[X]

Nivel 0

Es sabido que ciertas obligaciones nos pueden desviar de nuestra rutina semanal, a saber, ruta mtb sabatina por la montaña, nuestra montaña, donde vamos a evadirnos del resto del mundo, donde sustituimos bloques de cemento artificiales por naturaleza pura, bloques de piedras de formas caprichosas desde simples montículos a moles de centenares de metros de altura, solamente el pensar que el ser humano simplemente nunca será capaz de crear algo así te hace sentir con toda su fuerza tu temporalidad en este mundo y que no tienes más derecho sobre ello que su mero disfrute, nada más aunque entendiendo también que cualquier ser vivo ejerce una erosión en mayor o menor medida sobre su entorno pero en nuestro caso nos damos, o deberíamos darnos, cuenta de ello y debería ser algo positivo aunque en este sentido no es que sea muy optimista que digamos.

Pero no es por esta reflexión dominguera por lo que no salí ayer, bueno, sí salí pero solo para rodar aunque en realidad podría haber hecho algo más aunque ahora ya no tiene remedio. De hecho la salida sirvió para encontrarme con Manel y así recorrer algunos kilómetros juntos rumbo a Bunyola donde lo dejé con su enésima ascensión a la Comuna mientras que yo me fui por un camino vecinal hasta la carretera de Sóller donde emprendí la vuelta a la ciudad. Me fijé en los nuevos postes GR que hay en la rotonda de Bunyola indicando el itinerario GR que se dirige a Raixa y también marca hacia el pueblo supongo que para ir a buscar el ramal de Orient pero me parece que por ahora acaba el asunto en la rotonda, supongo que algún día lo terminarán. De todas maneras no estaría de más comprobar cómo está a partir de Raixeta, que yo sepa no hay nada nuevo a partir del torrente, quise ir pero me contuve y de ahí mi queja posterior, no hubiera pasado nada grave si hubiera ido, al contrario, más contento habría vuelto.

Qué decir de la vuelta, la típica por Son Termens y el camí de Passatemps que quizás logren enlazar con el tramo de Raixa algún día, no sé si lo verán estas piernas. No hay manera de hacer ese camino tranquilamente, hay que ir a full por lo del dichoso PR follonero y pese a ir mucho más cómodo no lo superé, supongo que por el primer tramo hasta las casas donde no iba lanzado, pu.o strava! aunque también se puede interpretar en clave contraria, quizás sin esa motivación no se haría el esfuerzo y más si hubiera que utilizar diversos medios que en esa aplicación están unificados y debidamente relacionados, más fácil imposible.

El domingo se me ocurrió hacer esa misma ruta en sentido contrario, con el aliciente de recordar exactamente el recorrido y así calcar las trazas pero salí un poco tarde y el tiempo no me dio más de sí y entre una cosa y otra estrené el 11 y hay que acostumbrarse a ello y yo no lo estoy, a pesar de ello no me quejo. La traza tiene algún requiebro fruto de la confusión y de hecho en el segundo desvío me crucé con un vehículo que tuvo que esperar a que yo volviera para poder cerrar la barrera, se ve que no les hizo mucha gracia pero su corrección impidió siquiera una palabra malsonante, mi ruta correcta estaba un poco más allá y su inicio es muy parecido, de ahí mi confusión y efectivamente tuve que recortar un poco el recorrido ya que no conviene circular en la penumbra, es fácil confundirnos con el entorno y eso puede ser contraproducente y aunque corta de distancia, y sin aportar en demasía a las estadísticas, grande en beneficios.


P.D. La foto que he puesto para acompañar estas líneas no corresponde a la salida narrada, ni siquiera a una de este año, pero sí de un lugar que me sorprendió gratamente y al que, por cierto, se llega empujando la bici, infortunadamente.


