[X]

La ruta, la excusa

Pese a haber estado la semana anterior me apunté con los MIR a su salida de Bunyolí porque esta vez la ruta no era sino una excusa para juntarnos unos cuantos, hacer una ruta corta y reunirnos después para tratar un tema muy actual, intentar poner en claro ciertas dudas respecto a las actuaciones de los AMA y mirar de coordinar algunas acciones que nos den visibilidad, una visibilidad efectiva frente a la administración y para que no se fuera de madre el horario habían elegido una ruta cercana a la que nadie pudiera poner pegas, y ahí se prefirió Bunyolí, claro que también se podría haber empezado una hora y media antes y dar tiempo a sudar la camiseta pero ya sería mucho pedir. Yo desde luego no puse (pegas), nunca le he hecho ascos a esa subida ya que desde siempre la he podido subir sin deslomarme, eso es, sin tener en cuenta elementos externos con los que compararme, desgraciadamente ahora ya no solamente debemos fijarnos en los que tenemos al lado sino que además la estadística nos sitúa dentro del grupo general, y ahí es donde patinamos de todas todas, solamente me consuela un poco comprobar que estas dos últimas salidas he mejorado un poco el crono aunque aún lejos del mejor que hice hace medio año.

La cadena de la carretera es un buen sitio para visualizar el asunto que nos ha traído hasta aquí, allí mismo hay dos carteles colgados recordando por donde no se puede bajar, unas ramas atravesadas confirman de manera práctica ese recordatorio pero que no son suficientes para disuadir a ciertos bikeros que allí se encuentran (y supongo que a muchos más), han llegado hasta allí precisamente para hacer ese recorrido y no se plantean siquiera tomar en cuenta esas disposiciones. No es baladí el asunto ya que concurren diversas circunstancias que hacen difícil la toma de decisiones, sigamos con el caso de Bunyolí, sabemos donde empieza la prohibición pero ¿sabemos dónde termina? Me explico, esos senderos marcados acaban justo a la mitad de recorrido de subida pero hay otros desde ese mismo punto que te llevan abajo y que yo creía que estaban incluidos en la prohibición pero hace poco se celebró una prueba btt oficial que incluyó esos tramos y me quedé poco menos que pasmado cuando precisamente por allí también se ha montado un dh. Esta circunstancia, la de no saber a qué atenerte, puede suceder en numerosos puntos de nuestra geografía y ahí es donde hace falta una concreción real, si quieres prohibir al menos dime por donde puedo y donde no puedo circular, el Consell lo ha hecho con sus GR’s, los ayuntamientos tienen sus catálogos donde se especifican todas las características de sus caminos, se puede partir de ahí pero no me dejes a mí toda la carga de la prueba, ponlo por escrito, discutámoslo y de lo que se apruebe al menos no me podré quejar de que no lo conozco, la norma que se quiere aplicar es vaga porque carece de casos concretos, recordemos que el artículo 96 en su punto 3 establece que El Plan Rector de Uso y Gestión debe tipificar y regular el uso de los caminos existentes y en su punto 5 expresa que El Plan Rector de Uso y Gestión diseñará una red específica de itinerarios considerando su uso para vehículos a motor, excursionistas, ciclistas o para caballos, estamos pues a la espera de que vea la luz el PRUG, mientras tanto, y según conversaciones con algún representante cualificado se ha podido establecer que en general se permite la circulación, a velocidad moderada, por los caminos existentes sin tener que pedir permiso y por donde no esté ya expresamente prohibido, la tarea de señalización se ha iniciado y se ha empezado por lugares donde la erosión ha sido más que constatable.

Por ahora todo sigue igual, según mi opinión mientras no se ponga a exposición pública el Plan Rector estamos a expensas de lo que se interprete de la letra de la ley, y eso va en nuestro perjuicio, y de todas maneras soy pesimista en este asunto ya que según mi parecer no se podrá llegar al detalle con toda la red de caminos existentes en fincas privadas y se englobarán en el monto general con lo que a efectos prácticos la situación no va a variar de la actual, espero equivocarme.


