[X]

Túneles

Estaba la cosa animada esta semana pasada, muy animada por parte de numerosos bikeros de tot arreu. Por eso hubo mucho cruce de petición de información (y mucha más que no vi) por parte de los indecisos para saber a qué atenerse. Que si voy aquí, que si voy allá, a ver por dónde me meto... Al final de semana todo el mundo se encontraba ya ubicado donde le pareció conveniente. Parc de Llevant y más allá fue una de las opciones y además en coincidencia de varios grupos con lo que la peña que por allí rodaba era numerosa.

No estaba yo por la labor de desplazarme tan lejos aunque las rutas eran apetecibles. Pepe pensó lo mismo y solamente hizo falta expresarlo para estar de acuerdo e irnos por nuestro lado. Como mucho vendrían los Sancho, padre e hija, y puede que alguno más (que al final no fue).

Propuse ir por las cercanías del puig de s'Alcadena. Pepe dijo algo de Son Nebot y el Coll de l'Ofre y aunque no me enteré bien del itinerario exacto le di mi voto de confianza aunque en el fondo me parecía que habría muchos cambios de ruta. El primero de ellos ya fue nada más llegar, en lugar de tirar hacia Caimari subiríamos directos al refugio de Tossals Verds, con lo que el paso por Son Nebot desaparecía (de todas maneras eso habría que mirarlo bien antes porque me parece a mí que no es una opción factible, pero puedo equivocarme).

Mientras nos acercábamos al Clot d'Almedrà íbamos valorando las posibilidades de empezar la ascensión hacia Alcadena desde esa vertiente. Yo creo que tiene que ser posible. Ringo rango vamos ascendiendo al refugio y seguimos sin parar más que para rellenar agua mientras otros bikeros se refugiaban en el interior. Muy pronto para parar, estropea el ritmo que acabas de coger con la subida y más viendo lo que te espera luego, por eso tiramos hacia arriba sin dilación.

El tiempo no acompañaba, caía a ratos una fina lluvia que no llegaba a empapar pero que estaba acompañada con un viento racheado que te sacudía aunque la temperatura no era baja, o al menos así lo notaba ya que iba en pantalón corto y no tenía frío. Hubo que caminar un poco más de la cuenta por esos parajes debido a lo resbaladizo de la roca pero se me hizo corto el tramo hasta el torrente; después ya pudimos enlazar un tramo completamente ciclable hasta la presa del pantano de Cúber, donde decidimos parar a merendar resguardados por la caseta de Gesa. Allí si tenía frío en los pies, los tenía mojados de atravesar los charcos pero no estuvimos mucho tiempo parados.

Pepe hizo un amago de marcharse hacia Binimorat a pistear hacia el Coll des Cards pero el otro Pepe salió en su captura para hacerle recapacitar mientras Mar y yo nos quedamos esperando acontecimientos. Muy lejos no fue, aún estaban a la vista cuando lo alcanzó y lo devolvió a la sensatez. Bajaríamos por los túneles y si había tiempo iríamos a Solleric. Me gustó la bajada por los túneles. Esta vez me animé más de la cuenta y rodé bastante por la primera rampa pedregosa hasta el torrente. Después queda la otra bajada muy larga hasta el primer túnel donde pillamos a los excursionistas que habíamos saludado en el embalse. Tampoco tenían linternas y cruzamos a oscuras. Se puede pero hay algún túnel con el piso muy irregular y socavones grandes, lo que te da algún sustillo.

En un suspiro estábamos abajo y pudimos desbocarnos en el tramo de camino ancho hasta el desvío de Solleric que tomamos por unanimidad. Pista hacia arriba donde los cazadores que encontramos no nos dijeron nada aparte del saludo correspondiente y continuamos nuestro camino tranquilamente hasta las casas. Solamente el perro nos recibió con sus ladridos, por lo demás, silencio. Rodeamos los edificios y enfilamos hacia la Font Figuera y ya que habíamos llegado hasta allí quería volver por el camino de la posesión hasta la carretera de Orient, si, ése que estuvimos buscando infructuosamente meses atrás. Y mira que es fácil de encontrar. Por lo que sabía y había visto en video tiene dos tramos muy diferenciados. El primero muy roto e irregular mientras que el segundo es prácticamente una pista agrícola. Y así es. Entonces es muy divertido en el primer tramo y soso en el segundo.

Al llegar al asfalto es cuando Pepe echó mano de la maquinita y buscó por los mapas una alternativa diferente a la carretera comarcal. Me la mostró pero solamente vi líneas, no estaba ubicado, pero como Sancho le daba la razón pues que por los caminos comarcales nos metimos. Y vaya si suben, menos mal que no tuvimos que subir uno que es una rampa de hormigón infernal. Íbamos siguiendo ese camino que en realidad es el acceso a las casas de s'Alcadena y nos metimos al final en una finca donde lo perdimos. Muy claro estaba en la pantalla pero no sobre el terreno. Lo buscamos al otro lado de la rejilla y no aparecía, tuvo que ir Pepe a reconocer la zona para encontrarlo, estaba cerca pero no tenía conexión. Desde luego si hubiera ido sin GPS vuelvo atrás ya que tuvimos que saltar la rejilla y el bosque impedía ver el del otro lado. Ése si era bueno pero no son caminos de paso, son caminos internos de fincas pero no me hagáis decir porqué se ve uno solo en el mapa. Para mí es un error. Claro, al ser un ramal interno, después tuvimos que salir por delante de las casas y saltar la verja de la entrada principal y menos mal que no había nadie.

El resto fue una vuelta rápida en bajada por el asfalto y un pequeño refrigerio invitado por Pepe en el bar de Lloseta mientras urdíamos el siguiente paso, ¿el domingo?.