Aclimatación

Toca seguir “aclimatándose” a la nueva máquina y que mejor que una ruta conocida y relativamente sencilla, recorrida muchas veces y donde ya se tienen las sensaciones muy interiorizadas como para notar con más fuerza las posibles diferencias, por ejemplo un paseo por la Fita del Ram, ¡qué menos!, aunque quizás habría que matizar qué entendemos por paseo. Si un paseo es subir Bunyolí por el camino de carro para continuar después hasta las antenas, pues sí, lo será, aunque por dureza no quedará pero teniendo en cuenta que es asfalto se hace algo menos duro y por desarrollos no será; el tramo hasta la ermita es impresionante, dificultad técnica casi cero, alguna piedrita por en medio pero poco más, de hecho me ha parecido notar que se han rehecho los obstáculos que aparecieron hace unos meses aunque después de ver al personaje que habita en el último chalé me puedo esperar cualquier cosa, advertir que en ese tramo sentí una ganancia palpable en comodidad y eso significa que puedes mejorar y aumentar y mucho el control y la velocidad, otra cosa es que tu cuerpo te lo permita, me recuerda mucho en ese aspecto al camino que se dirige desde el coll des molí de vent hacia Son Font, a la porra los paseos, a dar pedales hasta no poder más.

No es hasta llegar al desvío de la cumbre cuando supuestamente comienza el descenso aunque no como se suele entender, ciertamente se baja bastante pero siempre alternando llaneos y bajadas. En la cadena de Bunyolí, en la carretera, había visto pasar una furgoneta con unos cuantos bikeros dentro que se dirigían cuesta arriba, la cual me encontré aparcada y a punto de salir en cuanto llegué yo arriba pero los ciclistas ya se habían ido y yo aproveché para hacer mi descanso reglamentario en la explanada y no me volví a acordar de ellos hasta llegar a la ermita porque estaban allí, eran extranjeros aunque pude chapurrear algunas palabras con uno de ellos, seguramente el que les hacía de guía a los otros dos, me dijeron que les había gustado, haber hecho la subida pedaleando a ver si pensaban lo mismo, supongo que cuando subían con la furgo iban pensando en lo buena que había sido la inversión de la excursión. Se dirigían hacia la bajada clásica de los marges, yo aún no lo tenía claro y los dejé a su bola y finalmente me decidí a hacer la misma aunque variando el inicio para bajar por el ramal del pozo aunque, a decir verdad, es una cisterna, lo que parece bastante extraño, la verdad, por el lugar, digo.

Resto de ruta sin complicaciones hasta los marges donde se empieza por el primer gran obstáculo, insalvable para mí, el resto, asequible aunque debía tener el día torcido porque hice los mayores y me paré en los pequeños, qué cosas, no?, esto hay que tomárselo como viene y esperar que en el siguiente pase mejore. Es temprano al llegar al camí des Correu y decido en lugar de ir hacia abajo tirar hacia arriba e ir a buscar el camí de Pescadors aunque sea haciendo un tramo de asfalto, cierto que podría haberlo hecho todo por caminos pero lo dejé estar, hice la parte más salvaje y aunque estaba animado en el siguiente tramo el toparme con al menos una docena de cabras rondando por allí hizo que echara el freno por si me salía alguna de algún rincón y liáramos el asunto, después tiré hacia la bajada escalonada para variar de final para echarme a descansar un rato a la sombra en un banco de una placeta, allí murieron las gafas de los chinos aunque pude llevarlas puestas hasta el final e impedir que los enjambres de mini moscas se me pegaran a los ojos.

Un poco más de subida hasta el coll de s'Heura no me iba a venir mal del todo, sería ya el colofón de la ruta ya que el resto es la vuelta típica por Son Malferit, ahora con una barrera más por medio, y Sarrià. En general una buena vuelta en la quise hacer un poco de todo e ir aprendiendo de la máquina en todos sus aspectos, la próxima semana más y mejor, aunque eso no sea muy difícil de cumplir, todo es muy mejorable, me lo tomaré como un reto personal.


