[X]

Camí de sa Comuna

Esta semana, salida en solitario, dispuesto a descubrir las posibilidades del Bosc des Frares y la Comuna de Valldemossa.

La primera parte del trayecto ha sido la misma que la semana pasada. Se empieza en Valldemossa, se cruza el Bosc des Frares hasta llegar a Sa Baduia, donde ya enlazamos con la pista. Nos dirigimos hasta el cruce que se suponía conectaba con el Coll de Sant Jordi, que está en la parte más alta del itinerario. Suposición falsa. La pista acaba unos cientos de metros más arriba, ya bajo los acantilados de la Comuna.
El desvío hacia el coll tiene que estar mucho más abajo. Desciendo la pista fijándome en esos posibles ramales hasta una zona donde hay un enorme forn de calç, ya prácticamente abajo y allí veo una fita, y un posible sendero hasta otra pared con rejilla.

Ahí ha estado mi error. Buscaba una pista. Y las hay, pero sólo en los tramos que ascienden. Los tramos transversales, los que cruzan de una finca a otra prácticamente han desaparecido. Se salta la pared con facilidad y se enlaza con otra pista. Observamos mucho trabajo de limpieza del bosque, con acumulaciones de troncos y ramas. Hay muchas pistas laterales abiertas pero seguimos rodando por la principal, sin desviarnos. Después de un par de kilómetros de bajada llegamos a la Font des Obis, con lo que deducimos que nos hemos pasado el desvío del coll.
He de decir que la zona ha cambiado respecto a lo que recordaba de ella, ya que hacía bastante que no pasaba por allí. Casi desde que hubo el temporal de viento que arrasó la zona.

He vuelto a subir para encontrar el desvío. La pista es más llevadera que la otra ya que tiene más tierra y menos piedras. Aquí también hay otro forn de calç, y es nuestro punto estratégico. En resumen, se trata de unir los dos forns mediante una línea imaginaria y ya tenemos nuestro itinerario. Tomamos el desvío y en dos minutos hemos llegado al coll.

He vuelto atrás por el mismo sitio para recorrer de una sola tacada la ruta prevista en un principio y me he dado cuenta de que es mucho más corta de lo que parece, ya que el desvío de la pista de Sa Baduia (el primer forn) está al inicio de la subida importante, por lo que la considero una opción muy interesante para llegar al Coll de Sant Jordi, evitando la barrera de Son Brondo.

He visto delante de la fuente el inicio de otra pista que enfila hacia la Mola, aunque debe llegar arriba como sendero. Sé que alguno la ha estado buscando por arriba. Quizás sería mejor empezar por abajo, aunque signifique casi con toda seguridad arrastrar la bici todo el rato.

En un principio pensaba que este podía ser uno de los caminos de Valldemossa que me faltaban, en concreto: Camí de sa Comuna de Valldemossa con principio en Valldemossa y final en el Coll de Sant Jordi, que pasa por Cartoixa-Font de na Llambíes-Bosc dels Frares-Coll de Sant Jordi, pero ahora estoy poniéndolo en duda, ya que la ubicación de la fuente creo que debe estar más cerca de la bajada de los colls de tords, que no de este.


Es Bosc de Frares

Por segunda semana consecutiva no he salido con el grupo por diversas razones. El sábado por la mañana es laborable en muchos sitios y aprovecho para hacer los recados pendientes. El fin de semana siguiente es el último que pasa en casa mi hija antes de partir a Lisboa y quiero estar pendiente, por lo que es probable que no salga; ya se verá.