Secreta Maifren

Fui invitado a participar en una ruta por una zona restringida, muy restringida diría yo. Dado que en la primera (y única) salida con ellos hubo buenas vibraciones, acepté. También fueron invitados Carlos y Jauja. El resto, Maifren de verdad, aunque tampoco fue exactamente así.

Logré llegar a la hora prevista, las seis y media, al punto de reunión. Nos repartimos las bicicletas en varios vehículos y partí con Jauja directamente a Pollença donde llegué mucho antes de la hora mientras Mateo se iba a Binissalem. Tan temprano llegamos que llegué a dudar si estábamos en el sitio correcto aunque pronto salimos de dudas, cuando comenzaron a llegar vehículos llenos de ruidosos bikeros. Bromas, presentaciones, saludos, hasta pruebas de bicis hubo; ahí perdimos unos minutos preciosos aunque solamente nos íbamos a dar cuenta de ello algo más tarde. Más sorpresas, los Sancho y hasta algún pupilo vinieron. En total, veintiuno; buen número para no hacerse notar.

Me pongo en la cola del grupo a chatear un rato con los rezagados mientras vamos saliendo en dirección a Lluc por el GR, donde nos desviamos por un camino lateral con un ascenso bastante empinado. Justo al inicio de la cuesta nos pasa una furgoneta con un personaje que me es familiar pero no creí que pudiera interferir en nuestros propósitos. Pero vaya si lo hizo, aunque se lo pusimos a huevo. Nos metimos en su redil a las primeras de cambio y no dudó en hacerse un campo a través a toda pastilla para salirnos al paso. Se lo pedimos de siete maneras distintas pero no nos dejó pasar; lo bueno es que seguramente le daba igual pero órdenes son órdenes. Lo que me jode es que los dueños no son mallorquines ni tampoco viven allí habitualmente por lo que no creo que el perjuicio fuera siquiera perceptible.

Tuvimos que volver sobre nuestros pasos y activar el plan B rápidamente. Tras algunas consultas entre los sherpas se decidió llegar hasta Lluc y volver por Alcanella y Fartàritx. No estaba mal. Cogimos pues el GR y para mis adentros ya había decidido subir por el bosque. Llevaba ya dos subidas por la pista, una buena y una mala, y tocaba variar. Tomé la opción correcta. Aparte de las primeras rampas el resto es bastante factible siempre y cuando conserves un punto de forma, de lo contrario vas a tener que parar a recuperar. Eso sí, lo encontré más limpio, con menos piedras.

Hubo reagrupamiento con algunos de los que subían por la pista a media subida y uno general en la barrera de Binifaldó, con merienda incluida mientras iban llegando todos los bikeros. Próximo objetivo, la trialera marcada como GR y ya se sabe que en sitios tan estrechos se forman tapones irremisiblemente. En ésas estábamos cuando Fabián petó la patilla, al parecer debido a una pedalada mal dada. Tardaron los mecánicos la de dios para reparar ese estropicio y aún más para darse cuenta de que se dejaron sin colocar el cable del cambio. Eso sin contar que rompieron la cadena al intentar arrancar. En total más de una hora y los nervios empezaban a aparecer. Los Sancho y el pupilo partieron y los demás empezábamos a coger frío. Hablar no calienta. Por supuesto el plan B quedó descartado y se decidió volver por donde habíamos venido. Eso sí, antes de la barrera de Menut ya hubo dos pinchazos y eso que es una pista semi hormigonada. Todo ello llevó que al arrancar algunos iban ya con la directa puesta mientras yo me lo tomaba con bastante calma y ya a unos cuantos en ese punto dejé de verlos, no hubo esperas en la bajada, al menos hasta el asfalto.

Así pues, los invitados quedamos detrás y solamente uno del grupo quedó con nosotros. Aproveché la coyuntura para convencer a Carlos bou para que viniera con nosotros por el bosque ya que en un principio no quería. Es una bajada larga que te anima y llegas a disfrutar. No la habían hecho y quedaron gratamente sorprendidos. Volverán.

Nos juntamos abajo pero ya no hubo compasión para los perezosos y a medio camino quedé en tierra de nadie mientras algunos iban apretando por la carretera. Aún así me pude despedir de varios de ellos aunque habían llegado hacia rato. Tocó esperar otro tanto porque hubo aún otra avería. Una cadena chupada que costó desatrancar. Creo que ha sido una de las salidas donde más tarde han terminado. Se especuló incluso con la presencia de un gafe. ¿Alguno de los invitados puede ser? ¿Sería Mar tal vez? ¿O es solo que algún Maifren ha caído en desgracia? Al menos he quedado invitado para próximas salidas, por algo será.


Mementos

Decido descansar el domingo después del madrugón del sábado y efectivamente abro los ojos sobre las nueve y media y tras desayunar y ver el panorama reinante en la casa salgo para dar una vuelta y estirar las piernas. A esas horas ya suponía que Pepe estaría coronando el Teix como mínimo. Yo coronaría el castillo de Bellver como mucho. Al final ni eso, me he dedicado al paseo después de hacerme el carril bici del Paseo Marítimo. Salir a esas horas implica que aún no han salido los paseantes y solamente te encuentras con gente que (podría decirse que) practica deporte.

Estuve en el aeropuerto para recoger a mi hijita y su... que viene de vacaciones. Llegaron puntuales y eso me permitió poder vestirme de corto y salir a pedalear junto con otros varios miles en la Diada Ciclista. No es que fuera la ilusión de mi vida, de hecho creo que solamente fui un par de veces con los niños pequeños, pero ya que estaba, fui. Me llevé una llave de piñones de Yarik por si lo encontraba. Tenía yo el dorsal 2769.

Me ha dado por pasar por el Parc de ses Estacions y estaba petado de gente con críos lo que me ha servido para recordar viejos tiempos. Que gire la rueda. He estado por allí un poco más de la cuenta porque ha sido el momento en que ha salido el sol, creo que han sido los únicos diez minutos del día soleados, precisamente en la misma hora en que se anunciaban lluvias.

