[X]

Beber o no beber

Durante la ruta de ayer se produjo una controversia que, aunque no tiene nada que ver con el mundo de las bicis, es probable que se nos plantee en alguna salida, y os dareis cuenta de que es un tema serio.

La cuestión es la siguiente: ¿se puede beber de una fuente de la que no podemos coger agua directamente del ojo, aunque corra?. Tal caso nos sucedió en la Font des Prat, donde hay un pequeño charco dentro de la mina. Se la oye correr, está muy limpia, pero ¿es eso suficiente?. Para algunos fue evidente que sí; a otros les dió arcadas. Yo preferí esperar hasta la Font des Noguer. No es tema baladí. Por eso voy a insertar un comentario sobre ello aparecido en otro blog de la isla dedicado a la mtb. Ahí va.

El peligro de beber agua no tratada:

Si vamos de excursion por la montaña en ocasiones encontraremos cursos de agua que, en principio, deberia ser buena para nuestro consumo, y asi seria si no se pudiera dar el caso que esa misma agua ha sido contaminada con excrementos de algun animal que desafortunadamente haya defecado en su cauce, con lo cual esa agua entra en contacto con bacterias intestinales de ese animal, y las arrastra. He ahi el peligro de beber esa agua y a la vez ingerir esas bacterias que son nocivas para nuestra salud. Cabe destacar que es necesario beber una mínima cantidad de las mismas para que nos produzcan una infeccion desbordando nuestro sistema inmunitario, asi que sera mucho mas peligroso beber de una fuente de agua estancada (cosa que nunca se debe hacer) que hacerlo de un rio donde el agua corra rapidamente.

Hay que decir que los humanos asi como todos los animales vivimos en simbiosis con multitud de bacterias que se alojan en nuestro organismo (no en todas sus partes por supuesto, por ejemplo en la sangre no hay ni media, sinó es que estas enfermo). Las bacterias de nuestro intestino nos ayudan a digerir sustancias intratables por nosotros mismos como la celulosa (componente principal de los vegetales) y asi se ganan el pan.

Muchas de las bacterias de los excrementos animales son nocivas para el hombre, porque son distintas a las que tenemos nosotros, de ahí que sea conveniente depurar el agua antes de beberla. Todas estas bacterias reciben el nombre comun, y no específico, de bacterias entéricas.


Es Xaragall 2

El grupo excursionista de Sa Pobla, es Xaragall, con Juan Mayol al frente, habían preparado una muy buena ruta por las laderas del Massanella y fuí invitado a participar. Me apetecía y acepté sin pensarlo, aunque si hubiera llegado a tiempo al dentista creo no habría ido. He de decir que las salidas de MTB que programan no son ni de lejos las únicas actividades que realizan. Recomiendo leer su página para estar más informados. http://www.xaragall.es/index.php. En principio, se trataba de subir al Puig Major de Massanella por la ladera de Comafreda y bajar por el Comellar des Prat. Esta es una ruta que nunca había realizado entera; solo una vez había subido hasta el final del bosque desde Comafreda.

Salida desde Caimari para tomar el Camí vell de Lluc para encontrarnos con Llorenç que había salido tarde y subió con coche hasta Lluc. Desvío hacia Comafreda, peaje y ascensión al comellar, que es bastante largo y te deja muy arriba. Los siguientes tramos, ya al descubierto, son poco ciclables, y por los comentarios, han empeorado bastante. Hay ahora mucha más piedra suelta. Yo como pasé hace 30 años, la verdad no me acuerdo. Eso sí, lo recordaba más estrecho; será que los recuerdos encogen. Una ascensión hasta los 1.200 metros ciclando muy poco desde los 850 metros no se puede decir que sea cómoda, pero si puedes llevar la bici a la espalda es más soportable que empujando.

Allá arriba, un calor de mil demonios, pero una vista espectacular Todo lo contrario de la última de los Toys por esa zona. Solo había un turista, que ha hecho de todo para perder tiempo y vernos bajar. Hemos dejado pasar a los bajadores primero para evitar sus acometidas y poder bajar cada uno como pudiera sin molestar. No puedo dejar pasar el comentario sobre Quico y su tanque. Es un verdadero tanque. Y si no, ¿qué bici podría llevar un 2,70 de cubiertas sin parecer un armatoste? Lo verdaderamente increíble es que llegara primero arriba.

