[X]

Menos mal de las nubes

Es lo primero que he pensado en cuanto he echado un ojo por la ventana para ver cómo estaba el panorama. Calor hacía, de hecho llevamos una semana de calor brutal que parece que se va a prolongar aún otros cuantos días más, pero al menos el sol no daba de pleno. Lo que pasa es que en lugar de aprovechar la situación y salir cuanto antes me he entretenido en desmontar la dirección de la bici y quitarle una arandela que le había puesto la semana pasada a raíz de un pequeño juego que le había notado. Se la puse porque creía que le faltaba, de hecho la tuve que retocar para que encajara a la perfección pero me he dado cuenta de que no es necesaria, es más, bloquea la dirección, así que lo he vuelto a poner como estaba y reajustando los aprietes correctamente no aparecen ni bloqueos ni holguras.

Esta semana ha habido un poco más de movimiento del habitual en el foromtb y se han actualizado algunos hilos. Uno de ellos ha sido el de Son Seguí, con todo tipo de comentarios al respecto, mira que solo tiene una subida (pistera) y una bajada (trialera) y así y todo muchos no se resisten a querer abandonarlas pese a la insistencia del nuevo propietario que quiere blindar el chiringuito, según dicen también los cazadores han sido despachados. Difícil comprender los motivos que pueden mover a tomar tales decisiones ya que se trata de una zona boscosa alejada de las casas aunque no tanto cuando llegas abajo y circulas paralelo a la pared, en todo caso, y dado que ya se han producido bastantes desencuentros entre ciclistas y vigilantes y se han comentado públicamente no se puede alegar desconocimiento de la situación estando ya más que advertidos.

Como el quid de la cuestión se centra en la citada finca pensé que quizás hubiera alguna otra opción por la zona que pudiera al menos igualarla pero no puedo tirar de recuerdos fiables de las dos únicas veces que he estado en la torre. Lo que sí sé seguro es que en una de ellas bajamos a ses Olleríes después de haberme pegado una buena nata por arriba. De la segunda no me acuerdo, seguramente fue por la zona comanche.

Así que esta mañana he decidido subir por allí aunque sin haber hecho los deberes, no he buscado ni las crónicas ni las trazas GPS de esos días ya que tampoco me hubieran ayudado mucho, lo que quería ver es si era posible circular pegados a la pared medianera de la zona superior, por la parte exterior a poder ser, desde Puntiró hasta la torre forestal. Ninguna esperanza llevaba puesta en esa empresa pero he querido comprobarlo.

Para no enredar mucho en la aproximación he tomado rumbo directo, Son Gibert, Son Amora, Son Ametler, Son Orlandis y de ahí carretera de sa Comuna, el repecho perfecto para un día de verano, recto y para arriba. Unas vueltas por sa Cabaneta y hacia Pòrtol, a buscar la subida por el camí de can Moranta que está sin asfaltar. Subida guapa que se va descomponiendo a medida que vamos pasando las primeras fincas. En realidad no sigue más allá pero al no haber impedimentos se ha consolidado una trazada fácil de seguir, de rodar, me refiero, porque se trata de un sendero sinuoso con algún cruce que hace que tengas que escoger la dirección correcta en todas las ocasiones. Para ir se ve que lo he hecho así porque sin más problemas he llegado al vial de Puntiró pero a la vuelta las debo haber tomado todas mal porque tras desembocar en un claro de bosque he debido volver atrás y así y todo he vuelto a pasar varias veces por el mismo sitio. Cosas del directo.

Prosigo hasta el otro sendero de entrada y llego a la pared donde me doy cuenta de que sí hay marcada una trazada que se puede circular comme si comme ça. Esta no me llevará más lejos que unos pocos metros hasta alcanzar la rejilla del solar del primer chalé donde me veo obligado a entrar en campo ajeno por donde zigzagueo entre matorrales hasta encontrar una medio pista que no va más lejos de un enorme coll de tords. Intento avanzar pero veo que la cosa no va a prosperar como esperaba, circular por el interior era la opción de reserva pero ni eso, la torre está demasiado lejos como para aventurarme en esas condiciones así que no queda otra que retroceder pero en lugar de girar por donde he venido sigo la pista y me lleva hasta el cruce junto a la caseta de cazadores. Todo está en silencio y tranquilo pero como no tenía intención de continuar he salido de la finca por el sendero oficial.