Conclusión, que si va uno de por libre se hace muy corto y aburrido, más bien en tensión entre tanta rueda. Si por el contrario logras juntar un peña y tal vez vayas disfrazado, quizás podrías aumentar un poco la diversión.

Me topé allí con Pedro el veterinario con su pareja de críos, ya bastante mayores, y él con una bici nueva del mismo estilo que la que tenía, muy XC. Apareció Yarik y le pude devolver la llave después de varios meses en mi poder. Jromán lo retrató, también estaba por allí cámara en mano, así como algunos energúmenos con maillots conocidos, Tira tira, Maifren, entre otros. Fibras estaba en la plaza de Cort pero era misión imposible llegar hasta allí, la calle estaba petada entre ambos.

Lo que sí me encontré fue a mucha gente, sobretodo joven, con cámaras por lo que he supuesto que eran los participante de la maratón fotográfica, y me he convertido en el modelo de algunos de ellos. Normalmente las bicis de los domingos salen bastante limpitas de los trasteros, en cambio la mía lleva el fango pegado de hace tres semanas. Y como además me ha dado hoy por hacerme unas cuantas escaleras pues que algo de cámara he chupado.

Así pues quedé con Pedro y familia y juntos hicimos el recorrido por las calles de Palma hasta nuestro destino final, la explanada de Son Moix que para uno que no lleva niños que vigilar ni mujer a la que estirar se hace excesivamente corto. Después volví a encontrar a Yarik arriba pero volví solo a casa, él volvía por otro lado y yo no quería llegar tarde a la comida.


P.D. Ordenar como mejor convenga


Ses Alquerioles

La zona de Andratx creo que es la que tengo más olvidada en los últimos años por eso desde que Pepefz estuvo por ses Alquerioles en una ruta de pateo me rondaba por la cabeza la idea de repetirla, aún a sabiendas de que la bajada sería prácticamente una caminata de principio a fin. Por eso tenía que llegar el día adecuado para tal aventura. Ya a finales del año pasado comentamos las posibilidades y le conminé a esperar días mejores. Estaba medio constipado y sin muchas ganas. Pasó el tiempo y volvimos al tema, entre medias habíamos salido por las faldas del Galatzó con los Maifren y varias más conJauja, de menos a más, y empezaba a sentirme bien, más contento encima de la bici. Había llegado la hora pues y así lo decidimos, aunque aún se pospuso una semana más a petición de algunos compañeros que no querían perdérsela.

Se suponía que haríamos un acercamiento a ses Alquerioles desde la Mola de s'Esclop y eso no me disgustaba ya que en la ocasión anterior yo no estuve pero Pepe hizo los deberes y encontró una alternativa saliendo desde Andratx. Aún no he visto mapa que la contemple pero sobre el GE sí se ve el sendero si sabes dónde mirar; el problema es que era cuesta arriba y probablemente (muy probablemente), caminata, aunque eso era lo que íbamos a averiguar porque ninguno de nosotros había pasado por allí.

Juan y Carlos, después de varias semanas hibernados, deciden salir y hacia allá nos vamos los tres aunque llegando tarde. Lo único que se sabía seguro era el punto de encuentro y la hora y aún así había coches desperdigados en tres sitios diferentes, por eso creíamos que los demás ya se habían marchado pero no, nos esperaban en otro lado, si no hubiera sido así es probable que no nos hubiéramos encontrado, ellos llevaban el GPS.

No hizo falta activar la persecución, nos fuimos todos juntos por la carretera de Capdellà y enseguida nos desviamos por el Camí de ses Penyes, a poco más de un kilómetro del pueblo. Camino rural asfaltado de principio a fin que discurre por el interior de la Coma Calenta y que da acceso a la gran cantidad de viviendas de la zona. Por cierto, este topónimo, Coma Calenta, es muy posible que tenga algo que ver, por contraposición, con otro que existe al otro lado de la carretera de Estellencs, la Coma Freda. Ya se sabe, las viejas rivalidades vecinales de antaño.

Después de varios kilómetros de ascenso más o menos suave debemos desviarnos hacia la derecha para afrontar las rampas más duras en dirección al Coll de sa Coma Clova y la misma coma aún más allá. Aún así pude llegar hasta el final del camino asfaltado, en el inicio del bosque, a plato mediano sin sucumbir en el intento. A partir de este punto la pista continua ya sin asfaltar a por las últimas rampas hasta lo alto del coll donde encontramos un depósito contraincendios partiendo desde allí una una pista asfaltada que nos llevaría hacia s'Alquería y otra con piso de tierra que continua su ascenso hacia el interior de la coma. También vemos junto a la pista de tierra un camino bien visible que no tarda en encaramarse con decisión por la ladera de la montaña y hacia él nos dirigimos. Empieza el pateo y la investigación, nadie había pasado por allí pero las sensaciones eran buenas y aunque no se puede circular montado el camino se deja disfrutar. Nadie se queja, al revés, impera el buen humor mientras vamos consumiendo los metros intentando orientarnos a través de las nubes que ya han bajado su techo a la altura de nuestro próximo objetivo, las casas de ses Alquerioles.

Llegamos a ellas a través de la pista principal la cual hemos alcanzado unos minutos antes. Alguien había partido de allí hacia poco en un vehículo y por ello no tuvimos ningún tipo de problema, pudimos merendar tranquilamente en la mesa que hay delante de la fachada principal. La pega me sobrevino a la hora de partir en forma de pinchazo, suele pasar cuando has de empujar la bici a tu lado ya que tiendes a ocupar tú la parte limpia del sendero. Toni me ayudó a cambiar ya que no llevaba bomba mientras los demás esperaban en la rejilla al otro lado del sembrado.