Revuelo en el corral

Lleva la tropa unas semanas alterada, suenan tambores de guerra por aquí y por allá y de tanto en cuando aparecen noticias en las redes sociales al respecto de ciertas actuaciones de la administración, concretamente de la consellería de Medi Ambient, en el ámbito de la Serra de Tramuntana y hacia diversos colectivos que conforman la mayoría de usuarios recreativos de ese paraje.

Empecemos por aclarar en primer lugar la figura jurídica de ese territorio. Ya en el año 2005 se empezó a elaborar un plan para dar cumplimiento a las exigencias de las leyes 5/2005 de esta comunidad autónoma y la 4/1989 de rango estatal. Este plan tiene rango de decreto, el 19/2007, y fue aprobado el 16 de marzo del 2007. Cabe destacar que ese mismo día se aprobó la declaración de la Serra como Paraje Natural, aspecto que no pasó desapercibido por algunos analistas dado que legalmente la redacción y aprobación del plan debe ser anterior a dicha declaración. No parece que haya tenido mucho recorrido ya que a día de hoy el plan sigue vigente y no se ha modificado, que yo sepa.

Este plan se estructura en 3 partes

a/ Memoria ambiental

b/ Estudio socioeconómico y estrategia de comunicaciones

c/ Régimen de protección y normativa

De manera general se declara todo el territorio como Paraje Natural, compatible con la actividad humana actual. Lo que tenemos que tener claro es que lo que se intenta proteger son zonas, creándose la Reserva Natural Integral, la Reserva Natural Especial o los Lugares de Interés Científico y en cada una de ellas regirán normas específicas.

Título Primero: Disposiciones Generales

Artículo 1 Objetivos

a/ Protección de bienes y valores naturales

b/ Protección y conservación de la vegetación

g/ Promoción, donde sea oportuno, de actividades de uso público y educación ambiental

Artículo 3 Zonificación

- Zonas de exclusión

- Zonas de uso limitado

- Zonas de uso compatible

- Zonas de uso general

Artículo 4 Vigencia y efectos

Las disposiciones del PORN son vinculantes para elaborar el Plan Rector de Usos y Gestión (PRUG) de cada zona.

Resumamos un poco este Título primero, traza unos objetivos generales en base a una clasificación del territorio por zonas, parece lógico que así sea, no se habla para nada de caminos ni rutas, solamente zonas, y en base a esa clasificación se delimitan unos usos determinados de forma general, pero todo esto se tiene que concretar en el plan correspondiente que a día de hoy, 12 años después, no se ha elaborado.

Título II: Normas generales para las diferentes zonas

Capítulo I Disposiciones comunes

Artículo 6: Zonificación

Es el ámbito al cual se somete el PRUG

Artículo 7: Clasificación de usos

Pueden ser Permitidos, Autorizables o Prohibidos.

Capítulo II Zonas de Exclusión

Representadas en el Anexo II.2.

Capítulo III Zonas de Uso Limitado

Artículo 11: Definición

Excepcionalmente se puede autorizar un uso de visita moderado y debidamente controlado.

Contempladas en el Anexo II.

Artículo 13: Usos a fomentar

Usos coherentes que en ningún caso puedan producir efectos negativos sobre el valor a proteger.

Capítulo IV Zonas de Uso Compatible

Artículo 15: Funciones

Permitidos otros usos que no lesionen sus valores ambientales.

Artículo 16: Usos a fomentar

De ocio que se desarrollen congruentemente con los objetivos de protección del lugar.

Contempladas en el Anexo II.2.

Capítulo V Zonas de Uso General

Contempladas en el Anexo II.2.

