[X]

Días de mucho nivel

Se acercan días de trajín de todo tipo, son fiestas de guardar muy arraigadas y con múltiples actividades que hay que compaginar de la mejor manera, dejemos de lado las obligatorias y centrémonos en las voluntarias, una de ellas, y muy importante, es la salida semanal en bici y en esta ocasión se ha elegido una ruta que parece contentar a todo el mundo, y cuando digo todo, es todo, que levante el dedo quién no haya disfrutado recorriéndola, me refiero a un Pollença-Lluc, clásica entre las clásicas, por lo que se preveía una asistencia importante. Ahí es donde tenía mis dudas, en el número de asistentes, y nadie me pudo dar una cifra por lo que asumí como lo más probable que seríamos bastantes, seguro que más de 6, y decidí no asistir, por tanto debería buscarme las castañas por otro lado, y como ya había hecho una salida digamos de rodar entre semana, me propuse averiguar de una vez por todas si una ruta que tengo en la carpeta de preestrenos sería viable para ver la luz oficialmente. Ya la había hecho por mi cuenta y no le encontré pegas pero veamos si a día de hoy opino lo mismo.

Es en la zona de Valldemossa y me voy a acercar desde la UIB por lo que pillaré el metro y esta vez más temprano que de costumbre, tanto que aún es de noche (o casi) y tengo que poner por precaución una luz atrás en la bici para ser un poco más visible, que de todas maneras tampoco va a sobrar cuando circule por carretera, se olvidaron del arcén cuando la construyeron y ahora ya no tiene solución. Es tan temprano que voy solo en el metro, como usuario me refiero, tres vagones vacíos de paseo por el campo, no están ni los vigilantes en el campus.

Me voy acercando por el estret hacia el pueblo y veo a 4 ciclistas que salen hacia Son Brondo, yo podría ir por ahí pero quiero ver la subida de Mirabó y me equivoqué porque está casi enfrente del desvío de la carretera vieja con lo cual podría haber hecho el tramo de tierra con ellos y ahorrarme ese tramo de asfalto, otro día lo tendré en cuenta. Lo que han hecho en la subida es cerrar la barrera de abajo aunque es fácil de pasar, se ve que no hay clientes, y después empalmo con el camino viejo en una curva y así no tengo que llegar a las casas por lo que tampoco se auguran problemas cuando la barrera esté abierta.

Una vez en la pista giro hacia Son Mas y por allí me encuentro a dos corredores, más bien caminantes, que me preguntan por dónde se va al Teix, hombre, por ahí no, deben volver atrás y hacer el mismo recorrido que yo, lo que pasa es que cometí un error (y van...), me metí por la primera barrera que encontré y aunque enlaza con el camí des Cairats lo hace con mucho más desnivel ya que afronta primero una subida importante y después se juntan en bajada mucho más adelante que la pista que viene en llano pero es una opción interesante si vienes de Son Verí.

Enseguida llego a la barrera de entrada a la finca pública y ahí empieza lo bueno, tirada larga hasta la primera curva que se va empinando más y más hasta que me doblega, y siempre a pocos metros, tiene que ser mental, si obviamos la quemazón en las piernas, claro. Aquellos dos ya me han cogido otra vez y vamos subiendo a la par con algún tramo de pateo por mi parte, antes de la fuente la cosa está complicada y hay que echarle bemoles. Alguno pensará, ¿cómo es que aquellos dos caminantes lo hayan pillado? Diré en mi descargo que hice algunas paradas, y no solo allí, por mor del teléfono que por una mala configuración me paraba la aplicación que uso para grabar las rutas y que revisé unas cuantas veces pero no fue hasta la casa de neu cuando encontré el verdadero problema y quedó correctamente en marcha por eso la traza de Strava empieza allí aunque en wikiloc pude subir una a la que le añadí manualmente el trozo que falta.