Sin separarnos mucho de la rejilla podemos descender montados por el sendero por el que será prácticamente el único tramo ciclable, a duras penas y para casi todos nosotros, en muchos minutos. Después del botador empezaba el no camino, digamoslo así, ya que no puede tener ese nombre algo que no existe. Solamente a tramos los más atrevidos se atrevían a montar e iban cogiendo bastante ventaja, los demás éramos simples espectadores. Por mi parte tenía ya bastante con avanzar a trancas y barrancas con mi zapatilla con la suela desmontada y los dedos por fuera. Aún así disfruté del trayecto. El tramo final, muy empinado, antes de desembocar en la pista de la Coma des Cellers, es el llamado Pas Gran.

Ya por camino ancho llegamos a la carretera en un momento y aunque ya se sabía que por el retraso acumulado no llegaríamos a ses Basses se optó por intentar el paso por el Coll des Coloms. Hubo momentos de duda y al final acabamos fuera de ruta, en un paso que hizo sudar a más de uno. Por el otro lado descendimos hasta una casa antigua que resultó ser propiedad de la familia de Torito (habíamos hablado de ella en la subida ya que se había derrumbado una pared con los últimos temporales y buscaba una solución y sin buscarla fuimos a dar con ella; con la casa no con la solución).

Ocurrió lo mismo que arriba. Pepe pinchó y tardamos bastante en reparar porque la punta estaba incrustada en la goma y había que sacarla. Una vez subsanado el percance no tardamos en llegar a la carretera y ya bajar directos hacia Andratx por el camino asfaltado de la Coma Freda por lo que llegamos al pueblo en pocos minutos. La mayoría optó por quedarse a comer y hacer banquillo que había ya hambre.


Recortando caminos

Estos son sin embargo los de más interés excursionista.

(1) Camí vell d'Andratx a Palma / Camí des Coll de Son Fortuny / Camí des Coll Andritxol
(2) Camí Reial des Port / Camí de Morella (A)
(3) Camí de ses Penyes / Camí de s'Evangèlica / Camí de Can Rico / Camí des Molí de Son Ensenyat
(5) Camí de Son Ensenyat / Camí de sa Font des Bosc de Son Ensenyat
(9) Camí de sa Torre Nova (A)
(10) Camí que va a ses Basses / Camí de ses Rotes / Camí de ses Basses / Camí des Campàs
(15) Camí que va a ses Basses i a la Trapa / Camí de ses Basses a la Trapa
(16) Camí de Son Orlandis / Camí de l'ermita de Son Orlandis
(18) Camí de sa Torre d'Andritxol
(19) Camí de Cala Llamp / Camí vell de Cala Llamp
(20) Camí de s'Arracó a Sant Elm
(24) Camí des Coll des Cairats / Camí del Coll de la Palomera a la Punta Blanca
(25) Camí de Son Xina / Camí de Son Prim
(26) Camí des Coll des Cairats al Santuari de la Trapa / Camí de la Trapa
(27) Camí de Son Perpinyà (A)
(29) Camí de Son Perpinyà (B)
(30) Camí de Cala Egos / Camí de Son Tió / Camí de sa Pineta
(33) Camí de Son Castell / Camí de la Font des Gerret
(34) Camí de Son Joan / Camí des Dau / Camí de s'Escaleta / Camí de Can Dames
(35) Camí de sa Coma des Cellers / Pas Gran
(38) Camí de ses Rotes (A) / Camí de ses Rotes de s'Hereu / Camí de Can Seguina
(39) Camí de sa Clota / Camí des Castellàs / Camí de s'Aigua de sa Paret
(41) Camí de Cala Fornells al Camp de Mar
(46) Carretera vella d'Andratx a Palma / Camí des Coll Andritxol
(47) Camí de sa Coma Clova
(48) Camí de So na Vidala (A)
(50) Camí de sa Moleta de Son Vic
(54) Camí de Cala Egos (des del Port d'Andratx)
(55) Camí de Sant Elm a la Trapa
(60) Camí de Cala Egos a Sant Elm / Camí de sa Pineta
(61) Camí de ses Alquerioles
(62) Camí de la Moleta de s'Esclop a la Font des Quer
(67) Camí de na Miranda
(68) Camí de ses Rotes (B)
(69) Carretera vella d'Estellencs
(70) Camí des Far vell / Camí de na Pòpia
(71) Camí des Ratjolí
(72) Camins de sa Coma de s'Evangèlica
(74) Camí de Cala ses Ortigues
(75) Camí de sa Torre Nova (B)
(79) Camí de Can Farineta a Can Còrso
(81) Camí de Can Pau
(82) Camí de sa Marina de ses Basses
(84) Pas d'en Grau
(86) Camí des puig Cornador
(87) Camí des Comellar de Can Pau
(89) Camí de Son Fortuny a sa Cova
(90) Camí de Son Cabot a s'Ermita
(91) Camí al Comellar des Pou
(93) Es Pujador d'en Palmer
(99) Camí d'Envers
(100) Camí del Camí de s'Arracó a Sant Elm al Camí de Son Verí
(101) Camí peatonal a l'Ermita de Son Orlandis
(106) Camí de Cala en Basset
(112) Camí de Son Verí
(114) Camí de s'Alcova des Torrer
(116) Camí de sa Torre de Cala en Basset
(117) Camí de Son Sampola al Camí des Coll de n'Esteve
(141) Camí a C'as Xoriguer
(142) Camí de s'Ermita
(143) Pas d'en Ponça
(144) Camí del puig de So na Vidala
(146) Camí des coll des Vent a Cala Egos
(147) Camí del puig d'en Farineta
(148) Camí des Ratjoli al Carregador
(155) Camí des Coll des Venta al Camí de Cala Egos


Caminos de Andratx

¿Nos los acabaremos algún día?