Capítulo VIII Actividades de ocio

Artículo 60: Marco general

Los usos públicos han de desarrollarse con respeto a los bienes públicos y privados y a los derechos y propiedades de la zona. Cualquier actividad ha de desarrollarse de forma que no suponga peligro o daño al medio natural, al patrimonio o a las personas.

Los usuarios han de circular, por regla general, por los caminos y pistas permitidos para ese uso de acuerdo a lo que detalle el PRUG.

La Administración, en los términos que acuerde con los propietarios y otros titulares de derechos ha de habilitar, cuando proceda, los itinerarios y zonas para el disfrute público de la zona.

La Administración ha de fomentar las actividades lúdico-deportivas respetuosas con la naturaleza -senderismo, cicloturismo, excursiones a caballo, etc.- en las fincas públicas o en aquellas privadas donde se haya llegado a un acuerdo con la propiedad. Todo ello quedará regulado en el PRUG correspondiente.

Se consideran de uso prohibido en todo el ámbito territorial los circuitos deportivos.

Artículo 61: Régimen general

En general las actividades recreativas y deportivas no competitivas son actividades permitidas en las zonas de uso limitado, de uso compatible y general.

No están permitidas en las zonas de exclusión.

Estarán reguladas por el PRUG, con normas más específicas.

Artículo 62: Matriz de usos recreativos y deportivos

a/ Zonas de exclusión: Totalmente prohibidos

b/ Zonas de uso limitado: Prohibidos los deportes de competición o emisores de ruidos. Son autorizables los usos recreativos, excepto en los itinerarios de uso público donde sí están permitidos.

c/ Zonas de uso compatible: Permitido el uso recreativo.

d/ Zonas de uso general: Permitido el uso recreativo.

La designación de un uso recreativo como permitido, autorizable o prohibido es independiente de que el usuario haya de obtener la autorización necesaria de paso si no se trata de lugares, senderos o caminos públicos o habilitados.

Artículo 63: Deportes y actividades de riesgo

La escalada, el rappel, el vuelo sin motor, el descenso de torrentes, el barranquismo y otras actividades de riesgo son autorizables en todo el ámbito territorial del plan excepto en las zonas de exclusión.

Articulo 96: Red viaria y movilidad

2. Dentro del ámbito territorial de este Plan no pueden abrirse nuevas carreteras ni rondas, igualmente está prohibida la apertura de nuevos viales y caminos con la excepción de los necesarios para la prevención y extinción de incendios, los cuales tienen que incluirse en los planes de defensa contra incendios forestales. La habilitación de senderos, pistas forestales u otro tipo de vías vinculadas a la oferta de uso público o a la eliminación de biomasa forestal residual se considera autorizable. A falta de esta vinculación y, en cualquier caso, en las zonas de exclusión, esta habilitación está prohibida.

3. El Plan Rector de Uso y Gestión debe tipificar y regular el uso de los caminos existentes. En cualquier caso, el uso de los caminos y viales debe quedar siempre expedito a los propietarios y sus autorizados, los servicios ambientales relacionados con la gestión del espacio, los de urgencia, de protección civil, sanitarios o similares.

4. Queda prohibido el tránsito rodado campo a través con excepción del necesario para el desarrollo de las tareas agrícolas y silvícolas. Asimismo para evitar los procesos erosivos está prohibido el uso de atajos, a los cuales, el Plan Rector de Uso y Gestión aplicará sistemas de restauración y revegetación con la finalidad de establecer un único itinerario y así evitar la erosión.

5. El Plan Rector de Uso y Gestión diseñará una red específica de itinerarios considerando su uso para vehículos a motor, excursionistas, ciclistas o para caballos, con el fin de compatibilizar estas actividades con la conservación de los recursos naturales, la integridad de las propiedades, permitiendo el acceso, tanto como sea posible, a los lugares costeros y otros puntos singulares de paisaje y patrimonio. La red de itinerarios se hará preferentemente sobre viales de titularidad pública, sin perjuicio que mediante convenios de interés medioambiental con los propietarios puedan ofrecerse itinerarios que discurran a través de propiedad privada.