He continuado por la calle a ver si encontraba algún resquicio entre los chalés pero no hay nada así que he vuelto sobre mis pasos para bajar por donde había subido, eso sí, después de divagar un poco por los alrededores buscando la dirección correcta. El camino de bajada prosigue hasta la carretera adonde he llegado para iniciar la vuelta por el Jardí d'en Ferrer y Marratxinet y carretera después, imaginaba que tenía ya el horario cumplido, de todas maneras he preferido no entrar en el Pont d'Inca y he doblado por Cas Capità y el Pla de na Tesa para aparecer por el Pinaret y volver a cruzar el torrente por el mismo sitio que la ida, todo un itinerario mucho más tranquilo y recogido que la entrada directa a la ciudad a pesar de ser domingo.

Pronto volverán las salidas de sábado, las temo, por eso tengo una serie de rutas en la recámara a mi medida en la que los objetivos están muy claros, encontrar caminos, y eso para algunos ya sé que no es sinónimo de diversión y regocijo pero ahora mismo es lo que más me apetece y lo que haré.


Rodalías de Palma

Siguiendo más o menos la tónica de lo que ha sido en líneas generales este verano la semana pasada salí también por la zona cercana a Palma sin un objetivo claro, se trata de ir decidiendo sobre la marcha en vista de los acontecimientos.

Escojo un calentamiento largo por el carril bici hasta Can Pastilla donde meto plato y algo más de intensidad hasta el Arenal y opto por continuar por el parque acuático y carril adosado a la carretera hasta el cruce de la autovía para tomar la vía de servicio de Can Maraneu y acabar en los túneles (tienen una opción más cañera por el torrente que he obviado para no entrar en el Arenal). Tras cruzarlos me queda recorrer la vía por la otra vertiente y tras algunos cambios de dirección acabar en un camino asfaltado que no reconocía. Por la dirección sabía que me llevaría a la carretera vieja de Llucmajor cerca de s'Aranjassa y he querido corroborarlo, dejando atrás el desvío con la señal de pista cicloturista.

Efectivamente he llegado a la carretera y he podido comprobar el nombre de la vía, camí de ses Barraques, que pocas quedan ya en pie, más bien son chalés bastante modernos y bien plantados. Regreso atrás en busca del desvío del camí de s'Hostal que aunque te dirige a Llucmajor no impide que tengas la torre de control del aeropuerto enfrente todo el rato. Cruzo la carretera, saludo al único bikero que me encuentro en todo el día y llego a la otra carretera que no tengo más que atravesar para continuar por un camino sin asfaltar hasta un cruce sin señalizar optando por girar a la derecha, la cosa no está clara.

Llego en pocos minutos a Sant Jordi y ahí acabo lo que se puede decir que ha sido la ruta, el resto es una vuelta directa por carretera hasta el punto de salida. Horario clavado.

Así que esta semana me he decidido por dar otra vuelta de tuerca por la misma zona que la semana anterior completando un hipotético barrido por las rodalías de Palma. Rutas cortas, más bien cercanas diría yo, lo de cortas habría que medirlo porque entre idas y venidas algunas se han podido alargar bastante, y Pina no es que esté aquí al lado precisamente. Rutas de exploración entre comillas pero que en cambio han tenido resultados más que aceptables, y en concreto una de ellas, un resultado excelente.