(1) Camí vell d’Andratx a Palma/ Camí des coll de Son Fortuny / Camí des coll Andritxol
(2) Camí Reial des Port / Camí de Morella (A)
(3) Camí de ses Penyes / Camí de s’Evangèlica / Camí de Can Rico /Camí des molí de Son Ensenyat
(4) Camí de cala Conills / Camí de sa Torre
(5) Camí de Son Ensenyat / Camí de sa font des Bosc de Son Ensenyat
(6) Camí des coll de n’Esteve / Camí des coll d’en Torres / Camí de sa Coma Major / Camí d’Andratx a Calvià pel coll de n’Esteve
(7) Camí de Can Fassé / Camí de sa Teulera
(8) Camí des collet de ses Forques / Camí de ses Forques /Camí des molí de Sa Planeta / Carrer Nord
(9) Camí de sa Torre Nova (A)
(10) Camí que va a ses Basses / Camí de ses Rotes / Camí de ses Basses / Camí des Campàs
(11) Camí des Coll Baix / Camí des Girgolar / Camí de Son Lluc
(12) Camí de Son Vic / Camí de s’Escorxador
(13) Camí de sa Coma de sa Teia (A) / Camí de Son Pericasses
(14) Camí de Son Pericasses
(15) Camí que va a ses Basses i a la Trapa / Camí de ses Basses a la Trapa
(16) Camí de Son Orlandis / Camí de sa Talaia / Camí de s’ermita de Son Orlandis
(17) Camí des Repetidor
(18) Camí de sa Torre d’Andritxol
(19) Camí de cala Llamp / Camí Vell de cala Llamp
(20) Camí de s’Arracó a Sant Elm
(21) Camí de Son Lluc
(22) Camí de Morella (B)
(23) Camí de ses Penyes (Can Jaia)
(24) Camí des coll des Cairats / Camí del coll de la Palomera a la Punta Blanca
(25) Camí de Son Xina / Camí de Son Prim
(26) Camí des coll des Cairats al santuari de la Trapa / Camí de la Trapa
(27) Camí de Son Perpinyà (A)
(28) Camí de sa Pineta
(29) Camí de Son Perpinyà (B)
(30) Camí de cala Egos / Camí de Son Tió / Camí de sa Pineta
(31) Camí de Can Tiona
(32) Camí de Can Jesus
(33) Camí de Son Castell / Camí de la font des Gerret
(34) Camí de Son Joan / Camí des Dau / Camí de s’Escaleta / Camí de Can Dames
(35) Camí de sa coma des Cellers / Pas Gran
(36) Camí des coll d’en Boix
(37) Camí de Can Massana
(38) Camí de ses Rotes (A) / Camí de ses rotes de s’Hereu / Camí de Can Seguina
(39) Camí de sa Clota / Camí des Castellàs / Camí de s’Aigua de sa Paret
(40) Camí de Can Seuva
(41) Camí de cala Fornells al Camp de Mar
(42) Camí de Son Nadal
(43) Camí de s’Olivar
(44) Camí de Can Viguet
(45) Camí de Can Dametes (A)
(46) Carretera Vella d’Andratx a Palma / camí des Coll Andritxol
(47) Camí de sa coma Clova
(48) Camí de so na Vidala (A)
(49) Camí des Badaluc
(50) Camí de sa Moleta de Son Vic
(51) Camí de Can Mandilego
(52) Camí de sa Truiola
(53) Camí de Can Burgos / Camí de Son Seguí
(54) Camí de cala Egos (des del Port d’Andratx)
(55) Camí de Sant Elm a la Trapa
(56) Camí des Prat / Pas des Magraner / Camí des molí de Vent
(57) Camí des Vinyet / Camí de Son Porcell / Camí de Can Pere Jordi
(58) Camí de s’Estret
(59) Camí Reial d’Estellencs / Camí que va a la Gramola / Camí de la Coma Menor
(60) Camí de cala Egos a Sant Elm / Camí de sa Pineta
(61) Camí de ses Alquerioles
(62) Camí de la Moleta de s’Esclop a la font des Quer
(63) Camí de ses Fontanelles
(64) Camí a Can Corso
(65) Camí des Torrentó
(66) Camí de So na Vidala (B)
(67) Camí de na Miranda
(68) Camí de ses Rotes (B)
(69) Carretera vella d’Estellencs
(70) Camí des Far Vell / Camí de na Pòpia
(71) Camí des Ratjolí
(72) Camins de sa coma de s’Evangèlica
(73) Camí de ses Basses al puig de la Trapa
(74) Camí de cala ses Ortigues
(75) Camí de sa Torre Nova (B)
(76) Camí des molí de sa Planeta
(77) Camí de sa coma de sa Teia (B)
(78) Camí de sa font d’en Xina
(79) Camí de Can Farineta a Can Corso
(80) Camí de cas Vidals (B)
(81) Camí de Can Pau
(82) Camí de sa Marina de ses Basses
(83) Camí Barri sa Creu
(84) Pas d’en Grau
(85) Camí de Son Moner / Camí de Son Curt / Camí des pla d’en Moner
(86) Camí des puig Cornador
(87) Camí des comellar de Can Pau
(88) Camí al comellar de sa cova des Xots
(89) Camí de Son Fortuny a sa Cova
(90) Camí de Son Cabot a s’Ermita
(91) Camí al comellar des Pou
(92) Camí des comellar de ses Metles
(93) Es Pujador d’en Palmer
(94) Camí de na Foradada
(95) Carrer de la Pau
(96) Camí de Son Toni Petit / Camí de Son Perro / Carrer de l’Havana
(97) Camí de Son Ravell / Camí de ses Roquetes / Camí de Son Poder
(98) Camí de sa Talaia
(99) Camí d’Envers
(100) Camí del camí de s’Arracó a Sant Elm al camí de Son Verí
(101) Camí peatonal a l’ermita de Son Orlandis
(102) Camí de sa Plana / camí des torrent de sa Plana
(103) Camí de s’Estel
(104) Camí de Son Fortuny
(105) Camí des Comellar
(106) Camí de cala en Basset
(107) Camí des Pou d’en Jofre / Carrer Larache
(108) Camí de Son Maó a Son Xina / Camí de Son Moner
(109) Camí de cas Vidals (A)
(110) Camí de Can Joan Gran
(111) Camí dels Calafats
(112) Camí de Son Verí
(113) Camí de Son Prim / Camí de Son Moner / Camí de Son Simó
(114) Camí a s’Alcova des Torrer
(115) Camí de cala en Tió
(116) Camí de sa Torre de cala en Basset
(117) Camí de Son Sampola al camí des coll de n’Esteve
(118) Ramal del camí des coll Baix (A)
(119) Ramal del camí des coll Baix (B)
(120) Ramal del camí des coll Baix (C)
(121) Camí de Muntanya
(136) Camí des Cementeri / Camí de sa Rectoria
(140) Camí d’Andratx a s’Arracó
(141) Camí a cas Xoriguer
(142) Camí de s’Ermita
(143) Pas d’en Ponça
(144) Camí al puig de So na Vidala
(145) Camí de s’Esteparet a ses Alquerioles
(146) Camí des Coll des Vent a cala Egos
(147) Camí del puig d’en Farineta
(148) Camí des Ratjolí al Carregador
(149) Camí de sa Coma de sa Teia (C)
(150) Ramal del camí des Coll Baix (D)
(151) Camí de sa Vinya / camí de Can Borino
(152) Camí de Can Dametes (B)
(153) Camí del carrer de la Pau al camí des Molí de sa Planeta
(154) Camí 154
(155) Camí del Coll des Vent al camí de cala Egos
(156) Camí de sa Guixeria
(157) Camí de la depuradora