6. El organismo gestor de los espacios naturales protegidos debe fomentar la utilización de medios de transporte no contamina.



Lo que acabamos de ver es un extracto de la norma que creo acota lo que directamente nos compete, intentemos ahora hacer un resumen un poco más entendible.

Hemos podido ver como está organizada la norma respecto del territorio, con una clasificación de zonas que tomamos como base y que no discutimos con detalle para centrarnos directamente en el uso que podremos hacer en ellas, ello está bien explicado en el artículo 61 y 62 si bien en las de uso limitado son autorizables, entonces ¿hay que pedir un permiso o no? No, siempre y cuando hagamos uso de itinerarios de uso público donde SÍ están permitidos los usos recreativos, en caso contrario es necesario solicitar un permiso a la administración, y si se trata de itinerarios privados éste debe ser concedido por la propiedad correspondiente.

El artículo 60 expone de forma general cómo debemos comportarnos cuando hacemos uso de esos itinerarios ya que en todo momento se hace referencia al PRUG cuando éste aún no ha sido redactado.

Toda la polémica actual suscitada por la actuación de los AMA no es nueva, ya en el año 2011 hubo unos casos parecidos y se discutió sobre ello en algún hilo del ForoMTB, por aquella época mucho más popular que hoy en día, en pleno desuso. Aquí tenemos un enlace a dicho hilo.

¿Cómo quedó el asunto? A nivel particular cada uno sabrá, a nivel de administración, igual que antes, y me estoy refiriendo al PORN exclusivamente ya que no debemos mezclar otros temas de caminos tales como los GR´s u otros que pueden competer a administraciones diferentes, es por esto que el tema es complicado de visualizar en su conjunto ya que aparte de saber si un camino es o no público, y eso hay que comprobarlo sobre los catálogos de caminos aprobados por cada ayuntamiento, donde veremos su estatus y el uso permitido, o si forma parte de un GR o no ya que se rige por unas normas dictadas por el Consell Insular, también es imprescindible saber sobre qué zona nos movemos, solo basta mirar el mapa para ver como están distribuidas para intuir el tamaño del problema. Aquí tenemos un enlace para comprobarlo.

Dado el carácter generalista de la norma y a no tener desarrollado el Plan Rector surgen más dudas que respuestas de la lectura del texto.

Al parecer se han levantado voces desde hace algún tiempo por parte de algunas organizaciones que advierten de la dejadez de la administración en la gestión de este paraje natural provocando que los usuarios se autoregulen ellos mismos, interpretando de manera partidista sus postulados o simplemente ignorándolos. Fruto de esas iniciativas han logrado convocar recientemente varias reuniones con la administración de las cuales ha salido algún documento de partida aunque más centrado en aspectos sociales y económicos que son los dominantes.

Es posible también que haya habido una movilización de efectivos en todos los ámbitos para tratar de hacer ver que se está haciendo algo, recordemos controles de acampadas ilegales en playas emblemáticas, revisión y desmonte de vías de escalada, cierre de caminos para la práctica de la btt, control de corredores de montaña, etc. y ninguna de esas intervenciones ha provocado el aplauso de los afectados, no sabemos si los incendios provocados que sufrieron varios vehículos de la consellería y en el bosque de Esporles pudieron ser una reacción a esos acosos. La sensación es que se interpreta la norma de manera arbitraria provocando reacciones diversas en los usuarios, desde temor a ser interceptados y/o denunciados, incomprensión, hasta rabia o impotencia por no saber a ciencia cierta de qué manera puede uno pasear tranquilo por la Serra.

