[X]

Probando novedades

Si uno está interesado en descubrir caminos no puede olvidarse de la Fita del Ram con sus cumbres asociadas, es una zona pródiga en itinerarios y es por eso que hace unos años dedicara unas cuantas jornadas a rodar por la zona, tanto por las cumbres como por sus laderas para ir marcando trazas y averiguar cuánto tiene de aprovechable y fruto de ello se idearon o modificaron unas cuantas rutas del blog con los itinerarios más relevantes mientras que otros quedaron a la espera de nuevas incorporaciones o simplemente utilizarlos para introducir variantes en las salidas a modo de guindas pasteleras.

A pesar de rodar bastantes semanas por allí aún no recorrí todas las variantes posibles y últimamente había visto en algunas salidas de compañeros que utilizaban una de las que no había hecho, o al menos que yo hubiera trazado, pudiera ser que sí la hubiera recorrido anteriormente pero no estaba seguro por lo que decidí ir a comprobarlo y para ello debería subir a las antenas de Sobremunt, sin mucho convencimiento, la verdad. Se puede decir que pasé bien Bunyolí, descansito en la cadena sin nadie con quien platicar y sigo adelante todo por asfalto, todo sea para mantener el ritmo sin sobresaltos. Cruce de Sobremunt desierto y continúo subida y más que falta de fuerzas, que también, es falta de ganas de continuar, me tomo unas sosas galletas que no me aportan ninguna convicción y mientras me debato entre seguir o volver llega uno con una rígida que ni me saluda y prosigue camino, le sigo con la mirada y observo que va a trompicones, tanto que se para y vuelve atrás, se da unas cuantas vueltas por la explanada y lo vuelve a intentar, esta vez con mayor acierto y prosigue mientras que parece que yo tengo las mismas sensaciones, de hecho di unas pedaladas cuesta abajo pero algo se me activó en mi interior y me hizo parar, di la vuelta y fue como un chute, fue meterme en el sendero y desaparecer toda duda y cansancio, disfruté del camino como nunca, hasta pasé la zona chunga después del desvío sin poner pie, no diré que estaba en el top de la euforia pero casi.

Al tipo me lo encontré poco después fisgando por encima de una pared y rodamos un rato juntos hasta que se desvió hacia la cumbre en el primer cruce, me pareció raro porque no se suele tomar esa opción y una vez que lo hice enlacé con la otra subida junto al porxo, el tío iba montado aunque no sé por cuanto tiempo. Yo continué hasta la bassa para tomar allí un desvío de un desvío e intentar hacerlo lo mejor posible en esa bajada aunque hay algunos pasos técnicos que por falta de pericia no conseguí superar sin poner pie pero que me dejó bastante contento. Ésta era la parte que ya sabía y que enlaza en un camino ancho a media altura, que marchemos a derecha o izquierda dependerá de la ruta que queramos continuar, en mi caso, derecha hasta el primer cruce desde donde parte otra pista de bajada que es la que quería comprobar, sospechaba que mientras circulara por dentro del bosque iba a poder disfrutar de un buen camino de tierra y que esperaba que estuviera en buenas condiciones, mi anhelo era que ese paso por el bosque durara lo máximo posible y la verdad es que no tengo queja de esa bajada, larga, rápida y con esos tramos un poco más expuestos debido al paso del tiempo y al poco (o nulo) uso que ha soportado en décadas, de todo ello solo puede traducirse en pura diversión, el único uyuyuyuy que tuve fue en un paso con dos grandes escalones que me los comí con guarnición y ni sé cómo los pasé, porque la bici pasó, que si no…

Desemboqué a través de un portillo a la pista de bajada que va a dar a la carretera y mi duda era a qué altura realmente estaba por eso cuando pasé por el primer cruce me metí por él para intentar enlazar con alguna de las pistas que se dirigen a la font del Rafal pero casi al momento perdió continuidad y se ensució bastante, estaba claro que por ahí no iba a llegar a ningún lado y tuve que recular y seguir bajando llegando a la barrera de salida casi enseguida, estaba mucho más abajo de lo que pensaba y tuve que saltar y rodar un minuto por asfalto hasta la barrera de la curva por donde me metí pudiendo llegar directo a la fuente.

Hacía bastante calor y no utilicé los pilones y la mesa para descansar y comer algo ya que estaban al sol, preferí la sombra para no quedar frito en pocos minutos. Me acordé de que en los mapas existen dos enlaces directos entre la fuente y la bajada de la ermita y que una de ellas no la conocía más que nada porque alguno que la había realizado andando ya me advirtió en qué condiciones se encontraba y siempre la había dejado de lado pero esta vez quise comprobarlo, tal vez la sorpresa fuera de signo positivo aunque primero debía encontrar el inicio y quise verlo en la primera curva una vez encaras el rampón, lo que parecía un hito de piedras podría ser la señal, subí los escalones y continué caminando, cabalgar descartado y no solo eso, empeora aún mucho más, tanto que ni pasas con la bici y ni siquiera sin ella podrías asegurar que vas en la dirección correcta, toca dar media vuelta y salir de allí lo antes posible, el que marcó el sendero en el mapa debió verlo claro en su día pero ahora sin marcas y sin limpiar es tarea casi imposible siquiera pasar, un fracaso.

Tomo el acceso principal cuya única dificultad es la pendiente inicial y cruzo la bajada de la ermita para tomar el sendero que me llevará a la otra fuente que en esta ocasión sí está concurrida de botelleros pero a la velocidad que se llenan las garrafas les auguraba a los que esperaban turno media hora de espera mínima, y no digamos al grupo que se acercaba con otra tanda de botellones, pero está la mesa de la mora para jugar unas partidas mientras esperas, si quieres.

Vuelta por Son Malferit donde aún siguen los carteles colgados de las barreras y que nadie parece tomar en cuenta, también ayudado que casi nunca te encuentras a nadie por allí, pocas veces he visto a alguien, en una ocasión me crucé con un quad o con obreros arreglando las paredes pero esto a lo largo de los años, quizás entre semana esté más concurrido pero tampoco parece que se pongan tan bordes como en Son Dameto, por ejemplo, y allí con menos razón todavía.


No hay comentarios :

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...