[X]

FI.ASCO

Decía que el flaneo de la rueda me tenía mosqueado y con ella en la mano me doy cuenta de que la piñonera tiene juego. Lo primero que pienso es que está suelta y hay que apretar las tuercas pero claro las tuercas no son las que la fijan, es la tuerca plana roscada sobre el piñón pequeño la que lo hace. La quito, saco los piñones y es la pieza que los aguanta, el núcleo, el que tiene juego y le debe venir de dentro. Antes de tocar nada echo mano de internet para encontrar, si es que lo hay, un manual o tutorial que me lo explique a conciencia. Y sí lo hay, y además con fotos. Voy siguiendo paso a paso las indicaciones hasta que tengo el eje en la mano con las dos tuercas y el rodamiento y es éste el causante del desajuste. Habrá que cambiarlos pero el viernes por la tarde no es buena hora para ir de compras por lo que vuelvo a montarlo todo después de una buena limpieza. Una vez apretado tampoco rueda tan mal y lo dejo todo en manos de la providencia y que no me pase nada el día siguiente porque iba a necesitar fiabilidad para la ruta del sábado, la misma que la de hace unos meses pero en este caso con los pobleros.

Para ello nos vemos a las nueve en Sóller para que les dé tiempo a llegar y nos vamos directos a Biniaraix no sin antes pararme en una de las fuentes a coger agua por lo que la primera parte de la subida vuelvo a hacerla solo. Se ve que le di pena a alguno y me esperan no muy lejos y es a partir de este reagrupamiento cuando empiezo a notar en el pie derecho un desajuste que va en aumento hasta que finalmente el pedal se sale de la biela. Señores, se acabó la ruta para mí. Xisco se despide y yo me quedo por allí intentando vislumbrar alguna solución. Veo que ya casi no hay rosca en la biela pero que aún se puede apretar pero que va, no dura encajado ni unos metros por lo que no me queda más que volver por donde había venido.

Aprovecho en el pueblo para hacer unas cuantas visitas y hasta alguien me da un diagnóstico de la reparación y casi la reparación en sí misma si hubiera tenido las llaves del taller, según me explicó. Claro, acero contra aluminio, y me he comido la rosca entera. La solución, un helicoil, aunque a mí me parece que un inserto roscado también podría valer, todo eso lo vemos aquí. Pero lo cierto es que por ahora estoy sin rosca. Me tocará la semana que viene buscar un taller donde tengan ese tipo de material. Empezaré por el que tengo debajo de mi casa.

También he mirado si valdría la pena cambiar las bielas y los platos y la primera duda que me surge es si dos o tres. Claramente el juego que llevo es XC pero el plato grande lo uso poco y cada cierto tiempo tengo que revisar los dientes porque muchos ya están doblados o gastados. Ejerce más de protector de los otros dos que de plato en sí.

Me fui por la carretera del coll y me quise parar delante de Can Topa para ir hasta las casas del Teix para preguntar cómo está la situación de paso por la zona. Iba andando y me fijé que la barrera está cerrada ya en la entrada de la embotelladora con muchos carteles persuasorios de color rojo. Pero no fue eso lo que más me chocó porque de repente veo que se me van acercando de frente dos bikeros, creía que los habían echado, pero no, son los dos bous travessats que buscaban paso. No me esperaba encontrarlos ni allí ni en ningún lado, los situaba ya por Estellencs dada la hora que era. Estaban animados pero muy dormidos pero así y todo continuaron la ascensión hacia el Teix como lo tenían previsto. Habrá que ver su crónica para saber el resultado final.

El otro día solamente era uno de los rodamientos del buje trasero hoy ya le sumamos la rosca de la biela y probablemente otro de los rodamientos del eje de pedalier. No se si va a ser mucha tarea para tenerla lista en una semana. Por si acaso ya estoy haciendo planes alternativos.


Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...