Decía que quería avanzar un poco más en una dirección en concreto y no podía ser de otra manera que por el camí de Son Binissalom, el que forma parte de la ruta cicloturista entre la platja de Palma y esa localidad. Pero no pretendía dar un rodeo tan grande por lo que tras rodar por el carril bici en plan tranquilo hasta can Pastilla me he ido a coger directamente el camí de Son Fangos, el que atraviesa el Pil.larí. Mientras iba para allá iba echando el ojo a ver si veía alguna escapatoria antes de llegar al poblado pero ninguna me ha resultado muy fiable y he llegado a la urbanización y ahí sí he visto algo, una señal me invitaba a dirigirme hacia Son Sunyer y así lo he hecho. Camino ancho y asfaltado que rodea la posesión y que me lleva a desembocar en un cruce conocido de la salida anterior, no he podido averiguar el nombre de la vía hasta que he llegado a casa y lo he consultado y, sorpresa, es el camí de... eso, de Muntanya, por supuesto. No llega hasta el cruce, se desvía hacia Son Oms y después se ve interrumpido por el aeropuerto para reaparecer al otro lado directo a Son Ferriol. Un día habrá que montarle una salida específica a ese camino, en plan monográfico.

Para no aburrir demos un salto espacio-temporal y plantémonos en el inicio del camí de Son Binissalom. Camino ancho y asfaltado que hay que tomarse con calma que tiene miga, más por largo que por pendiente. Veo a un bikero delante de mi que al final se ha tratado de un vecino que iba muy cargado de desarrollo e iba de lado a lado, algún caparrut que no quería cambiar de piñón como yo que al final no he cambiado en toda la vuelta y me la he comido con el 21 metido.

Al inicio del camino de carro hay una señal que indica que hay 4,5 km de camino solo apto para ruedas gordas que no me ha parecido tan largo (y de hecho no me lo creo) aunque más para ir que para volver. No he hecho caso del desvío, paso franco, vallado y señalizado, ninguna pega, no como hace unos años cuando había que ir armado de alicates de corte para poder pasar, en vista ahora de como ha quedado el tema parece claro que se trataba de un caso claro de usurpación de un bien público.

Como solamente llevaba avituallamiento líquido ni siquiera he parado, media vuelta y para abajo, aunque sí lo he hecho en plena bajada cuando al sobrepasar a un grupo de bikeros parados alguien me ha llamado (o eso me ha parecido), se trataba de Toni Torito que estaba de gira dominguera con los quintanejos, ahora que he cambiado de día no coincidimos, creo que la última salida conjunta fue la de catacrak en el camí de Passatemps (eso, cómo passa el temps).

Pensaba estar tres horas y al final han sido dos y media, hubiera podido alargar un poco más pero no habría llegado a ningún sitio en concreto por lo que está bien como está.

Ha sido ciclismo, eso seguro, pero quiero creer que en esta nueva temporada habrá sorpresas, el mtb se sigue cociendo.


Rodalía = licencia literaria derivada del catalán, para los puristas, alrededores.


Tasas Comuna de Bunyola

Hace unos meses se comentó en un foro a raíz de un hilo sobre el cierre del camí de Cas Bergantet la posibilidad de que se cobrara por realizar prácticas deportivas en la sierra de Tramuntana por parte del Govern y también en la comuna de Bunyola por parte del ayuntamiento.
De lo primero no sé nada pero de lo segundo sí y así lo expongo:

Ordenança Fiscal Reguladora de la taxa per l'execució del Pla d'Usos de Sa Comuna

Les quotes que s’han de satisfer són les que s’indiquen a continuació en el quadre de tarifes d’aquesta Ordenança:

1. Per a l'accés a l'entorn de Sa Comuna amb vehicle a motor i dret a aparcament: 6,00€/vehicle.

2. Per acampar a la zona acotada de l'àrea recreativa de Sa Comuna: 3,00€/persona.

3. Per a la utilització del refugi de l'àrea recreativa de Sa Comuna amb dret a llenya i zona de torrada:
6,00€/persona
1,00€/persona per a residents a Bunyola

4. Per la realització d'excursions amb ànim de lucre a l'entorn de Sa Comuna de Bunyola: 5,00€/persona participant.

5. Per l'organització de proves esportives a l'entorn de Sa Comuna de Bunyola: 1,00€/participant.

6. Per la realització d'excursions a cavall a l'entorn de Sa Comuna de Bunyola: 20,00€/cavall participant.

7. Per la realització d'activitats didàctiques a l'entorn de Sa Comuna de Bunyola. Tant aquelles que incorporin un acompanyant de l'Ajuntament de Bunyola, com les que no:
5,00€/persona per a grups de més de 5 persones
0,50€/alumne per a grups d'escolars

8. Per l'accés a l'entorn de Sa Comuna per a la realització d'escala, en qualsevol de les seves modalitats: 10,00€/ persona.

