[X]

Tres pifias, tres

Hace ya más de dos años que se declaró el mayor incendio de las Baleares, en Andratx acaeció el suceso; tardaron semanas en sofocarlo por completo, hasta se evacuó una localidad entera, Estellencs, que se refugió en Esporles aunque fue solo por precaución, no hubo acercamiento de las llamas. Tras ese desastre algunos bikeros se acercaron a comprobar el nivel de arrasamiento y volvieron estupefactos y desolados, no era para menos. Yo no fui, lo dejé pasar aunque llega un momento en que es necesario volver no ya para proferir lamentaciones sino también para comprobar in situ las labores de regeneración, sea natural o artificial. Sé que en los primeros meses trabajaban por allí brigadas de voluntarios en las labores de limpieza y contención de tierras pero ya no leo noticias al respecto, y además, al ser un área tan extensa es muy probable que tampoco vea a nadie. Eso por un lado, también está el hecho de que tenía asuntos pendientes, asuntos viarios, o sea, caminos sin recorrer, y algunos desde prácticamente los primeros días de mi afición, de esos que no vas y no vas, ya iré, ya iré, y cuando vas por la zona siempre quedan a mano izquierda, bien porque es de vuelta y ya es tarde o porque vas con gente y hay otros planes y tú no llevas el mando, o sea, que pasan meses y años y no vas.

Pues mira, voy a ir, que venga quién quiera, de todas maneras solo se lo dije a Juan y eso que hablamos de ir al Galileu y al final ha llegado tarde y me he ido solo, pues ya está, solo y ya veremos. Me presento en Andratx y enfilo rumbo al camí de sa Font des Bosc por el camí de Son Xina que me deja enfrente, después recorro ese camino asfaltado por los dominios de Son Ensenyat hasta el cruce del monolito del soldado por el cual me desvío y empiezo el verdadero ascenso. Hasta el cruce vamos bien pero después de la barrera la cosa se empina de veras aunque está cementado y se puede rodar pero se ve que se les acabó el material y continuaron con arena gruesa, ahí me jode vivo, poco entrenado y en frío me toca empujar. La arena también se les terminó y sigue ya con el piso de tierra hasta la otra barrera pero con una pendiente constante y bien empinada. Por fin un respiro a la vista de algún porxo, veo el desvío a la derecha y no hago caso (primer error, eso me pasa por no seguir una traza, caparrut que quiero verlo con mis propios ojos y no sobre la pantalla).

Aunque no haya estado nunca por allí reconozco enfrente la colina que desde lo alto domina la zona de la carretera (es un suponer, ya he dicho que nunca había estado allí), lo malo es la cantidad de árboles caídos que hay entre mi posición y la cumbre y lo que hago es estudiar un poco el trazado de la subida desde la distancia, otra cosa será la realidad. Bici a la chepa empiezo la ascensión comprobando eso sí la regeneración de la zona, hay numerosos pinos jóvenes que casi no pasan del palmo de altura e ingente vegetación herbácea completamente mojada lo que hace que a los pocos minutos lleve ya los pies chorreando. No conté el tiempo de subida pero fue bastante y si había pasado por guatemala era para llegar a guatepeor.

La visión desde arriba no es para soltar exclamaciones de alegría, la zona de la Coma Freda está arrasada, entre el coll de So na Vidala y el de la Gramola no quedan más que los edificios y entre mi situación y mi objetivo siguiente solo alcanzo a ver un mar de árboles tumbados con muy pocas posibilidades de poder atravesar. No veo trazada clara de escapatoria hacia el lugar donde debo dirigirme y esto me hace plantear seriamente la vuelta por donde he venido, cosa que aún me hace menos gracia que atravesar la arboleda y hace que vuelva atrás para comprobar si puedo rodearla por algún punto cardinal. Parece que sí, el tema es poder pasar la bici, las ramas no están secas y no se rompen, hay que apartarlas por la fuerza y el camino se hace largo y penoso, la recompensa es llegar al pinar verde que logró sobrevivir, no es que esté lejos pero cuesta llegar.