Ir y volver (Actualización de KML's 2)

Esta mañana algunos (como yo) han hecho caso a la previsión del tiempo que anunciaba sol y hemos salido a disfrutarlo. ¡Qué ilusos! Ha llovido durante la noche y al amanecer hacía un frío que pelaba, así y todo me he animado, pese a ir solo, a salir. Mi idea en principio era hacer la transversal de Na Burguesa aunque empezando por la carretera de Calvià en lugar del cementerio de La Vileta. El resto de peña ha estado muy callada estos días y el que ha salido repetía mi itinerario del miércoles de ahí mi escapada en solitario por los alrededores.

Sobre las diez ya iba cayendo aguanieve en Palma que no ha impedido que siguiera pero pasar por los charcos de las carreteras no me ha ayudado nada ya que he quedado mojado a las primeras de cambio, sobretodo los pies que se me han comenzado a helar. De esa guisa he preferido volver ya que no me estaba divirtiendo nada, y ha sido cuando más empapado he quedado. Tenía los pies realmente fríos. Lo he notado al meterlos en agua caliente y sentir la dolorosa reactivación de la circulación sanguínea por los dedos.

Como algo tenía que hacer he decidido poner al día un documento que tengo ahora ya muy escondido, y quizás olvidado, en el blog, los KML's.


Día de Reyes

Sabía de las intenciones de Jauja de llevar al cuñado a tirarse por el Barranc y como además ya se lo había insinuado cuando salimos por la Comuna hace poco parecía que los intereses convergían en esa dirección. Pero la ruta que había pensado para ello, un paseo por los Binis, me parecía excesiva. Mucha subida inicial, tramo largo de pateo, carretera en ascenso, todo ello para llegar al plato fuerte del día, la última bajada. Por eso, y más después de conocerlo y ver la bici que monta el cuñado, les propuse una modificación de la ruta que consistía en ir directamente al Barranc para realizar después otra bajada por el Camí vell de Bàlitx, con la subida entre ambas por la Costa d'en Nicó, naturalmente. Podría ser incluso más corta y con menos desnivel que la suya pero se podrían saborear dos bajadas muy buenas en la misma jornada. Les pareció bien excepto en el pequeño detalle de que no conocían este segundo itinerario y por ello le preparé un dossier de información para salir del paso aunque esperaba que no hiciera falta porque le tenía ganas a la salida pero no podía confirmar mi asistencia hasta última hora.

Todo ha venido de cara y hacia Sóller que me he ido esta mañana. Esta solitaria mañana, diría yo, no había ni dios por la calle, y menos en el pueblo. Donde normalmente está lleno de coches aparcados hoy estaba vacío y eso que habíamos quedado a las nueve. Hemos perdido un poco el tiempo cruzando el pueblo entre saludos a familiares, pillar agua o contar batallitas pasadas, pero tampoco era cuestión de empezar con bravatas, que la cosa iba para largo, llegar hasta la boca del túnel de Monnàber puede parecer una tarea hercúlea para quién no está acostumbrado a subidas tan prolongadas, y Juan no lo está. Sólo de pensar que yo tuviera que subir pedaleando encima de esa bici, sin calas, hasta arriba, me dan calambres. Pero ya digo, sin apenas descansos ni paradas nos hemos presentado en la barrera de la última posesión y hemos empezado a subir por la zigzagueante pista por el interior del bosque.

No me acordaba exactamente por donde tomamos el desvío para no pasar por delante de las casas pero Jose sí y no tuvimos mayor problema para seguirlo excepto que a medida que avanzas más se van empinando las rampas, y son unas cuantas las que hay que superar antes de empezar a bajar para empalmar con la carretera, un poco más allá de la curva donde se encontraba el antiguo hotel a medio construir, cerca de la fuente, pero ya no queda mucho para llegar a la boca del túnel.