9. Per l'accés a l'entorn de Sa Comuna per a la realització de vol lliure, ja sigui en parapent o ultralleuger: 10,00€/persona.

10. Per la realització d'itineraris organitzats i acompanyats per un guia de l'Ajuntament de Bunyola:
Itineraris a peu: 10,00€/persona
Itineraris en bicicleta: 10,00€/persona
Itineraris a cavall: 30,00€/persona


Pla de Sant Jordi

En estos días de calores he podido salir dos tardes y he aprovechado para rellenar algunos huecos que siempre quedan estéticamente mal cuando abres el mapa general de rutas, sabes que pueden reportar alguna sorpresa pero nunca encuentras el tiempo apropiado para despejar esas incógnitas. Además he tenido algunos contratiempos con los ordenadores, el de sobremesa le ha dado por no funcionar y sustituir el sistema operativo se ha convertido en una odisea y al portátil le falta fuelle para “mover” las últimas actualizaciones de los navegadores y se queda colgado a las primeras de cambio.

Pero resueltas las pegas he podido comprobar visualmente algunas carencias en tema de rutas y caminos. Una muy cercana es la zona de Son Gual situada en las últimas estribaciones del pla de Sant Jordi (no confundir con la de la entrada de Bunyolí), otrora una finca enorme actualmente se encuentra muy segregada habiéndose construido en sus tierras varias urbanizaciones y un campo de golf.

Está claro empero que el objetivo de mi visita no sería turístico, me interesa más lo que pueda recorrer en su interior. Vi que podría rodear el golf si pasaba por las casas, lo que no tenía claro es lo que haría después y salí a rodar solamente con esa intención por lo que cuando llegué allí y pregunté a uno de sus moradores, y en pocas palabras me dio largas muy educadamente, no me quedó otra que volver a la carretera a buscarme la vida por otro lado.

Me supo mal, la verdad, porque sobre el papel parecía buena opción (aunque habría que comprobarlo después) pero el tener que pasar por en medio del grupo de casas descarta otra posible incursión. Así que volví a atravesar la carretera y continué hacia Xorrigo prestando atención para encontrar una entrada buena por la zona sin tener que saltar varias barreras cerradas con su correspondiente empalizada de cerramiento.

Había entrado en otras incursiones anteriores y no tuve éxito por lo que no iba muy confiado así que iba recorriendo el cercado arriba y abajo pendiente de alguna entrada fuera legal o no. No la encontré pero he de decir que lo que vino después (oh, oh, oh) resultó de lo más provechoso, escandalosamente provechoso diría yo, pocas veces me he llevado tamaña sorpresa y volví a casa enormemente satisfecho. No fui el primero pero quién hace ascos a su primera vez? Yo desde luego no, y puedo decir que la disfruté a conciencia.

En cambio me quedaron cosas por ver en la vuelta, la segregación de las fincas y el repartimiento de tierras es tal en esa zona que hace casi imposible recordar todos los caminos y pasajes que existen por lo que no me quedó otra que volver el jueves única y exclusivamente a tomar notas y recorrer todos (o casi todos) los que me faltaban.

Quise volver a pasar por el Rafal y justamente me encontré a alguien que salía con un coche y no pude convencerle de que me dejara continuar, ni siquiera con la fútil promesa de que no saltaría ninguna pared ni rejilla, y muy amablemente me enseñó el portalón de salida.

