[X]

Comellar des Cocó Peguer

El jueves pasado había salida de los “pobleros”, con Xisco Xavier al frente, a la Comuna de Bunyola y me apunté, ya que las conversaciones escritas no tienen la frescura de la espontaneidad ni de la réplica inmediata, con lo que algunos temas no quedan lo suficientemente claros, y por tanto, quería aprovechar para charlar un poco, dado que la ruta no era muy machacona.

Cuando llegué al lugar indicado, al girar la curva, vi que algo iba mal. Las nueve menos cinco y no había ningún coche. El día era bueno pero no había ni dios. Precisamente una de las cosas que quería hacer era pedirle el número de teléfono para casos de emergencia. Vi pasar un grupo por el Camí des Raiguer, pero no creí que fueran ellos. Más tarde apareció un bikero descargando la bici de un coche y le pregunté si venía de Sa Pobla. Me dijo que no, que estaba esperando a un grupo de Consell, el grupo de los Blando, que si quería podía ir con ellos.

Me fuí a Bunyola solo por si los localizaba en la salida, y al no hacerlo, esperé a los Blando. En total fuimos siete los que empezamos a subir. Justo al empezar la subida uno de ellos rompió el sillín y tras intentar repararlo, subió de pie. Antes de llegar al desvío del comellar empezó a llover y quedamos empapados, lo que hizo que subiéramos por la pista principal hasta Cas Garriguer.

Sin parar continuamos la pista hasta el desvío del Comellar des Cocó Peguer, topónimo por lo que se ve, muy poco utilizado. Tenía ganas de realizarlo ya que solo lo había hecho una vez y la descripción que doy en el blog es fruto de esa única bajada. El jefe del grupo con el que iba, y aquí quiero disculparme, pues al no ser un nombre muy común, no estoy seguro de cual era; de los que estoy seguro es de Carlos y Miguel Ángel; los demás que me perdonen. Desde aquí les agradezco la invitación a participar en su salida. Si es que un bikero solo no rinde. Hay que medirse, compararse. Estoy casi seguro que si hubiera ido solo, habría hecho la mitad de la bajada a pie.

Lo que sí sé es que es el mismo grupo (o parte) que el que encontró Pepefz en la salida de Puigpunyent y es el que se dedica a realizar la limpieza de caminos, y también los que encontramos en Valldemossa justo salir por el Verger, y este camino es uno de ellos. Todo esto viene un poco a cuento porque el camino ha variado bastante a como lo recordaba, sobre todo su parte final, donde la vegetación molestaba bastante.

La primera parte es una trialera hasta una zona donde hay que girar bruscamente a la derecha. Ahora ya no hace falta seguir ningún hito. El trazado es claro y definido. Luego continuamos trialeando sin poner apenas pie a tierra durante un buen tramo. Llegamos a una zona de zigzags con un poco más de anchura y menos piedras y acabamos en un rejilla para acceder a la otra vertiente del comellar. Aquí se aprecia bien la limpieza. La bajada es franca y despejada hasta el torrente. La única pega que tuvimos fue que estaba mojado y eso limitó bastante la velocidad y confianza, al menos a mí. Aunque he de decir que pese a mis limitaciones mecánicas y humanas, recorrí (excepto algún pequeño tramo de lajas) el camino montado, sin ningún sobresalto que reseñar (tal vez influyó que quitara algo de presión en la rueda delantera). De la rueda de atrás ni hablo, está lisa y no tiene tres meses.

El resumen de esta bajada es: ¿cuándo volvemos?. Es que casi tenía mal cuerpo por acabar tan temprano. Dan ganas de volver a subir. Aparte de algún tramo de pateo creo que la subida es bastante factible. La vuelta a Santa María tranquilitos por el Camí de Coanegra, comentado las incidencias.


No hay comentarios :

Publicar un comentario en la entrada

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...