La bajada es un poco complicada en la parte alta, pero se hace. Lo que está claro es que hay que hacerla en seco. Me ha sorprendido mucho la longitud y velocidad del paso por el bosque, pero ahora he comprobado que son casi 500 metros de desnivel. Supongo que podréis comprobar los datos técnicos en la página de Xisco.

En la Font des Prat ha habido el único abandono del día por parte de un bikero que había salido hace poco de una operación y ha acortado hacia el refugio de Tossals. Subida rápida del Coll des Coloms y recuento al llegar a la canaleta. Falta uno. Otros bikeros que bajaban lo habian visto ¿subiendo?. Quico ha subido con otra bici (ante el asombro general) a buscarle y lo ha encontrando subiendo hacia el Puig de Tossals Verds, cuyo desvío se encuentra en la última bajada.

Recuperada la pieza, llaneo hasta la Font des Noguer para repostar y bajada hacia los túneles. ¿Tengo que volver a poner quién ha sido el único que ha bajado el camino-rossaguera hasta el torrente?. Luego, ya más calmadamente, bajada en grupo hasta la barrera de Solleric y Aumadrá. Finalmente, últimos kilómetros por caminos cicloturistas hasta Caimari.


Nota aclaratoria 3

Ya me lo he pensado.
A partir de ahora tendreis la descripción de caminos, rutas y mapas en otro blog -Camins- que tiene su enlace en esta página. Los comentarios de salidas y demás seguirán en este.


Camí des Cingles

Iba siguiendo las novedades en la página de los Toys respecto a la salida del sábado. De una ruta por Sa Campaneta se pasó al Camí des Cingles. La gran sorpresa llegó el viernes cuando abrí el correo y la página. Se hacía la ruta de Sóller y se había invitado a Pepefz, al grupo de Bananas, los Mortirolo y a mí. Hubo una serie de correos cruzados para confirmar algunos aspectos y se quedó en Sóller a las 8,30h, presentándose todos los convocados. No conocía estos grupos, ni había visto nada de ellos en internet, siendo al parecer ellos los que se han puesto en contacto con Tomeu Toys.

Después de las presentaciones de rigor, partida hacia Sa Capelleta, continuando hacia el Mirador de ses Barques y Moncaire. Allí ya faltaba uno, uno de los bananas había vuelto atrás. Desde el desvío de Moncaire he podido volver a saborear ese tramo de subida. El camino es espectacular, tanto fuera como dentro del bosque. Calculo que serán unos 3 kilómetros, y está en mejores condiciones que la subida anterior.

Reagrupamiento en la barrera, con alguna expresión de sorpresa sobre lo que faltaba para completar la ruta por parte de los nuevos, pero como ahora tocaba bajar, hemos continuado. En la bajada, bastante larga, han petado varias bicis y la espera ha sido en el asfalto, bien enfrente de las casas, desde donde nos veían, y seguramente también nos oían. Como efectivamente así ha sido. Alguien ha subido para recordarnos que circulábamos por terrenos privados, con muy buena educación, todo hay que reconocerlo. Otra persona que bajaba también me lo ha recordado, invitándome a pedir permiso la próxima vez.

Ya en la carretera de Lluc, ha habido dos deserciones más, ya que no podían quedar hasta tan tarde como se preveía. Aún así han tenido tiempo para encontrar las gafas de Potato, que se las había dejado olvidadas en un descanso encima de un marge. Estirón hacia arriba hasta el desvío del Coll de Cards-Colers, donde ha habido la retirada general de los Bananas, que han acortado ruta tirando directamente hacia el pantano de Cúber (creo), a pesar de los esfuerzos de Pepe por convencerles de lo contrario.