Llego pero no acaban las penurias, debo atravesar una vaguada y eso significa rodearla, más metros recorridos en nuestros bosques salvajes balearicos, normalmente claros ejemplos de dejadez y falta de cuidados. ¿pero qué ven mis ojos? si tengo una casa ahí enfrente a tiro de piedra, sí pero a media hora de camino, madre mía, como está el patio. Fallo nº 2, no buscar una salida buena en cuanto pasé por el porxo. Recordar el fallo nº 1, el desvío después de la barrera que me hubiera supuesto no pasar todo este calvario, al menos toda la subida pero ya que estamos enmarronados pues hasta el fondo. Y cuando pienso que voy a aparecer por la casa cruzando el huerto me encuentro una rejilla que me impide acercarme pero que a su vez me dirige directo hacia el camino, bendito cemento, batualmón.

Estoy tan perdido que no sé si debo ir hacia arriba o hacia abajo, me voy hacia la casa y no tiene salida (en estos casos deseas encontrarte con alguien y es justo cuando no aparecen aún a pesar de pasearte casi hasta por la cocina). Me voy para arriba y salgo a la carretera directamente, la recorro unos cientos de metros hasta el ramal que me lleva al camino inferior el cual está cambiadísimo, noto el piso más roto y lo que era un paseo por el pinar ahora es un paseo por un erial, tanto es así que llego al aparcamiento del coll y no lo reconozco, triste, triste.

No paro, sigo hacia ses Basses y como por aquí había poco que quemar está igual que antes, al menos es lo que me parece. Me cruzo con algunos grupos numerosos de excursionistas y algunos corredores/as solitarios que campan por allí. Llego a sitio y debo comer algo y lo hago sobre las rocas donde tengo mejor vista de la costa y además un sendero marcado que se dirige hacia abajo en la buena dirección pero que no me sonaba que fuera el que habíamos tomado en anteriores ocasiones pero lo que acabó de despistarme fueron los tres excursionistas que pasaron y se fueron para allá mientras estaba merendando con los pies al sol en un vano intento de que se secaran.

Así que me fui tras ellos por aquel terreno incirculable (seguro que me la he inventado) y después de superar una pequeña loma tiré pendiente abajo sin ver ni marca ni sendero, después vi una sobre unas rocas y otra y otra y lo único que conseguí fue rodear el montículo haciendo el cabra porque ya no había un más allá físico, solo espacio aéreo, el vacío, entonces ¿qué hacen todos estos hitos por aquí puestos, marcar un recorrido fotográfico? Ya vamos por el fallo nº 3, lo bueno es que donde me parece vislumbrar una posibilidad de que discurra por allí el camino correcto está muy arriba, copón, y venga subir y subir, ni veía los excursionistas que me precedían de lo lejos que debían ir a no ser que se hubieran arriesgado a ir ladera abajo, vete a saber.

Y ahora viene el helicóptero militar sobrevolando el mar, eso sí que da envidia, sobrevuela tierra y vuelve a aparecer sobre mi cabeza, estoy bien, no pasa nada, no quiero saludar ni hacer aspavientos no sea cosa que se crean que estoy en apuros y manden la brigada. Se van y vuelven, déjame ya, llevo una bici a cuestas, no pasa nada, pero aún así vuelven por tercera vez, no si al final me van a lanzar una granada por terrorista biológico o algo así, alguna hierba endémica me habré cargado, estoy seguro, por eso tengo un alivio en cuanto recupero la senda correcta, muy machacada ya por el paso de cientos y miles de senderistas y alguna que otra carrera campo a través.