Bunyolí a día de hoy

Article 60

Marc general

1. Els usos públics en l’àmbit territorial del Pla han de desenvolupar-se amb respecte als bens públics i privats i als drets i propietats de la zona. Qualsevol activitat que es dugui a terme s’ha de realitzar de forma que no suposi perill o dany al medi natural, patrimoni, ni a les persones.

2. El usuaris han de circular, com a regla general, pels camins i pistes permesos per a aquest ús d’acord amb el que detalli el Pla rector d’ús i gestió.

3. L’administració, en els termes que acordi amb els propietaris i altres titulars de drets ha d’habilitar, quan procedeixi, els itineraris i les zones per al gaudi públic d’aquest espai. Aquests acords poden consistir en la subscripció de convenis o servituds d’interès mediambiental previstos a l’article 45 de la Llei 5/2005, de 26 de maig, per a la conservació dels espais de rellevància ambiental.

4. Les administracions han de fomentar les activitats lúdico-esportives respectuoses amb la natura -senderisme, cicloturisme, excursions a cavall, etc.- a les finques públiques o en aquelles privades amb les quals s’hagi arribat a un acord amb la propietat. El Pla Rector d’Ús i Gestió regularà amb més detall aquestes activitats.

5.Es consideren un ús prohibit a tot l’àmbit territorial del Pla els circuits esportius.


Article 61

Règim general

1. Amb caràcter general les activitats recreatives i les esportives que no siguin de competició són activitats permeses a les zones d’ús limitat, d’ús compatible i d’ús general, sempre que no impliquin l’emissió de renous i/o es realitzin camp a través.

2. Les activitats recreatives i esportives de qualsevol classe són prohibides a les zones d’exclusió.

3. En qualsevol cas, el Pla rector d’ús i gestió ha de regular aquestes activitats i ha d’establir els criteris per al seu desplegament atenent a la mínima incidència sobre el medi natural i la capacitat de càrrega. Així mateix atenent a aquests criteris podrà fixar supòsits concrets exceptuables de la regla general.

4. El que estableix aquest article s’ha d’entendre sense perjudici d’altres disposicions més específiques contingudes en aquest Pla o les que pugui regular el Pla rector d’ús i gestió.


Me lo dijo Pérez

“Vete al correo”, y no es despectivo, me lo recomendaron la semana pasada, y lo creí a pies juntillas, me pareció una excelente opción para seguir con las pruebas pero antes tenía que resolver un pequeño detalle, la tija, muy larga para lo que necesito, entonces resulta que no la puedo cortar lo que quisiera por mor de dejar el tramo mínimo demasiado corto al llevarla arriba y no poder bajarla lo que me gustaría sin que haga tope en el interior por la curvatura del tubo que la aloja, cierto es que noto que no es necesario bajarla tanto como lo hacía en la 9.3 pero unos cuantos centímetros más no sobrarían, vamos a dejarlo así por ahora y veremos qué tal va.

Arranco desde casa hacia Establiments y Bunyolí para coger la otra salida asfaltada de la finca para dirigirme después a Sarrià y Son Malferit, mi meta es Esporles por lo que bajo por el camino viejo donde me doy cuenta de que no distingo nada de lo que tengo delante, literalmente, en cuanto suelto algo de frenos, la conclusión es que ahora bajo más lento que antes, más seguro, más aplomado, pero más despacio.