Con respecto a la actividad que nos interesa parece ser que lo que se controla son los accesos a ciertos itinerarios donde se supone ha habido algún tipo de denuncia por parte de la propiedad, caso de Bunyolí, Son Valentí (Branson) o el final del camino que baja desde la ermita hacia el camí des Correu (marges), en todos ellos se señalizó por parte de los agentes forestales tal situación pero los carteles ya han desaparecido. Por otro lado no sabemos si las denuncias interpuestas han derivado en sanción.

Lo que quiero dejar claro es que la falta de concreción de la norma aplicada a un itinerario o ruta en concreto nos provoca indefensión aún en el caso de no tener ninguna intención de quebrantar la ley y mientras no se disponga del Plan Rector o un catálogo de caminos actualizado seguiremos en la misma situación. Vuelvo a insistir que ciertos itinerarios pueden estar afectados por otro tipo de normas o resoluciones de mayor o menor rango pero de obligado cumplimiento por lo que debemos estar debidamente informados de tales aspectos.


Sin punto medio

En un principio no tenía previsto salir acompañado, había pensado subir por Bunyolí hacia las antenas y la mola de Sobremunt para ir improvisando un poco por allí, quizás alguna bajada poco frecuentada o quizás otras más olvidadas que bien se merecen una visita de cortesía por mi parte, es lo que tiene la improvisación, pero al poco de empezar y más concretamente al llegar a la altura del taller de bicis me encontré con dos bikeros empezando el día a base de cafeína, Joan y Sergi, que estaban esperando a más gente, al parecer había quedada organizada y casualmente también coincidíamos en el recorrido inicial, y digo inicial porque no querían ir más allá de Sobremunt para retomar desde allí la vuelta a casa, bueno, ya habría tiempo de convencer al menos a alguno para que me acompañara y me quedé con ellos.

Hay que armarse de paciencia, quién no los conozca no entenderá porqué hay que salir media hora más tarde que la propuesta, y no solamente sucede en el primer punto de reunión, también en el segundo con lo que el retraso acumulado ya es doble, no pasa nada, hay tiempo de sobra pero todo lo que no se pedalea ya no se recupera. Ni se me ocurre mirar el reloj cuando nos ponemos en marcha mientras el sherpa nos conduce a través del desierto polígono hacia Establiments y desde allí ya directos hacia Bunyolí que es donde empezamos a tocar tierra de verdad. En la barrera el grupo inicial ya no está completo, hay quién ya ha preferido no sudar en esa ascensión y ha dado media vuelta, el resto continúa y afronta el reto como mejor le conviene, yo lo voy a intentar con un piñón no muy alto teniendo en cuenta lo que llevo ahora, claro, y ya desde el principio sé que si bien mi velocidad normal de subida es ridícula de este modo lo será aún más aunque no es ese el factor determinante sino el comprobar precisamente que sí puedo subir.

Hasta mitad de subida vi a alguien cerca, más allá los controlaba solo de oídas pero pude subir sin sufrir excesivamente, objetivo cumplido, y como estuvimos parados bastante tiempo esperando al resto de participantes y después de cháchara hasta tuve la osadía de pensar que podría subir sin cambiar de marcha al menos hasta el cruce de Sobremunt, y lo conseguí pero para ello tuve que aplicar la táctica de aligerar la pendiente a base de ir culebreando de un lado al otro de la carretera. Aquí se despidieron los compañeros, todos sin excepción se marcharon cuesta abajo y yo me quedé solo para afrontar ya el último tramo hasta lo más alto pero esta vez sin tener que sacarme los ojos, subí marchas y para arriba.

No me entretuve mucho en la explanada y me marché justo cuando salía alguien del último chalé, no me vio porque me fui a dar la vuelta por atrás, lo que no me esperaba encontrar era un coche aparcado tras la barrera, no sé, teniéndola cerrada creo que ya es suficiente impedimento para cortar el paso, desde luego a una bici no y lo rodeo fácilmente por un costado. Nada que reseñar durante el trayecto, quizás que no estuve tan suelto como otras veces pero esto es debido única y exclusivamente al hecho de ir solo, y tan solo, ni me pasa nadie ni me cruzo con nadie, está todo de lo más tranquilo.