Tras sobrepasarlo ya solamente nos quedaría un poco de llaneo-paseo hasta los pies del Coll de l'Ofre donde vamos a averiguar si somos capaces de remontar la  trialera montados. Esta vez costó más de la cuenta hacer siquiera la primera parte, la más accesible, ya que el último tramo suele frenar a muchos. Juan subió por la pista sin tener que patear.

Comí algo arriba parando solo el tiempo suficiente para no quedar pajarito y aunque el tiempo no era desapacible del todo el viento racheado no ayudaba a la relajación. Ahí supe que hora era, la una, y ya vi que, al menos para mí, la ruta acabaría al llegar abajo. Ellos si quisieran podrían seguir y hacer la segunda bajada, pero yo no. Ya me vendría muy justo llegar a la hora que había convenido.

Y empezamos la bajada. Yo con muchas precauciones al inicio respecto al estado del piso que se me disiparon casi al instante, mojado pero sin ningún problema, lo contrario de Jose que bajaba muy precavido y a ratos andando, la bici no daba para más. Mientras, el cuñado hacía un poco de turismo fotográfico y comenzaba a intuir lo que le esperaba por delante. Hubo algunas reagrupaciones, en el Salt des Cans, en el desvío del Camí vell pero a partir de ahí cada uno bajó como buenamente pudo. Yo por mi parte intentando encontrar la trazada adecuada en cada curva y solamente a mitad de bajada me acordé de que no me dolía la mano como la otra vez lo que fue un plus de motivación.

Solamente me pude despedir de Juan en Biniaraix y sin saber exactamente cómo proseguiría la ruta. Después supe que Jose tardaría aún bastante en llegar y prefirieron tomarse las cosas con calma. La otra bajada propuesta era muy parecida a la primera y en esas condiciones era más un castigo que un regalo. Mientras ellos decidían yo ya volvía por la carretera camino a casa con una sonrisa de lado a lado recordando cómo había ido todo. La misma que se me pone en estos momentos al revivirlo.


Con los Maifren

Y digo Maifren porque eran los más numerosos porque hay que reconocer que había gente de muchos grupos aunque yo no diría que en representación de esos grupos, no era una quedada en la que se presentan grupos en masa fue, como dijo Mateo, todo un éxito, con más de veinticinco participantes. Yo no había tenido la oportunidad de salir a rodar con ellos en grupo ya que me perdí la quedada de Calonge y ellos no vinieron a la de s'Estanyol y cada semana pues más o menos cada uno se organiza la ruta a su bola, pero esta semana han coincidido los intereses.

Tenía yo el asunto del camino nuevo de Planícia en marcha del que tantas líneas se han escrito en estas páginas y que aún no había recorrido en su totalidad por lo que parecía factible que coincidiéramos aunque no lo tenía muy claro. Pepe parece que me leyó el pensamiento y estábamos de acuerdo en que la ruta programada para el día uno por el Tito Jou (Coll des Jou sobre los mapas) atraería a poca gente; había que activar un poco la exploración y acabó de convencerme para al menos hacer la primera parte de la ruta con ellos y en la vuelta irnos por nuestra cuenta si ellos optaban por seguir por otro lado.

En la lista de correo no hubo adhesiones a esta propuesta más que nada porque había surgido otra para ir a hacer una clásica por la Comuna con los que no habían salido el viernes. Y luego casi todos repitieron de todas maneras. Xisco también tenía programada una salida por la zona pero mi intención era rodar lo más posible ya que las sensaciones físicas durante la semana eran más bien negativas, aunque he de decir que también estuve en la Comuna el viernes, subir y bajar de una tirada. Aprovechando que tenía que ir a recoger a mi hijo allí hice una escapada y pasé el primer test con éxito, al menos sin agobios.

O sea que me presento en la Granja a la hora estipulada y ya hay una gran cantidad de coches. Muchos Maifren, los Sancho, Jauja y Juan, el ibicenco (ya me imaginaba que me los encontraría allí si había vuelto de Eivissa), Juanga y su amigo el rígido, Tira tira extraviados, Webbalear reconvertidos a Maifren, amigos de alguno a los que habían convencido para empezar de nuevo, gente más experta y gente más inexperta, con bicis casi de rally y otras más cañeras, en fin que había allí un batiburrillo de tres pares, pero con una cosa en común, todos bikeros con ganas de pasárselo muy bien fuera como fuere.

La primera parte de la ruta era subir por carretera hacia Es Grau y desde allí tomar el camino de acceso a Sa Campaneta. Allí hubo que esperar algo más de la cuenta porque algunos se habían retrasado ya, retomaban la bici después de un cierto tiempo y les costó más de la cuenta llegar, aunque se retirarían poco después. Evidentemente el grupo se estiró en la subida hacia el Coll d'Estellencs pero en el cruce del Camí vell no faltaba nadie excepto los dos que se retiraron (¿o quizás fue uno solo?). Y quiero mencionar sobre el tramo de subida que lo encontré muy mejorado, asequible aunque solamente si ibas por la parte limpia y ayer éramos muchos rodando o caminando por esa línea, pero me dio muy buenas sensaciones (debía ser porque la vez anterior fue la de la petada y conservaba un recuerdo bastante amargo).

En la barrerita del coll propusieron merendar y aunque solamente llevaba yo una manzana y una naranja aún así solamente me dio tiempo a comerme una de ellas. Ahora bien lo que sacó Mateo de la mochila fue de diez, el termo de café, con sus correspondientes vasos, cucharitas, azucarillos y leche para quién lo quisiera cortar. Menudo detalle, eso anima cuerpo y mente y propicia la conversación y la complicidad. Ahí me pude enterar de los detalles de la excursión de Ternelles, por ejemplo.