Tras atravesar el pueblo me dirijo al inicio de la subida del camí des Pescadors el cual voy a recorrer hasta el mismísimo puerto, quería tener guardado en mi poder el trazado completo y reeditar las sensaciones con la nueva máquina. Debo reconocer que hay un paso arriba que se me atragantó y lo pasé andando pero del resto no recordaba que tuviera que pasar por ese trago, de hecho lo vi bastante asequible, para la velocidad a la que iba, claro, e iba bajando más o menos tranquilo, sí, hasta que se torció el asunto de manera abrupta, de pronto me encontré besando el suelo, más con el codo y una rodilla que no con la cara pero en el suelo en definitiva y con la bici empeñada en pasarme por encima fruto de su propia inercia, es lo que tienen las masas, que se atraen. Toca valoración de daños y no se aprecian contusiones en la estructura, tal vez algunos roces en el manillar, otra cosa diferente es MI estructura y aquí sí se aprecian con más claridad, abrasiones en codo izquierdo con pérdida de fluido sanguíneo, afortunadamente no pasa de quemaduras superficiales. Se constata asimismo magulladura en zona del muslo derecho próxima a la rodilla aún a pesar de llevar protecciones, lesión que con el tiempo ha pasado a moretón aunque sin más consecuencias aparentes que un ligero dolor al comprimir la musculatura, por ahora se va curando con el aire que circula.

Repuesto del trance prosigo lo que queda de bajada hasta la carretera para llegar a la playa en un periquete aunque esta vez no paré en la bancada y continúo ruta. No tardo en oír voces tras de mí que me alcanzan a la altura de Son Bunyola (todo es Son Bunyola por ahí, me refiero a la vista de las casas) los primeros y al rato otros tres, son sectarios pero no me reconocen, solamente al iniciar yo la conversación se dan cuenta del lapsus y tras un rato de compañía se van separando ampliando irremisiblemente el espacio entre ambos aunque en algún momento creo oír voces en mi trasero, y efectivamente quedaban atrás un par de compañeros a los que saludé tras parar en la carretera y que tampoco me reconocieron a la primera. No estuve mucho tiempo allí, partí asfalto arriba hasta la curva del campo de fútbol para encarar la subida que me llevará hasta el camí des Correu, parte asfaltada, para continuar subiendo a pata desde el cruce con la pista nueva. Cuando llegué a lo más alto sí paré para comerme lo que me quedaba y afrontar la vuelta con algo de combustible, que no de fuerzas, de ahí que entre una cosa y otra no estuviera a la altura de mis mejores registros aunque sí noté mejoría en el paso por las zonas complicadas y más en la parte escalonada donde retoqué algo el rebote y se me hizo mucho más cómodo. Tampoco batí registros en el tramo paralelo a la carretera ni siquiera en los escalones finales, me falta aún mucha más confianza en la nueva máquina para encarar con más decisión esos tramos difíciles, espero que se cumpla aquello que suele decirse de “todo llegará”, aunque puedo constatar y constato con conocimiento de causa que con ésta también hay que pedalear y que te caes igual, en esto se parece bastante a las otras, que fiasco.


A por ello

Apedaçar: Adobar qualsevol cosa rompuda.

Aunque originalmente se refiere a la reparación de ropa también puede servir para cualquier cosa que se nos ocurra, y una bici no es una excepción, y una mtb menos con sus numerosas partes móviles sujetas a desgaste permanente, y eso en el mejor de los casos ya que en muchas ocasiones pasamos directamente a la rotura, a la sustitución forzada, tal es la naturaleza agreste y salvaje de nuestra tierra. Querer exigir la máquina más de la cuenta o enfrentarla a situaciones para las que no ha sido concebida no puede llevar a nada bueno y visto en perspectiva diría que demasiado ha durado y cambiarle la horquilla supuso someterla a tensiones inesperadas en otros puntos de su geometría afectando a su estabilidad y equilibrio y eso puede ser contraproducente en términos de salud, que te la estás jugando, en otras palabras, aunque no es menos cierto que uno a todo se acostumbra y más si no son cambios bruscos aparecidos de la noche a la mañana. De ahí que nada se cambia porque sí a las primeras de cambio, se apedaçan una y otra vez hasta que es peor el remiendo que la enfermedad y se impone la razón por encima del corazón, a por ello.