Esta vez paré poco en la explanada, como mucho para tomar un sorbo antes de continuar rumbo abajo en dirección a la Granja. Hay que saber donde desviarse para ir a empalmar con otro camino que sí se dirige directamente hacia el pueblo, no es difícil de ver pero ha cambiado mucho y no es a bueno y no es una situación que me satisfaga especialmente porque va directa a la columna del debe y quizás merezca una reflexión más en profundidad una vez se analice caso por caso.

La bajada, como por casi por cualquier camino de carro, no presenta mayores dificultades si acaso exceptuando algún tramo donde el camino puede notar la falta de piso de tierra y las piedras sobresalen más de la cuenta y así te presentas en el último tramo donde pierde definición y empieza la zona conocida como los marges. El primero es el que más ha sufrido el paso de las dos ruedas ya que ha perdido primero la vegetación y después lo ha machacado la erosión deveniendo en una pendiente descarnada y difícil de superar. Yo fui hasta allí para comprobar si aún estaba el cartel, no, no está, pero eso no quiere decir que no estuvo sino que alguien se ha encargado de quitarlo. Yo diría más, tócate otra cosa, chaval, si hay carteles déjalos donde están porque después de ti puede venir alguien y hacerles caso, no le expongas, si tú no quieres hacer caso no hagas caso, pero deja los carteles en paz.


Más allá del puente

Ese sábado no pude salir antes, cuando hay que estar presente se está y punto, pero no estaba dispuesto a quedarme sin nada y me planteé una rodada en llano para incrementar al menos el kilometraje a costa de quitar desnivel, y que menos que Son Verí, si al menos llegaba hasta allí tocaría algo de tierra. Venga, no se hable más, me visto de corto y salgo directo hacia la línea de costa para continuar a su vera por el carril habilitado que ya ha disminuido bastante tráfico y se puede rodar con cierta tranquilidad. Por supuesto de este tramo no hay mucho que contar, como es de imaginar y pasamos directamente al momento en que nos metemos por la trasera del tenis entrando ya de lleno en tierra. No vale la pena comprobar la traza en ese punto, la verdad es que no sé por donde circulo y voy dando pedales hasta que salgo por el sitio correcto, tanto da las vueltas que dé.

La idea era salir por el campo de fútbol para meterme por el trazado de las antiguas vías del tren aunque hasta la depuradora realmente iba por la pista aneja de la finca, más que nada por curiosidad. Pasé por el pont de ses set boques antes de circular un poco más arropado por la zona de trinchera tardando nada en llegar a las Palmeras, hasta aquí todo conocido pero lo que quiero ver es lo que hay más allá y para ello tengo que decidir por donde meterme, por un lado tenemos la barrera de la finca que no debería traspasar y por otro la continuación de mi itinerario con un cerramiento de mallazo por medio con dos hojas teóricamente cerradas por candado, y hago la aclaración porque lo han cortado y el candado está de pega, solamente algunas tiras de alambre fino unen las dos partes, se pueden quitar todas menos la de abajo que es de las gordas y no se mueve ni un pelo, da para pasar pero con la bici es más peliagudo, pero nada comparado con lo que te espera, si ya de por sí la impresión primera es de que va a ser complicado pasar a cada pedalada se confirma dicha sensación. Tras los primeros metros atrincherados salimos a cielo abierto y nos encontramos sobre un talud bastante alto que haría las delicias de los pasajeros contemplando las vistas pero que ahora es un zigzag continuo entre los matorrales nada divertido. La única razón para continuar es creer que la situación puede mejorar, no es el caso, al contrario, empeora de manera significativa al llegar a la trinchera otra vez donde parece que el abrigo de las paredes favorece el crecimiento desaforado de la vegetación de tal manera que hace imposible el circular en bici y casi diría que a pie mismo, y en pantalón corto, menos todavía.