A partir de aquí no tenía claro si la bajada sería directa hacia Son Fortuny o iríamos bordeando por la Font de Dalt y bajaríamos después. Esa era la opción que le había propuesto a Pepe y la que tenían ellos en mente por lo que continuamos todos juntos hacia Els Pinotells. No hubo ningún incidente en ese tramo ni en el rápido por la pista hasta llegar al mirador donde hubo foto de grupo. Lo que no me dí cuenta fue dónde nos desviamos hacia abajo, de pronto estábamos ya en una barrera en la zona de olivar de la finca. Hubo que pasar junto a un vehículo aunque no había nadie por lo que no hubo ningún problema. El camino que tomamos se vuelve a adentrar en el bosque pero no tiene prácticamente uso y la vegetación lo ha invadido, pronto no es más que un sendero y además con algunas piedras que dificultan el paso. Lo que si tiene es unas vistas muy bonitas sobre el pueblo y una bajada a plomo hacia la carretera que la tienes prácticamente a tus pies. Me gustó. Pepe me dijo que era el que se solía hacer antes de optar por llegar al área recreativa pero yo nunca había visto el track de ese camino hasta hace poco.

En la carretera nos entretuvimos un poco más de la cuenta intentando apretar la tuerca que fija los discos tipo centerlock de una bici pero sin éxito porque nadie llevaba una llave de esa medida. En el pueblo solo nos paramos lo indispensable para que algunos que iban cortos de agua se aprovisionaran y acto seguido empezamos a circular por los tramos de GR hasta Son Serralta en cuyas rampas algunos quisieron demostrar porqué se pican. Claro que después Mar no entendía porqué nos paramos en la casa, bueno, es que hay muchos que solamente vamos en bici porque nos gusta, hacer deporte es otra cosa.

Seguimos hasta el cruce de la carretera de Planícia y aquí nuestro plan era subir hasta las casas y tomar el camino nuevo. Cuando se empezó a subir por el asfalto en grupo creía que todos haríamos lo mismo ya que el GR continúa desde ese punto. Pasamos por un punto donde había marcado uno de los itinerarios de la finca, el de la Font de s'Obi, y todo el mundo continuó la subida, que no es muy dura pero sí constante, con lo que me iba retrasando cada vez más mientras el grupo subía bastante compacto. De pronto apareció otro poste indicador, también de la Font de s'Obi con lo que interpreté que iba y volvía a la carretera pero parte del grupo ya enfilaba por ahí mientras Pepe y algunos más me llamaban desde la curva siguiente de la carretera y hacia allí me fui. Al parecer desde la fuente se puede continuar y empalmar con el GR antes de la barrera del Rafal y eso era lo que tenían previsto hacer. Nosotros formamos un grupito con Pepe, el otro Pepe Sancho, dos Maifren, Uti y Diego, Jauja, Juan el cuñado y yo que seguimos hasta las casas y sin parar enfilamos el desvío no sin antes confirmar que la primera barrera estaba cerrada por lo que supusimos que las demás también lo estarían, confirmando lo que Uti nos decía.

Encontrar y recorrer el camino nuevo, el Camí nou de Dalt, como al parecer ya se ha bautizado, debería servir para despejar algunas dudas que se han ido presentando a lo largo de estos meses de polémica. Ver si realmente se ha actuado sobre el terreno más allá de un simple acondicionamiento y limpieza, como algunos esgrimen, y para ver si es un itinerario factible para su uso tanto senderista como ciclista, como así es. Eso nos permite usarlo mientras tanto no se llegue a un acuerdo con la propiedad del Rafal, cosa que por los hechos se va a tardar en conseguir, y evitar el paso por las barreras, tanto por desconocimiento o cabezonería.

Solamente en algunos cruces tuvimos alguna duda que solventamos rápido, además en el primer botador nos encontramos a los sectarios que nos dieron algunas indicaciones. Lo cierto es que cuando pillas pista es una delicia y cuando no hay es precisamente entre los dos botadors, aunque el trazado es claro. Debemos estar al tanto de no perder altura y llegaremos al cruce con el camino que sube a la Mola prácticamente en la primera curva, después seguimos la pista hasta que llegamos a la rossaguera, ahí termina y debemos hacer un descenso a la brava pero muy corto por una pendiente hasta encontrar una pista inferior que tomamos hacia la derecha hasta una paret de partió con un ancho portillo barrado por ramas y alambre obligándonos a saltar la pared para desembocar en el Camí des Correu a los pocos metros, justo en el último paso donde se encuentra obstruido.

Como hemos dicho es un itinerario en teoría abierto al público aunque no señalizado por lo que no entendemos la situación en que se encuentra. Es completamente imposible que los senderistas sin ninguna información previa puedan seguir ese itinerario que, por otra parte, se ha vendido como un logro, aunque provisional, a una situación de crispación social.

A partir de la cuesta empedrada me quedé un poco retrasado con Jauja y el cuñado entre que no llevaba ni el casco ni las protecciones puestas, que los de delante tiraron fuerte, que esperábamos a José Carlos que no llevaba su bici y que les dí algunas indicaciones sobre el camino, pues eso, que llegamos unos minutos después a los coches y ya casi no quedaba nadie, puesto que el grupo principal había llegado veinte minutos antes y eso teniendo en cuenta lo que les supuso tener que sortear las dos barreras. Aún así no era ni la una y media. Me quedé sorprendido. No me extraña que nos entretuviéramos una hora de cháchara en el aparcamiento, entre otras cosas preparando nuevas rutas con las que poder seguir disfrutando encima de una bici en compañía. Y es que ayer, aparte de la ruta en sí, que para mí era la ideal, hubo mucho más, hubo preparación previa, que eso para uno es casi un requisito previo ineludible, hubo complicidad, compañerismo, conocer gente nueva, itinerarios nuevos, en fin, que de lo único que me puedo quejar es de que no se haya repetido hoy.


Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...