La subida del coll la he encontrado muy distinta de como la recordaba. Pista muy amplia y facilona. Es probable que hayamos cogido la pista para vehículos.
Parada en el monumento, justo en los 900 metros, y bajada de una tacada hasta la Font Subauma. Reagrupamiento debido a varios percances mecánicos y tirada por sendero hacia es Clots Carbons, fastidiada un poco debido a las nubes bajas. La trialera hasta la carretera, peor de lo que la recordaba.

Quedaba la subida por carretera hasta Cúber, que se le ha atragantado a más de uno, y después hasta l'Ofre, donde he bajado por el sendero señalizado como GR, que no conocía. Ha sido un aperitivo de lo que nos esperaba unos metros más allá, el Barranc de Biniaraix, que ni siquiera puedo recordar cuándo lo bajé por última vez. Seguramente fué con Pedro el veterinario después de pasar por el Cornador.

El descenso del Barranc se hace largo si vas un poco corto de máquina, pero se ha resuelto sin contratiempos graves. Algún pinchazo. Yo no me creía que no hubiera reventado la rueda de delante. De hecho, al llegar a casa, me he dado cuenta de que tenía varios radios (más de cinco) completamente desenroscados de las cabecillas. Podría haber abollado la llanta en cualquier momento, y quién sabe qué más.

Pamboliada de casi todo el grupo y regreso a casa para ir preparando la siguiente salida. Al sentarnos a comer han pasado los bananas. Iban muy contentos. No sabemos si por la felicidad que da conocer gente y rutas nuevas o por las litronas de cerveza que seguro habrían tomado.

Podéis leer otra crónica de Yarik, junto con todos los datos técnicos y detalles de la ruta en http://mmtb.gtv6.com/ruta.php?rutaId=239.


Una observación: parece que al principio el GPS estaba parado, ya que la ruta se inicia en un punto bastante elevado, cuando en realidad salimos y llegamos al mismo punto.


Aclaraciones

Nota aclaratoria 1

Dada la cantidad de entradas que hay en el blog, me doy cuenta de que, al no haber seguido un orden temporal estricto para publicar los capítulos del libro, este se me ha desperdigado y me es difícil saber dónde está cada capítulo. A los lectores (si los hubiere) os pasará lo mismo. El blog no me permite gran cosa por lo que estoy pensando en hacer un índice y publicarlo periódicamente, para que nunca tengáis que ir muy lejos para saber dónde está cada cosa.

Puede que también sea más práctico agruparlos. No me déis prisa, me lo voy a pensar.

Nota aclaratoria 2

Como ya puse o expuse en algún sitio de este blog, comenté que las descripciones de los caminos y rutas se modifican si vuelvo a pasar por ellos, ya que hay algunos que hace muchos años que se recorrieron por vez primera, y quizás no se volvió. Tal era el caso del referido en la entrada anterior. Por esto recomiendo su relectura. Seguramente no notaréis la diferencia, pero los datos y descripciones serán más actuales.


Salidota

Aclarados todos los pormenores de la ausencia del grupo de Xisco el jueves pasado por motivos diversos que no vienen al caso, la salida programada para el jueves con ellos se desplazó al domingo, ya que todos teníamos interés en realizarla. Yo por mi parte, al no haber salido el sábado con Pepe, podía ir (si hubiera salido otro gallo cantaría porque era una de las buenas).

Cursé correo a parte del grupo por si alguno que no hubiera ido quisiera salir; y se ha presentado Pepe. No es que me extrañara mucho ya que sabía que algunos domingos también sale. Entonces, en línea de meta estábamos Joan Crop y Xisco, de Sa Pobla, Pepe y yo, con una ruta metida en el GPS por la zona de la Comuna.

El primer tramo era nuevo para mí. Se trata de la conexión desde Son Oliver, sobre el camino de Coanegra, hacia la zona de Cas Bergantet. Lo pillamos de una rutilla de Tomeu Toy's. Te acerca a Bunyola a costa de comerte las rampas de hormigón de Can Morro. Creía que todo sería pista pero hay algunos tramos de sendero; el resto son pistas por el interior de fincas, pero las barreras están abiertas. El tramo final recorre el bosque hasta encontrar la que baja desde las casas de la zona.

