[X]

Con los menorquines, dos años después

Parecía que no pero el fin de semana se ha arreglado, meteorológicamente hablando. Al menos el sábado y el domingo estaría bastante despejado, y eso es importante si lo que quiere hacerse es el descenso del Barranc de Biniaraix, que ya hacía tiempo que no lo cataba. Pero más tiempo hacía aún que no subía por els Marroigs, que es como se le conoce en Sóller a la zona de olivares a los pies de Monnàber. De hecho la ascensión transcurre por el antiguo camino de carro que lleva a esa posesión. No lo solemos frecuentar mucho (más bien casi nada) y puede ser en parte porque está asfaltado y cementado hasta Ses Cabanes. Ello es debido a que hay mucha circulación de vehículos que suben a los olivares. Muchos de los porxos se han reformado y gracias a todo ello los olivares siguen teniendo vida y mantienen su producción. Habrá algunos que aprovechen para sacar algún rendimiento económico a su cosecha pero mayormente se recoge la oliva para producir aceite para el consumo particular.

Yo creía que el camino tenía paso libre ya que se había aprovechado una subvención para su mantenimiento que se otorgaría con la condición de que se permitiera el libre paso, aunque me han confirmado de que no fue así. No hubo subvención y se sufragó el gasto con las aportaciones de los propietarios que, de hecho, llegaron a cerrar las barreras durante un tiempo, pero fue difícil poner a tantos de acuerdo y por los problemas y maldecaps que llevaba el que así se hiciera al final siguen abiertas. Se da la casualidad de que fuera la misma ruta la que he hecho este año con ellos que la que hice dos años atrás, exceptuando el ascenso, que en esa ocasión fue por Moncaire. El resto fue idéntico.

Llegué el primero a Sóller, al menos con media hora de adelanto. El segundo fue Tomeu y después se fueron alternando, coches, furgonetas y hasta algunos que venían rodando desde Palma???. Y resulta que eran unos cuantos sectarios que había visto por Can Penasso. Si iban a tardar la vida en llegar. Con la ruta que se presentaba y empezaban con ese aperitivo. Claro que a alguno se le empachó después. Consiguieron desempaquetar las bicis de la furgo y tras las presentaciones y felicitaciones correspondientes nos dispusimos a encontrar las provisiones del día. Se había pensado en comprarlas en el súper pero no fuí capaz de encontrarlo. Parece que en un colmado les prepararon los bocatas correspondientes. Durante la espera aparecieron los que faltaban, Cecilio y compañía. Estamos todos y somos mogollón. La plaza se queda pequeña.

Después de repartir las viandas atravesamos el pueblo en dirección al campo de fútbol y ses set cases para salir junto a s'Alquería des Conte. Allí me acuerdo de que no he cogido agua y la relleno de la acequía. Ya me he quedado solo pero decido subir a mi ritmo que seguro que pillo a alguno en la larga subida. Así es, hay dos en Biniaraix y junto con algunos otros que pillamos más arriba, formamos un grupito que subimos agrupados hasta Ses Cabanes. En la barrera de Monnàber estàbamos casi todos. Empieza aquí el mejor tramo de la subida. Juan me confirma que va bastante bien y continúa para arriba. De eso se trata, de superar etapas. Seguimos todos en silencio bordeando las casas para no ser detectados y llegamos ya a la carretera.

Los amotinadores continúan con nosotros; los sectarios se van por carretera hasta Cúber, allí decidirán la vuelta. A los menorquines no les queda más remedio que seguir. ToniXXL tiene una avería y no sabemos bien el alcance pero decide continúar también. En lugar de hacer carretera nos metemos en la pista de la cadena que hay enfrente. La habíamos hecho una vez de bajada y subiendo nos hemos perdido volviendo a empalmar con la carretera en lugar de con la pista nueva de los Binis, por la que entramos desde el principio. Había gente en el porxo antes de llegar al coll pero no dijo nada ni hizo ademán alguno. Como siempre hay reagrupamiento y sesión de fotos en el monumento tenía alguna duda de si vendrían a recibirnos pero no apareció nadie. Despedimos a unos cuantos y nos fuimos pista abajo. El primer tramo tenía bastante barro y bajé con más miramiento pero después pude desfogarme. Llegué a pillar a unos cuantos pese a salir el último. El cubano bis comenzó con los pinchazos y lo encontré reparando bien a la vista de las casas junto con un grupito. Preferí esperar en la fuente.

