[X]

Quin brou

Hay un día al año en que hay que aparecer por el aparcamiento del estadio de Son Moix para ir a una quedada y ese día fue el sábado pasado, y la quedada la cuarta de los bousbufats. La ruta, la inscripción y los pormenores de la misma fueron divulgados y aclarados en su blog y resto de foros de manera oportuna por lo que se puede decir que se habían enterado prácticamente todos. La asistencia ya no tiene incógnitas, va la gente que suele ir a estos acontecimientos y unos pocos más mientras que el resto sigue con su rutina habitual. Yo suelo ir, de hecho he ido a todas, y no solamente en estos eventos ya que coincido con ellos en bastantes ocasiones a lo largo del año en las salidas semanales.

Aunque la previsión meteorológica fuera coincidente en todos los boletines no ha desanimado a un buen pelotón para reunirnos en el lugar de salida habitual donde no ha faltado la caseta del primer zumito y la del punto solidario (en este caso furgoneta). Saludos, risas, presentaciones, alguna sorpresa inesperada, foto de grupo y salida oficial escoltados por la policía municipal ya que los primeros kilómetros son por asfalto hasta el cruce de Establiments.

Al llegar al desvío de Bunyolí ya sudaba, el calor era sofocante a pesar de no ver el sol en ningún momento. Parada en la barrera para quitarnos ropa con lo que la grupeta en la que circulaba aún queda mucho más atrás, a pesar de todo hago la subida de la única manera que sé, a mi ritmo, y aunque ha habido tráfico desde el principio hasta el final, he podido subir sin agobios ni paradas.

A la hora prevista por los partes del tiempo ha empezado a llover, primero de manera suave, y al llegar a la barrera de arriba ya con más fuerza. Toca taparse un poco y continuar aunque algunos ya han optado por dar media vuelta y retirarse, la verdad es que el día no pintaba nada bien y aún estábamos a mitad de subida. No sabría decir a partir de aquí lo que ha hecho la gente, se supone que la mayoría ha optado por continuar, al menos hasta el avituallamiento que en esta ocasión no estaba en el cruce de Sobremunt sino un poco antes, en una pequeña explanada cuando vienes de un atajo de la carretera ya que tampoco hemos pasado por la barrera de Can Manent. Digo supongo que habrán continuado porque allí ya no estábamos todos cuando yo he llegado y solamente me he cruzado con alguno que bajaba antes de llegar pero lo que sí es seguro es que prácticamente todos los que estábamos hemos vuelto a bajar, después de merendar, eso sí, pero es que los toldos estaban muy solicitados.

La bajada ha sido agrupada y divertida, sin incidentes, pero necesitaba unas gafas, volaba de todo desde abajo y con lo que caía de arriba prácticamente no veía el suelo. He bajado yo solo por el camino en lugar de la pista que ataja y era un curso continuo de agua que va haciendo el surco cada vez un poco más hondo, de hecho en algún cruce he dado hasta llantazo. El mal tiempo no ha dado tregua y ha deslucido la salida, ha empezado a llover demasiado pronto, si hubiéramos llegado a las antenas antes de comenzar la tormenta otro gallo hubiera cantado y (creo que) la mayoría ha optado por volver.

No sé si mi propuesta de recoger lo que sobraba y volver a repetirla la semana que viene empezando donde la hemos dejado se habrá tomado en consideración o no pero yo sí lo decía en serio y digo que iría, porqué no?, tampoco creo que la mayoría tengamos algo mucho mejor que hacer aunque me parece que habrá que esperar al año que viene para hacerla entera. Lo que es seguro es que no esperaré tanto tiempo para volver, la ruta y sus variantes nos aguardan.

Inciso: Parece mentira pero he hecho un camino nuevo. Subiendo por la carretera y tras pasar la cantera se suele atajar por en medio del bosque para ir a Bunyolí y al hacerlo he visto a algunos que bajaban por otro lado y es el trozo que hemos hecho de vuelta pasando cerca de una casa o almacén (no me he fijado bien) y en cambio para subir arriba existe un trozo de camino empedrado que no me esperaba encontrar, y es que muchas veces el ir precisamente en bici te impide ver las cosas que tienes delante.


La mora de Son Tries

El senyor d’Alcàsser tenia un fill i una filla, n'Alí i na Jazmina. El pare té la filla compromesa amb un gran senyor ric i poderós, el senyor de Gumara, però aquesta està enamorada d’un company de jocs de la infantesa, el fill de l’hortolà de l’alqueria d’Alpic, n’Albrí. El seu pare fa públic que la seva filla serà desposada amb el senyor de Gumara. El seu germà que està al corrent de la situació, decideix ajudar-los perquè pateix en veure l’estat de la seva germana. Planegen escapar amb el pretext d’un viatge. Però els plans es trenquen quan troben el jove enamorat mort. Ella desolada, una nit es dirigeix a la font on se solien trobar els enamorats. Inicia tot un cerimonial d’aigua. S’endinsa dins la font. I mai en va sortir. Només sortirà quan algú esculpeixi la seva cara en pedra viva.