La cosa está empinada y es muy abrupta pero le veo muchas posibilidades para un betetista experimentado con una máquina robusta, no es mi caso pero creo que no le haría ascos. Veo el hito final en lo alto de la cuesta y después el gran hito en el cruce del mirador, paso de ir, si hay senderistas deben estar allí, yo no me he encontrado a nadie por el camino (el rato que he ido por el camino, claro). Ahora la cosa mejora para mí, puedo bajar el sillín y empezar a rodar montado unos pocos metros más allá. Sé que hay unas zonas complicadas pero que al pasar no me lo parecen tanto y las voy atacando con decisión, no diré que no puse algún pie y algo más en algún punto pero que vamos, que las recordaba más duras.

Después viene el tramo largo más plano con algunos pasitos a considerar y alguna piedra escondida hasta enlazar con el camino principal justo en el momento en que me pasan por delante tres bikeros en plena subida que quieren bajar por la pista pero ésa no es mi objetivo, hoy tengo el punto de mira puesto en el GR, no he ido nunca y lo quiero tachar de la lista de una vez por todas, así que me voy hacia abajo y de paso llego hasta el mirador para comer algo y hacer alguna foto de la isla de enfrente. Todo el conjunto de la Trapa sigue prácticamente igual, este proyecto ha sido un fiasco, en teoría la cosa pintaba bien pero a la hora de la verdad no se ven los resultados amén de haber conseguido unas calificaciones para convertir la finca en reserva natural pero sin unas instalaciones adecuadas.

Yo me voy, no sé lo que me espera, y en un principio lo que me encuentro es una subida a pata por un sendero agreste donde me cruzo con todos los que me faltaban por ver ese día. Las vistas sobre la vertical de Cala en Basset, fantásticas y me recuerdan que quiero llegar hasta la torre. No puedo practicar mucho mtb por allí porque el paso por el escalón rocoso es sencillamente espectacular sin ser peligroso teniendo en cuenta los elementos artificiales instalados o construidos. Después ya es otro cantar, un sendero tosco, enrocado en algunos puntos, donde la pericia es fundamental, la verdad es que me puso las pilas y sin ir a lo loco me gustó bastante. Después enlaza con un tramo más ancho y más rápido y en su parte final ha sido arrasado, hay ramales y circuitos por todas partes, se ve que la zona da mucho de sí, yo salí en la pista principal junto a los pilones e intuí que era la que se dirigía a la cala y hacia allí me fui y al poco llegué a un cruce con un letrero que mostraba la zona y más allá una barrera. Subía gente pero ya no pregunté, a la torre iría otro día, presumía que con la vuelta tendría suficiente.

Volví atrás hasta desembocar en el camí de la Punta de sa Galera junto a can Tomeuí y me dirigí hacia s'Arracó, pasando primero por el cruce de la Trapa, siguiendo la pista pero cambiando de camino, ahora voy por el camí de la Font des Morers según los indicadores, y hago esta consideración porque la toponímia de estos caminos no está clara cien por cien. El hecho es que aparezco en la carretera por la que bajo una curva y ya estoy en el cementerio y como no me quiero ir aún sin comprobar otro camino me meto por el sendero de atrás en el que hay un cruce señalizado que no recuerdo haber visto y lo investigo. Tiene todas las pintas de ser un itinerario senderista que se dirige hacia arriba por una vaguada, otro día lo seguiré aunque es casi seguro que no tenga una conexión clara con otros senderos, o quizás sí. Vuelvo atrás para coger el itinerario correcto y no tengo problemas para enlazar con el camí des Castellás pero como este ya lo había recorrido realmente el que quería seguir es el que va por la otra vertiente por lo que sigo pedaleando hasta encontrar el cruce adecuado y volver atrás y así vuelvo a la carretera apareciendo por el barri de sa Creu antes de la rotonda.

Ahora sí que ya doy por finalizada la ruta y vuelvo a Andratx por carretera metiendo algunos kilómetros de asfalto que no van a desmerecer en absoluto la ruta en general, caso aparte si hubiera ido acompañado pero como no se dio esa circunstancia me siento muy satisfecho conmigo mismo a pesar de todo.


No hay comentarios :

Publicar un comentario en la entrada

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...