Justo después de salir de Cas Bergantet hemos bajado por un deteriorado camino de carro (cortesía pofero y segundo tramo nuevo) que parece ser el antiguo acceso hasta la casa. Sale por una barrera de rejilla antes de llegar (si subes) a la barrera de abajo. Salida por Es Cocons y subida a la comuna por la pista principal para desviarnos hacia el Comellar d'en Cupí, donde hemos dado caza a los gemelos, antiguos conocidos de Pepe, a los que hemos acompañado en la subida, que, dicho sea de paso, me ha parecido corta. Arriba se han despedido los gemelos que tenían más prisa y nosotros hemos continuado hasta el penyal d'Honor, para tomar el desvío trialero/pista hasta Cas Garriguer (tercer tramo nuevo). Éste tampoco lo había hecho; tiene algún tramo insalvable por la pendiente y el resto es bastante rápido.

Seguramente, hace tiempo, seguí la pista hasta el final y al ver la pendiente, la descarté, tanto para subir como para bajar. Supongo que ahora se ven las cosas de otra manera. Y al no subirla, me quedé sin saber de dónde salía exactamente, que no es más que justo enfrente de la señal del desvío hacía el Penyal. Desde Cas Garriguer, continuación por la pista hasta el desvío del Comellar des Cocó Peguer, cuya bajada he realizado dos veces en una semana, la última un poco más seguro al estar más seca. Desde el torrente la vuelta es un paseo.

Para los amantes de los datos los podréis encontrar en las rutas 145 y 197 de los Toy's. Supongo que Xisco pondrá algo en la suya, ya que ha traido la maquinita.

En resumen, buena salida, buenos caminos, buena gente.


Comellar des Cocó Peguer

El jueves pasado había salida de los “pobleros”, con Xisco Xavier al frente, a la Comuna de Bunyola y me apunté, ya que las conversaciones escritas no tienen la frescura de la espontaneidad ni de la réplica inmediata, con lo que algunos temas no quedan lo suficientemente claros, y por tanto, quería aprovechar para charlar un poco, dado que la ruta no era muy machacona.

Cuando llegué al lugar indicado, al girar la curva, vi que algo iba mal. Las nueve menos cinco y no había ningún coche. El día era bueno pero no había ni dios. Precisamente una de las cosas que quería hacer era pedirle el número de teléfono para casos de emergencia. Vi pasar un grupo por el Camí des Raiguer, pero no creí que fueran ellos. Más tarde apareció un bikero descargando la bici de un coche y le pregunté si venía de Sa Pobla. Me dijo que no, que estaba esperando a un grupo de Consell, el grupo de los Blando, que si quería podía ir con ellos.

Me fuí a Bunyola solo por si los localizaba en la salida, y al no hacerlo, esperé a los Blando. En total fuimos siete los que empezamos a subir. Justo al empezar la subida uno de ellos rompió el sillín y tras intentar repararlo, subió de pie. Antes de llegar al desvío del comellar empezó a llover y quedamos empapados, lo que hizo que subiéramos por la pista principal hasta Cas Garriguer.

Sin parar continuamos la pista hasta el desvío del Comellar des Cocó Peguer, topónimo por lo que se ve, muy poco utilizado. Tenía ganas de realizarlo ya que solo lo había hecho una vez y la descripción que doy en el blog es fruto de esa única bajada. El jefe del grupo con el que iba, y aquí quiero disculparme, pues al no ser un nombre muy común, no estoy seguro de cual era; de los que estoy seguro es de Carlos y Miguel Ángel; los demás que me perdonen. Desde aquí les agradezco la invitación a participar en su salida. Si es que un bikero solo no rinde. Hay que medirse, compararse. Estoy casi seguro que si hubiera ido solo, habría hecho la mitad de la bajada a pie.

Lo que sí sé es que es el mismo grupo (o parte) que el que encontró Pepefz en la salida de Puigpunyent y es el que se dedica a realizar la limpieza de caminos, y también los que encontramos en Valldemossa justo salir por el Verger, y este camino es uno de ellos. Todo esto viene un poco a cuento porque el camino ha variado bastante a como lo recordaba, sobre todo su parte final, donde la vegetación molestaba bastante.