A la vista está que tendré que acostumbrarme a muchos cambios a la vez, habrá que tomárselo con calma, lo primero será conseguir unos pedales y que mejor que acudir a un profesional aunque ni con las mejores herramientas ha conseguido aflojar los que llevo y ahí debo agradecer que me prestara los de su propia bici que por el momento no está usando; son de plataforma y me va a venir de perlas probarlos, dicen que van mejor que los automáticos normales, a mí desde luego me falta apoyo en cuanto saco el pie por cualquier motivo. Así pues, con la bici montada al cien por cien en cuanto a componentes me dispongo a salir el sábado y no va a ser nada del otro mundo, un poco de rodar, otro poco de subir y como hay que volver, bajar lo subido y más pedaleo, todo eso en plan tranquilo y sin estresarse. Llamo a un colega al que le puede venir bien ese tipo de plan y acepta sin demasiadas exigencias, haremos una ruta conocida y cercana, la comuna de Bunyola, pista y Coma Gran, si eso no es clásico ya me contarás.

Salimos desde Palma callejeando un poco hasta Son Cladera para pillar camino de tierra hacia Son Macià probando algunos controles de amortiguador y horquilla aunque dado que no he revisado las presiones a las que vienen ajustadas y que quizás no sean las más adecuadas no es lo que más me importa, en cambio otros temas pueden ser más interesantes, por ejemplo el desarrollo, aunque voy tranquilo ya que es una ruta perfectamente asequible para rodar en plato mediano de pe a pa por tanto es seguro que no voy a tener ningún problema en ese aspecto, otra cosa sería si hubiéramos optado por pasar por el penyal d'Honor donde ya hay unas rampas interesantes pero no fue nuestra intención ya que sabíamos de antemano que el horario se nos iba a disparar por múltiples y variadas razones.

Tras algunas paradas llegamos al área recreativa de Cas Garriguer y no hay agua en el aljibe que nos hubiera venido de fábula y donde enfrentamos a la bici a alguna situación más variada que lo acontecido hasta el momento. Lo primero que noto es que no puedo bajar la tija todo lo que yo quisiera dada la curvatura del tubo del cuadro con lo que el sillín me queda excesivamente alto para mi gusto. No pienso hacer ninguna carrera en ese descenso, ahí vamos a comprobar la fiabilidad y confiabilidad de los frenos, aspectos que van enormemente ligados por lo que repercuten en la confianza del piloto y efectivamente Juan me toma la delantera en la zona menos técnica pero lo distancio en las eses finales donde el firme se encuentra en peores condiciones y se exige más de la máquina. Lo mismo sucedió en el siguiente tramo ya fuera de los terrenos comunales cuando esas diferencias también fueron patentes y donde el aplomo de la máquina es notable.

Nos queda la vuelta y necesitamos gasolina, a mí me queda agua pero el compañero va seco así que pasamos por el súper para aprovisionarnos de líquido azucarado que tiene que durar hasta la ciudad por nuestro bien pero en la confianza que da el saber lo que te resta decidimos no volver por la vía directa y vamos volteando por el polideportivo, camí de Cantina, bosquecillo del tren hasta el apeadero, pista paralela a las vías hasta el acceso del Rafalot encontrando la barrera del campo abierta que nos permite adentrarnos en sus terrenos hasta la otra barrera del torrente cruzando ya al vecino para rodear todo el perímetro hasta la puerta de salida a la carretera, ésta siempre abierta, para seguir por el sendero de los caballos hasta la rotonda aunque esta vez salimos por la barrera del rancho sin problemas. Éste es un itinerario que tenía mostrado como vuelta de alguna ruta que tuve que modificar debido a los problemas de paso por el Rafalot aunque en esta ocasión tuvimos suerte y pudimos pasar de chiripa.

Como vemos se trata de una ruta de lo más normal, ni una mísera trialera ha caído pero por ser el primer día me doy más que satisfecho, demasiados parámetros a tener en cuenta y más difícil aún filtrarlos y discernir qué sensación se corresponde a cada variable aunque solo es cuestión de tiempo el averiguarlo. Esperemos disfrutarlo.


Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...