[X]

El enlace

Aunque de día 11 de mayo no haya traza sí hubo crónica y en ella se relataba el recorrido por los bajos de los Puntals de Son Balaguer por la vertiente norte, es decir, mirando al mar, hubo de todo un poco y bastante desorientación sin mirar los mapas (no hay tiempo para tantas cosas en la montaña) por lo que las conclusiones se sacan a posteriori desde el sillón y ahí vi que faltaba bastante tramo por recorrer para enlazar los dos itinerarios que quería unir y por eso programé otra salida para realizar ese segmento pero desde el lado contrario, o sea, desde el camino que sube a la Mola de Planícia y para ello me desplacé hasta Esporles por Son Malferit y me desvié hacia el área recreativa y la Font de Dalt para acabar en el safareig de Bellavista e ir a enlazar el camí des Correu rodando, sin tener que saltar la pared. Ya en la carretera tiré directo por asfalto hasta el inicio del camí nou de Planícia en plan carretero flirteando con los que me iban pasando que a veces pensaba que lo hacían por picarse porque después no se despegaban, se ve que esa gente se entretiene de esas maneras, otra cosa es llaneando o bajando, donde si te he visto no me acuerdo.

Me meto en el camino de tierra prohibido, hacía tiempo que no lo hacía desde el principio, teniendo el camí des Correu es preferible tomar las opciones correctas pero es que este caso da rabia por lo que tiene de ilógico. No me encuentro a nadie hasta el desvío que marca el inicio del camino que sube a la mola, allí hay una furgoneta y varias personas trabajando, me paro a preguntar porque en un primer momento no he visto el desvío por estar estacionado delante y cerrado además con una barrera. Me comenta todos los pormenores de esa barrera y las señales correspondientes, todo se lo han roto y cortado para poder pasar y que ya han puesto las correspondientes denuncias en el ayuntamiento y además están instalando cámaras de vigilancia, no me quise meter en averiguar los pormenores de la instalación y pregunté también por el camino de arriba, el que atraviesa la vieja cantera, y me ha dicho que también lo ha vallado (yo había pasado hacía quince días y no me acordaba de haber saltado ninguna rejilla, sabía que había un desvío que cerró hace tiempo pero tenía mis dudas sobre el tramo de la cantera), conclusión, que no nos quieren ni por arriba ni por abajo pero debo recalcar que no hubo ningún atisbo de enfurecimiento por su parte tan solo unos reproches casi de impotencia por no poder entender porqué no se respetan las decisiones de la propiedad en lo que ésta quiera proceder en sus terrenos.

Me marché de allí pensando cómo podría solventar esa situación, ¿tendría que llegar hasta Planícia por el camí vell? (otro de los prohibidos pero ya estando allí, qué más daba) pero no tardé mucho en encontrar otro desvío, una pista clara que se encaramaba hacia las alturas y cuando encaramar hay que tomarse este vocablo en su acepción más exacta, sube que se las pela y mientras pedaleo lo que puedo y empujo el resto me va viniendo a la memoria cuál puede ser y un poco más arriba se despejan mis dudas, sí lo era. Asunto resuelto pues, ¿para qué molestarse en tocar la barrera o los letreros?, ni siquiera hace falta saltarla o destrozarla si esa opción son solo unos minutos más de ruta.

Ya sobre el camino principal me dispongo a afrontar la estupenda subida, o al menos corroborar que sigue siendo así, y no me equivoco, está perfecta aunque con algunos obstáculos nada más empezar que me hacen dudar de que un vehículo pueda sortearlos y me extraña porque algunas veces sí los hemos encontrado, de hecho había gente en las casas de s’Arbossar pero parecían más interesados en montar una fiesta que otra cosa. A lo nuestro, por mis sensaciones e ir solo estaba casi seguro de que iba a dar con los pies en el suelo en alguna que otra ocasión y así fue pero en general la pude disfrutar. Aproveché para parar en los aljubets y comer algo antes de afrontar las últimas rampas y llegar a la planicie que era por donde tenía previsto empezar a buscar mi camino, sabía de la existencia de uno que se dirige hacia el extremo de la montaña porque lo habíamos recorrido en una ocasión al revés pero lo único claro que recordaba era un primer tramo de pateo y luego rodable pero con mucha piedra, ningún punto en concreto por lo que de poco me servían ahora esos retazos de datos, efectivamente ese camino existe pero es un pedregal y aunque se puede ciclar requiere de paciencia para recorrerlo. Va bajando en lazadas largas y lo que voy buscando es un desvío que baje hasta la falda de los acantilados y no lo veo, mientras llego al final del camino, a partir de aquí solo es un sendero sobre rocas, la anchura de la cima ya es poca en ese lugar y puedo saborear la panorámica obtenida desde esa altura tanto desde la vertiente de tierra como del mar, en ese aspecto estoy satisfecho pero mi búsqueda no da resultado, es más, por lo peliagudo del terreno hasta caminando puede ser peligroso, imposible que tenga éxito, si ya tenía pocas esperanzas de que sucediera ahora ya menos y no me queda más que volver y comprobar después por donde me he movido aún con la dificultad de no tener traza de la ruta anterior, solo unos puntos concretos y por lo que vi, demasiado distantes, la cosa no pinta bien, parece que no se puede establecer un enlace directo entre la cima y la base si no es por una serie de pasos arriesgados, desechado queda pues.

Hice la bajada hasta abajo por donde había subido, ya no tenía tiempo de más, y es que me quedaba toda la vuelta, el descenso, parte del camí bord, cami des correu y vuelta a Palma, no es poco, por eso estuve tentado de volver a bajar a la pista principal y ganar en comodidad pero se quedó ahí, en una posibilidad.

En resumen, me quedo con el itinerario del primer día que a pesar de perder ciclabilidad respecto al itinerario clásico puede servir para introducir una variante que puede ser hasta divertida para cierta clase de bikeros, algo más arriesgados en el aspecto aventurero y que el empujar la bici durante un cierto tiempo no les suponga un trauma irreparable, eso se evaluará en cada salida, y para los demás siempre está el camino directo, menos engorroso y sin pérdida posible, para gustos, colores.


No hay comentarios :

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...