La primera parte es una trialera hasta una zona donde hay que girar bruscamente a la derecha. Ahora ya no hace falta seguir ningún hito. El trazado es claro y definido. Luego continuamos trialeando sin poner apenas pie a tierra durante un buen tramo. Llegamos a una zona de zigzags con un poco más de anchura y menos piedras y acabamos en un rejilla para acceder a la otra vertiente del comellar. Aquí se aprecia bien la limpieza. La bajada es franca y despejada hasta el torrente. La única pega que tuvimos fue que estaba mojado y eso limitó bastante la velocidad y confianza, al menos a mí. Aunque he de decir que pese a mis limitaciones mecánicas y humanas, recorrí (excepto algún pequeño tramo de lajas) el camino montado, sin ningún sobresalto que reseñar (tal vez influyó que quitara algo de presión en la rueda delantera). De la rueda de atrás ni hablo, está lisa y no tiene tres meses.

El resumen de esta bajada es: ¿cuándo volvemos?. Es que casi tenía mal cuerpo por acabar tan temprano. Dan ganas de volver a subir. Aparte de algún tramo de pateo creo que la subida es bastante factible. La vuelta a Santa María tranquilitos por el Camí de Coanegra, comentado las incidencias.


Camí vell d'Orient 2

Esta semana la salida del grupo ha pasado a la tarde y no he podido ir. Debido a que recibí el correo de la salida el viernes por la noche me encontré en zona de nadie, sin margen suficiente para quedar con alguien. Además mi hijo había salido; eso significaba que me acostaría tarde y no me apetecía madrugar mucho. Por todo ello decidí salir solo más tarde sin molestar a nadie y pensando si volvería a salir el domingo y quedar con alguien.

He revisado el papelito de “camins pendents” y me he decidido por algo por Bunyola, que no está lejos, en concreto, el Camí vell d'Orient. He de decir que este topónimo aún no lo he visto reflejado en ningún lado. Para entendernos lo situaré entre la segunda curva del la carretera Bunyola-Orient (vertiente Orient) y la segunda curva del Coll de Sóller (vertiente Palma).

He empezado desde Bunyola por la carretera de la Comuna al mismo tiempo que ha pasado un grupo de bikeros. Ha sido más entretenida la subida, dando caza a los de delante, obligándome a mantener un buen ritmo. Hasta la caseta de un tirón. Allí también había varios grupitos. En un principio tenía previsto subir por el comellar y Penyal, pero me he decidido por rodear toda la Comuna y bajar hasta su parte más baja por la pista de atrás. A partir del depósito está bastante mal, muy pedregosa y con bastante pendiente. Desde la caseta mejora bastante.

Una vez abajo he comprobado que el camino de subida tiene un primer tramo impracticable; desde el enlace del depósito se puede intentar. Descanso arriba y trialera para abajo. Bastante bien, quizás con unos cuantos centímetros de recorrido delante la cosa mejoraría mucho más.

Bajada por carretera para tomar el camino hacia es Verger. La subida es buena. Una vez en la era tomamos la pista ensanchada que baja y enseguida el desvío a la derecha y llaneamos sin complicaciones hasta la barrera. Allí hay una pista que baja que fué la que tomé la vez anterior que estuve por allí. Al llegar a las casas me enseñaron amablemente la puerta de salida.

Este era el tramo que me faltaba por recorrer, entre la era y la barrera. La pista continúa ahora más pedregosa y hacia abajo. En la salida del bosque, al sobrepasar la curva a izquierdas, nos desviamos a la derecha en subida unos cientos de metros y, al llegar a su parte más alta, nos desviamos de la pista a la derecha para entrar en el bosque y después de algunos zigzags, llanear (se agradece) en dirección a la carretera de Alfàbia, justo donde empiezan las curvas (paellas).

