvo muy bien hasta que me salí por la tangente en un punto determinado y acabé enfrente de unas barreras cerradas con algunos carteles disuasorios y evidentemente no pasé por lo que tuve que volver a subir hasta el cruce que está justo al lado de la casa de neu, impresionante clot que se conserva muy limpio en su interior y con unas medidas más que respetables no sé si fruto de un gran optimismo en su construcción o es que realmente el clima ha cambiado un cien por cien desde entonces.

En esta parte de bajada tanto vas por camino de carro como serpenteando por sendero tapado por el carrizo, es de suponer que la proximidad de las casas ha provocado ciertos cambios de itinerario con tal de no pasar por delante de la puerta aunque no nos consta ningún problema de paso en la zona, de hecho enlazas directamente en el camino de acceso que está cementado circulando paralelos a la pared de sostenimiento de la acequia proveniente de la font de na Llambíes que no llego a cruzar ya que enfilo directamente por la bajada que me lleva a otro camino vecinal, también cementado, que baja entre paredes hasta la parte baja del pueblo, estoy en la carretera vieja que abandono a las primeras de cambio para meterme en dirección a la depuradora y más allá, directo a Son Salvat y Son Brondo recorriendo tranquilamente el valle hasta el mismo estret, donde no queda otra que bajar por asfalto y en este caso solamente hasta el cruce de Esporles ya que me meto por el camino que sube a ses Rotgetes y que me acercará a la ciudad recorriendo Son Mayol en dirección al monasterio de la Real completando así una digna jornada de ciclismo por montaña con buenas sensaciones y mejores resultados.


Reto del día: Subir por la pista de sa Baduia desde el forn de calç hasta el desvío sin poner pie, ánimo y al lío.


No hay comentarios :

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...