[X]

Salidas a pares

Aprovechando algunos días de asueto de la semana pasada se pudo salir por el monte a hacer algo de lo que más nos gusta, como es montar en bici por esos caminos perdidos aunque ese pequeño matiz lo voy a obviar el jueves, se tratará simplemente de una salida cercana y ampliamente conocida, la comuna de Bunyola por algunos de sus itinerarios más circulados, más en plan que me dé el aire que otra cosa. Solamente he quedado con Jose Manuel aunque en el punto de partida hay muchos más congregados, casi todos, si no estoy equivocado, estuvieron en la salida anterior donde se empezó como uno y a medida que iban pasando los kilómetros se fueron desgajando componentes por una u otra causa, esta vez iban a tirar hacia Son Verí y más allá, mucho hueso y poca chicha me parece.

Hay que llegar al pueblo vecino para empezar la ascensión y el camí de Passatemps parece lo apropiado dado nuestro punto de partida, nos acercamos por Son Sardina y cruzamos la carretera en la rotonda para continuar hacia el sanatorio Joan March aunque si lo hubiera sabido en ese momento habría preferido atajar por el bosquecillo y no ir por el arcén, cosas del directo.

Hay gente en el aparcamiento de abajo que creo que va a subir pero no se les vio el pelo después, de hecho no vimos a nadie hasta el cruce del penyal, gente que apareció después ya cuando estábamos arriba descansando y a quienes la cuesta se les había hecho demasiado pestosa y que después de hablar con ellos parece que iban a hacer la misma ruta que nosotros, pista para abajo, recorte hacia las mesas y tirar directos por la coma gran, no está mal del todo y en cuestión de tiempo vamos a estar dentro del horario marcado de inicio para no aparecer muy tarde por casa, en eso estamos de acuerdo.

No paramos en el área de descanso y seguimos recto, no tengo pensado nada especial para ese momento, se va a bajar como mejor se pueda y punto, lo cual me lleva a disfrutar del momento y la máquina se presta a ello y me dejo llevar, las sensaciones son muy buenas y hay que disfrutar esos minutos de gloria, no siempre es así, además no encontramos a nadie, todos estaban de camino un poco más abajo y había además bastantes.

Como íbamos bien de horario alargamos un poco más la ruta pasando por Son Pizá y girando por el camí de Muntanya y Son Macià en lo que fue un buen día de mtb, y además el tiempo acompañó, casi en exceso diría yo, veremos que tal se dará el sábado aunque las previsiones son muy parecidas y parecería lógico que quisiera aprovecharlo yendo a rodar por algún sitio menos visitado, Miner, tal vez, y como tal se expone el plan pero todo cambia el viernes, ni el compañero puede venir ni tampoco voy a disponer de un horario holgado por mi parte así que me planteo una ruta aún más cercana aunque voy a procurar que no le falte enjundia, por ello me planteo la subida por el PT3 aprovechando que es día de fiesta y además de fiesta grande para los militares, aparte de eso tiraré por en medio y tocaré tierra antes de llegar a las inmediaciones del cuartel, eso servirá para ir abriendo boca antes de acometer la subida por el campo de tiro, una ascensión que no es complicada técnicamente pero que tiene tramos de buena pendiente hasta llegar al cortafuegos desde donde tiro por el sendero que enlaza con el torrente ahora obstaculizado a mitad de camino por varios pinos caídos.

La subida por ese camino es interesante y más lo sería si se pudiera hacer completa, como antaño, pero el paso por la barrera me parece, hoy por hoy, imposible, si no recuerdo mal quedaría la parte más técnica en ese tramo prohibido aunque habría que verlo en la actualidad. Sin querer llegar al coll des Vent por el sendero por lo de no bajar de la bici sigo por asfalto ese último kilómetro y me paro a comer algo justo allí, punto por lo demás común a otros bikeros, tanto carreteros como beteteros, que también lo eligen para su descanso. Y no me equivoco de nada porque van llegando bastantes que por allí se van acomodando y al final se forma una buena grupeta pero que no me dio mucha conversación, de hecho ni siquiera se despidieron ni que fuera por la proximidad, adiós, adiós, que os vaya bien el pateo.

Tiré por el atajo y me dirigí hacia las cuestas de cemento las cuales subí bastante bien y a buen ritmo hasta arriba del todo aunque no logré mejorar mi mejor crono por un solo segundo. Paré unos momentos en el coll des Pastors solamente para decidir por donde bajaría ya que no quería llegar muy allá, ya que aunque fuera una ruta sabatina, normalmente con el horario más holgado, había quedado en volver a poder ser antes de la una, entonces la bajada tenía que ser cercana, la elección se centraba entonces en pista o sendero y elegí este último pero, aunque no me arrepentí, tampoco puede decirse que lo disfrutara en demasía, bajé torpe, parado, sin punch, y esa bajada requiere valentía aunque visto lo visto y comparado con otras ocasiones, estuve dentro de mis parámetros, está claro que necesito ahí un aliciente, una rueda a seguir. Dudé si desviarme hacia Génova pero quise seguir hasta el final ya que es a partir de ese punto donde cambia un poco la fisionomía del camino pero no se dio el caso tampoco de una mejora sustancial en ese tramo así que lo único de que puedo presumir es de no haber sufrido ningún percance a reseñar o, ya más drásticos, del cual arrepentirse.

Solo espero que la salida que tengo pensada para el sábado que viene me resarza un poco de esta pequeña desilusión y me anime a intentarlo una y otra vez sin perder las esperanzas de que todo se puede mejorar y que al menos nos divirtamos intentándolo. Es lo que espero.


No hay comentarios :

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...