Hay que entrenar más

Que no haya salido dos sábados seguidos no es nada raro, lo que es extraño es el motivo, ha sido por trabajo, una excusa nada habitual en estos últimos años, aunque bienvenido sea. De hecho salí el domingo pasado en una pequeña escapada por la línea costera para tratar de calmar el ansia y no dejar que se instalen malas costumbres, pero fue casi un recordatorio de ruta solamente. La semana pasada me perdí una quedada, la primera de los Trabucats, donde si estuvieron muchos de mis compañeros de fatigas y en esa ruta planearon la siguiente salida y en cuanto lo supe me apunté.

Así pues lo único que tenía que hacer era esperar que llegara el día y preparar los bártulos para la ocasión pero ésta no llegó, la apertura de un hotel este fin de semana pasado me obligan a cambiar los planes del sábado y no acudir a la cita aunque esta vez no iba a dejar pasar la oportunidad de salir el domingo en compañía.

Presto a recorrer algunos caminos cercanos a Palma me acerco al Decathlon sin haber avisado y se repite la circunstancia de llegar algunos minutos tarde y ver como se van los allí convocados, menos mal que Juanfran parece que se ha olvidado algo y vuelve atrás con lo que el grupo reduce la marcha para esperarlo y me puedo incorporar sin tener que esforzarme. Me sorprende que no suban a la Fita para ultimar los últimos detalles de lo que será ya su cuarta quedada, han decidido tirar hacia Na Burguesa subiendo la mamut, vamos que si hubiera ido solo la habría subido por los cajones aunque teniendo en cuenta como la han dejado el grado de dificultad se limita solamente a no dejar de dar pedales. Eso, y entre que la segunda parte de la ascensión cruza la zona quemada, no es que se pueda decir que sea de las subidas más divertidas.

Hoy había unos cuantos nuevos en el pelotón, varios agregados a través del foro, y un compañero de Pep que se ha unido también a la fiesta, que entre los cuatro bous y yo formábamos un pelotón ni muy grande ni muy pequeño, ideal para una salida sin muchas complicaciones y aunque algunos de ellos se estrenaban por esos andurriales no ha habido apenas contratiempos.

Casi llegando al coll des Pastors (los tres pinos) nos hemos cruzado con otros bous que iban en dirección contraria y que no se han incorporado al grupo. En la subida hacia el cemento también hemos visto bikeros, otros tantos senderistas en la bajada y en la carretera muchos carreteros y otros bikeros mtb pero éstos con la bici impoluta. Ya tocaba vuelta y hacia la trialera que nos hemos ido donde he tenido unos de mis momentos de indecisión diarios y lo he intentado por la derecha pero tener que sortear ese escalón no me ha hecho gracia y he vuelto a subir bajando por la izquierda donde se me ha dado mucho mejor.

Llegando casi a la carretera he oido un crack seco detrás mía, segunda patilla reventada por parte de Guiem que ya la había cambiado no hacía mucho y le había parecido que todo iba fino, pues no, algo estaba fallando y no se apreciaba a simple por lo que ha optado por acortar cadena y bajar por el asfalto, excusa que ha sido aprovechada por la mitad del pelotón para largarse con él. Como si no supiera llegar solo!!!!!.

Siguiente paso, el DH, queremos llegar antes de que lleguen los otros bikeros que por allí se preparan porque tienen pinta de no querer parar cuando se cruzan con uno, así que no perdemos mucho tiempo en despedidas y tomamos los dos grupos caminos separados. Me dejan tomar la cabeza del pelotón y en un momento de decisión hago lo contrario, dudar, bloqueando el paso a Toni y provoco su caída, afortunadamente sin consecuencias. Vuelvo arriba y hago la bajada como toca y desde allí al final sin más contratiempos. Me quedo un poco atrás esperando a Juan que se va acomodando a la bici y juntos volvemos por el carril bici porque los otros se ve que tenían prisa y en algún momento nos hemos separado.

Como sabéis el próximo sábado hay otra convocatoria bikera en plan chafardeo promovida por este grupo al que he acompañado en muchas ocasiones y a la que voy a asistir, no solo por la merienda doble que me voy a zampar seguro, sino para expresar aunque sea con mi presencia mi reconocimiento a la labor de dedicación y preparación que ello conlleva, que no es poca, y con el único objetivo de ver la cara de satisfacción del personal que acude, una constante, por otra parte, en el resto de quedadas que se montan por estos lares. De todas maneras este grupo se caracteriza por extender ese nivel de satisfacción a otras personas ajenas a este mundillo con la inclusión de alguna causa altruista de la que podemos participar. Ver más detalles.

La ruta en este caso es archiconocida pero éso lo podemos aseverar solo con cierta soltura los bikeros de Palma, pero no somos los únicos, y por ello animo a los que la realizan pocas veces a participar aprovechando la ocasión y dejándose llevar un poco por la marea de bicis que parece que te van subiendo en volandas hacia arriba, entre tantos la cosa resulta bastante entretenida.


