[X]

Camp de Mar

Algunas ideas revolotean en mi cabeza para este fin de semana, hasta me molesté en hacer un track convencedor pero una opción de última hora se cruzó desafiante en el punto de mira con la que no quise comprometerme a falta de comprobar algunos extremos, cosa que espero me confirmen esta semana entrante, con esos datos en la mano decidiré. Mientras había que hacer algo mínimamente interesante, liado como estoy con los caminos de Andratx pensé en repetir salida por esos andurriales. Lo malo de estas salidas es la falta de información que puedas dar porque a la batería de preguntas de rigor ¿a dónde vamos? ¿hay mucho pateo? ¿a qué hora acabaremos? entre otras, no sabes que responder. Si sé que responder, pero lo que no sé es la respuesta adecuada para convencerlos y más si son unos cuantos, aunque este fin de semana la abultada asistencia parece que no iba a ser el problema ya que solamente tuve que convencer a uno y me hizo una sola pregunta ya que la respuesta de las demás ya se la sabe y respondí con sinceridad después de revisar el teórico track que dibujé para animarle a venir. El único problema es que no ha podido venir y me he enterado al mirar el teléfono ya en el punto de salida así que yo y yo mismo hemos empezado la ruta desde el aparcamiento de Peguera frente al Mercadona.

En un principio tenía pensado llegar a Cala Fornells pero como iba de cabeza y debía decidir en cada cruce he ido tomando la deriva recta hacia Camp de Mar a través de un senderito casi ciclable con un corto pateo al final de la cuesta. Una vez reconozco la pared y la rejilla del castillo teutón me da pereza bajar y volver a subir para avanzar solamente unos metros en vista de lo que me queda para alcanzar la torre, no es mucho pero al ir solo a veces falla la auto motivación.

Sigo el camino marcado que se ve cortado por la rejilla en muchas ocasiones, no me extraña que le hayan pasado los alicates de corte a todo lo que impedía el paso. Llego a la torre, buenas vistas, aún se conserva bien y allá arriba intento vislumbrar los siguientes pasos pero no me hago muchas ilusiones. Vuelvo atrás hasta la pared y busco la bajada, es rápida y sencilla menos la rampota del final, si me quiero conservar entero la bajaré andando. Ahí encuentro un camino paralelo al golf que no conocía y me lleva hasta una caseta de transformadores de la carretera, éso me ha desviado del track pero me da la oportunidad de meterme por una pista lateral al otro lado de la carretera y empezar a subir por un sendero que tiene toda la pinta de haber estado abierto por las motos. Se sube casi todo montado y tiene una bajada sin complicaciones, de las de dar pedales. Vuelvo a la carretera y busco la manera de enlazar con la antigua C712, al final creo que lo hice mal ya que salté la rejilla antes de tiempo pero fue una subida guapa, (no creo que nadie de nosotros se acuerde de haber pasado en coche por allí).

Otra vez en el asfalto y empiezo a bajar como si quisiera regresar pero me meto enseguida por el camino que me lleva a los repetidores. Tiene una barrera abajo que no me impide el paso así que voy subiendo sin desmontar hasta que la humedad y la pendiente unidos a mis pocas fuerzas me hacen descabalgar. Llego arriba y como rápido porque vistas no hay ni una a no ser que me suba a la torre que ya no se usa pero paso y busco el sendero que me llevará al campo de golf con una primera parte por el interior del bosque sin dificultades y una bajada final bastante pedregosa que era lo que recordaba de la última y única vez. Abajo tomo ahora hacia la derecha, esa única vez tomé a la izquierda pero al no estar construido el campo de golf no tuve ninguna dificultad en pasar por allí, pero hoy quiero encontrar el paso hacia el Port d'Andratx porque doy por supuesto de que existe. En principio lo que existe es un sendero marcado que se encarama hacia lo alto, ciclable si vas bien de piernas, y más cuando empiezas a llanear en dirección al mar, eso se supone porque en ese bosque no ves nada. Sigo hasta encontrar una rejilla y una pista al otro lado y aunque veo signos de que la saltan prefiero seguir por mi lado hasta encontrar un paso o una bajada. En un primer momento lo que encuentro es un cortado y la rejilla que no tiene intención de acabar, me lo pienso y vuelvo atrás hasta la caseta derruida a la vera de la pista y es cuando veo el sendero de bajada, pardal, más que pardal, a ver si miramos mejor. Esa bajada tampoco tiene complicaciones técnicas a no ser que quieras hacerla a fondo que debe ser cómo la hacen los andritxols al salir de clase, algunas curvitas, algunos saltos pequeños no montados expresamente y la rampa final para rematar, ésta sí la intenté bajar unas cuantas veces sin llegar a dominar la situación. Lo que no me gustó fue la salida, por el sembrado de una casa vecina y un salto de rejilla final, se ve que los del pueblo pasan de buscar una salida un poco más abajo.

Esta subida y bajada sí que estaba en los planes así que más o menos se iba cumpliendo el trazado pero intuía que no el horario con lo que la última parte de ruta, camí de Son Pericasses, s'Arracó, Puig d'en Tió, etc. iban a quedar para otro día y me dispuse a recorrer los caminos de este lado de la carretera. Como supuse al estar la zona tan urbanizada todos están asfaltados y pese a ir arriba y abajo todo el rato no encontré motivos estéticos suficientes como para recomendarlos expresamente teniendo en cuenta de que tenemos otros al otro lado de carretera más directos al puerto y también un carril bici. Hago un poco de asfalto (poco) hasta Camp de Mar y arriba de la cuesta me meto en el monte para acabar la ruta rodando por los caminos para los que está pensada una bici doble, los que puedes rodar y divertirte al mismo tiempo. Al final la traza inicial fue recortado a la mitad, cosa previsible al ir de descubierta y solo y variando la ruta a medida que se va recorriendo pero ahora ya lo tengo más claro para la próxima vez.


Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...