[X]

Ruta larga, crónica corta

La cosa va de salir en solitario y sin poder escapar de las cercanías aunque en este caso quise alargar un poco más la ruta y llegar hasta Mirant de Mar, no por nada en especial, salió así. ¿Qué contar de la subida de Bunyolí que no se sepa? Pues poco y mucho porque por lo que se ve aún hay muchos aficionados al pedaleo que no la conocen siendo como es de las rutas más transitadas de la isla. Diré poco, tenía calor nada más empezar, subí a piñón fijo todo el rato y pude saludar a un grupo de senderistas que me presentó una compañera con los cuales iba de ruta y a otro grupo de bikeros en el que también rodaba gente conocida, solo un rato de charla ya que iban en dirección contraria.

No me quise aventurar más allá del cruce de Sobremunt y tiré hacia abajo por carretera aunque en la parte final me fui a buscar el camino antiguo con la vana e ingenua esperanza de que lo hubieran limpiado por segunda vez pero no ha caído esa breva, sigue sucio y sin mantenimiento, flor de un día, pero algo se puede rodar y quise aprovecharlo. Le sigue el tramo empedrado de Son Ferrà y el tramo de tierra más ancho a partir de la curva de la carretera plantándonos ya en las afueras del pueblo, allí decidí continuar hasta el mirador sin acordarme ya de cuando fue la última vez que pasé.

Respecto al mirador he de decir que ahora sí puede decirse que sea eso realmente después de que el pino que se cayó se llevara por delante el quitamiedos y algunos pinos dejando a la vista la zona del Port des Canonge pero comprobando bien a las claras cual fue la zona de paso del tornado que arrasó el lugar y tras ver partir para abajo a un grupo de bikeros decido que ya es hora de hacer lo mismo y vamos a darle caña a la bajada y aunque solo sean unos pocos minutos bastan para lograr satisfacción. Y como ya no quiero alargar más emprendo vuelta por asfalto hasta la Granja donde sí me meto en el camino lateral que comparto con todos los que suben caminando aunque solo llego hasta el pont de sa turbina y sigo desde allí por asfalto hasta la ciudad, me queda por comprobar qué de buen humor están por Son Malferit después de haber empapelado las barreras con los letreros disuasorios y sus consignas restrictivas respecto a las bicis, si alguien conoce de alguna novedad que se pronuncie, por favor, el resto lo agradeceremos.


Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...