Toca retirada estratégica que no cobarde, no vislumbro el final de ese pasillo vegetal y me preguntaba cómo habrían podido pasar aquellos que se habían aventurado por ahí antes que yo, porque de lo que estaba casi seguro es de así había sucedido, habrá que buscar esas crónicas si es que existen o al menos algún comentario al respecto que nos haga abrigar alguna esperanza o por el contrario hacerme desistir de volver a intentarlo.

Estoy ya en el puente otra vez y quería comprobar qué podría suceder si traspasaba una barrera que había visto antes al pasar, si alguien la pone allí es para cerrar un acceso que se usa y que puede ser interesante, y al menos de principio me regala unas vistas privilegiadas de la magnífica obra en su conjunto, cosa que desde arriba ni se aprecia ni se intuye, solo por eso ya vale la pena bajar, veamos ahora si me regalan más sorpresas y dirijo mi atención en dirección al Arenal y aparece claro y definido ante mis ojos la senda por la que debo transitar. Y me sorprende gratamente ya que a momentos se enmarca perfectamente dentro de la espesa vegetación provocando un sorprendente efecto túnel.

En algún momento se acerca a la pista de acceso de la finca pero sabiamente vuelve al interior dirigiéndose al túnel inferior de la carretera para entrar en la parcela más concurrida por donde ya había circulado antes y ahora no es diferente, no encontrar la salida es la excusa perfecta para ir dando pedales sin parar aunque a veces parezca que te vas persiguiendo a ti mismo pero por mucho que intentes el bucle sin fin en algún momento encontrarás la salida y resignado emprenderás camino de regreso sin remisión, la parte de la ruta que no esperas te depare sorpresa alguna aunque sí la hubo, de los dos sentidos, solo diré que la mala fue que pinché en el carril bici casi llegando a casa, cuando me paré encontré el cristal clavado en la cubierta, “ah, que aún no usas tubeless? Sirve para esos percances”, “es verdad, me voy dando cuenta, gracias”, habré de ser un poco masoca, me parece.


Cinco a uno

Y no es lo que pensáis, éste es un blog para todos los públicos. Puede parecer reiterativo pero el no acabar los deberes como es debido trae esas consecuencias, que vuelves a la semana siguiente pero esta vez directamente, sin aditivos ni conservantes que enmascaren un sabor natural, a todo trapo por la carretera sin perder tiempo, la única variante que me marqué fue el paso por el Decathlon porque me habían dicho que allí se iba a congregar gente pero casi convencido de que a esa temprana hora no iba a estar ni dios, como así sucedió. Proseguí pues mi camino sin esperar acontecimientos.

¿De qué trata, entonces, la ruta? Pues de ir a encontrar un paso digamos un poco escondido que enlaza la carretera con el camí vell junto al torrente, que en ese punto se encuentra bastante separado del asfalto. No es difícil de encontrar pero hay que saber donde empezar a mirar ya que parece un apaño para no tener que pasar por la entrada oficial de la finca de Son B..., cuyos propietarios parece que están muy disconformes en desenterrar viejos caminos, y nunca mejor dicho. También es muy probable que antes de este tramo haya otros pero estando como están actualmente es imposible circular, ni tan siquiera encontrarlos aunque parece que ya hay una decisión clara y rotunda de completar el recorrido, se supone entonces que irán saliendo a la luz. Por mi parte, perfecto, y puedo recorrer sin dificultad ese tramo aún no visto, y que no difiere mucho del segundo, el que hice la semana anterior, desde luego mucho más amenos y divertidos que el pestoso (y peligroso) asfalto, por eso también opté por ir hasta el pueblo por un camino vecinal más apropiado a mi condición aunque me dejara más alejado de mi siguiente objetivo pero justo enfrente de la entrada de Son Forteza por donde estuve tentado de meterme pero como la relación de los propietarios con los ciclistas parece que no ha variado lo más mínimo (o tal vez para empeorar) opté por buscar una alternativa.

