[X]

Fartàritx

Hace dos semanas Tomeu Toys fue a investigar una zona no muy concurrida, Míner Gran, retomando un poco la ruta que Xisco había recorrido unos días antes. Se trata de una posesión, ahora pública, visible desde el Pla, justo bajo las faldas del Puig de Ca de Míner. Este topónimo puede inducir a la confusión, ya que no se refiere al perro de Míner, sino que se trata del apócope de casa que aunque no es la forma más usual de referirse a un accidente geográfico, no es único.

En esa ocasión subieron por el acceso principal asfaltado desde Massana para tomar el enlace hacia Alcanella. Este es un sendero marcado por hitos ya que está prácticamente desaparecido. Para acabar de pulir los recorridos se organizó otra salida con el grupo de Pepefz, al que se unió también Pepe Sancho y sus discípulos. Yo no me lo podía perder esta vez.

Empezamos desde Caimari para calentar motores hasta Lluc por el Camí vell, aunque sin tomar el desvío de Sa Coveta Negra, sino por carretera hasta Sa Llonganissa. Una vez en el Coll de sa Batalla, bajadita para tomar el acceso GR hasta el Coll Pelat. Justo atravesado el botador se toma el nuevo acceso hacia Alcanella a mano derecha en forma de pista apta para vehículos, aunque llega un momento donde toma la forma de sendero unos cientos de metros, volviendo a coger anchura justo donde se encuentra el vehículo ahí aparcado.

Antes de llegar a las casas ya podemos desviarnos hacia Míner. Dada la cantidad de vegetación existente y al ir cuesta arriba, el tramo es, no diré agobiante, pero llega a hacerse penoso. Hay mucha gente que lleva doble y mochila, por lo que no están acostumbrados a transportar la bici a la espalda y tienen que empujar, gastando unas energías y provocando un estrés innecesario. Al atravesar la pared seca entramos en una zona repoblada, tomando ya una pista. Cuando nos cruzamos con la que asciende al Tomir, y con las casas a la vista, decidimos tirar recto, pero por ahí no hay camino, más bien un torrente, con lo que perdimos un buen tiempo en ese tramo. Antes nos habían abandonado cuatro. Uno por problemas físicos y otros para no llegar demasiado tarde a casa.

Después de pasar por delante de las casas enlazamos con la pista que se dirige hacia el coll y baja a Fartàritx del Racó, nuestro próximo objetivo. En la bajada se produjeron dos incidentes mecánicos sin importancia, pinchazo mío y quemada de pastillas de freno de Toni XXL. Al reanudar la marcha nos dispusimos a encontrar el camino que baja hasta el valle de Son March por el acantilado, por la zona conocida como Es Ninot. Este topónimo surge por una roca aislada que sobresale de la ladera y tiene forma de muñeco. En realidad me llamó la atención que no se tuviera en cuenta para dar a conocer ese lugar. Ahora he visto en el mapa que sí se hizo.

Lo encontramos y empezó el segundo pateo del día, no tan largo como el anterior, pero con el camino igual de sucio y con más pendiente. Alguno intentó montar, pero no hay nunguna posibilidad. Es una lástima porque ese camino fué construido adrede y si estuviera en condiciones sería muy interesante. Sólo el último tramo, ya en el bosque, puede recorrerse con alguna garantía.

Quizás se pueda obviar este itinerario complicado si se encuentra una bajada más recomendable desde alguna de las posesiones de la zona; tal vez Fartàritx Gran.
Accedemos a la carretera del Vall de Son March para dirigirnos hacia Lluc. Tenía ganas de comprobar in situ las causas de la polémica suscitada en torno a este camino. Ya antes de llegar al tramo cementado se ha habilitado un desvío, que no camino, a través de una franja de terreno paralela a la pared seca, manteniéndose cerrada la barrera en mitad de la cuesta cementada. Este desvío enlaza con el camino principal un poco más arriba pudiendo continuar por él hasta arriba, por lo que no entiendo las razones para tener cerrada esa barrera, ya que en ese tramo no pasas cerca de ninguna propiedad. Y si pasara tampoco pasaría nada, ya que el camino es público. Habérselo pensado antes.

Aquí se ha producido una avería grave. Se ha destrozado un cambio, con lo que ha habido que acortar cadena, pero no ha podido continuar pedaleando sin grave riesgo de volver a romperla. Nos quedaba la ascensión por los nuevos tramos GR que no había hecho hacia arriba, sí bajando. No me ha parecido complicada, aunque sí larga. Ya en ese punto la gente estaba muy tocada y eso que el kilometraje no era excesivo, pero los tramos de pateo pasan una factura excesiva. El que no ha repostado en la fuente de Muntanya lo ha hecho en Binifaldó.

Si analizamos un poco los datos del perfil adjunto podemos ver que los últimos catorce kilómetros, a partir de Binifaldó, son de asfalto y tardamos menos de una hora, con lo que deduzco que tardamos siete horas en recorrer veintiocho kilómetros. Hay cosas que no me cuadran, teniendo en cuenta que estábamos en Alcanella a las diez y cuarto, dos horas después de haber salido. O sea, que entre Alcanella y Binifaldó hay un periodo de cinco horas para recorrer dieciseis kilómetros.

En estas rutas menos conocidas, en las que hay que practicar un poco la exploración, quizás sea excesivo el número de bikeros que nos congregamos ayer, quince, ya que entre averías y paradas varias el tiempo se alarga en demasía y la gente se preocupa, cuando se supone que eso, las preocupaciones cotidianas, es lo que menos nos interesa recordar en esos momentos.

Concentración y cap amunt bien cargado de desarrollo, que el molinillo no me va. Luego cap avall ya es otra historia, pero bueno, se hace lo que se puede.


No hay comentarios :

Publicar un comentario en la entrada

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...