Todo el follón del móvil me trastocó los planes iniciales ya que no tenía tiempos grabados de todos esos tramos aunque el total sí me serviría para mis intereses. Solo vi a caminantes y corredores por el camí de s’Arxiduc y justo paré el rato necesario para comer algo en el cruce antes de tirar por el camí de ses Fontanelles, recalcar que el cartel del poste pone camí de ses Basses pero se refiere al que tomamos desde la fita que encontramos a los pocos minutos, no desde el inicio. Es verdad, pone Basses pero es posible que por el otro lado indique Fontanelles, en todo caso el inicio de los dos itinerarios es común. Yo haré el de ses Fontanelles hasta los miradores obviando el pas d’en Miquel para no encontrarme con el vigilante de la fundación y para mi ruta tampoco es necesario porque lo que quiero es bajar directo hacia ses Basses por el camino marcado, lo hice una vez y ya es hora de repetirlo, dos pasadas mejor que uno a ver si se corrobora la impresión que me dio ese primer recorrido pero que por experiencia siempre hay que que calificarlo con cierta cautela, la emoción y la sorpresa de la primera vez puede distorsionar un poco la realidad. La bajada es buena pero se nota el paso de todos por allí, el desgaste es evidente en algunos puntos aunque con algo de técnica y mala leche se puede bajar casi todo, por no decir completo. Oí y vi a alguien por ahí cuando llegué al mirador, el chirrido de frenos era evidente y el colorido de algún casco también, pero no fui detrás inmediatamente ya que quise hacer algunas fotos en los dos miradores así que tampoco tenía muchas esperanzas de encontrarlos más abajo, de hecho me crucé con varios grupos de senderistas que subían sin volver a saber nada de ellos aunque no tardé mucho en alcanzarlos y fue justo en una zona muy revirada que no me dio respiro ni para saludar, no quise parar allí pero sí lo hice al llegar a la bassa donde me detuve para echar algunas fotos.

Era un subgrupo de los Tira tira de tres integrantes que bajaban con bastante precaución y con los que pude charlar un poco sobre la ruta, también nos informó un senderista que el guarda de abajo nos causaría problemas y eso me extrañó un poco porque tenía entendido lo contrario precisamente por el cambio de ubicación de la caseta y tomar cartas en el asunto el ayuntamiento aunque ahora mismo no lo he corroborado, tendría que encontrar otra vez la fuente de esa información de donde saqué esa conclusión para poder afirmarlo con rotundidad, vamos a ver que nos cuenta el vigilante.

Salgo el primero para pasar la barrera que da acceso a Son Gual, la parte privada de ese camino y probable fuente de disputa del derecho de paso del que comentaba el senderista, y me dispongo a bajar lo más rápido y seguro posible, no es difícil, camino ancho y empinado bastante asequible aunque con bastante tráfico de gente, y no es cuestión de ir embistiendo a nadie. Llego abajo sin los compañeros y efectivamente el guarda me lee la cartilla, que si patatín, que si patatán, que no dejan, que no se puede, y ahí está mi duda si aún siendo un tramo privado no hay un acuerdo de derecho de paso con la propiedad para acceder a la finca pública para todos aquellos que no quieran o puedan por el aforo pasar por la zona privada hacia el pla des pouet, de todas maneras tengo pocas esperanzas en ese sentido, el del permiso de paso, ya que si lo hay normalmente se suele restringir el paso de bicis.

Mi ruta como tal peligra, por no decir que es imposible, pero también quiero recalcar que no estoy siguiendo la traza original que me había propuesto, en ella no bajaba a Valldemossa si no que, al llegar al camí de ses Basses subía en lugar de bajar para volver al camí de ses Fontanelles mediante un pateo que creía de una media hora, que ya es mucho, pero que al revisar bien los tramos se convirtió en una hora, inviable para un grupo e imposible para una ebike, os lo aseguro, de ahí que valorara la posibilidad de cambiar el trazado con otras variantes aunque los problemas presentados me obligan a dirigir otra vez la mirada hacia el plan original si bien con otros tramos, quizás deba ir a ver el pateo de ses Basses que tal es ya que ése si que hace mil años que no voy, me he comido dos más por allí pero iba solo y sin controlar el tiempo, de ahí que quisiera pasar otra vez de una forma más meticulosa, y en vista de los acontecimientos no será la última.

Les acompañé hasta donde tenían los vehículos y hasta participé en el tentempié, muy bueno lo del táper, por cierto, y nos despedimos ya que aún me quedaba la vuelta a Palma y esta vez aproveché para ir por Son Sauvat y ses Rotgetes para llegar a la ciudad sin tanto asfalto y dentro del horario, lástima que sin un éxito total respecto de la ruta pero que aún no está descartada al cien por cien, alguna posibilidad resta aún y que habrá que valorar debidamente en su día, estamos en ello.


No hay comentarios :

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...