Las alternativas son las entradas por sa Teulera y por sa Muntanya y me decidí por la primera, por aquello de comprobar si todo seguía tal cual lo recordaba, pero antes hay que llegar y ahí es donde me surgen algunas dudas. La primera es el enlace del torrente, que ya busqué una vez y quise convencerme de que lo había encontrado pero sin acabar de creérmelo al cien por cien, por eso volví, y esta vez fui directo, sin equivocarme y pude recorrerlo al completo. Parece tontería pero no lo es, el manillar ancho sabemos que ayuda mucho pero necesitas más espacio para circular y hay que estar más atento a los posibles enganchones laterales, con uno de esos casi me voy al torrente, momento dulce.

Tiré para arriba bien a la primera aunque no me acordara en absoluto y el escudriñar por los rincones tampoco me ayudó mucho, tal debía ser mi sensación de confusión que hasta una conductora se paró a recordarme que no había salida pero educadamente no hice caso. Algún desvío me hizo dudar con el consiguiente sube baja y vuelta a subir tras constatar el error. Y en lo más alto está la salida, con la barrera aún intacta y la misma dificultad para traspasarla, de muy malas maneras si vas solo. Un poco más lejos está el coche abandonado?, casualidad sería que estuviera allí solo cuando yo voy, y otro poco más lejos el desvío que no quiero tomar para salir precisamente al camino por sa Teulera. Desde allí a Muntanya no hay mucha distancia y llego en pocos minutos pero no paro ni para hacer fotos, de ese punto ya tengo y tampoco se aprecian cambios a primera vista por lo que no parecen necesarias.

A partir de ahora la cosa se va a complicar un poco más y aunque haya menos abundancia de pedruscos en el suelo el efecto de la pendiente se hace notar y además me equivoqué siguiendo las estacas porque en algún punto te marcan los atajos en lugar del camino principal pero cuando me di cuenta ya era tarde y tuve que poner pie en algún tramo de esos cuando quizás dando el rodeo hubiera aguantado, sea como sea es difícil esa subida. Al llegar a los pies de la última rampa oigo ecos de conversaciones en varios idiomas y cuando llego arriba ya puedo catalogarlos, dos ciclistas de la tierra con bicis eléctricas más un grupito de guiris de bastón, los de las bicis han venido por Muntanya y no tienen muy claro por donde volver y mientras cavilan la ruta llegan dos más por abajo y adivinad, e-bikes para variar, ya van cuatro, y estos sí parecen que lo tienen más claro pero cuando me lo intentan explicar lo único que hacen es liarme a mí y al final se van con viento fresco hacia quién sabe dónde mientras que los otros parece que van a regresar por donde han venido.

Yo seguiré hacia la Campaneta sabiendo que puedo ser interceptado en el tramo de pista que me lleva a la carretera y me arriesgo a ello dado que no hay alternativa posible (por ahora), afortunadamente no me cruzo con nadie en ese tramo, no así en el anterior dado que he pasado a los guiris que estaban antes en el cruce y a un corredor que ha llegado desde el coll y ha continuado por ahí. Quería venir directo por Sobremunt pero un coche parado en la barrera de la carretera me ha impedido tomar ese camino aunque en mis adentros lo he preferido, ha sido la excusa perfecta para hacer la vuelta por carretera desde ahí, ni siquiera por Son Malferit, tenía el depósito en la reserva. Y ha sido precisamente en la bajada hacia la Granja cuando me ha pasado otro en bici eléctrica que se ha ido para arriba cuando hemos llegado al cruce, total, cinco a uno, me ha parecido una burrada la proporción. Y como decía aquél, hasta aquí puedo hablar.


Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...