[X]

Bicicletada y algo más

A raíz de una salida por la Fita del Ram, buscando información sobre unas cuevas marcadas en los mapas justo casi en la cima, encontré unas referencias a un grupo excursionista de Esporles, una de cuyas actividades, aunque no la principal, es la btt. Sus componentes se han sentido involucrados desde el principio con la defensa de los derechos de los bikeros y han desarrollado una gran actividad en el pueblo implicando además de forma activa al Ayuntamiento, que les ha ofrecido apoyo y asesoramiento en todo momento.

Había leído que muchas localidades de Mallorca se habían sumado activamente a los actos de la Semana de la Mobilitat convocando diversas actividades en tal sentido. Esporles no fué menos pero tenía el aliciente de que asistirían representantes del Consell Insular a la bicicletada del sábado invitados por el Ayuntamiento y se quería aprovechar el momento para dar a conocer algunas reivindicaciones, una de ellas el apoyo a los beteteros en el caso de la Ruta de Pedra en sec, y de tal manera fué anunciada en el blog dels Ermassets.

Lo que no sé si tenían en mente los organizadores era la posible reacción mediática que pudiera tener esa convocatoria. Pero de hecho la tuvo, y mucha. Pronto se supo entre los grupos de Palma y resto de la isla y varios expresaron su deseo de asistir. Con la convocatoria anunciada en todas las portadas de las páginas web y foromtb era prácticamente imposible que los seguidores habituales de éstas no se enteraran. Y digo seguidores habituales porque aún quedan muchos bikeros que se organizan al margen de estos canales, y algunos no son precisamente grupos pequeños.

Lo cierto es que los que nos presentamos no quisimos desaprovechar la oportunidad de que nos vieran, tal vez como un ensayo de alguna posible acción reivindicativa que no quisiera que haga falta convocarla. Por mi parte quería conocer personalmente a los integrantes de ese grupo, con los que solamente había cruzado algún comentario en el blog. Y aprovechar para saludar a otros con los que te vas cruzando esporádicamente por la montaña.

Como una bicicletada por el pueblo no parece gran cosa habían pensado hacer una salida corta para matar el tiempo hasta las doce. Al final todos los grupos presentes y demás agregados partimos a dar un paseo por la Volta des General. Yo había propuesto bajar al Port des Canonge por el camino de Sa Cova, más que nada por si el grupo era demasiado numeroso para no estorbarnos mutuamente. Sobre la marcha se decidió ir todos juntos. Bueno, eso de ir todos juntos fué un decir porque ya desde Mirant de mar hubo separación. Resulta que justo después de saltar la pared hay dos senderos, el Camí des Pescadors propiamente dicho y otro que sale hacia la izquierda, que también da a la carretera de bajada al Port.

Me extrañó no ver a nadie delante de mí pero bastante ocupado estaba en no revolcarme por el suelo como para preocuparme por eso. Al llegar a la carretera, Yarik, que bajó después, se dió cuenta de que los demás habían ido por el otro sendero. Yo no lo conocía; bajé por donde sabía. De todas maneras, solamente son unos cientos de metros de diferencia entre uno y otro. La gente se extrañó al vernos llegar por el asfalto; o sea, que debían conocerlo todos menos yo.

Remontamos un poco para coger el desvío de la llamada bajada Branson. Era la segunda vez que la hacía y me pareció bastante factible y muy limpia. La vez anterior fué con la rígida y no me acordaba mucho, bueno, casi nada, pero me dió la sensación de que es muy fácil engancharse a ella. Algunos volvieron por carretera y los demás continuamos costeando hacia Banyalbufar. La primera parte en subida bastante fácil para marcarse después un buen sprint hasta la carretera. En el campo de fútbol nos volvimos a separar. Unos querían volver por asfalto porque quedaba la dura ascensión a s'Arboçar; hubiera ido pero ya que me quedé retrasado con ellos desistí de subir solo sin saber si nos esperarían arriba y volvimos todos juntos por donde habíamos subido.

Faltaba media hora para las doce y dió tiempo a sentarse a refrescarse y comer algo. Después nos reunimos todos en la plaza para la lectura del alegato para posteriormente partir con los vecinos a rondar por las calles. La verdad es que intentar acomodar los vehículos en ciertas partes del pueblo es cosa harto difícil y cualquier solución que se proponga y aporte algún alivio tiene que ser bien recibida. En ese sentido se han habilitado aparcamientos de bicis y hasta se habló de un carril bici.

Hemos visto que ha habido muchas actividades esta semana para dar a conocer algunos aspectos relacionados con la movilidad y lo que se pretende fomentar. Sobre el papel y en la teoría todo es muy bonito pero no se logrará nada si no hay una clara voluntad de éxito. Es lo que se llama “predicar con el ejemplo”. Ver a los políticos llegar con bicis o andando al Ayuntamiento, Consell o al Parlament podría llegar a ser la normalidad. El coche oficial para desplazamientos largos, para lo demás, que cojan el bus, como todo hijo de vecino, o a pedalear.

Cerrar un día un sentido de las Avenidas no tiene ningún efecto aleccionador, es anecdótico. Pero cerrarlo permanentemente podría ser revolucionario. Pensémoslo un momento, carril bus, carril bici, tranvía, paseo peatonal...quizás resultara. Al menos a muchos les daría ganas de probarlo sin tener que jugarse la vida. Y al llegar a la empresa encontrarse con que tienes un párkin a cubierto y vigilado para tu vehículo. Y para los que no tienen bici opción de poder coger una en un punto de la ruta y devolverla en cualquier otro sin coste. ¿Es esto divagar? Pues divago.


1 comentario :

Vicenç Ribas dijo...

Bones Jaume,

No divagues, t'ho puc assegurar. Lo que proposes seria lògic i a més d'una ciutat ja està en marxa. Record haver llegit una notícia de Xavier Fané parlant des tema de "bicis públiques" o algo així...

Res, bon artícle i bon blog!

Salut!

Publicar un comentario en la entrada

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...