[X]

Enfitados

Un hecho luctuoso acaecido con un joven ciclista bunyolí en las carreteras mallorquinas había provocado una concentración de protesta y despedida de este joven que lo único que hacía era practicar un deporte al aire libre, lo que pasa es que este deporte no se practica en un gimnasio sino en las carreteras y siempre bajo condiciones de inferioridad respecto a los otros usuarios de estas vías, el vehículo que usas no te da ninguna protección y donde casi siempre los accidentes son por alcance, es decir, no los ves venir.

He visto tantos incidentes conduciendo que no me extraña en absoluto cualquier cosa que pueda suceder, son situaciones en las que no depende ni la edad, ni la experiencia, ni el sexo ni siquiera la nacionalidad de los intervinientes, hay de todo con todos y solamente una clara concienciación personal evitaría estos malos tragos, por eso no creo que estas manifestaciones sirvan para nada, en todo caso faltaban los otros actores de esta tragedia, para los conductores no ha cambiado nada (y para muchos ciclistas tampoco) y desgraciadamente estos accidentes seguirán ocurriendo, no soy optimista en este aspecto.

Otros compañeros tampoco pensaban asistir y fue con ellos con los que programé una salida por la montaña, tenía pensado algo por la Fita del Ram después de revisar entre semana el listado de caminos. Se trataría de subir allá arriba e intentar encadenar una ruta aceptable. La primera disquisición era si salir desde Esporles o desde Palma, no es baladí, el tiempo que tardas en ir y volver lo quitas de montaña aún así decidimos salir de Palma y a una hora que no era temprana por lo que la ruta se iría cociendo a medida que le añadiéramos ingredientes a la olla.

Éramos pocos, tanto por la concentración programada como también porque hoy domingo se corren las 4 horas de resistencia de Cala Falcó (por fin) y algunos querían guardar fuerzas para el evento. Prácticamente éramos los mismos que la semana pasada, Pepefz, Pepe Sancho, Torito y yo, aún así pocos para los que podían venir, en fin, ellos se lo pierden.

Ya antes de llegar al punto de reunión habitual para las rutas en dirección a Esporles me había parado a charlar con unos cuantos que me fui encontrando en otros puntos de reunión pero no llegué tarde, había salido con bastante antelación, lo tenía previsto. Ya reunidos todos no tardamos mucho en partir y lo hicimos por Sarrià y Son Malferit, íbamos a atacar las rampas de hormigón de Son Ferrà que, aunque duras, son fáciles de pasar hasta con un 32 atrás y estando desentrenado. Continuamos hacia la ermita y más allá, hasta la bassa de Son Vic, nuestro primer objetivo, cruzándonos con algunos Trabucats y algunos descenders.

Vamos a hacer nuestra primera bajada, el Pas de Son Vic, que no es excesivamente técnica de por sí pero sí que se necesitan unas altas dosis de buen manejo de la bici para pasar con un mínimo de solvencia. Hay que hacerlo bien desde el principio porque la bajada no te da tiempo a calentar y es donde Toni empieza a tener los primeros problemas con la tija pija, no queda enclavada y la fuerte pendiente del camino no permite llevar el trasero tan arriba.

Ya en el camino ancho nos dirigimos hacia Son Noguera y tras pasar la rejilla valoramos alguna posibilidad de ir por un lado o por otro, finalmente optamos por pasar por Es Tomassos al ser todo ciclable aunque la vuelta sea mucho más larga. Justo en la fuente nos despistamos y bajamos unos metros quedando a la vista de las casas donde no vimos a nadie aunque los perros si nos olieron y lo demostraron lo que nos hizo volver atrás para coger el camino correcto. Antes de llegar al bosque ya hay que superar unas buenas rampas y ya me di cuenta de que me resultaría muy complicado llegar arriba no ya sin penalizar sino sin patear en exceso, la pista aunque ancha está tapizada de piedras sueltas y hojarasca con lo que las dificultades se añaden unas a otras, es una subida para ir muy motivado y con el cuerpo preparado para ello, así sí se disfrutará.

Al llegar arriba vemos pasar a un grupito de chavales y chavalas con bicis de rally un poco apurados en esos terrenos, supongo que de entreno, mientras nosotros nos vamos en sentido contrario en subida hasta el desvío de la cumbre donde además ahora tendremos que empujar la bici, no es mucho tramo pero tampoco es plano. Paramos un poco en la cumbre y valoramos las opciones posibles de vuelta, en un principio yo quería bajar por el Pas de sa Granja para volver por la Font des Rafal e ir costeando hasta la otra fuente y el área recreativa pero vemos que se puede hacer bastante largo y optamos por bajar directamente al pou de neu y desde allí al aujub, ésa era la teoría porque hubo ahí bastante descontrol, cuando bajo de la cumbre los pepes no están y me dice Toni que los ha visto bajar lo cual me extraña porque deberían haber pasado por la pared enseguida y no lo han hecho, de todas maneras vamos los dos tras ellos. Nos cruzamos con unos excursionistas que suben en el paso de la pared y empiezo a entender la situación porque llegamos al clot de neu montados mientras que la opción que recordaba era mucho más alocada pendiente abajo.

Desde el clot vamos siguiendo los hitos pero por un terreno bastante irregular por el cual es muy difícil rodar y menos aún Toni con sus problemas de tija, así y todo seguimos avanzando hasta que ya se hace evidente que no estamos en el buen camino y recordaba vagamente alguna inspección por esos terrenos que tampoco llegó a buen puerto. Lo comentamos y buscamos, y encontramos, un enlace al camino correcto con lo que bajamos ya mucho más tranquilos. Nos paramos en el aujub mientras oímos a Pepe dar algunos gritos desde arriba, nos está buscando ya que hacía rato que esperaba pero falta alguien, Sancho no está ni con unos ni con otros y llegamos a la conclusión de que debía ir delante de nosotros al confundirse en el mismo sitio, todo es suposición ya que no podemos contactar con él, por lo que decidimos bajar y confiar en que él haga lo mismo.

Antes de llegar al camino principal debemos reparar el cable del cambio de Toni que se ha partido pudiendo quedar a sitio acortando el recorrido, parece que podrá continuar utilizándolo pero esto nos obliga a acortar ruta y Pepe propone bajar directamente hacia Son Poquet, cosa que en un principio no me parece adecuado ya que no lo recordaba muy transitable cuando pasé, pero ya hace tiempo de eso y decidimos ir a comprobarlo. Buena elección porque fue una sorpresa muy agradable aunque no sea un camino fácil ni mucho menos pero para un bikero técnico con una bici adecuada puede ser muy agradecido.

La vuelta sin incidentes por donde habíamos venido tras haber completado un fantástico día de montaña que es lo que nos gusta realmente hacer. Después he comprobado que Sancho volvió sano y salvo o sea que todo estuvo bien. Ahora a ver si de todos los ingredientes sale un buen guiso.


Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...