Allí me han comentado que se pone un guardia para controlar a los que suben. Hoy no estaba y he decidido subir. La subida la había realizado 5 o 6 veces y no tenía malos recuerdos. Efectivamente, no había porqué. La pendiente es suave a cambio de recorrer unos tramos muy largos. Como no contaba las curvas (17) al final tenía ganas de acabar, aunque sin perder el ritmo. La bajada, rápido pero con tiento, no sea cosa que te comas un todoterreno o un taxi en una curva.

Ahora tenía que encontrar la pista que hizo hace poco Tomeu Toy's. La que tenía en la lista de pendientes. Ha sido fácil, pero no es una pista. Es lo que queda de una pista. Buena trialera, si señor.

En resumen, salida completa, con subidas más o menos cómodas pero con bajadas trialeras y técnicas.

Aunque este recorrido lo tengo incluido en la Ruta 5: Serra de Alfàbia creo que se merece una ruta propia. Sí, supongo que sí.


Coll de Sant Jordi

Llevaba tres dias con dolor de muelas por una caries y llegué a dudar si podría salir o no. Me acerqué a la farmacia y me recomendaron antiinflamatorios. Aún me quedan del dolor de espalda. Me tomé unos cuantos y, mano de santo. Como nuevo. Entonces leo el correo de la salida de Pepe fz a última hora y me animo.

La ruta es por la zona de Son Pacs; entonces puede que hagamos algo de lo que tengo pendiente. Subida por s'Estret hacia el Puig des Boixos y tomamos el desvío para acortar. No es ciclable para subir pero te ahorra un kilómetro de pista. Después hasta los Aljubets de sa Mola. Desde la pared con el paso de es Passets enfrente tomamos el sendero fitado del cual recorrí un tramo hace unas semanas y comenté que no era el que buscaba. Pero sí, al menos en su primer tramo. Hay un desvío con dos fitas muy cerca que se dirige hacia abajo. Es una trialera muy técnica y ciclable en su mayor parte que nos conduce directamente al coll de Sant Jordi.

Me ha extrañado un poco porque he perdido la orientación espacial y parecía que nos dirigíamos hacia otra dirección. Pero al vislumbrar la alambrada de rejilla con postes de madera he recibido la confirmación. La distancia me ha parecido corta siempre y cuando se realice en bajada, ya que subiendo no daremos una pedalada. Una vez en el coll, saltada de barrera y tiramos hasta el segundo cerramiento del Verger, que bordeamos para salir a la carretera por el acceso principal de la casa vecina, con barrera incluída.

La segunda parte de la salida transcurre por lo que llamamos ruta de los miradores. En esta zona hay en los dos lados de la carretera. Para encontrar el primero nos desviamos en Can Costa hacia la ermita, donde repostamos agua, y seguimos por el sendero que nos llevará hasta las Ermites Velles, donde empieza la pista, que acaba justo enfrente del aparcamiento de Ca Madó Pilla, aunque esta vez tomamos una trialera a mano izquierda que no conocía, cruzando los restos de las construcciones, y desemboca justo enfrente del mirador.

Justo al lado del aparcamiento hay unas escaleras tapiadas, con unos letreros advirtiendo de la peligrosidad del recorrido, por donde bajamos. Conviene ir precavidos ya que hay algunos pasos comprometidos. En el resto se puede circular casi siempre. Algún mirador ha resistido el paso de los años mejor que otros, que son ya pura ruina.

El sendero realiza un recorrido por la zona hasta desembocar en el camino de s'Estaca, donde tenemos la opción de llegar hasta el mar o buscar el encuentro con la carretera del Port de Valldemossa, donde nos quedan tres kilómetros de subida, ya por asfalto.

En definitiva, salida completa, descubriendo tramos nuevos con los que poder realizar variaciones de las rutas. En concreto, se conocen dos bajadas desde la Mola hacia la zona de es Verger, quedando por encontrar, si es que existe, la que llevaría hasta la Font dets Obis. Lo que no se ha visto aún es la bajada del futuro GR hacia Valldemossa. Para descubrir este itinerario es mucho mejor empezar desde el pueblo y acabar en el coll, aunque me han comentado que está bastante claro.


Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...