Se busca

La etiqueta de esta entrada debería haber sido Quedadas y no Varios, pero la única quedada que hubo para mí el sábado fue la que hice en la cama, y es que aunque Carlos me estaba esperando abajo en el mismo portal ni me pude levantar de la piltra de lo hecho polvo que estaba en esos momentos, lo que se dice una verdadera piltra fa.

El malestar me duró todo el día y me chafó por completo los planes del sábado pero quizás el domingo fuera recuperable, preveía una inminente mejoría aunque su grado fuera un misterio. Pero a la hora de la verdad, y ya vestido y preparado a punto de salir por la puerta, un malentendido entre mi hijo y yo me deja sin bici y ya sin tiempo posible para una rápida solución que me permita llegar a tiempo a la salida. Así que por segundo día consecutivo me quedo en casa, el primero por necesidad, pero éste por hacer el pardal.

Pero salí un rato a pasear por.(puntos suspensivos) y en un cierto momento me di de bruces con el señor de la foto que me dejó un poco intrigado. ¿Vivió el esculpido? ¿Se trata de una licencia artística o quizás una especie de sello?

Por eso ahora pido colaboración para averiguar algo del personaje misterioso pero primero habrá que adivinar dónde se encuentra y después su oculto propósito.


S.F.

Cambié de día por unos compromisos del sábado y pasé la salida al domingo, puede parecer nimio pero acarrea algunos problemas logísticos de no poca importancia, el horario cambia ergo la ruta cambia, los compañeros no son los mismos y hay que modificar planes. Contacté con los habituales de este día y quedamos en su lugar de cita grupal; aparte de ellos otros compañeros querían unirse al evento y así me lo hicieron saber y fueron invitados; otros se hicieron de rogar un poco más pero les convencí, hacía tiempo que no coincidía con ellos en una salida típica de grupo y no era cuestión de irse cada uno por su lado por no saber ponerse de acuerdo.

He llegado puntual pero no el primero, ya estaban allí algunos bous, Joselinx, Jose y Juan. Tras las presentaciones y la llegada de otros compañeros hemos intentado compaginar horarios, ganas y estrategias para conformar una salida conjunta pero no ha sido posible, nosotros teníamos más tiempo que ellos y todos queríamos aprovecharlo de la mejor manera posible.

Por nuestra parte no ha venido nadie más y hemos partido hacia Bunyolí por Son Anglada (tendré que investigar un día un poco más el paso del torrente) y luego la subida típica que haciéndola en grupo y charlando se hace más amena, seguro que más que la parte que le sigue, más pestosa, hasta las antenas aunque hay que aprovechar estos días primaverales de temperatura agradable que se hace bien sin llegar a agobiar.

Reagrupados arriba comemos algo y partimos ya por camino montañés que se llega a añorar mientras ruedas por asfalto. La ruta no estaba del todo clara, dependería un poco de lo que quisieran hacer los compañeros una vez pisáramos cumbre, lo que pasa es que en el descanso en el vértice de la Fita Joselinx se da cuenta de porqué le cimbrea tanto la bici, tiene partido un tornillo de la bieleta y tras calibrar esa avería creemos que es mejor que vuelva por donde ha venido, bajando por asfalto hasta la carretera, y así lo hace pudiendo regresar sin muchos problemas.

Los demás valoramos las posibilidades que tenemos y decidimos bajar por la trialera de vuelta al camino principal que es muy entretenida y poco recurrida pero que un biker experimentado sabe sacarle un jugo extra. Más adelante volvemos a desviarnos para hacer un tramo nuevo para ellos, estando los que estábamos era la opción lógica y yo también la quería repetir. Solo hay que buscar la inscripción adecuada que nos indica la dirección correcta y prepararse para lo que nos espera, una bajada espectacular no al nivel de todos pero que se deja querer, y de qué manera, y así lo han podido comprobar mis compañeros y yo mismo y han quedado muy contentos aunque no satisfechos al cien por cien, querían más tralla, y al llegar a la pista han partido hacia arriba para hacer una visita pastoral al cristo de Esporles y su trialera adyacente. Yo no es que no quisiera hacerla pero he preferido volver un poco antes a casa y hemos tomado direcciones opuestas regresando por Son Malferit. Lo que pasa es que en la primera barrera he pinchado de parado, o más que pinchar reventar porque se ha vaciado en unos segundos. Cambiar y seguir para no parar ya más que en algún semáforo de la capital y a la una estaba en casa. Misión cumplida.

Dentro de varias semanas volveremos por la misma zona reclutados por los bous en la cuarta edición de su quedada anual y quizás tracemos alguna variante a la ruta establecida, ésta lo veo difícil ya que me perdería el berenar y el chismorreo, quizás hagamos otras, ya veremos.

P.D. Esta tarde he desmontado la rueda para ver qué había pasado exactamente con la cámara y la avería ha sido provocada por el fondo de llanta que se ha arrugado cortando la goma.


Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...