El domingo pasado quise recorrer unos tramos nuevos por la zona de la Mola de Son Pacs. Como es lógico, surgieron nuevas combinaciones y después de varias consultas via correo, aproveché el domingo para confirmarlas. Aunque en un principio tenía previsto salir y había mandado un correo a varios del grupo por si querían venir, esta mañana me han surgido problemas graves en la hora de la salida y he mandado correo a Pepe para anularla, o al menos que no me esperara, aunque no estaba seguro de si había leído mi último correo de ayer noche, ya que no recibí confirmación. Finalmente he podido salir, aunque con media hora de retraso, y me he dirigido a Valldemossa directamente. Como no sabía exactamente como transcurriría la ruta he dejado el coche en s'Estret y me he dirigido al pueblo, entrando por la carretera vieja. Justo en la primera curva sale a mano izquierda un camino asfaltado con una fuerte pendiente. Nosotros nos desviamos de él frente Ca s'Escultor, y continuamos encajonados entre dos paredes como camino de carro. Después de sobrepasar todas las casas de la zona, coronamos y entramos en el Bosc des Frares, continuando siempre al lado de la pared, que ha caído en algunos tramos, dañándolo. Todo el tramo del bosque es prácticamente plano.

Llegamos a otra paret de partió, saltamos la barrera y al otro lado ya es pista. En breve desemboca en otra pista, en una zona de marjades con algarrobos mayormente. A mano izquierda, un poco más abajo, veremos las casas de Sa Baduia. La pista va ascendiendo y hay que cruzar una barrera cerrada. En el siguiente cruce he seguido recto, cruzando otra pared al lado de un estanque, donde acaba el camino. La zona aún no se ha limpiado de los árboles caídos durante el temporal de hace unos años y ha sido imposible encontrar una bajada. Vuelta atrás a la pista principal para seguir subiendo. La subida es larga y en ocasiones, debido a las piedras sueltas, nos hará poner pie a tierra. En la parte de arriba hay otro cruce. Supongo es el que proviene de la Font des Obis. Yo he tomado hacia la derecha. La pista acaba muy cerca y hay que saltar una pared. La continuación es un sendero con altibajos, que desemboca en otro muy cerca de dos colls de tords. Es el que desciende de la zona alta de la Comuna y es el que bajé la semana pasada.

Justo en ese punto comienza el camino de carro, muy rápido y divertido. Casi en la parte de abajo hay un desvío a mano derecha, que rodea la casa próxima y evita salir cerca de ella o pasar por el safareig. Desemboca en el camino de acceso principal, y de ahí a Valldemossa en un suspiro. Como era temprano he ido ha hacer la subida al Pla des Pouet, que ha ido bastante bien. La bajada no tan rápida como cuando Buzz venía pisándome los talones. Ni un bikero y sí muchos excursionistas. Extranjeros y en pareja. A algunos hasta les hacía gracia.


P.D. He cambiado la plantilla del blog y el tamaño del texto porque me habían comentado que se hacía difícil la lectura en las zonas con fondo oscuro. Ahora pierde un poco de gracia pero se lee mucho mejor.


Es Passets

El viernes no vi el correo de Pepefz y me extrañó un poco. Yo tampoco le dije nada, aunque me imaginaba que habría salida. Mi hijo había salido y se presentó a las 2,30 horas de la madrugada; y yo esperando. Total, que el sábado me levanté tarde y casi mejor que no hubiera contactado con Pepe. Aproveché para hacer la compra y devolver el sillín. Se me ocurrió que alguno del grupo quizás tampoco hubiera salido y aprovechara para hacerlo el domingo por lo que envié un multicorreo a ver si alguien se animaba. Esta mañana he visto que no. Lo que he visto son los correos de Pepe del viernes, que han entrado hoy y que el mío de salida no estaba; o sea, que no lo envié. En fin, me he ido solo. Tocaba investigación. He cogido mi lista de caminos no hechos y me he dirigido a Valldemossa. Punto de inicio: s' Estret (aunque venía calentando desde s' Esglaieta).

He tirado hacia Son Brondo buscando la pista que sube hacia el Puig des Boixos. Sólo he visto barreras cerradas, he vuelto atrás y he enfilado por la pista de tierra. La barrera está desencajada de un lado y ha desaparecido todo el ramaje que habían puesto. Enseguida he tomado el sendero que discurre paralelo a la pared hasta enlazar con una pista (cerrada con barrera) que proviene de Son Matge. Esta pista parece antigua pero ha sido ensanchada con lo que la única dificultad es su pendiente. Tiene un tramo de zig-zag muy interesante y largo, con lo que salvamos un desnivel muy importante. Acaba la cuesta junto un porxo que aprovecha al parecer parte de un forn de calç. Luego asciende con menos pendiente en tramos largos hasta acabar en un rotlo de sitja, donde continúa un sendero marcado hasta la paret de partió, con un coll de tords como elemento característico. Habremos tardado un par de minutos como mucho, y enseguida vemos la pista del Puig des Boixos abajo, muy cerca. Desembocamos en ella justo delante del aujub. Aún quedan un par de kilómetros de ascensión hasta la cima. Desde allí bajada hasta la pista asfaltada de Son Pacs y llegada a la casa de la Mola.

