[X]

Es Pouet

Al llegar al final del trayecto, lugar conocido como “Es Rutló”, se inicia la marcha por una calle a mano izquierda y se sigue por un camino vecinal muy ameno especialmente en la época de floración de los almendros. A mano derecha se admira un hermoso valle con una colina al fondo, con chalets de veraneo. Luego, a la izquierda, se divisa el llano de Palma, con infinidad de almendros. Siguiendo siempre la misma carretera, (a ella confluyen varios caminos que no deberán tomarse) se llegará en unos treinta y cinco minutos al magnífico predio “Sarrià”, lugar indicado para el desayuno.

Se continua por camino dando la vuelta al predio por la derecha y a la media hora, aproximadamente, el camino se bifurca debiéndose tomar el de la izquierda, ascendente, ya que el seguido hasta entonces conduciría finalmente a la ermita de Maristella.
Sin dejar de subir y sin abandonar el camino se divisa, lejos, una finca con terraza anterior que parece que está empotrada en los peñascales. Es el predio “Es Verger”, desde cuyo “clastro” la panorámica es magnífica. Se llegará en unos treinta minutos.

Para proseguir la marcha se saldrá de “Es Verger” por un caminito bien visible a mano izquierda, siempre ascendente, que discurriendo por bosque y pasando cerca de una casa llamada “Ca Na Lluïsa”, conducirá al predio “Es Pouet”, asentado en lo alto del monte y estratégicamente emplazado para admirar el paisaje. Se come en ese predio, al que se habrá llegado en unos cincuenta minutos.

La continuación por la tarde, debe efectuarse por sendero distinto, que tiene su comienzo a mano derecha según se sale del predio, siempre en descenso. A los cuarenta y cinco minutos se pasa cerca de “Can Manent” y se cruza una barrera junto a una “era”, lugar donde es aconsejable una breve parada. Se prosigue después por las inmediaciones de “Sobremunt” y en rápida bajada se alcanza en unos cuarenta minutos otro predio verdaderamente magnífico, denominado Bunyolí”.

Finalmente, por el caminito particular del predio se desemboca en el vecinal que se ha cubierto por la mañana, siguiéndolo por la derecha y en unos treinta y cinco minutos se llega a Establiments para, en el autobús, emprender el regreso a Palma.


Esta es una de las rutas propuestas por Gabriel Font Martorell en su libro Cincuenta excursiones a pie por la isla de Mallorca, del año 1964. No me extraña que tuviera que ir unas cuantas veces para encontrarlo.


Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...