[X]

Hacia las nubes

Había estado mirando algunos recorridos por la zona de Puigpunyent intentando situarlos sobre la pantalla de acuerdo a los vagos recuerdos de rutas pretéritas, pero ¡qué va!, no hay manera, tendrá que ser sobre el terreno y aún así dudo de que lo consiga, todo me parecerá nuevo y el camino virgen, la diferencia es que ahora tendré la prueba grabada y no estaré pendiente de si alguien quiere dibujar esa traza sobre un mapa para visualizarla.

Me marcho pues al sitio en cuestión para empezar una ruta que no tiene un recorrido claro ni seguro, según vayan pasando los metros se irán decidiendo los siguientes pasos pero el primero va a ser encontrar la entrada hacia Son Forteza desde la parcelación de Son Net. Una vez fuimos por allí y no fue difícil entrar aunque después he sabido que al parecer se había tapiado pero sin llegar a verlo con mis propios ojos. La aproximación como digo es a través de ramales asfaltados próximos al pueblo y ya de buenas a primeras hay que subir bastante pero consigo presentarme ante la barrera (y efectivamente hay una) sin equivocarme en los cruces. Me suena el sitio aunque hayan pasado ya unos cuantos años, y la pared está rematada por una rejilla y una puerta de hierro con candado y haciendo equilibrios y malabares consigo pasarme a mí y a la bici al otro lado (puede ser complicado para según quién).

Voy a buscar el camino ancho que no está lejos y lo primero que veo es un 4x4 aparcado por allí aunque ni rastro del conductor por lo que paso sin problemas y no tardo en salir del bosque dejando de lado un ramal que podría sernos útil en un futuro. Llego hasta el camino principal que sube desde Son Forteza justo delante de sa teulera, saludo al senderista que también pasea por allí y nos dirigimos los dos hacia las casas de sa Muntanya, las cuales voy a rodear para volver a tomar dirección sur, es decir, otra vez hacia la parcelación ya que este tramo precisamente es otro de los que quería comprobar. Voy directo sin comprobar los desvíos, por algunos ya he pasado aunque no los tengo situados correctamente, eso lo iremos concretando en futuras pasadas, por ahora lo que quiero es salir. Casi todo el camino es camino ancho aunque la salida de la finca es por sendero hasta la paret de partió y hasta enlazar con los viales asfaltados. Bien, primera parte resuelta, aparezco en una curva amplia cerca de la cantera y tras algunos giros aparece la pista de tierra que me recorta el recorrido hasta la fuente y que puedo tomar por ir en bici pero los vehículos no dado su mal estado, es lo que hago y en pocos minutos estoy en la explanada de la fuente que hace de improvisado aparcamiento para los senderistas que se dirigen a recorrer la zona.

Solo queda la última rampa antes de tomar el sendero que enfila hacia la torre de vigilancia y ya vamos empujando, en ese tramo no hay problema pero a partir de la torre la cosa se encabrita y no queda otra que la de echarse la bici a la chepa. Paré un rato allí más que nada para comer algo y arrancar con algo más de brío, pronto encontré al grupo que iba delante y los dos guiris que venían detrás, estaban todos juntos recuperando el resuello y pasé yo delante hacia la rossaguera. El camino no tiene prácticamente un metro plano y va acumulando desnivel y con unas vistas inmejorables, tanto por arriba como por abajo. No tardo en llegar al cruce donde se encuentran los restos de la antigua caseta de vigilancia, solo la base queda, y ahí decido, y alguno pensará que no venía a cuento y es verdad, subir hasta la cima; el día acompaña, nunca he estado y parece que no está muy lejos así que parece que se cumplen las condiciones idóneas ara al menos intentarlo.

Antes de partir llega parte del grupo que me seguía aunque aparecen ahí las disparidades serias, alguna pareja va bastante tocada y viene muy retrasada, otros que han llegado no están dispuestos a subir arriba, no es mi situación, voy solo, así pues, con la bici y la mochila a la espalda, emprendo la subida. Aquí sí que no hay casi descanso, todo es pendiente aunque muy soportable y sin obligarme a usar las manos casi en ningún momento, solamente el último escalón rocoso antes de la cima me hace prestar un poco más de atención. Me he encontrado a varios grupos bajando por lo que estoy solo arriba y disfrutando de unas vistas limpias y espectaculares ya que no hay ninguna cumbre cerca que le dispute su majestuosidad.

Poco después empieza a llegar la gente que había dejado atrás casi coincidiendo con la aparición de las nubes a nuestros pies restando un ápice de grandiosidad al momento. También bajé el primero ya que mi ruta tenía que dar aún un largo rodeo y no era muy temprano. Como era previsible no rodé mucho en ese tramo pero se intentó, mucho más factible es a partir del cruce hasta el siguiente y mucho más aún a partir de ese punto donde casi la mitad de bajada ya es pista. Acaba muy cerca de la font de Dalt aunque todo el tramo hasta el coll d'Estellencs es en subida, no muy pronunciada pero subida al fin y al cabo.

Como no quería follones en Son Forteza ni salir por donde había entrado me fui hacia sa Campaneta recorriendo el GR y después hacia el coll des Grau para bajar al pueblo por el itinerario marcado con las estacas que va recortando las curvas de la carretera. No hay gran dificultad en los primeros tramos pero en el último encontré a uno que cargaba fajos de carritx en un furgón que había previamente cortado no sé si para uso personal o es que limpiaba el tramo, si es así me parece bien porque ese segmento parece metido en el circuito con calzador, con la única excusa de quitar algo de asfalto, quizás mejore con el paso del tiempo y de las bicis.

Poca cosa más puedo contar, estoy a tres curvas del pueblo y muy exultante por el recorrido realizado, no es para menos tras la primera visita a la cima del puig de Galatzó, grande entre los grandes, mítico entre los míticos.


Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...