Volví a aparecer por casa de un señor mayor al que había interrogado en alguna salida anterior y retomé el tema con otras cuestiones menores que no me habían quedado claras. El hombre es amable pero el perrillo no tenía compasión de mí y tuvo que encerrarlo en casa. Lo cierto es que me corrieron unos cuantos (todos los que estaban sueltos) por allí y alguno no era tan pequeño como ese.

Localicé el campo de tiro de can Guidet, que al parecer aún se utiliza aunque a mí, viéndolo de pasada, no me pareció gran cosa. Está junto a una fábrica y la balsa de agua depurada que utiliza la comunidad de regantes además del Pla de Sant Jordi, de Casa Blanca, Son Ferriol y es Pil.larí, hace ya muchos años que tuvo que adoptarse esta solución debido a la contaminación salina de los acuíferos de la zona por mor de la sobreexplotación.

La ventaja es que tiene acceso por la carretera de Sineu que es lo que a mí me interesaba realmente y no me causa impedimento alguno el tener que circular por ella ya que como hemos comentado en alguna ocasión anterior permite hacerlo más allá del arcén, solo mtb's claro.

Con estas dos salidas creo que se han cumplido con creces varios objetivos, no tan solo a nivel instructivo sino también físico, no es baladí el esfuerzo realizado aún sin haberme separado de la capital más que una docena de kilómetros en línea recta pero que tras acometer múltiples idas y venidas por la zona el total ha sido mucho mayor. Todo cuenta.


Pina de vell camí

9h del sábado, sí, esta vez tocó sábado y me tentaba recorrer algunos tramos de lo que no hice la semana pasada que no es que no haya crónica, es que la he perdido entre los tejemanejes de los pecés, supongo que la pondré más tarde (ya está puesta), no quisiera dejar de hacerlo sin un motivo serio

Decía que, tras un cambio de planes de última hora del viernes, salí el sábado. Son Canals, estadio balear y carretera vieja de Sineu hasta s'Hostalot donde me desvío por el camí del Correu hasta la carretera de Manacor. Allí recorro la vía de servicio hasta el pirulí de Xorrigo sin meterme por la garriga aunque no sin cierto remordimiento. Cambio de lado para pasar por delante del restaurante cerrado y llegar al desvío del camí de ses Malloles que sigo hasta enlazar con el camí vell de Pina. Esta vez voy a hacerlo al revés hasta el final.

Ese camino es prácticamente plano y da pie para poner un buen ritmo o de lo contrario para ir de lo más relajado, yo preferí la primera opción. El firme cambia por barrios, a veces asfaltado, a veces simple tierra apisonada y hasta en algunos tramos ni eso, más gravilla que otra cosa y si pasa alguna máquina agrícola la deja ondulada y el traqueteo es doble aún a pesar de llevar horquilla de suspensión.

Cruzamos la primera carretera y después la segunda, el camino es más salvaje, discurre rodeando campos de cultivo y hay pocas casas aunque se notan las labores de limpieza en los márgenes. Llego a un cruce señalizado, camí del pou d'en Tríes, y me tienta recorrerlo solo para saber dónde me llevará. A no más de un kilómetro obtengo la respuesta, la carretera que une Pina con Algaida.

Vuelvo atrás hasta el cruce para seguir por el camino principal y no muy lejos de allí llego a otro cruce, esta vez puedo ir a derecha o a izquierda y no hay señal que me indique la dirección correcta con lo que tomo a derechas y vuelvo a enlazar con la carretera. El camino continúa enfrente ya con otro nombre y parece que se dirige directo al macizo de Randa, en cambio por el que yo he venido está señalizado como Camí de Muntanya por Son Moll vell. El camí de Muntanya, ése que aparece y desaparece por aquí y por allá como si de los ojos del Guadiana mallorquín se tratara.

Entonces ¿quiere éso decir que el camí vell de Pina no llegaba a Pina directamente? Parece difícil de creer pero yo me voy directo al pueblo por la carretera y efectivamente un poco antes de entrar en la población lo veo señalizado a mano izquierda. Bien, la cosa va cuadrando.