Allí he reparado un pinchazo de la rueda de atrás (como no), pero el agujero no estaba en el lado de la cubierta sino del fondo de llanta. He tomado la pista y en todos los desvíos claros, hacia la derecha, hasta llegar a la zona de los aujubs, que quedan a mano izquierda y se continúa hasta la pared, donde hay otro coll de tords y el sendero continúa, marcado y claro, hacia la derecha, separándose de la pared y..., no se dónde va. No es el que buscaba. Hay que saltar la pared justo al lado del coll de tords, con un botador de piedras incrustadas y se ve marcado el sendero que salva el precipio, es Passets, que es ciclable después de algunos zig-zags. Sendero de hojarasca (lástima de pino enmedio) y a patinar. Desemboca en una pista ancha, que tomamos hacia la derecha en subida y luego nos desviamos hacia la izquierda y hacia abajo (bajada Santacruz), hasta desembocar en una pista nueva y seguimos por la que tenemos enfrente, que nos llevará hasta el Coll de Sant Jordi.

Nueva sorpresa: hay otra barrera, y esta hay que saltarla. Tiene un candado de combinación; yo he probado las centenas 0, 1 y 9 sin éxito. El Coll de Sant Jordi tiene una estaca de marca. Si no quieres bajar no te queda más opción que subir entre la rejillla y la pared. Creo que se trata de una cesión de terreno por parte de los dueños del Verger para que nadie pase por allí. Pronto se convierte en sendero y muy cuesta arriba (subida pofera). He pasado por otro coll de tords, y más arriba, otro, por lo que me he imaginado que se trataba de un sendero de cazadores. La ascensión es penosa porque la altura alcanzada es considerable. El mapa marca Mola de Sa Comuna 740 m. Luego he llegado a una zona que parecía habían tirado una bomba, tal era el destrozo. Pero no, sólo era el cuartel general de los cazadores, completamente destrozado. Desde un poco antes ya se podía circular, más o menos. A partir de la zona cero ya todo es bajada (bajada Santacruz).

La bajada es rápida por pista ancha, sin muchas complicaciones. Sólo que al final, sin darme cuenta, he salido del bosque cerca de una casa, perdiendo la pista. Rodeando la casa he salido al camino de acceso de ésta, y de allí a Valldemossa, pasando por delante del Molí de la Beata. Consultando el mapa he visto que ése no es el Camí de Na Llambíes, que enlaza Valldemossa y Es Verger, que debe discurrir mucho más abajo. Puede que sea un sendero sin nombre que acaba en un lugar llamado En Casola.

Continuará.


Clasificación Cap Falcó

Puesto Dorsal Tiempo Vueltas
1              1      4:12:41   16
2              6      4:03:46   15
3              2      4:05:38   15
4              10    4:00:00   14
5              23    4:10:20   14
6              14    4:11:56   14
7              32    4:01:46   13
8              3      4:05:33   13
9              19    4:13:26   13
10            2      4:13:27   13
11            18    4:06:02   12
12            11    4:00:54   11
13            9      4:02:00   11
14            20    4:08:43   11
15            22    4:08:58   11
16            7      4:20:50   11
17            4      4:14:48   10
18            17    4:18:32   10
19            15    4:00:53    9
20            5      4:00:55    9
21            16    4:02:25    9
22            8      4:05:29   12
23            33    4:05:32   12


Nuestro equipo era el 17.