El tramo que sigue es bien conocido y tiene algo de pateo, pero poca cosa. La bajada final se intenta y se hace lo que se puede. Me comí un trozo de bocata abajo. Al salir se le engancha la cadena a uno y me quedo a ver si lo soluciona. Arreglado, podemos irnos. El pantano de abajo está hasta los topes y el área recreativa también. Los menorquines en cuanto huelen asfalto parece que recargan las pilas y algunos no se dejaron coger. Nos reagrupamos en el pantano de arriba y nos vamos por el dique. Antes de llegar a la barrera vuelve a pinchar el cubano bis y también sigo. En Binimorat hay cónclave. Pista o trialera? Pepe ha elegido trialera pero el grupo duda. Creo que repetí como seis o siete veces que subieran por donde quisieran pero no me hicieron caso. Todos por la trialera. También era mi primera vez, siempre solía subir por la pista o por el GR y me gustó. Con un poco de empuje es ciclable prácticamente cien por cien.

El segundo top de la jornada y lo que venía a continuación de campeonato. El GR de bajada de l'Ofre, uf, cómo me pongo solo de pensarlo. En los primeros tramos sigo a Albert; en el tercero se me va mientras intento negociar algunas curvas, más o menos por donde me alcanzan Tomeu y Fibras, y ya no los volví a ver hasta los lavaderos de Biniaraix. En el inicio del barranc nos hicimos algunas fotos y empecé la bajada animando a los menorquines a montar desde donde les fuera posible. Pasamos el Salt des Cans, por cierto, limpiado y ensanchado, y me quedé aguantando la barrera mientras iban pasando algunos. En eso que veo algo de colorines que se mueve entre el carrizo. No acabo de adivinar lo que es. Parece un tío por los suelos. Llamo a los demás y lo reconocen. Dice que se ha hecho daño y corren hacia él. Llega Toni XXL y Yarik que se habían retrasado al pasar por las casas y quedar al otro lado de la rejilla y al poco empiezan a bajar todos. Parece que se ha recuperado, al menos lo suficiente para bajar solo y continúo mi descenso intentando hacerlo lo mejor posible aunque me doy cuenta de que me cuesta frenar, y es que la posición de las muñecas es muy forzada, demasiado vertical. Eso fué de cuando acerqué las manetas un poco a los extremos pero paso de pararme y buscar una llave Allen y sigo estén como estén.

Había un montón de gente paseando arriba y abajo y me paré a hablar con unos cuantos, pero cuando me encontré el borrico (un tal Jordi) subiendo coincidió que nos cruzamos con un matrimonio con un niño pequeño que no me dejaron paso y tuve que parar. Me tuvieron dos o tres minutos parado a su lado mientras contemplaban y acariciaban el animal sin que se les ocurriera dejarme pasar. ¿Qué podía decir? Ellos eran los senderistas y se supone que los usuarios privilegiados del camino. Hasta puede que se lo tuvieran creído. Desde antes del Estret, donde había un numeroso grupo de excursionistas comiendo, estaba bajando solo. Solamente el cubano bis me acompañó durante un tramo pero se quedó atrás. Yo me lo pasé bien, aún con las paraditas “técnicas” forzosas y la posición inadecuada de las manetas de freno.

Cuando llegué a Biniaraix Tomeu y Pepe habían partido a buscar un restaurante donde poder comer todos pero mientras iban bajando los bikeros uno trae una mala noticia. Otro se ha caído muy arriba y baja andando, por lo que se prevee que tardará bastante en llegar. Esto trastoca los planes y de quedarse a comer, se pasa a tomar una copa y de ahí a ir a buscar los coches para volver a Palma directamente. Se lo vamos contando a Tomeu y al final consigue mesa para siete, los mallorquines que quedábamos.

Finalmente no tardó tanto en llegar el lesionado y bajamos a Sóller pero entre tanto cambio perdimos a Albert que estaba en los coches y fuí incapaz de guiarle por teléfono hacia donde estábamos, con lo que se tuvo que marchar sin comer. ToniXXL sí que lo sabía y pudimos acabar la jornada sentados alrededor de una mesa.


No hay comentarios :

Publicar un comentario en la entrada

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...