Por mi parte llego hasta la plaza para pararme un rato ya que aún no lo había hecho desde mi salida de Palma aunque después de partir me fijo en las escalinatas que llevan a la fuente aunque ahora da la sensación de ser un simple decorado, un motivo de foto y nada más, y casi apena suponer que ese lugar debió ser el punto de reunión por excelencia de los vecinos con el abrevadero para las bestias y los lavaderos, también hay una zona de jardines más elevada que debía estar muy concurrida, pero como digo, ahora parece una simple fachada, bien cuidado pero decorado al fin y al cabo.

Ñoñeces aparte me dispongo para el regreso, ahora tomaré el camino desde el inicio y también me voy acordando de que ya habíamos estado por allí hace mucho tiempo pero soy incapaz de recordar porqué puñetas fuimos, supongo que el itinerario fue muy parecido al del día de hoy.
Este tramo de salida discurre por el interior del bosque de pinos y es el más salvaje y el menos modificado al gusto moderno. Entonces llego al cruce y giro a la derecha pero ya no reconozco nada de lo que veo, entonces me doy cuenta de que a la ida debía haber girado a la izquierda en el último cruce. Por esta zona hay más complicación, está más edificada y hay muchos ramales, las flechas rojas pintadas en los muros no me ayudan mucho y en varias ocasiones debo volver atrás tras darme de bruces con alguna barrera cerrada al final del camino.

Está edificado pero es realmente patético, la zona es antigua y como tal sigue sus patrones, pequeñas parcelas donde se ha edificado al libre albedrío de cada propietario y ya se sabe lo que eso significa, bodrios a doquier ahora semi abandonados (o sin semi) o parcelas usadas como escombrerías. Voy retrocediendo explorando todos los ramales hasta encontrar el que tiene salida que según mi teoría debe ser el camí de Muntanya pero las señalizaciones no existen.

Finalmente llego a un cruce junto a un chalet habitado y no es hasta que llego al siguiente cuando me doy cuenta de que he vuelto al camí vell de Pina, como me he quedado un poco traspuesto por la sorpresa vuelvo atrás para rebobinar y quedarme con la copla.

Cuando llego a la carretera sigo por ella hasta enlazar con la que se dirige a Santa Eugènia mientras intento que el grupo de carreteros que me ha pasado no se distancie mucho, misión imposible no obstante. Ellos siguen por el camí de Muntanya (cómo no!) y yo tras ellos pero tras sobrepasar el cementerio del pueblo nos separamos y ya no los vi más, yo seguí hacia ses Alqueries donde no estoy seguro de sí había estado o no, no me sonaba de nada.

Lo que es seguro es de que sí recorría el camí de Muntaya pero no quería llegar a Consell, aprovecharía el cruce con el camí vell de Muro para desviarme hacia Santa María y es lo que hice aunque mi idea de cruzar por Marratxinet no se llevó a cabo ya que llegué antes a la carretera de Inca. Allí me dí cuenta de que aún están pintadas la líneas amarillas y no adivinaba porqué, después vi en la última recta que al parecer van a hacer una especie de carril de bicis, ahora mismo es solo tierra compactada pero perfecta para una mtb y por ahí me metí.

Después di unas vueltas por es Figueral hasta llegar al polígono donde al parecer hay otro tramo de ese supuesto carril y fui a tomar el enlace de Son Macià ¿por dónde? por el camí de Muntanya, claro que sí!!!, ¿cuál iba a ser sino?. Cruzamos la propiedad, donde no parece que haya novedades significativas, y me meto por el parque adyacente al torrente para atravesarlo sin pararme en los escalones y salir detrás de la iglesia de la Indioteria donde no me queda más que callejear por es Vivero y Son Gotleu para aparecer en mi casa a la hora convenida y casi exacta con la acordada.

Es otro mtb, no lo voy a negar, mucho menos exigente a nivel de técnica y en el que la adrenalina no fluye a raudales pero que compensa con otros alicientes, al menos a mí me compensa, por eso seguiré haciéndolo pero seguro que la hora de la Tramuntana volverá con fuerza y su influjo poderoso me exigirá nuevos esfuerzos.


Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...