Ahora que me fijo bien, compruebo que el equipo dorsal 4 nos debió pasar mientras reparábamos el pinchazo. Pinchazo que seguramente llevaba Buzz ya en el descanso, pero sólo me di cuenta al subir que lo ví medio vacío de atrás. Si hubiéramos reparado en el descanso seguro que no nos pasan. Eso ocurre por no traer backstage. Potata no puede con todo: cuidar del niño, hacer fotos, animar, controlar el crono, ajustar la estrategia, revisar las bicis en los descansos, preparar las bebidas y barritas, etc. Es demasiado. Y es necesario, porque la verdad es que yo desde la tercera vuelta (más o menos hora y cuarto), perdí la noción del tiempo y de las vueltas (si me hubieran dicho que había dado siete me lo hubiera creído).

Si se quiere mejorar hay que controlar exactamente la velocidad media, aunque creas que al principio puedes ir más rápido, para acabar la penúltima vuelta lo más cerca posible de las cuatro horas, y poder dar otra (sino fijarse en el dorsal 10, que por un segundo no pudieron dar otra vuelta).


VI 4 horas de resistencia Cap Falcó

El jueves recibi una invitación de Woody de los Toy's para participar en una prueba de resistencia (la que reza el título), y acepté de inmediato. Justo es que lo agradezca, ya que podían participar sólo tres (y por lo visto hasta dos). De inmediato empezaron las dudas. Sobre mi actuación, sobre mi estado de forma, sobre mi grado de competitividad en general. Por eso el viernes me acerqué a conocer el recorrido, y dí dos vueltas, aunque gracias a la ayuda de otro bikero, ya que no pude seguir correctamente la señalización y me perdí, volviendo a la playa, donde empezamos juntos la vuelta, muy lenta, ya que tenía un problema en un brazo y quería probarse. Luego dí yo otra vuelta un poco más rápido, más que nada para decidir si valía la pena siquiera inscribirse. Quería saber cuánto tardaría en dar una vuelta, aunque otra cosa es saber si podría aguantar el ritmo bajo presión. Ni que decir tiene que sería mi primera participación en una competición oficial, por lo que las dudas eran tremendas. No quería influir con mi bajo rendimiento en las aspiraciones del resto del grupo, que eran las de mejorar los resultados de años anteriores. Pero eso se sabría pedaleando, y confíar en que la máquina y el ciclista aguanten.

No me preocupé del número de participantes ni de nada que no hiciera referencia al grupo o al circuito, el cual tenía dos puntos conflictivos para mí, a pesar de ser bastante fácil para la mayoría. Como el cuentakilómetros no me funcionaba bien, me concentré en pedalear lo más rápido que pudiera. Después de descansar durante diez minutos acompañando a Buzz, que tenía problemas musculares, afrontamos la última hora; y es donde mejor me encontré. Si me hubiera dado cuenta de que sólo faltaba una hora no me paro. Me encontraba bien, pero Potato estaba empeñado en dar una vuelta rápida para ganar tiempo y poder hacer la última después de la cuarta hora. Así que le dejamos, aunque luego lo pagó con dos tirones. Aunque se pudo completar la vuelta 9 en menos de 4 horas, y por lo tanto finalizar con diez. Decidí tirar a saco en las dos últimas vueltas, ya que de todas formas me cogían en la bajada. Así perdíamos menos tiempo, y no debían esperarme, como sucedió en las primeras vueltas. De hecho, creo que mi mejor vuelta fue la última. Y además me pegué el gustazo de adelantar a unos cuantos a plato por la parte llana.

Tengo que reconocer que las sensaciones que te producen estos acontecimientos son adictivos. Es muy diferente a una salida de excursión, donde no hay tensión, donde falta el aliciente de la competición; aún sabiendo que serás de los últimos. De todas maneras, es una competición mucho más larga de lo habitual y tiene que prepararse a conciencia si se quieren unos resultados satisfactorios. En mi caso sería practicar y mejorar el descenso, que es donde tengo más problemas. Pero pongámonos tranquilos, que he visto algún circuito que impresiona y no es cuestión de quedar mal cada cincuenta metros.

Debo reconocer también la deportividad que imperó por doquier. Ni un codazo, ni una palabra malsonante. Bastante cachondeo de los que iban sobrados, y respeto, que había muchos no federados.

En definitiva, una muy buena tarde de ciclismo.


Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...